lunes, 29 de marzo de 2010

Inico del Campamento


Ayer Domingo de Ramos, comenzó el campamento centroamericano 2010 de los Heraldos del Evangelio en Guatemala.

Después de ubicarnos en el bonito y bendecido monasterio, degustamos de un rico almuerzo que nos habían preparado.

Más tarde asistimos a la procesión de ramos y Santa Misa que fue presidida por el P. Fernando Gioia.

Todos los jóvenes participantes, asistieron con mucha atención y devoción a la lectura de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas y a la posterior explicación del mismo dada por el P. Fernando en la homilía.

Mas tarde casi finalizando el día. Recibimos una interesante reunión de formación sobre la importancia de la oración en la vida espiritual.

Para concluir nos reunimos alrededor de una acogedora fogata, donde nos contaron algunas historias sobre la importancia de la confesión.

De esta forma terminó el primer día de nuestro bendecido campamento, protegidos bajo el manto de la Santísima Virgen María.

domingo, 28 de marzo de 2010

¿Cuál debe ser nuestra respuesta ante los terribles escándalos de la Iglesia?


Homilía del sacerdote Franciscano P. Roger J. Landry, pronunciada en la Parroquia del Espíritu Santo en Fall River, MA (Estados Unidos)
La nota de ocho columnas de la semana pasada no se la llevó el desfile del Super Bowl ni quién sería el mariscal de campo, ni tampoco el discurso del Presidente al Estado de la Unión hablando de los operativos terroristas en los Estados Unidos. Nada de esto fue la noticia principal. Los encabezados fueron capturados por la muy triste noticia de que algunos sacerdotes en la Arquidiócesis de Boston abusaron de jóvenes a quienes estaban consagrados a servir.

Es un escándalo mayúsculo, uno que muchas personas que durante largo tiempo han tenido aversión a la Iglesia a causa de alguna de sus enseñanzas morales o doctrinales, lo están usando como pretexto para atacar a la Iglesia como un todo, tratando de implicar que después de todo ellos tenían razón. Muchas personas se han acercado a mí para hablar del asunto. Muchas otras hubieran querido hacerlo, pero creo que por respeto y por no querer sacar a relucir lo que consideran malas noticias, se abstuvieron; pero para mí era obvio que estaba en su mente. Y por eso, hoy quiero atacar el asunto de frente. Ustedes tienen derecho a ello.

No podemos fingir como si no hubiera sucedido. Y yo quisiera discutir cuál debe ser nuestra respuesta como fieles católicos a este terrible escándalo. Lo primero que necesitamos hacer, es entenderlo a la luz de nuestra fe en el Señor. Antes de elegir a Sus primeros discípulos, Jesús subió a la montaña a orar toda la noche. En ese tiempo tenia muchos seguidores. Él habló a Su Padre en oración acerca de a quiénes elegiría para que fueran sus doce Apóstoles, los doce que Él formaría íntimamente, los doce a quienes enviaría a predicar la Buena Nueva en Su nombre. Él les dio el poder de expulsar a los demonios. Les dio el poder para curar a los enfermos. Ellos vieron como Jesús obró incontables milagros. Ellos mismos obraron en Su nombre numerosos milagros.

Pero, a pesar de todo, uno de ellos fue un traidor. Uno que había seguido al Señor, uno, a quien el Señor le lavó los pies, que lo vio caminar sobre las aguas, resucitar a personas de entre los muertos y perdonar a los pecadores, traicionó al Señor. El Evangelio nos dice que Él permitió que Satanás entrara en él y luego vendió al Señor por treinta monedas en Getsemaní, simulando un acto de amor para entregarlo. "!Judas," le dijo Jesús en el huerto de Getsemani, "con un beso entregas al Hijo del hombre!" Jesús no eligió a Judas para que lo traicionara.

Él lo eligió para que fuera como todos los demás. Pero Judas fue siempre libre y usó su libertad para permitir que Satanás entrara en él y, por su traición termino haciendo que Jesús fuera crucificado y ejecutado. Así que desde los primeros doce que Jesús mismo eligió, uno fue un terrible traidor. A VECES LOS ELEGIDOS DE DIOS LO TRAICIONAN. Este es un hecho que debemos asumir. Es un hecho que la primera Iglesia asumió. Si el escándalo causado por Judas hubiera sido lo único en lo que los miembros de la primera Iglesia se hubieran centrado, la Iglesia habría estado acabada antes de comenzar a crecer.

En vez de ello, la Iglesia reconoció que no se juzga algo por aquellos que no lo viven, sino por quienes sí lo viven. En vez de centrarse en aquel que traicionó a Jesús, se centraron en los otros once, gracias a cuya labor, predicación, milagros y amor por Cristo, nosotros estamos aquí hoy. Es gracias a los otros once -todos los cuales, excepto San Juan, fueron martirizados por Cristo y por el Evangelio, por el cual estuvieron dispuestos a dar sus vidas para proclamarlo- que nosotros llegamos a escuchar la palabra salvífica de Dios, que recibimos los sacramentos de la vida eterna.

Hoy somos confrontados por esa misma realidad. Podemos centrarnos en aquellos que traicionaron al Señor, aquellos que abusaron en vez de amar a quienes estaban llamados a servir, o, como la primera Iglesia, podemos enfocarnos en los demás, en los que han permanecido fieles, esos sacerdotes que siguen ofreciendo sus vidas para servir a Cristo y para servirlos a ustedes por amor. Los medios casi nunca prestan atención a los buenos "once", aquellos a quienes Jesús escogió y que permanecieron fieles, que vivieron una vida de silenciosa santidad. Pero nosotros, la Iglesia, debemos ver el terrible escándalo que estamos atestiguando bajo una perspectiva auténtica y completa.

El escándalo desafortunadamente no es algo nuevo para la Iglesia. Hubo muchas épocas en su historia, cuando estuvo peor que ahora. La historia de la Iglesia es como la definición matemática del coseno, es decir, una curva oscilatoria con movimientos de péndulo, con bajas y altas a lo largo de los siglos. En cada una de esas épocas, cuando la Iglesia llegó a su punto más bajo, Dios elevó a tremendos santos que llevaron a la Iglesia de regreso a su verdadera misión. Es casi como si en aquellos momentos de oscuridad, la Luz de Cristo brillara más intensamente.

Yo quisiera centrarme un poco en un par de santos a quienes Dios hizo surgir en esos tiempos tan difíciles, porque su sabiduría realmente puede guiarnos durante este tiempo difícil. San Francisco de Sales fue un santo a quien Dios hizo surgir justo después de la Reforma Protestante. La Reforma Protestante no brotó fundamentalmente por aspectos teológicos, por asuntos de fe –aunque las diferencias teológicas aparecieron después- sino por aspectos morales. Había un sacerdote agustino, Martín Lutero, quien fue a Roma durante el papado más notorio de la historia, el del Papa Alejandro VI. Este Papa jamás enseñó nada contra la fe -el Espíritu Santo lo evitó- pero fue simplemente un hombre malvado. Tuvo nueve hijos de seis diferentes concubinas. Llevó a cabo acciones contra aquellos que consideraba sus enemigos. Martín Lutero visitó Roma durante su papado y se preguntaba cómo Dios podía permitir que un hombre tan malvado fuera la cabeza visible de Su Iglesia. Regresó a Alemania y observó toda clase de problemas morales.

Los sacerdotes vivían abiertamente relaciones con mujeres. Algunos trataban de obtener ganancias vendiendo bienes espirituales. Privaba una inmoralidad terrible entre los laicos católicos. Él se escandalizó, como le hubiera ocurrido a cualquiera que amara a Dios, por esos abusos desenfrenados. Así que fundó su propia iglesia. Eventualmente Dios hizo surgir a muchos santos que combatieran esta solución equivocada y trajeran de regreso a las personas a la Iglesia fundada por Cristo.

San Francisco de Sales fue uno de ellos. Poniendo en riesgo su vida, recorrió Suiza, donde los calvinistas eran muy populares, predicando el Evangelio con verdad y amor. Muchas veces fue golpeado en su camino y dejado por muerto. Un día le preguntaron cuál era su postura en relación al escándalo que causaban tantos de sus hermanos sacerdotes. Lo que él dijo es tan importante para nosotros hoy como lo fue en aquel entonces para quienes lo escucharon.

Él no se anduvo con rodeos. Dijo: "Aquellos que cometen ese tipo de escándalos son culpables del equivalente espiritual a un asesinato, destruyendo la fe de otras personas en Dios con su pésimo ejemplo". Pero al mismo tiempo advirtió a sus oyentes: "Pero yo estoy aquí entre ustedes hoy para evitarles un mal aún peor. Mientras que aquellos que causan el escándalo son culpables de asesinato espiritual, los que acogen el escándalo -los que permiten que los escándalos destruyan su fe-, son culpables de suicidio espiritual."

Son culpables, dijo él, "de cortar de tajo su vida con Cristo, abandonando la fuente de vida en los Sacramentos, especialmente la Eucaristía". San Francisco de Sales anduvo entre la gente de Suiza tratando de prevenir que cometieran un suicidio espiritual a causa de los escándalos. Y yo estoy aquí hoy para predicarles lo mismo a ustedes. ¿Cuál debe ser entonces nuestra reacción?

Otro gran santo que vivió en tiempos particularmente difíciles también puede ayudarnos. El gran San Francisco de Asís vivió alrededor del año 1200, que fue una época de inmoralidad terrible en Italia central. Los sacerdotes daban ejemplos espantosos. La inmoralidad de los laicos era aún peor. San Francisco mismo, siendo joven, había escandalizado a otros con su manera despreocupada de vivir. Pero eventualmente, se convirtió al Señor, fundó a los Franciscanos, ayudó a Dios a reconstruir Su Iglesia y llegó a ser uno de los más grandes santos de todos los tiempos. Una vez, uno de los hermanos de la Orden de Frailes Menores le hizo una pregunta. Este hermano era muy susceptible a los escándalos. "Hermano Francisco," le dijo, "¿qué harías tu si supieras que el sacerdote que está celebrando la Misa tiene tres concubinas a su lado?" Francisco, sin dudar un sólo instante, le dijo muy despacio: "Cuando llegara la hora de la Sagrada Comunión, iría a recibir el Sagrado Cuerpo de mi Señor de las manos ungidas del sacerdote."

¿A dónde quiso llegar Francisco? Él quiso dejar en claro una verdad formidable de la fe y un don extraordinario del Señor. Sin importar cuán pecador pueda ser un sacerdote, siempre y cuando tenga la intención de hacer lo que hace la Iglesia -en Misa, por ejemplo, cambiar el pan y el vino en la carne y la sangre de Cristo, o en la confesión, sin importar cuán pecador sea él en lo personal, perdonar los pecados del penitente, Cristo mismo actúa en los sacramentos a través de ese ministro. Ya sea que el Papa celebre la Misa o que un sacerdote condenado a muerte por un crimen celebre la Misa, en ambos casos es Cristo mismo quien actúa y nos da Su cuerpo y Su sangre.

Así que lo que Francisco estaba diciendo en respuesta a la pregunta de su hermano religioso al manifestarle que él recibiría el Sagrado Cuerpo de Su Señor que sus manos ungidas del sacerdote, es que no iba a permitir que la maldad o inmoralidad del sacerdote lo llevaran a cometer suicidio espiritual. Cristo puede seguir actuando y de hecho actúa incluso a través del más pecador de los sacerdotes. ¡Y gracias a Dios que lo hace!
Y es que si siempre tuviéramos que depender de la santidad personal del sacerdote, estaríamos en graves problemas.

Los sacerdotes son elegidos por Dios de entre los hombres y son tentados como cualquier ser humano y caen en pecado como cualquier ser humano. Pero Dios lo sabía desde el principio. Once de los primeros doce Apóstoles se dispersaron cuando Cristo fue arrestado, pero regresaron; uno de los doce traicionó al Señor y tristemente nunca regresó. Dios ha hecho los sacramentos esencialmente "a prueba de los sacerdotes", esto es, en términos de su santidad personal. No importa cuán santos estos sean o cuán malvados, siempre y cuando tengan la intención de hacer lo que hace la Iglesia, entonces actúa Cristo mismo, tal como actuó a través de Judas cuando Judas expulsó a los demonios y curó a los enfermos.

Así que, de nuevo, les pregunto: ¿Cuál debe ser la respuesta de la Iglesia a estos actos? Se ha hablado mucho al respecto en los medios. ¿Tiene la Iglesia que trabajar mejor, asegurándose que nadie con predisposición a la pedofilia sea ordenado? Absolutamente. Pero esto no sería suficiente. ¿Tiene la Iglesia que actuar mejor para tratar estos casos cuando sean reportados? La Iglesia ha cambiado su manera de abordar estos casos y hoy la situación es mucho mejor de lo que fue en los años ochenta, pero siempre puede ser perfeccionada.

Pero aún esto no sería suficiente. ¿Tenemos que hacer más para apoyar a las víctimas de tales abusos? ¡Sí, tenemos que hacerlo, tanto por justicia como por amor! Pero ni siquiera esto es lo adecuado. El Cardenal Law ha hecho que la mayoría de los rectores de las escuelas de medicina en Boston trabajen en el establecimiento de un centro para la prevención del abuso en niños, que es algo que todos nosotros debemos apoyar. Pero ni siquiera esto es una respuesta suficiente ¡La única respuesta adecuada a este terrible escándalo, -, como San Francisco de Sales reconoció en 1600 e incontables otros santos han reconocido en cada siglo-, es la SANTIDAD!

¡Toda crisis que enfrenta la Iglesia, toda crisis que el mundo enfrenta, es una crisis de santidad! La santidad es crucial, porque es el rostro autentico de la Iglesia. Siempre hay personas -un sacerdote se encuentra con ellas regularmente, ustedes probablemente conocen a varias de ellas también-, que usan excusas para justificar por qué no practican su fe, por qué lentamente están cometiendo suicidio espiritual. Puede ser porque una monja se portó mal con ellos cuando tenían 9 años. O porque no entienden las enseñanzas de la Iglesia sobre algún asunto particular.

Indudablemente habrá muchas personas estos días -y ustedes probablemente se encontraran con ellas- que dirán: "¿Para qué practicar la fe, para qué ir a la Iglesia, si la Iglesia no puede ser verdadera, cuando los así llamados elegidos son capaces de hacer el tipo de cosas que hemos estado leyendo?" Este escándalo es como un perchero enorme donde algunos trataran de colgar su justificación para no practicar la fe. Por eso es que la santidad es tan importante. Estas personas necesitan encontrar en todos nosotros una razón para tener fe, una razón para tener esperanza, una razón para responder con amor al amor del Señor.

Las bienaventuranzas que leemos en el Evangelio de hoy son una receta para la santidad. Todos necesitamos vivirlas más. ¿Tienen que ser más santos los sacerdotes? Seguro que sí. ¿Tienen que ser más santos los religiosos y religiosas y dar un testimonio aún mayor de Dios y del Cielo? Absolutamente. Pero todas las personas en la Iglesia tienen que hacerlo, ¡incluyendo a los laicos! Todos tenemos la vocación de ser santos y esta crisis es una llamada para que despertemos.

Estos son tiempos duros para ser sacerdote hoy. Son tiempos duros para ser católicos hoy. Pero también son tiempos magníficos para ser un sacerdote hoy y tiempos magníficos para ser católicos hoy. Jesús dice en las bienaventuranzas que escuchamos hoy: "Bienaventurados serán cuando los injurien, y los persigan y digan con mentira toda clase de mal contra ustedes por mi causa. Alégrense y regocíjense, porque su recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a ustedes."Yo he experimentado de primera mano esta bienaventuranza, al igual que otros sacerdotes que conozco.

A principios de esta semana, cuando terminé de hacer ejercicio en un gimnasio local, salía yo del vestidor con mi traje negro de clérigo. Una madre, apenas me vio, inmediata y apresuradamente apartó a sus hijos del camino y los protegió de mí mientras yo pasaba. Me miró cuando pasé y cuando me había alejado lo suficiente, respiró aliviada y soltó a sus hijos como si yo fuera a atacarlos a mitad de la tarde en un club deportivo.

Pero mientras que todos nosotros quizá tengamos que padecer tales insultos y falsedades por causa de Cristo, de hecho debemos regocijarnos. Es un tiempo fantástico para ser cristianos hoy, porque es un tiempo en el que Dios realmente necesita de nosotros para mostrar Su verdadero rostro. En tiempos pasados en Estados Unidos, la Iglesia era respetada. Los sacerdotes eran respetados. La Iglesia tenía reputación de santidad y bondad. Pero ya no es así. Uno de los más grandes predicadores en la historia estadounidense, el Obispo Fulton J. Sheen, solía decir que él prefería vivir en tiempos en los que la Iglesia sufre en vez de cuando florece, cuando la Iglesia tiene que luchar, cuando la Iglesia tiene que ir contra la cultura.

Esas épocas para que los verdaderos hombres y las verdaderas mujeres dieran un paso al frente y contaran. "Hasta los cadáveres pueden flotar corriente abajo," solía decir, señalando que muchas personas salen adelante fácilmente cuando la Iglesia es respetada, "pero se necesita de verdaderos hombres, de verdaderas mujeres, para nadar contra la corriente." ¡Qué cierto es esto!

Hay que ser un verdadero hombre y una verdadera mujer para mantenerse a flote y nadar contra la corriente que se mueve en oposición a la Iglesia. Hay que ser un verdadero hombre y una verdadera mujer para reconocer que cuando se nada contra la corriente de las críticas, estamos más seguros que cuando permanecemos adheridos a la Roca sobre la que Cristo fundó su Iglesia. Este es uno de esos tiempos. Es uno de los grandes momentos para ser cristianos.

Algunas personas predicen que en esta región la Iglesia pasará tiempos difíciles y quizá sea así, pero la Iglesia sobrevivirá, porque el Señor se asegurará de que sobreviva. Una de las más grandes réplicas en la historia sucedió justamente hace unos 200 años. El emperador francés Napoleón engullía con sus ejércitos a los países de Europa con la intención final de dominar totalmente el mundo.

En aquel entonces dijo una vez al Cardenal Consalvi:
"Voy a destruir su Iglesia" El Cardenal le contestó: "No, no podrá". Napoleón, con sus 150 cm. de altura, dijo otra vez: "¡Voy a destruir su Iglesia!" El Cardenal dijo confiado: "No, no podrá.! Ni siquiera nosotros hemos podido hacerlo!"
Si los malos Papas, los sacerdotes infieles y miles de pecadores en la Iglesia no han tenido éxito en destruirla desde su interior -le estaba diciendo implícitamente al general- ¿cómo cree que Ud. va a poder hacerlo?

El Cardenal apuntaba a una verdad crucial. Cristo nunca permitirá que Su Iglesia fracase. El prometió que las puertas del infierno no prevalecerían sobre Su Iglesia, que la barca de Pedro, la Iglesia que navega en el tiempo hacia su puerto eterno en el cielo, nunca se volcará, no porque aquellos que van en ella no cometan todos los pecados posibles para hundirla, sino porque Cristo, que también está en la barca, nunca permitirá que esto suceda. Cristo sigue en la barca y Él nunca la abandonará.

La magnitud de este escándalo podría ser tal, que de ahora en adelante ustedes encuentren difícil confiar en los sacerdotes de la misma manera como lo hicieron en el pasado. Esto puede suceder y podría no ser tan malo. ¡Pero nunca pierdan la confianza en el Señor! ¡Es Su Iglesia! Aún cuando algunos de Sus elegidos lo hayan traicionado, Él llamará a otros que serán fieles, que los servirán a ustedes con el amor que merecen ser servidos, tal como ocurrió después de la muerte de Judas, cuando los once Apóstoles se pusieron de acuerdo y permitieron que el Señor eligiera a alguien que tomara el lugar de Judas y escogieron al hombre que terminó siendo San Matías, quien proclamó fielmente el Evangelio hasta ser martirizado por él.

¡Este es un tiempo en el que todos nosotros necesitamos concentrarnos aún más en la santidad! ¡Estamos llamados a ser santos y cuánto necesita nuestra sociedad ver ese rostro hermoso y radiante de la Iglesia! Ustedes son parte de la solución, una parte crucial de la solución. Y cuando caminen al frente hoy para recibir de las manos ungidas de este sacerdote el Sagrado Cuerpo del Señor, pídanle a Él que los llene de un deseo real de santidad, un deseo real de mostrar Su autentico rostro.

Una de las razones por las que yo estoy aquí como sacerdote para ustedes hoy es porque siendo joven, me impresionaron negativamente algunos de los sacerdotes que conocí. Los veía celebrar la Misa y casi sin reverencia alguna dejaban caer el Cuerpo del Señor en la patena, como si tuvieran en sus manos algo de poco valor en vez de al Creador y Salvador de todos, en vez de a MI Creador y Salvador. Recuerdo haberle dicho al Señor, reiterando mi deseo de ser sacerdote: "¡Señor, por favor, déjame ser sacerdote para que pueda tratarte como Tú mereces!" Eso me dio un ardiente deseo de servir al Señor.

Quizá este escándalo les permita a ustedes hacer lo mismo. Este escándalo puede ser algo que los conduzca por el camino del suicidio espiritual o algo que los inspire a decir, finalmente, "Quiero ser santo, para que yo y la Iglesia podamos glorificar Tu nombre como Tú lo mereces, para que otros puedan encontrarte en el amor y la salvación que yo he encontrado." Jesús está con nosotros, como lo prometió, hasta el final de los tiempos. Él sigue en la barca. Tal como a partir de la traición de Judas, Él alcanzo la más grande victoria en la historia del mundo, nuestra salvación por medio de Su Pasión, muerte y Resurrección, también a través de este episodio Él puede traer y quiere traer un nuevo renacimiento de la santidad, para lanzar unos nuevos Hechos de los Apóstoles en el siglo XXI, con cada uno de nosotros -y esto te incluye a TI- jugando un papel estelar.

Ahora es el tiempo para que los verdaderos hombres y mujeres de la Iglesia se pongan de pie. Ahora es el tiempo de los santos. ¿Cómo vas a responder tú?

viernes, 26 de marzo de 2010

Benedicto XVI en Fátima: Presentan programa oficial de viaje a Portugal


VATICANO, 26 Mar. 10 (ACI).-La Oficina de Prensa de la Santa Sede dio a conocer el programa oficial de la visita del Papa Benedicto XVI a Portugal, país en donde el Santo Padre visitará a la Virgen de Fátima en el décimo aniversario de la beatificación de Jacinta y Francisco, dos de los videntes de la Madre de Dios en este lugar.

El Papa saldrá el martes, 11 de mayo, a las 8:50 a.m. del aeropuerto romano de Fiumicino y aterrizará en el aeropuerto internacional de Portela (Lisboa) a las 11:00 a.m. Tras la ceremonia de bienvenida en el Monasterio de los Jerónimos, realizará una visita de cortesía al Presidente de la República, Aníbal A. Cavaco Silva, en el Palacio de Belén. A las 6:15 p.m. celebrará la Santa Misa en el Terreiro do Paço de Lisboa.

El miércoles, 12 de mayo, a las 10:00 a.m. tendrá un encuentro con el mundo de la cultura en el Centro Cultural de Belén y al mediodía se reunirá con el primer ministro, José Sócrates, en la Nunciatura Apostólica de Lisboa. Por la tarde se trasladará en helicóptero a Fátima. Benedicto XVI realizará una visita a la Capilla de las Apariciones a las 5:30 p.m. A continuación, celebrará las Vísperas con sacerdotes, religiosos, seminaristas y diáconos en la Iglesia de la Santísima Trinidad. A las 9:30 p.m. está prevista la bendición de las antorchas en la explanada del Santuario de Fátima. El programa del día terminará con el rezo del rosario en la Capilla de las Apariciones, en la explanada del santuario.

El jueves, 13 de mayo, el Papa celebrará una Misa a las 10:00 a.m. en la explanada del Santuario de Fátima en el día en el que la Iglesia recuerda esta advocación de la Virgen María. A la 1:00 p.m. almorzará con los obispos de Portugal y con el séquito papal. Por la tarde, tendrá un encuentro con representantes de las organizaciones de la pastoral social en la Iglesia de la Santísima Trinidad de Fátima. Posteriormente se reunirá con los obispos de Portugal.

El viernes 14, el Santo Padre partirá desde el helipuerto de Fátima hacia Oporto, donde a las 10:15 a.m. presidirá una celebración eucarística en la Gran Plaza de la Avenida de los Aliados. Tras la ceremonia de despedida en el Aeropuerto Internacional de Porto, el avión papal emprenderá el regreso a Roma, donde su llegada está prevista a las 6:00 p.m.

jueves, 25 de marzo de 2010

Benedicto XVI bendijo imagen de la Virgen del Carmen Misionera y "Evangelio de Chile" en emotiva jornada

bendición2.jpg
Imagen bendecida por el Papa

Ciudad del Vaticano (Jueves, 25-03-2009, Gaudium Press) Durante la mañana de ayer en la Plaza San Pedro, el Papa Benedicto XVI bendijo la imagen de la Virgen del Carmen Misionera y los ejemplares del "Evangelio de Chile". Al término de la audiencia de los miércoles, el Pontífice saludó a todas las delegaciones presentes culminando con la de Chile, en la que se tomó unos minutos de más.

El Santo Padre observó detenidamente la imagen de la Virgen del Carmen -obra del artista quiteño Ricardo Villalba- y el libro del "Evangelio de Chile". Luego el Papa recibió el afectuoso saludo del Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuiriz, quien le presentó al resto de la comitiva.

En la ocasión, Benedicto XVI apreció la ilustración de un pasaje bíblico contenida en el "Evangelio de Chile", que fue realizada por la Hermana Alejandra Izquierdo, superiora de las Hermanas benedictinas de Rengo y también el versículo que él mismo escribió el año pasado durante la campaña de copia del Evangelio: Marcos 1,1, "Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios".

Según fuentes del arzobispado de Santiago, el Cardenal Errázuriz calificó de muy emocionante el encuentro con el Santo Padre. "El Papa recordó lo ocurrido con el terremoto y dijo que estaba orando por nosotros y nos bendecía (...) ahora tenemos una inmensa esperanza de que la visita de la Virgen del Carmen sea una gran bendición", afirmó el purpurado.

Por su parte, monseñor Santiago Silva, Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), afirmó que María es la Madre del consuelo que desea visitar pronto a los chilenos que han sido víctimas de la catástrofe: "Queremos hacer de Chile una mesa y una casa para todos, y María es madre de reconstrucción", manifestó.

En tanto monseñor Alejandro Goic, Presidente de la CECh manifestó: "La Virgen María tiene que llevar mucho consuelo a tantos chilenos que han sufrido".

martes, 23 de marzo de 2010

Papa celebrará misa por el 5º aniversario de muerte de Juan Pablo II


Ciudad del Vaticano (Martes, 23-03-2010, Gaudium Press) El Vaticano informó hoy que el Papa Benedicto XVI celebrará el próximo lunes, 29 de marzo, una santa misa en memoria a su antecesor, el Papa Juan Pablo II, cuya muerte cumplirá cinco años.

Según la Sala de Prensa de la Santa Sede, la ceremonia se realizará en la Basílica de San Pedro, a las 18:00 horas locales.

El Siervo de Dios Juan Pablo II, falleció el sábado 2 de abril de 2005, en su aposento en el Vaticano. El Pontífice estuvo al frente de la Iglesia Católica por 26 años, siendo el tercer pontificado más largo de la Historia.

El año pasado, la misa en memoria de la muerte del Papa Wojytila ocurrió en la misma fecha de su fallecimiento, el 2 de abril.

lunes, 22 de marzo de 2010

Pese a enérgico rechazo de obispos en EEUU, aprueban reforma de salud anti-vidaPese al enérgico de rechazo de los obispos de Estados Unidos y al de di


Pese al enérgico de rechazo de los obispos de Estados Unidos y al de diversas organizaciones civiles, el senado aprobó ayer la reforma sanitaria alentada por la administración Obama que permitiría el uso de fondos federales para promover el aborto y no respeta el derecho a la objeción de conciencia de los médicos y las instituciones que no están de acuerdo con esta práctica.

En su última declaración enviada a los senadores sobre esta reforma, luego de una extensa lista de declaraciones, artículos, cartas y pronunciamientos al respecto, los obispos de Estados Unidos recuerdan que "la reforma sanitaria debe proteger realmente la vida, las conciencias y la salud de todos, lo que constituye un imperativo moral y una prioridad nacional urgente".

Los prelados indican luego que la nueva ley debería "proteger la vida y la conciencia, no amenazarlas. Este proyecto extiende la cobertura del aborto, permite que fondos federales los paguen y niega la adecuada protección de conciencia a los individuos y las instituciones".

Los obispos explican además que "el status quo prohíbe al gobierno federal el financiamiento o la facilitación de planes que incluyen el aborto. La ley del Senado claramente viola esta prohibición al proporcionar subsidios para comprar estos planes".

El texto también denuncia que la cobertura de la reforma va a generar que muchos no cuenten con atención médica: "la ley del senado no solo negará que los inmigrantes tengan acceso al Medicaid por cinco años, sino también prohíbe que los indocumentados puedan comprar seguros para sus familias".

"Con gran pesar, pero con un claro juicio moral, estamos obligados a seguir alentando a los miembros del Senado a oponerse a esta ley a menos que las fallas fundamentales sean revertidas. En este crítico momento pedimos a los representantes que tomen las medidas necesarias para asegurar una reforma de salud que respete la vida y la dignidad, desde la concepción hasta la muerte natural", concluye la carta.

Este martes 23 de marzo, el Presidente Obama promulgaría la ley, aprobada por 219 votos a favor y 212 en contra, ante la que ya doce estados ya han anunciado sendas demandas.

El asunto del financiamiento de los abortos con fondos federales todavía está en debate. La ley lo contempla, pero Obama habría ofrecido mediante una resolución no permitir que esto suceda. Entonce y pese a la aprobación de la reforma sanitaria, este tema todavía está en discusión.

Vaticano amplía difusión por internet y abre cuenta en TwitterLa cuenta en Twitter, que posee canales para seis diferentes idiomas, ya registra un gra


Ciudad del Vaticano (Lunes, 22-03-2010, Gaudium Press) La Santa Sede decidió entrar de una vez en la era de internet y abrió una cuenta en Twitter con canales para seis diferentes idiomas, incluyendo el portugués y el español.

El éxito del nuevo canal fue inmediato y en pocas horas, el Twitter del Vaticano recibió más de 700 suscripciones en español. La dirección del canal en lengua castellana es twitter.com/news_va_es.

Además de Twitter, el Vaticano ya posee en Internet una página en el portal de videos Youtube (www.youtube.com/user/vatican), un portal especial con informaciones sobre el Papa (www.pope2you.net) y, desde el sábado, 20, el site www.resources.va, tendrá disponible en diversas lenguas, también en portugués, discursos del Papa y otros documentos referentes al Vaticano.

Twitter es una red social en Internet que permite a los usuarios enviar y recibir textos de hasta 140 caracteres, conocidos como "tweets", por medio del site del servicio o de servicios de mensajes (SMS) por el teléfono celular

viernes, 19 de marzo de 2010

Santo Padre regalará al pueblo de Chile imagen de Nuestra Señora del Carmen


Santiago (Viernes, 19-03-2010, Gaudium Press) Este fin de semana viajarán al Vaticano el Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuirz, acompañado de monseñor Alejandro Goic, Obispo de Rancagua y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) y monseñor Santiago Silva, Obispo Auxiliar de Valparaíso y Secretario General de la CECh.

La comitiva de Iglesia, contará también con la presencia del padre Cristián Precht, Coordinador nacional de la Misión Continental; presbítero Rodrigo Tupper, Director de Caritas Santiago; y Ana María Camus, Directora Ejecutiva del proyecto "Evangelio de Chile".

La visita a la Santa Sede se debe -según informa el episcopado chileno- a la participación de la comitiva en la audiencia general que se realizará el miércoles 24 de marzo, ocasión en la que el Papa bendecirá una nueva imagen de Nuestra Señora del Carmen que él regalará al pueblo de Chile con ocasión del Bicentenario. En la ceremonia los Pastores chilenos recibirán personalmente la imagen junto a los ejemplares oficiales del Evangelio de Chile que también serán bendecidos por el Pontífice.

María Misionera

La imagen de la Virgen del Carmen peregrinará a partir del mes de abril por todo el territorio nacional, llevando consigo el Evangelio de Chile. Esta peregrinación simbólica busca poner de relevancia que la Santísima Virgen "nos muestra a su Hijo, Jesucristo, en su Palabra y nos invita a congregarnos como comunidad eucarística y solidaria".

Dada las trágicas consecuencias que dejó el terremoto y tsunami en el país, el itinerario de la Virgen Peregrina se modificó, siendo las zonas más afectadas las primeras que la imagen visite.

Antes de iniciar su recorrido, el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, arribará a Chile para entregar oficialmente la imagen a la Iglesia y pueblo de Chile a través de una misa que será concelebrada por todos los obispos del país. "La autoridad vaticana llegará a Santiago en los primeros días de abril, invitado por la Conferencia Episcopal chilena y como huésped oficial del Gobierno con motivo del Bicentenario", informa el episcopado.

Oración por Chile en Roma

La visita de los obispos chilenos se prolongará hasta el viernes 26 de marzo, día en que participarán de una misa por las personas fallecidas en la catástrofe, por quienes resultaron damnificados y por la reconstrucción espiritual y material del país. La eucaristía será encabezada por el Cardenal Angelo Sodano y concelebrada por el Cardenal Giovanni Batista Re, Prefecto de la Congregación de los Obispos y Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina.

La celebración eucarística se realizará en la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma, a las 18:00 hora local; y contará con la presidencia del embajador de Chile en la Santa Sede, Pablo Cabrera, y la comunidad nacional residente en la capital Italiana.

Gaudium Press / Igor Roco

Hoy Fiesta de San José, El hombre a quien Dios quiso llamar "Padre"

São Paulo (Jueves, 18-03-2010, Gaudium Press) Una familia bien constituida es condición esencial para la buena formación psicológica y el equilibrio emocional. Tener a su lado a quien simbolice el cariño y la bondad, alguien que ayude a superar las dificultades de la vida y a quien en la hora de las aflicciones se pueda recurrir con toda la confianza es fundamental en la estructuración mental de un niño. Desde el punto de vista natural, tal vez sea ésta la principal función de las madres junto a sus hijos. Pero también es fundamental tener alguien que represente la fuerza, el vigor, el apoyo, la protección y el pilar del hogar. Es la figura del padre.

Pero, si tal es la responsabilidad del padre en una familia común, ¿cómo queda esta misión cuando la Esposa de ese hogar es María Santísima y el Hijo único, la propia Segunda Persona de la Santísima Trinidad?

san-jose-obrero.jpgBien sabemos que Jesús nació de la acción milagrosa del Espíritu Santo en el claustro materno de Nuestra Señora, siendo, por lo tanto, hijo de este divino desposorio. Pero quiso Él venir al mundo en el seno de una familia legalmente constituida, de la cual formaba parte el castísimo esposo de la Santísima Virgen. Conozcamos un poco más a este hombre a quien el propio Dios quiso llamar "padre": ¡San José!


El Santo del Silencio

De hecho, Nuestro Señor fue llamado "hijo de José" (Jn 1, 45; 6, 42 y Lc 4, 22), el carpintero (Mt 13, 55), pero el Evangelio poco habla de su padre adoptivo. San José es llamado el "Santo del Silencio", pues no conocemos palabras proferidas por él mismo, sino tan solamente sus obras y actos de fe, amor y protección para con su amadísima esposa y el Niño Jesús. Entretanto, fue un elegido de Dios y desde el inicio recibió la gracia de ir discerniendo los designios divinos sobre sí, por ser llamado a guardar los más preciosos tesoros del Padre Celestial: Jesús y María.


San José, Padre adoptivo de Jesús

Patrono de la vida interior, es él un ejemplo de espíritu de oración, sufrimiento y admiración. Siendo el jefe de la familia, admiraba a su esposa virginal, concebida sin la mancha del pecado de Adán, y el fruto de sus entrañas, Dios hecho hombre, mucho mayores que él mismo.


Una misión: ser guardián de la Sagrada Familia

Las fuentes seguras que hablan de la vida de San José son los primeros capítulos de los Evangelios de San Mateo y San Lucas: su genealogía y su descendencia de la casa de David (Mt 1, 1-17 y Lc 3, 23-38) y el hecho de ser esposo de María Santísima, la Virgen Madre del Mesías (Mt 1, 18 y Lc 1, 27).

Pero hay una antigua tradición que cuenta el bellísimo episodio de su desposorio con Nuestra Señora. Dirían los italianos: "si non è vero è bene trovato" (aunque no sea verdad, está bien hallado). Consta que Nuestra Señora estaba en el Templo, ya en edad de casarse.

Ella también pertenecía a la estirpe de David. Entre sus pretendientes, fueron seleccionados algunos, de las mejores familias, de los más virtuosos de Israel. Cada uno llevaba en su mano un bastón de madera seca. En el momento de la elección, el bastón de José floreció milagrosamente, naciendo bellos lirios en su punta, símbolo de la pureza que él había prometido guardar para siempre. Éste hecho dio seguridad a María, que también había hecho promesa de virginidad. El guardián de la Sagrada Familia se encantó con esa decisión de su esposa, una vez que él había tomado igual resolución.

Haciendo justicia al gran elogio que la Escritura cita de él: "José era un hombre justo" (Mt 1, 19), cuando percibió que su esposa esperaba un hijo, sin comprender lo que aconteciera, no desconfió de la pureza de Ella. Por eso decidió abandonarla y no denunciarla, conforme mandaba la ley de Moisés. Entretanto, en la noche en que iba partir fue avisado en sueño sobre la maravillosa concepción del hijo del Altísimo y pasó a amar aún más a Aquella a quien admiraba y veía crecer cada día en virtud y amor al Creador, Aquella a quien el ángel saludó como la que encontró gracia delante de Dios" (Lc 1, 30).

¡Qué familia admirable! a la cual el menor epíteto que cabe es el de "Sagrada", como la llama la Iglesia. Y estamos seguros de que allí el menor de los tres era el más obedecido, y obedecido con amor. ¡Por quién! ¡Por el propio Dios hecho hombre!

No se sabe exactamente cuando murió San José, pero la Iglesia considera que haya sido antes de iniciarse la vida pública de Nuestro Señor, pues en las Bodas de Cana Él estaba apenas en compañía de su Madre.


La devoción a San José a lo largo de los tiempos

A lo largo de los siglos, varios santos recomendaron con empeño la devoción a San José: San Vicente Ferrer, Santa Brígida, San Bernardino de Sena, San Francisco de Sales. Sin embargo, quien más la propagó fue Santa Teresa d´Ávila, la cual obtuvo, por su intercesión, la cura milagrosa de una enfermedad terrible y crónica que la dejaba casi enteramente paralizada. A partir de este hecho, nunca dejó de recomendar la devoción al padre adoptivo de Jesús: "Parece que otros santos tienen especial poder para solucionar ciertos problemas. Pero Dios concedió a San José un gran poder para ayudar en todo". Con efecto, todos los conventos que fundó Santa Teresa, la Grande, fueron colocados bajo la protección del Santo Patriarca.
La fiesta de San José es celebrada el 19 de marzo desde el pontificado de Sixto IV (1471 - 1484). En 1870 el Bienaventurado Papa Pío IX lo declaró patrono de la Iglesia Universal, y San Pío X aprobó, en 1909, la Letanía en alabanza a él.

En el mundo actual, en el cual abundan las familias deshechas y es raro encontrar la simple armonía del hogar, la devoción a São José emerge como especialmente recomendable.

Por la Hna. Juliane Campos, E. P.

Haz click sobre la imagen para ver el video
Conozca las actividades de los Heraldos del Evangelio en la Parroquia Nuestra Señora de las Gracias en São Paulo (Brasil)

miércoles, 17 de marzo de 2010

El Palacio de Buckingham anuncia la visita de Benedicto XVI


LONDRES, martes 16 de marzo de 2010 (ZENIT.org).– Benedicto XVI ha aceptado la invitación a visitar Gran Bretaña, anunció el Palacio de Buckingham Palace este martes. Gran Bretaña ha anunciado la beatificación del cardenal Newman.
El Vaticano todavía no ha publicado ningún comunicado al respecto, pero el Papa evocó su visita el pasado enero, y también el presidente de la conferencia episcopal británica.
La web oficial de la monarquía británica anunció hoy que “por invitación de Su Majestad la reina, Su Santidad el Papa Benedicto XVI realizará una visita pontifical al Reino Unido del 16 al 19 de septiembre de 2010”.
El mismo comunicado precisa que Benedicto XVI llegará a Escocia, a Edimburgo, el jueves 16 de septiembre, y que será recibido por la reina y su esposo, el duque de Edimburgo, en el Palacio de Holyroodhouse.
Durante esta visita de cuatro días, el Papa visitará también Glasgow, Londres y Coventry, indicó la misma fuente.
La embajada de Gran Bretaña ante la Santa Sede precisó que el Papa pronunciará un “importante discurso” ante los representantes de la sociedad civil en el Palacio de Westminster.
También indicó que visitará las West Midlands para beatificar al “teólogo y educador del siglo XIX el cardenal John Henry Newman durante una Misa pública en Coventry”.
Entre otros elementos de esta visita, la misma fuente señala una Misa pública en Glasgow, una vigilia de oración en Londres y un evento “centrado en la educación”.
Otro de los temas de la visita será “la relación entre las Iglesias cristianas y las relaciones entre las principales confesiones”.
En este sentido, el Papa visitará al arzobispo de Canterbury, en el Palacio de Lambeth, y rezará con “otros responsables” de la Iglesia en la abadía de Westminster.
El ministro para Escocia, encargado por el Gobierno británico de preparar la visita, M. Jim Murphy declaró: “Ésta es una visita histórica y un momento importante”.
“El Papa recibirá una bienvenida cordial por parte de los católicos y de las personas de toda confesión”, continuó.
“El Papa es el líder espiritual de más de mil millones de católicos en todo el mundo, de los cuales seis millones en el Reino Unido”, prosiguió.
“Pero el Papa es la Santa Sede que también tiene una gran influencia en la política global en ámbitos como el desarrollo internacional, el desarrollo sostenible y las relaciones entre las religiones”, añadió.
Para el ministro, “la visita del Papa representa una oportunidad sin precedentes para reforzar los vínculos entre el Reino Unido y la Santa Sede sobre las acciones en el ámbito local y global para afrontar la pobreza y los desafíos climáticos, así como la importancia de la función de la fe para crear comunidades fuertes y unidas”.
“Aspiramos a continuar construyendo sobre las relaciones positivas desarrolladas estos últimos años”, concluyó.
Por su parte, el cardenal Keith O’Brien, arzobispo de Edimburgo y San Andrés y presidente de la conferencia episcopal escocesa, declaró: “Estoy entusiasmado por el hecho de que el Papa haya aceptado la amable invitación del Gobierno británico”.
“Estoy seguro de que recibirá una acogida sincera por parte de los católicos y de miembros de otras confesiones y de hombres de buena voluntad”, indicó.
También destacó que una de las características de la enseñanza de Benedicto XVI es la de “recordar a Europa sus raíces cristianas y su cultura, y ser un guía en los grandes temas morales actuales: espero que todos abramos nuestros corazones a sus palabras”.
El presidente de la conferencia de los obispos católicos de Inglaterra y del País de Gales, monseñor Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, también expresó su alegría y agradeció a la reina Isabel II y a su Gobierno esta “invitación histórica”.
“Estamos seguros de que la presencia y el mensaje del Papa Benedicto XVI nos animará a todos a tener una visión de la vida en nuestra sociedad marcada por la confianza recíproca, la piedad y la verdad”, dijo.
Y concluyó: “La gran tradición cristiana de fe y de vida que tanto ha dado forma a nuestra cultura tiene mucho que ofrecer”.
La visita de Juan Pablo II en 1982 marcó el restablecimiento de relaciones diplomáticas completas entre el Reino Unido y la Santa Sede, pero no fue una visita papal oficial.
La visita de septiembre de 2010 será en cambio una visita papal con la condición de visita de Estado.
La conferencia de los obispos de Escocia, de Inglaterra y del País de Gales participará en los gastos de la visita, a la que está dedicado el sitio web www.thepapalvisit.org.uk .
Benedicto XVI evocó este viaje el 1 de febrero de 2010, en su discurso a los obispos de Inglaterra y del País de Gales al recibirles al concluir su visita ad limina.
El Papa destacó entonces que “a pesar de la influencia de la secularización, existen signos de una fe viva entre los católicos”.
En este sentido, citó el entusiasmo provocado por la peregrinación de las reliquias de santa Teresa de Lisieux, la perspectiva de la beatificación del cardenal John Henry Newman o la preparación de la próxima Jornada Mundial de la Juventud.
Para Benedicto XVI, el cardenal Newman fue un “ejemplo extraordinario de fidelidad a la verdad”, que “siguió a la bienaventurada luz allá donde le condujo, incluso costándole mucho”.
“La Iglesia necesita grandes escritores y grandes comunicadores como él, y espero que la devoción que inspira suscite numerosas vocaciones que sigan su camino”.

lunes, 15 de marzo de 2010

Celibato sacerdotal es don de Dios que debe vivirse con alegría, dice Cardenal Hummes


VATICANO, 14 Mar. 10 (ACI).-En su intervención en el congreso teológico "Fidelidad de Cristo, fidelidad del Sacerdote", el Prefecto de la Congregación para el Clero, Cardenal Claudio Hummes, resaltó que "el celibato sacerdotal es un don del Espíritu Santo que pide ser comprendido y vivido con plenitud de sentido y alegría, en la relación totalizante con el Señor".

El Purpurado indicó que "esta relación única y privilegiada con Dios hace del sacerdote el testimonio auténtico de una singular paternidad espiritual y lo hace auténticamente fecundo".

"La Iglesia –prosiguió– en cuanto Cuerpo Místico de Cristo ve a todos los fieles aprovechar el don de ser un pueblo sacerdotal, pero al mismo tiempo sabemos que Cristo escoge a algunos" y "esos son los sacerdotes que continúan esta misión".

Por su parte, el Arzobispo de Bologna, Cardenal Carlo Cafarra, señaló que "el presbítero hoy está llamado a abrirse a la superior iluminación del Espíritu Santo, para descubrir las orientaciones de la sociedad contemporánea y reconocer las necesidades espirituales más profundas" a las que tiene que responder porque sin importar las circunstancias, "la capacidad de la verdad permanece indestructible en el hombre".

"El hombre que vive hoy la farsa de la ausencia de Dios necesita ser despertado en la conciencia de su dignidad de persona y esto solo lo puede hacer el testimonio de la caridad", concluyó el Cardenal.

viernes, 12 de marzo de 2010

Arquidiócesis de Nueva York promueve "maratón" de confesiones


Nueva York (Jueves, 11-03-2010, Gaudium Press) La arquidiócesis de Nueva York promovió este fin de semana una gran "maratón" de confesiones, con la participación efectiva de 51 de sus parroquias. Se trata de la segunda edición del proyecto "24 horas de confesión", cuando las iglesias mantienen sus puertas abiertas durante un día entero para acoger a los fieles deseosos de recibir el sacramento de la reconciliación.

La iniciativa fue dirigida por un grupo de jóvenes adultos de la Catedral de St. Patrick y contó con la participación de parroquias de Manhattan, Bronx, Rockland, Westchester Dutchess y de los condados Staten Island y Orange.

En esta edición, que tuvo un número doblado de parroquias participando con relación al primer evento, las iglesias permanecieron abiertas para las confesiones desde las 7:00 horas del viernes hasta la misma hora del sábado.

"En este Año Sacerdotal, los sacerdotes de la arquidiócesis de Nueva York están haciendo un enorme sacrificio para escuchar las confesiones de las personas, aconsejarlas y reconfortarlas, recordando que la confesión nos puede renovar cuando pecamos", explicó el director del grupo de la catedral, Mario Bruschi.

La propuesta viene al encuentro del pedido del Papa, hoy, a los sacerdotes participantes del curso sobre el sacramento de la reconciliación, que está siendo promovido por la Penitenciaría Apostólica, en Roma, para alentar en la práctica de ese sacramento.

jueves, 11 de marzo de 2010

"Modelo máximo de identidad sacerdotal es el propio Jesús"


Roma (Jueves, 11-03-2010, Gaudium Press) "Fidelidad de Cristo. Fidelidad del Sacerdote". Tuvo inicio en la Pontificia Universidad Lateranense, en Roma, el Congreso Teológico Internacional, promovido por la Congregación para el Clero, dedicado a diversos temas relacionados al sacerdocio, inspirado en y por el Año Sacerdotal: identidad, celibato, relación con la cultura.

La introducción fue realizada por el prefecto de la Congregación para la Educación Católica, cardenal Zenon Grocholewski, quien dijo que la formación de los futuros sacerdotes es la educación más importante de la Iglesia y que el dicasterio que preside enfrenta el tema con "particular solicitud".

Los participantes fueron en seguida saludados por el cardenal Cláudio Hummes, prefecto de la Congregación para el Clero, que comentó el tema mayor recordando la necesidad de los sacerdotes ser fieles, visibles y transparentes al mostrar el amor de Dios.
Después de los discursos de introducción, tuvieron inicio las conferencias y las intervenciones propiamente dichas. "Cristología e identidad sacerdotal" fue la primera intervención del programa, presentada por el P. Real Tremblay, C. Ss. R., de la Pontificia Academia Alfonsiana.

En Cristo están presentes todos los hombres, también el sacerdote

El profesor defendió que el modelo máximo de identidad sacerdotal es el propio Jesús. Según él, el sacerdote debe ser el hombre de la solidaridad, del uso común. "Se trata de aquella solidaridad que marca el ser del sacerdote, lo torna un ser que comparte, de comunión con los otros", observó.

En la persona del sacerdote, así como en Cristo, "están misteriosamente presentes todos los hombres con sus alegrías, sus aspiraciones a la felicidad, pero también con sus penas, inquietudes, debilidades, miserias, pecados, etc."

Además, afirmó el profesor, el padre no puede cerrarse en sí mismo, "no puede deleitarse por su dignidad", sino que debe ser el "cruze" de "todos los caminos de los hombres de todas las proveniencias, culturas, tipos de experiencia, pues hay lugar para todos."

La identidad sacerdotal, explicó también el Prof. Tremblay, es la parte de la solidaridad que lo hace ser hombre "del sí filial" y de la "comunicación de la intimidad paterna". "El sacerdote, en el ofrecimiento del sacrificio glorioso a Dios y a la Iglesia, es de la comunidad con la cual es misteriosamente solidario y de la cual forma parte como bautizado", sentenció el teólogo.

martes, 9 de marzo de 2010

Iglesia en Costa Rica defiende la educación religiosa como "un derecho inalienable"


San José (Martes, 09-03-2010, Gaudium Press) Expresando su preocupación con motivo de la resolución de la Sala Constitucional de Costa Rica -"que anuló la facultad concedida a los Obispos por el Reglamento de la Ley de Carrera Docente, de discernir sobre la idoneidad para el otorgamiento de la «Missio Canónica» o Envío Apostólico a los educadores de Educación Religiosa como agentes de pastoral, para la enseñanza de esta asignatura en los centros educativos públicos"-, los Obispos del país centroamericano defendieron la educación religiosa en su país como un "derecho inalienable".

El mensaje fue dado por los Pastores de la Iglesia Católica de Costa Rica tras culminar la Asamblea ordinaria anual el pasado 5 de marzo, y que fue publicado por la Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR) en su sitio web oficial.

"Respetamos la decisión tomada por la Sala Constitucional, pero a la vez nos preocupa, profundamente la inseguridad y confusión que la misma ha causado en educadoras, educadores y estudiantes de educación religiosa, padres y madres de familia", expresaron los obispos al comenzar su mensaje.

Sobre la Educación Religiosa, afirmaron que ésta se fundamenta en el derecho inalienable que tienen los padres de familia católicos de educar a sus hijos según su fe. "Es un derecho humano que debe respetarse, y es deber del Estado costarricense hacer el mayor esfuerzo para que los padres encuentren esta educación en los centros docentes públicos", agregaron.

Al respecto, recordaron parte de del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos -dado en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en diciembre de 1966- donde se expresa que debe respetarse la libertad de los padres de dar a sus hijos la educación religiosa y moral "conforme a sus propias convicciones".

Igualmente, recordaron que la educación religiosa no es solamente una fuente de empleo, sino "un servicio subsidiario del Estado costarricense a la familia, para brindar la formación integral de las y los estudiantes, para que desarrollen armónicamente sus propias dotes físicas, morales, intelectuales y espirituales".

Los Pastores de la Iglesia de Costa Rica hicieron un llamado al Ministerio de Educación Pública de su país, para que, de la mano de la CECOR, desarrolle y consolide un marco jurídico, que ampara actualmente al Departamento de Educación Religiosa como el organismo que vincula a la Iglesia del país centroamericano con el Ministerio de Educación, y se desarrolle, de esta manera, una misión educativa.

También, expresaron su preocupación sobre la tendencia de querer remplazar la educación religiosa católica, por una formación multiconfesional "negando el derecho de los padres y madres de familia a optar por la educación religiosa para sus hijos".

Al respecto, exhortaron a los padres y familias católicas a que -conforme su condición de bautizados- se sirvan de las fortalezas que ofrece el sistema educativo católico "como aporte insustituible en la formación humana y cristiana de sus hijas e hijos", y a mantenerse alertas para "defender el derecho inalienable de darles una educación religiosa escolar católica".

Del mismo modo, invitaron a los educadores a que "asuman su profesión como una verdadera vocación al servicio de la formación integral de niños, jóvenes y adultos".

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Congreso teológico: transmisión continua “Fidelidad de Cristo, fidelidad del Sacerdote”



El Congreso Teológico "Fidelidad de Cristo, fidelidad del Sacerdote" será realizado en el Aula Magna de la Pontificia Universidad Lateranense, los días 11 y 12 de marzo y será clausurado por el Santo Padre Bendicto XVI en la audiencia que concederá el 12 de marzo a medio día.

Organizado por la Congregación para el Clero, en el ámbito del Año Sacerdotal, este importante evento eclesial promete ser de relevancia histórica, no solo por la importancia de los temas que serán abordados, sino también, por la presencia de destacadas figuras de la Curia Romana. Su Eminencia el Card. Claudio Hummes, Prefecto de la Congregación para el Clero abrirá y encerrará los trabajos del Congreso. Presidirán las sesiones el Card. Zenon Grocholewski, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, el Card. William J. Levada, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y el Card. Franc Rodé, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica.

El Congreso constará de tres sesiones, las dos primeras a respecto de la identitad sacerdotal, espiritualidad y la relación de la Iglesia con la cultura contemporanea. La tercera abordará los temas: liturgia y celibato.

Este Congreso Teológico está principalmente destinado a los Obispos Diocesanos y Supremos Moderadores de los Institutos Religiosos. También pueden participar de él los sacerdotes que así lo deseen.

Todos los trabajos del Congreso serán transmitidos por internet, de forma continua (Streaming), con la colaboración técnica de los Heraldos del Evangelio, TV Arautos y de la Agencia de Noticias Gaudium Press, a través de los sites: www.annussacerdotalis.org/ y www.convegnoteologico.org