jueves, 28 de julio de 2011

CARTA DE S.S. BENEDICTO XVI REFERENTE A LA CELEBRACION DE LA CLAUSURA DEL AÑO JUBILAR MARIANO.

A nuestro venerable Hermano
Francisco Robles Ortega, Cardenal de Santa Romana Iglesia
Arzobispo Metropolitano de Monterrey

Todos saben ciertamente que en toda la tierra existen y se conservan admirables e innumerables Signos Sagrados, que quieren evidenciar la religión cristiana y la piedad de los fieles. Entre los signos sagrados de este género, se considera famosa la imagen venerada de Nuestra Señora de los Ángeles, que se conserva en la Basílica de la diócesis de Cartago en Costa Rica. Han pasado 375 años desde el hallazgo de esa imagen de la Madre de Dios, a la que luego se le dotó de un lugar digno para su custodia, donde los ciudadanos confiados a lo largo de los siglos van a suplicar dones del cielo y donde se acostumbra suplicar frecuentemente a la Madre celestial, que se considera la patrona benigna de toda la Nación.

En consonancia con el culto y el honor que se tributan a esta Imagen, Nos deseamos que se confirmen los ánimos de los fieles con nuevo vigor  y nuevos esfuerzos de piedad cristiana que salgan de ese culto y honor. Por lo cual, hemos decidido secundar con gusto y expresa voluntad, las peticiones del Venerable Hermano José Francisco Ulloa Rojas, Obispo de Cartago en Costa Rica, y de los demás Obispos de esa nación, quienes pidieron un Legado insigne que pudiese estar presente,  para finalizar el año jubilar cuando termine el 375 aniversario del hallazgo de la Imagen.

Por lo tanto, para que la celebración se lleve a cabo de manera más festiva y más solemne,  hemos determinado enviar a un varón eminente para que Nos represente y para que haga patente nuestra benevolencia, Hemos pensado en Ti, Venerable Hermano, para que te encargues de aceptar y realizar este oficio de manera conveniente. Es por eso que te constituimos “Legado Extraordinario Nuestro”, para que al llegar esa conmemoración el día 2 de Agosto, hagas patente Nuestra voz, que logre que el sentido y la prestancia de esa sagrada imagen, no sea sólo un objeto de admiración insigne, sino que también  sea ocasión de cultivar nuevos impulsos de una fe activa.

Mostrarás Nuestra Benevolencia a todos los que participen en esas solemnidades, y al mismo tiempo los exhortarás a vivir de nuevo aquella piedad siempre original hacia la Madre de la Iglesia.

Queremos que les impartas a todos, en Nuestro nombre y con Nuestra autoridad, la Bendición Apostólica, que sea signo de renovación espiritual y prenda de gracias sobrenaturales para el tiempo futuro.

Desde el Palacio del Vaticano, día 12 del mes de Julio del año 2011, séptimo de nuestro pontificado.

Benedicto, Papa XVI
 
S.S BENEDICTO XVI
 
CARDENAL ROBLES ORTEGA
 
MONSEÑOR JOSE FRANCISCO ULLOA ROJAS.

miércoles, 27 de julio de 2011

Arquidiócesis de Barcelona, en España, acogerá a 11.500 jóvenes los días previos de la JMJ

Jóvenes de Italia, Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Australia, Guatemala, México, Panamá entre otros, participarán del 11 al 15 de agosto de las actividades que organiza la diócesis española antes del gran evento en Madrid

Barcelona (Martes, 26-07-2011m Gaudium Press) Del 11 al 15 de agosto la Arquidiócesis de Barcelona será una de las jurisdicciones eclesiales españolas que mayor número de peregrinos acoja los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid. Según informó la misma Arquidiócesis, Barcelona recibirá por esos días a 11.500 peregrinos procedentes de diferentes partes del mundo para las actividades que ocurran en los "Días en las Diócesis" (DED), o pre-jornada, que realizarán diversas jurisdicciones españolas.
Barcelona.jpgDe acuerdo con la misma Arquidiócesis de Barcelona, desde el 11 de agosto jóvenes peregrinos de países como Italia, Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Guatemala, México, Panamá, Polonia, República Democrática del Congo, Indonesia, Camerún entre otros, arribarán a los diferentes albergues y sitios de hospedaje en colegios, comunidades religiosas y casas de familia, y participarán de los eventos previstos para los DED.
Entre las actividades, desde el 12 de agosto grupos de jóvenes realizarán visitas a la Basílica de la Sagrada Familia, así como visitas históricas, religiosas y culturales a los sitios más representativos de Barcelona.
El 13, por su parte, tendrá lugar a las 10:00 de la mañana, hora local, una Eucaristía en el Fòrum -emblema del Fórum Universal de las Culturas del 2004 que se realizó en la ciudad española -, que, como acto central de recibimiento, reunirá a los 30.000 jóvenes que por esos días sean acogidos en las diferentes diócesis catalanas.
Al día siguiente, domingo 14 de agosto, se realizarán dos misas en la Basílica de la Sagrada familia, la primera será a las 11:00 de la mañana, la siguiente, a las 18:00 horas. Ese mismo día tendrán lugar plegarias por diversos puntos de la ciudad, conciertos y visitas a la ciudad. El 15 los peregrinos partirán a Madrid para los actos propios de la JMJ.
Escenarios modernos y austeros en Madrid
Ayer en rueda de prensa, se presentaron las simulaciones de los escenarios que se utilizarán en la Plaza de Cibeles y el Aeródromo Cuatro Vientos de Madrid, que albergarán al millón y medio de jóvenes en los actos principales de la JMJ junto al Santo.
"Los escenarios de la Jornada Mundial serán jóvenes, alegres y modernos; y perseguirán un objetivo clave: subrayar la presencia del Papa entre el más de un millón de jóvenes que se esperan en Madrid", aseguró Ignacio Vicens, arquitecto y diseñador de los escenarios.
Simulación Aeródromo Cuatro Vientos - Foto JMJ.jpg
Simulación del escenario en el aeródromo Cuatro Vientos
Sobre estos espacios, su creador explicó: "en el caso de Cibeles hemos intentado respetar el marco de la plaza del Cibeles, con el Palacio de Correos de fondo; y en el caso del Aeródromo de Cuatro Vientos hemos creado un espacio singular: una especie de superficie de 200 metros con una gran montaña donde se situará el Santo Padre bajo la sombra de un árbol metálico; y con otros relieves donde se situarán los jóvenes o el Coro y la Orquesta de la Jornada Mundial".
De acuerdo con su creador, estos escenarios serán de arquitectura efímera, que podrán montarse y desmontarse fácilmente, y serán, a la vez, económicos. En ambos escenarios, por su color blanco, tal como relató Vicens, podrán proyectarse diversas imágenes y juegos de luces.
El Arquitecto también diseño los 200 confesionarios que se ubicarán en el Parque del Retiro y que fueron inspirados en las velas de los barcos.
Con información de la Arquidiócesis de Barcelona y de la Organización de la JMJ Madrid 2011.

jueves, 21 de julio de 2011

SOLEMNE NOVENA NUESTRA SEÑORA DE LOS ANGELES 2011 CLAUSURA AÑO JUBILAR


A CONTINUACION SE DETALLAN LAS ACTIVIDADES DE LOS DIAS DE LA NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE LOS ANGELES... 2011 CLAUSURA DEL AÑO JUBILAR MARIANO.
DURANTE LA NOVENA SERAN TRASMITIDAS LAS MISAS SOLEMNES DE LAS 10 AM (VISITAS DE LAS DIFERENTES DIOCESIS) SIGANOS EN LOS 850 AM O EN www.radiocatolicalanegrita.com

SABADO 23 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA. SECTOR SAN ANTONIO
6,8 AM MISAS
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE ALAJUELA
12 MD PRESENTACION CULTURAL
4 PM MISA
6 PM MISA SOLEMNE. PRESIDE EL PBRO. FERNANDO VILCHEZ, CURA PARROCO DE LA PARROQUIA INMACULADA CONCEPCION DE HEREDIA
7: 30 PM PRESENTACION CULTURAL

DOMINGO 24 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTOR CALLE SILES
6 AM MISA
8 AM MISA
9 AM MISA
11 AM MISA SOLEMNE MOVIMIENTOS Y GRUPOS APOSTOLICOS
1 PM PRESENTACION CULTURAL
4 PM MISA
5 PM MISA
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE. PBRO ALVARO SAENZ PARROCO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE UJARRAS BARRIO CORDOBA SAN JOSE
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

LUNES 25 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA. SECTOR CRUZ DE CARA VACA
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE LIMON
12 MD PRESENTACION CULTURAL
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO JUAN FRANCISCO CATALAN CURA PARROCO DE LA PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR 3 RIOS
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

MARTES 26 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTOR LAS CORTINAS
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE SAN ISIDRO
12 MD PRESENTACION CULTURAL
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO MARVIN LUIS MASIS GAMBOA CURA PARROCO PAROOQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN JUAN VIÑAS
7:30 PM PRESENTACION CUTURAL

MIERCOLES 27 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTOR LAS BRISAS - TULES
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE PUNTARENAS
12 MD PRESENTACION CULTURAL
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO CARLOS HERNANDEZ CURA PARROCO DE LA PARROQUIA DE SANTA ANA SJ
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

JUEVES 28 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTOR INVU
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE TILARAN
12 MD PRESENTACION CULTURAL
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO JAVIER ROMAN CURA PARROCO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE SAN JOSE
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

VIERNES 29 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTOR GONZALES ANGULO
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS CIUDAD QUESADA
12 MD PRESENTACION CULTURAL
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO EDUARDO FALLAS CURA PARROCO PARROQUIA SAN CAYETANO SAN JOSE
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

SABADO 30 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTORES LA PUEBLA Y SAN AGUSTIN
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE ARQUIDIOCESIS DE SAN JOSE
12 MD PRESENTACION CULTURAL
4 PM MISA
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE PBRO EMILIO MIRANDA CURA PARROCO DE LA PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LORETTO ROMOSER PAVAS
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

DOMINGO 31 DE JULIO
5:30 AM ROSARIO DE LA AURORA SECTORES DE LA SOLEDAD - IZTARU
6 AM MISA
8 AM MISA
10 AM MISA SOLEMNE DIOCESIS DE CARTAGO
12 MD PRESENTACION CULTURAL
4 PM MISA
5 PM MISA
6 PM MISA SOLEMNE PRESIDE SU EXCELENCIA REVERENDISIMO PIERRE NGUYEN VAN TOP. NUNCIO APOSTOLICO
7:30 PM PRESENTACION CULTURAL

lunes, 18 de julio de 2011

El valor pedagógico de la Confesión

En nuestro tiempo, caracterizado por el ruido, por la distracción y por la soledad, el coloquio del penitente con el confesor puede representar una de las pocas ocasiones, por no decir la única, para ser escuchados de verdad y en profundidad.

Deseo reflexionar con vosotros sobre un aspecto a veces no considerado suficientemente, pero de gran importancia espiritual y pastoral: el valor pedagógico de la Confesión sacramental.
Aunque es verdad que es necesario salvaguardar siempre la objetividad de los efectos del sacramento y su correcta celebración según las normas del Rito de la Penitencia, no está fuera de lugar reflexionar sobre cuánto puede educar la fe, tanto del ministro como del penitente. La fiel y generosa disponibilidad de los sacerdotes a escuchar las confesiones, a ejemplo de los grandes santos de la historia, como San Juan María Vianney, San Juan Bosco, San Josemaría Escrivá, San Pío de Pietrelcina, San José Cafasso y San Leopoldo Mandi?, nos indica a todos que el confesonario puede ser un “lugar” real de santificación.
Contemplar la acción de Dios misericordioso en la Historia
¿De qué modo educa el sacramento de la Penitencia? ¿En qué sentido su celebración tiene un valor pedagógico, ante todo para los ministros?
1.jpg
“Queridos sacerdotes, no dejéis de dar un espacio oportuno al ejercicio del ministerio de la Penitencia en el confesionario”
Podríamos partir del reconocimiento de que la misión sacerdotal constituye un punto de observación único y privilegiado, que permite contemplar diariamente el esplendor de la misericordia divina. Cuántas veces en la celebración del sacramento de la Penitencia, el sacerdote asiste a auténticos milagros de conversión que, renovando el “encuentro con un acontecimiento, una Persona” ( Deus caritas est , 1), fortalecen también su fe. En el fondo, confesar significa asistir a tantas “ profesiones fidei ” cuantos son los penitentes, y contemplar la acción de Dios misericordioso en la Historia, palpar los efectos salvadores de la Cruz y de la Resurrección de Cristo, en todo tiempo y para todo hombre.
Con frecuencia nos encontramos ante auténticos dramas existenciales y espirituales, que no hallan respuesta en las palabras de los hombres, pero que son abrazados y asumidos por el Amor divino, que perdona y transforma: “Aunque vuestros pecados sean como escarlata, quedarán blancos como nieve” (Is 1, 18). Conocer y, en cierto modo, visitar el abismo del corazón humano, incluso en sus aspectos oscuros, por un lado pone a prueba la humanidad y la fe del propio sacerdote; y, por otro, alimenta en él la certeza de que la última palabra sobre el mal del hombre y de la historia es de Dios, es de su misericordia, capaz de hacerlo nuevo todo (cf. Ap 21, 5).
Profundas lecciones de humildad y de fe
¡Cuánto puede aprender el sacerdote de penitentes ejemplares por su vida espiritual, por la seriedad con que hacen el examen de conciencia, por la transparencia con que reconocen su pecado y por la docilidad a la enseñanza de la Iglesia y a las indicaciones del confesor! De la administración del sacramento de la Penitencia podemos recibir profundas lecciones de humildad y de fe. Es una llamada muy fuerte para cada sacerdote a la conciencia de su propia identidad.
Nunca podríamos escuchar únicamente en virtud de nuestra humanidad las confesiones de los hermanos.
Si se acercan a nosotros es sólo porque somos sacerdotes, configurados con Cristo sumo y eterno Sacerdote, y hemos sido capacitados para actuar en su nombre y en su persona, para hacer realmente presente a Dios que perdona, renueva y transforma. La celebración del sacramento de la Penitencia tiene un valor pedagógico para el sacerdote, en orden a su fe, a la verdad y pobreza de su persona, y alimenta en él la conciencia de la identidad sacramental.
La Confesión de los pecados educa al penitente en la humildad
¿Cuál es el valor pedagógico del sacramento de la Reconciliación para los penitentes?
Lo primero que debemos decir es que depende ante todo de la acción de la gracia y de los efectos objetivos del sacramento en el alma del fiel.
Ciertamente, la Reconciliación sacramental es uno de los momentos en que la libertad personal y la conciencia de sí mismos están llamadas a expresarse de modo particularmente evidente. Tal vez también por esto, en una época de relativismo y de consiguiente conciencia atenuada del propio ser, queda debilitada asimismo la práctica sacramental.
El examen de conciencia tiene un valor pedagógico importante: educa a mirar con sinceridad la propia existencia, a confrontarla con la verdad del Evangelio y a valorarla con parámetros no sólo humanos, sino también tomados de la Revelación divina. La confrontación con los Mandamientos, con las Bienaventuranzas y, sobre todo, con el Mandamiento del amor, constituye la primera gran “escuela penitencial”.
En nuestro tiempo, caracterizado por el ruido, por la distracción y por la soledad, el coloquio del penitente con el confesor puede representar una de las pocas ocasiones, por no decir la única, para ser escuchados de verdad y en profundidad.
Queridos sacerdotes, no dejéis de dar un espacio oportuno al ejercicio del ministerio de la Penitencia en el confesonario: ser acogidos y escuchados constituye también un signo humano de la acogida y de la bondad de Dios hacia sus hijos.
Además, la confesión íntegra de los pecados educa al penitente en la humildad, en el reconocimiento de su propia fragilidad y, a la vez, en la conciencia de la necesidad del perdón de Dios y en la confianza en que la gracia divina puede transformar la vida.
¡Cuántas conversiones han comenzado en un confesonario!
Del mismo modo, la escucha de las amonestaciones y de los consejos del confesor es importante para el juicio sobre los actos, para el camino espiritual y para la curación interior del penitente. No olvidemos cuántas conversiones y cuántas existencias realmente santas han comenzado en un confesonario.
La acogida de la penitencia y la escucha de las palabras “Yo te absuelvo de tus pecados” representan, por último, una verdadera escuela de amor y de esperanza, que guía a la plena confianza en el Dios Amor revelado en Jesucristo, a la responsabilidad y al compromiso de la conversión continua.
Queridos sacerdotes, que experimentar nosotros en primer lugar la misericordia divina y ser sus humildes instrumentos nos eduque a una celebración cada vez más fiel del sacramento de la Penitencia y a una profunda gratitud hacia Dios, que “nos encargó el ministerio de la reconciliación” (2 Co 5, 18). A la Santísima Virgen María, Mater misericordiae y Refugium peccatorum , encomiendo los frutos de vuestro curso sobre el fuero interno y el ministerio de todos los confesores, y con gran afecto os bendigo.  
(Discurso a los participantes en el curso sobre el fuero interno organizado por la Penitenciaría Apostólica, 25/3/2011)

jueves, 14 de julio de 2011

Nuestra Señora del Monte Carmenlo

La Santa Iglesia nos ofrece muchos recursos para alcanzar nuestro objetivo supremo: la eterna salvación. El uso del Escapulario es uno de los más eficaces.
Dentro de todos los “negocios” de los que nos ocupamos en la vida, hay uno de mayor importancia que debe ser tratado con absoluta prioridad, bajo la pena de fracasar en todos los otros: ¡nuestra salvación eterna!
Cierto día, un reportero amigo, resolvió hacer en varias ciudades una investigación sobre este asunto. Recorriendo las calles, preguntaba a los transeúntes: “¿Usted quiere ir al Cielo o al Infierno?”. Impactadas, las personas respondían, casi sin reflexionar: “¡Claro que quiero ir al Cielo!” Y seguían adelante...Algunos, a los que el reportero conseguía detener por más tiempo les hacia una segunda pregunta: “¿Cuáles son los medios que usted emplea para alcanzar tan grande felicidad?"
Resultado de la investigación: 100% querían ir al Cielo. Sin embargo, ¡menos del 1% se preocupa sobre cómo hacer para llegar a él!
Son abundantes esos medios. Vamos aquí a indicar uno de los más eficaces, que la Madre de Misericordia pone a disposición de todos, sin ninguna excepción. Quien se juzgue indigno, por ser un gran pecador, acuérdese de lo que dijo Jesús: “Yo no vine a llamar a los justos, sino a los pecadores” (Lc 5, 32).
Se trata del uso del Escapulario del Carmen, recomendado por varios Papas y Santos. Uno de ellos, San Claudio de La Colombiere, afirma: “No basta decir que el Escapulario es una señal de salvación. Yo sustento que no hay otro que haga nuestra predestinación tan segura".
Los grandes privilegios del Escapulario
El día 16 de julio de 1251, San Simón Stock suplicaba a Nuestra Señora ayuda para resolver un problema de la Orden1.jpgCarmelita, de la cual era Prior General. Mientras él rezaba, la Virgen apareció, trayendo el Escapulario en las manos y dijo estas confortantes palabras: “Hijo amadísimo, recibe el Escapulario de tu Orden, señal especial de mi amistad fraterna, privilegio para ti y todos los carmelitas. Aquellos que mueran con este Escapulario no padecerán el fuego del Infiero. Es señal de salvación, amparo y protección en los peligros, y alianza de paz para siempre".
La Iglesia asumió al Escapulario e hizo de él una de las devociones más difundidas entre el pueblo de Dios.
En nuestra época de superticiones, no es superfluo esclarecer que el Escapulario está lejos de ser un signo “mágico” de salvación. No es una especie de amuleto cuyo uso nos dispensa de las exigencias de la vida cristiana. No basta, por tanto, ponerlo al cuello y decir: “¡Estoy salvado!"
Es verdad que Nuestra Señora no puso condición alguna al hacer su promesa. Simplemente afirma: “Quien muera con el Escapulario no padecerá el fuego del infierno”. No obstante, para beneficiarse de este privilegio, es necesario usar el Escapulario con recta intención. En este caso, si en la hora de la muerte la persona estuviera en estado de pecado, Nuestra Señora providenciará, de alguna forma, que ella se arrepienta y reciba los sacramentos. ¡Es en esto que la misericordia de la Madre de Dios se muestra verdaderamente insondable!
Algunos ejemplos atestan de modo elocuente esta verdad
Viajando en automóvil en compañía de un obispo, el autor de este artículo vio una mujer entrar distraída en la carretera y ser atropellada por un enorme camión cuyo conductor no tuvo tiempo de frenar. El obispo mandó detener el auto, descendió rápidamente, dio la absolución sacramental y administró la unción de los enfermos a la mujer agonizante. Después comentó conmovido: “Ella estaba usando el Escapulario del Carmen. Realmente fue Nuestra Señora quien providenció que un obispo estuviese pasando por aquí, ¡justo en este momento!"
Un caso diferente – narrado por Mons. Marcos Barbosa en la obra “El Escapulario de Nuestra Señora del Carmen” – ocurrió en Inglaterra. En la hora de la muerte, un caballero conocido por su gran impiedad, en vez de pedir a Dios perdón de sus pecados, blasfemaba diciendo: “¡Quiero el infierno y al diablo!”. Los presentes, horrorizados, llamaron a San Simón Stock, el cual tomó el Escapulario y lo extendió sobre el blasfemo. Inmediatamente este se arrepintió y pidió los sacramentos. Según una antigua y piadosa tradición, la Santísima Virgen, apareciendo al Papa Juan XXII, prometió liberar del Purgatorio, el primer sábado después de la muerte, a todos los que portaran devotamente el Escapulario. Este es el llamado “privilegio sabatino”. Para beneficiarse de él es necesario mantener la castidad según el propio estado, recitar el Pequeño Oficio de la Inmaculada o rezar un rosario todos los días.
Y además: cada vez que un devoto bese el Escapulario con piedad, haciendo un pedido a la Santísima Virgen, recibe una2.jpgindulgencia parcial, esto es, la remisión de una parte de las penas que debía cumplir en el Purgatorio.
Quien usa el Escapulario puede beneficiarse también de indulgencia plenaria (remisión de todas las penas del Purgatorio) el día en que lo recibe, en la fiesta de Nuestra Señora del Carmen, 16 de julio; de San Elías, 20 de julio; Santa Teresita, 1 de octubre; de los santos carmelitas, 14 de noviembre; San Juan de la Cruz, 14 de diciembre; San Simón Stock, 16 de mayo.
Protección en los peligros de la vida cotidiana
Nuestra Señora, la mejor de todas las madres, quiere para sus hijos devotos no solamente los beneficios espirituales, sino también los temporales. Así, quien porta su Escapulario recibe de Ella una protección especial en los peligros de la vida cotidiana.
Son innumerables los ejemplos de este desvelo de la Virgen María por sus hijos. Mons. Marcos Barbosa, en la obra arriba mencionada, narra dos bastante interesantes.
En Santo André (SP), una niña de 5 años cayó dentro de un pozo de 20 metros de profundidad. Una hora después, fue encontrada flotando sobre el agua, con el Escapulario al cuello. La familia, naturalmente, atribuyó el hecho a la protección de la Madre del Carmelo.
En São Paulo, un joven de 15 años, al atravesar con su bicicleta una vía férrea, fue alcanzado por el tren. Pasó todo el tren y él se levantó ileso, besando conmovido su Escapulario, exclamaba: “Sólo tuve tiempo de gritar: ‘¡Nuestra Señora del Carmen!', ¡Fue Ella quien me salvó!"
Señal de alianza con Nuestra Señora
El Escapulario es una señal de alianza de Nuestra Señora y expresa nuestra consagración a Ella. Su uso es un poderoso medio de enfervorizar a los que viven en estado de gracia y de convertir a los pecadores.
Dios no deja sin recompensa ningún beneficio hecho a una persona necesitada, incluso un simple pedazo de pan dado a un indigente. Imagínese, entonces, como Él recompensará a quien ayude en la ¡salvación de un alma!
¡Sea por tanto, usted también, un ardoroso propagador del santo Escapulario! Nuestra Señora le retribuirá con toda especie de gracias y favores ya en la tierra; y todavía más en el Cielo.
******
Como recibir y usar el Escapulario
3.jpg- Cualquier sacerdote tiene poder para bendecir e imponer el Escapulario.

2 - Esa bendición e imposición valen para toda la vida, por lo tanto, basta recibirlo una vez.

- Cuando el Escapulario se desgaste, basta sustituirlo por uno nuevo.

- Aún cuando alguien tenga la infelicidad de dejar de usarlo durante algún tiempo, puede simplemente retomar su uso, no es necesaria otra bendición.

5 - Una vez recibido, el debe ser usado siempre, de preferencia en el cuello, en todas las ocasiones, aún mientras la persona duerme.

6 - En casos de necesidad extrema, como enfermos en hospitales, si el Escapulario le fuere retirado, el fiel no pierde los beneficios de la promesa a Nuestra Señora.

7 - En casos de peligro de muerte, aún un laico puede imponer el Escapulario. Basta recitar una oración a Nuestra Señora y colocar en la persona un escapulario ya bendecido por algún sacerdote.

8 - El Papa San Pío X autorizó sustituir el Escapulario por una medalla que tenga de un lado el Sagrado Corazón de Jesús y del otro una imagen de Nuestra Señora. Pero la recepción debe ser hecha con el escapulario de tela.
******
El manto del Carmen
Así como vistió a su Hijo Jesús con una túnica de valor incalculable, María Santísima quiere cubrirnos a nosotros, sus hijos adoptivos, con la más eficaz de las vestimentas
Anticipando el monaquismo católico, unos cuantos discípulos de Elías eligieron las alturas del monte5.jpgCarmelo para entregarse a la contemplación. Permanecieron así en la sucesión de las generaciones hasta la llegada del Señor. Varios se convirtieron después de Pentecostés y fueron los primeros en erigir un oratorio en alabanza de la Virgen.
Tácito nos relata que el emperador Vespasiano subía al monte Carmelo para consultar un oráculo, y allá escuchaba las orientaciones de un sacerdote llamado Basilido, que en cierto momento le auguró un gran éxito (1).
Otro historiador –Suetonio– refuerza el relato, agregando que Vespasiano iba al Carmelo en busca de una confirmación para su destino y sus reflexiones, y volvía lleno de ánimo (2).
Autores de peso discuten entre sí el origen del oratorio existente en el lugar. Unos dicen que era pagano; otros, en cambio, afirman que ya se trataba de un santuario dedicado a la Santísima Virgen. Entretanto, es totalmente segura la enorme antigüedad de la Orden del Carmen.
Después de Elías, su discípulo Eliseo siguió habitando la montaña rodeado por los “hijos de los profe­tas” (Cfr. 2 Re 2, 15; 6, 1; etc.). Se conoce allá una “gruta de Elías” y una caverna llamada “Escuela de los Profetas".
Vivían bajo la dirección de un ex militar de nombre Bertoldo. En 1154 o 1155 un pariente suyo, Aymeric, patriarca de Antioquía, lo orientó en el establecimiento del eremitorio. A un monje griego, Juan Focas, quien lo visitó en 1185, le contó san Bertoldo que se había retirado con diez discípulos al Carmelo en virtud de una aparición de san Elías. Esta comunidad recibió poco después una regla del Patriarca de Jerusalén, san Alberto, la cual fue enmendada y definitivamente aprobada por el Papa Inocencio IV en 1247. Quedaba constituida así la Orden del Carmen.
El primer vestido lo hizo Dios
El primer vestido del que la Historia tiene noticia se remonta al Paraíso Terrenal. Cuenta el Génesis (3, 21) que después de caer nuestros primeros padres, Adán y Eva, el propio Dios les confeccionó túnicas de piel y los cubrió con ellas. Mucho más tarde, Jacob hizo una túnica de variados colores para el uso de José, su hijo bienamado (Gen 37, 3). Y así, los atuendos son citados en tales o cuales circunstancias a lo largo de las Escrituras (Gen 27, 15; 1 Sam 2, 19; etc.). Sin embargo, hay una túnica que ocupa un lugar princeps entre toda vestimenta: la que fue echada a la suerte por los soldados, por tratarse de una pieza de altísimo valor al no tener costura. Una piadosa tradición atribuye a las purísimas manos de María el arte empleado en su confección. Cuando los verdugos se dieron cuenta de la alta calidad de dicha pieza, tomaron la decisión de no rasgarla.
Así vestía María a su Hijo Jesús desde su nacimiento, como Madre devota y esmerada. Y quiere revestirnos también a nosotros, sus hijos adoptivos, Aquella que “cubre como la niebla a toda la tierra”, puesto que le fuimos entregados en la misma6.jpgocasión en que los soldados decidían por suertes la propiedad sobre la túnica de Jesús: “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19, 26).
¿Qué ropa Ella nos ofrece?
El Escapulario, una de las vestimentas más eficaces
En 1251, la Virgen Santísima se apareció a san Simón Stock, sexto general de la Orden del Carmen, entregándole un escapulario y prometiendo a todos quienes lo usaran, que se verían libres de la condenación eterna. Décadas más tarde (1322) el Papa Juan XXII concedió a los carmelitas el privilegio sabatino, esto es, que todos los que muriesen usando el escapulario se verían libres del fuego del Purgatorio al sábado siguiente de su fallecimiento. He aquí, pues, una de las vestimentas más eficaces, aparte de ser un magnífico símbolo de alianza, protección y salvación.
Papas enaltecen el uso del Escapulario
En 1951, con motivo de la celebración del 700º aniversario de la entrega del escapulario, el Papa Pío XII dijo en carta a los Superiores Generales de las dos órdenes carmelitanas: “Porque el Santo Escapulario, que puede ser llamado Hábito o Traje de María, es un signo y prenda de protección de la Madre de Dios".
Exactamente 50 años después, el Papa Juan Pablo II afirmó: “El escapulario es esencialmente un ‘hábito'. Quien lo recibe es agregado o asociado en un grado más o menos íntimo a la Orden del Carmen, dedicada al servicio de la Virgen para el bien de toda la Iglesia. […] Dos verdades evoca el signo del escapulario: por un lado, la continua protección de la Santísima Virgen, no tan sólo a lo largo del camino de la vida, sino también al momento de pasar a la plenitud de la gloria eterna; por otro, la conciencia de que la devoción a María no puede limitarse a oraciones y tributos en su honor realizados en algunas ocasiones, sino que debe tornarse en ‘hábito'."
Ambos Pontífices confirman, así, las muestras de aprecio que el escapulario ha recibido por parte de varios antecesores, tales como Benedicto XIII, Clemente VII, Benedicto XIV, León XIII, san Pío X y Benedicto XV. Benedicto XIII extendió a toda la Iglesia la celebración de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen el 16 de julio.
Son éstas algunas de las razones que unen a los Heraldos a la Orden del Carmen y por eso se revisten con un escapulario, además de tener en un obispo carmelita, Mons. Lucio Angelo Renna, a un padre y protector. ²
1) II Histor., Cap. 126.
2) Vespasianus, Cap. 5.

Oración a Nuestra Señora del Carmen
7.jpg¡Oh, Virgen del Carmen! Madre amorosa de todos los fieles, pero especialmente de los que visten vuestro sagrado Escapulario, en cuyo número tengo la alegría de estar incluido, interceded por mí junto a vuestro Divino Hijo.

Obtenedme que, después de una vida verdaderamente cristiana, expire revestido del santo Escapulario y, librándome del fuego del infierno, conforme prometisteis, merezca salir cuanto antes, por vuestra intercesión poderosa, de las llamas del purgatorio.

¡Oh, Virgen misericordiosa! Vos dijisteis que el Escapulario es nuestra defensa en los peligros, es señal de vuestro amor y de alianza para siempre entre Vos y vuestros hijos. Haced, pues, que el Escapulario me una perpetuamente a vos y libre para siempre mi alma del pecado.

En prueba de mi reconocimiento y fidelidad, me ofrezco todo a vos consagrándoos en este día mis ojos, mis oídos, mi boca, mi corazón y todo mi ser.

Y porque os pertenezco enteramente, guar­dadme y defendedme como hijo y siervo vuestro. Amém.
Nuestra Señora del Carmen, ruega por nosotros.

Entrevista con el Dr. Francisco José Do Nascimento
La Orden Tercera Carmelita
Hoy muchas personas desconocen el gran papel que hace siglos desempeñaron los laicos en el apostolado católico. En8.jpgdiversas familias religiosas esos laicos están constituidos en lo que se llama la Orden Tercera.
La Iglesia debe a San Francisco de Asís la idea de formar una Orden Tercera. Corría el año de 1221. Él y sus discípulos predicaban en varias regiones de Italia, convirtiendo e invitando a una vida de penitencia a innumerables personas que – ya casadas – no podían ingresar en los conventos de la Orden Primera (de los frailes), ni en la Orden Segunda (de las monjas), pero querían progresar en el camino de la perfección.
San Francisco, entonces, adaptó sus “Reglas de Vida” para los laicos que, permaneciendo en la sociedad temporal, deseaban vivir según el espíritu franciscano.
Así nació la Orden Tercera Franciscana. Viendo los buenos frutos de esta nueva institución, las otras órdenes religiosas comenzaron también a admitir fieles laicos en sus gremios.
Una multisecular institución de laicos
Aprobada por el Papa Nicolás V en 1442, la Orden Tercera Carmelita se esparció por todo el mundo. Para dicha expansión, contribuyó mucho la devoción al Escapulario del Carmen.
Entrevistado por la Revista Heraldos del Evangelio, el abogado Francisco José do Nascimento – prior de la Venerable Orden Tercera de Nuestra Señora del Monte Carmelo, de São Paulo – da interesantes datos sobre esa multisecular institución de laicos católicos.
Heraldos del Evangelio: ¿Podría decirnos algo sobre la finalidad específica de la Orden Tercera?
Dr. Francisco José do Nascimento: Congregar personas que no tienen condiciones de vivir en una comunidad religiosa – de sacerdotes o de monjas – y procurar efectivamente una mejora de la fe cristiana, estar en busca de la perfección, según el espíritu de la Orden Carmelita.
HE: ¿Cuál es su estructura?
FJN: Básicamente, cada sodalicio tiene un prior, una priora y una Mesa Administrativa. Nosotros, los laicos, somos los que realmente dirigimos el sodalicio. Nuestra vida temporal es totalmente conducida por nosotros. Sin embargo, tenemos un sacerdote, que es el asistente espiritual.
HE: ¿Hay en ella algo especial para atraer a los jóvenes?
FJN: La Orden Tercera del Carmen es una de las pocas que todavía mantiene el uso del hábito en las celebraciones litúrgicas. El joven aprecia mucho esto. Nuestra propia iglesia – con 372 años – posee obras bellísimas y es muy visitada por jóvenes universitarios que gustan de apreciar aquella riqueza.
HE: Quais os requisitos para ser terceiro carmelitano?
FJN: Preliminarmente, sin ninguna duda, el conocimiento mínimo de la fe cristiana. El candidato necesita ser presentado por dos miembros del sodalicio. Después, él pasa por dos etapas de prueba: el Postulantado y el Noviciado, ambos con un año de duración. Durante este periodo, él participa de las celebraciones litúrgicas y de las reuniones de formación, y es analizado para ver si tiene condiciones de hacer la Profesión.
(Revista Heraldos del Evangelio, Julio/2004, n. 31, p. 18 a 21 y Julio/2006, n. 55, p 24-25)

sábado, 9 de julio de 2011

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CHIQUINQUIRÁ, patrona de Colombia. (FIESTA).

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE CHIQUINQUIRÁ, patrona de Colombia. (FIESTA).

El Santuario de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá es uno de los más importantes
de Colombia, en el que a lo largo de los siglos se eleva la alabanza del pueblo colombiano al
Señor por medio de María. María está representada en un lienzo con su Hijo en brazos, y
desgranando el rosario con su mano izquierda


Virgen de ChiquinquiráNuestra Señora de Chiquinquirá
Patrona de Colombia

Fiesta: 9 de Julio
De Colombia

Sobre una rústica tela de algodón de procedencia indígena, un pintor español, llamado Alonso de Narváez pintó con bastante arte, una imagen de la Virgen del Rosario.   En su paleta usó colores al temple, con pigmentos naturales tomados de la composición mineral de la tierra y del zumo de hierbas y flores de la región.  Como el lienzo era casi cuadrado (44 pulgadas de alto por 49 de ancho), el artista balanceó y completó el espacio añadiendo, a los lados de la Virgen del Rosario, las imágenes de San Antonio de Padua y de San Andrés Apóstol por ser el primer patrono del encomendero que solicitaba la imagen y el segundo, del fraile que la había mandado a hacer.

En 1562 el cuadro fue colocado en un capilla techada de paja en la que se filtraba la lluvia y con ella la humedad del ambiente.  Esto, unido a la acción del aire y el sol dejaron la pintura en tan mal estado que muy pronto era ya imposible reconocer lo que había sido pintado en ella.  En 1577 la deteriorada imagen fue llevada al sitio de Chiquinquirá y abandonada en el cuarto que tiempo atrás sirviera de oratorio a la familia.  Ocho años más tarde llegó a este lugar María Ramos, una piadosa sevillana, quien después de arreglar y limpiar la modesta capilla colocó en ella el borroso lienzo que un día llevara la imagen de la Virgen del Rosario.  El viernes 26 de diciembre de 1586 la imagen  recobró prodigiosamente su color y su brillo original en una restauración instantánea, que cerró los rasguños y agujeros de la tela cubriéndolos de luz y color.
La Virgen del Rosario que ocupa el centro del cuadro mide aproximadamente un metro de alto; su mirada se vuelve hacia la izquierda, desviando la atención hacia el Niño casi desnudo que lleva en sus brazos.  Es una imagen serena cuya delicada sonrisa irradia gran dulzura.  El color de su rostro es pálido, lo mismo que el del Niño. Curiosamente, éste lleva en la mano derecha un pajarito de vivo plumaje que un cordel sujeta a su dedo pulgar y de la mano izquierda deja colgar un pequeño rosario.
Nuestra Madre apoya su cuerpo sobre una media luna, en una posición que sugiere que va de camino.  Cubre su cabeza una toca blanca recogida sobre el pecho, y un manto azul celeste envuelve su vestido de color rosado. Con el dedo meñique de su mano izquierda sostiene un rosario que le cae en el medio del cuerpo y en la mano derecha porta un cetro de reina. El cuadro conserva las huellas del pasado deterioro y es cosa notable el que las figuras, que de cerca se ven imprecisas o borrosas, adquieren su relieve y profundidad cuando se observan a cierta distancia.  Al lienzo se le han superpuesto dos coronas, un cetro, dos rosarios y 27 escudos de oro que dan un hermoso relieve al cuadro, cuyo marco, formado por semicircunferencias de plata, porta las insignias de la condecoración presidencial.  Durante trescientos años el cuadro de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá se presentó a los fieles sin protección alguna, contándose por millares los objetos que anualmente tocaban la endeble tela de algodón.  Los devotos usaban largas varas o cañas para hacer llegar hasta el bendito lienzo diversos objetos de devoción.  Es algo realmente admirable que la tela se conserve intacta, a pesar de que tanta manipulación, por fuerza debió haber destruido totalmente el frágil tejido de algodón.  Desde 1897 un grueso cristal protege la pintura de las inclemencias del tiempo y del roce con los devotos peregrinos.
Padre nuestro, en tu amorosa solicitud has querido favorecer a nuestra Patria dándonos en Chiquinquirá un signo de tu presencia; por la intercesión poderosa de la Virgen María, cuyo patrocinio hoy celebramos, concédenos crecer en la fe y lograr la prosperidad por caminos de paz y de justicia. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios, por los siglos de los siglos. Pío VII la declaró patrona de Colombia en 1829 concediéndole fiesta litúrgica propia.  "La Chinita" como la llama su pueblo, fue coronada canónicamente en 1919 y su santuario declarado Basílica en 1927.
Amén

jueves, 7 de julio de 2011

En Brasil, se ordenan 9 sacerdotes de los Heraldos del Evangelio

El obispo ordenante fue Mons. Benedicto Beni dos Santos, obispo de Lorena y Supervisor General de Estudios de los Heraldos del Evangelio 

Caieiras (Jueves, 07-07-2011, Gaudium Press) El día sábado 2 de julio, en la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Fátima, en Caieiras, estado de San Pablo, Brasil, fueron ordenados 9 sacerdotes de la Sociedad Clerical de Vida Apostólica ‘Virgo Flos Carmeli', de los Heraldos del Evangelio.
20110702_Presbyteral_Ordination-42.jpeg
Mons. Benedicto Beni dos Santos
El obispo ordenante, Mons. Benedicto Beni dos Santos, obispo de Lorena -ciudad ubicada en el estado de San Pablo, Brasil- es también miembro de la Comisión de doctrina de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB) y Supervisor General de Estudios de los Heraldos del Evangelio. Entre otras importantes misiones desarrolladas durante su ministerio episcopal, están la de haber sido delegado de la CNBB a la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil, en el 2007; y la de haber participado como padre sinodal, por elección del Papa Benedicto XVI, en la 2da. Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, en Roma, en octubre del 2009.
Los nuevos sacerdotes, que desarrollarán su ministerio en diversos lugares de todo el orbe, son originarios de Brasil (3), Colombia (3), España (1), Costa Rica (1) y Chile (1).
La ceremonia fue concelebrada por Mons. João Scognamiglio Clá Dias, Superior General de la Sociedad Clerical de Vida Apostólica ‘Virgo Flos Carmeli' y Canónigo Honorario de la Basílica Papal de Santa María la Mayor; Mons. Rafael Ibarguren Schindler E.P., Administrador Apostólico del Vicariato de San Miguel de Sucumbíos en Ecuador; el P. Joaquim Damásio Neto, Canciller de la diócesis de Asís en Brasil; el P. Manuel Herrada Montes, Párroco de Cantoria, en la diócesis de Almería, España; el P. José Roberto Tezende, y más de 50 sacerdotes.
Durante la homilía, Mons. Benedicto recordó la gran dignidad que comporta el ser elevado a la condición sacerdotal, y al mismo tiempo enunció las graves responsabilidades que ella trae.
20110702_Presbyteral_Ordination-631.jpegTrayendo a colación el texto del Evangelio de San Juan (Cap. 21) en el que Jesucristo -tras haberle preguntado si lo amaba- pide a San Pedro que apaciente sus ovejas, el obispo de Lorena afirmó que el presbítero debe tener muy presente que el rebaño confiado a su cuidado no es su rebaño, sino el rebaño de Jesucristo: "¡El rebaño es del Señor!", expresó el prelado.
Esto significa que la principal misión del sacerdote es la de encaminar a los fieles hacia Jesucristo, cumpliendo a cabalidad su papel de difusor de la Palabra de Dios, de maestro de la doctrina cristiana, y de administrador de los sacramentos de Dios, particularmente de la eucaristía y la confesión.
Delegaciones de familiares de los ordenados participaron de la Eucaristía, e intervinieron en el emocionante momento en que retiraron las cintas blancas que envolvían las manos de los nuevos presbíteros, manos que de ahí en adelante serán los "instrumentos" sagrados con los que, actuando ‘in persona Christi Capitis' ellos convertirán el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo.
20110702_Presbyteral_Ordination-411-150x150.jpgAl final de la ceremonia, y en nombre de los nuevos sacerdotes, el sacerdote español Ignacio Montojo E.P. agradeció a Mons. Benedicto la siempre disponible y valerosa orientación pastoral y doctrinal que, como "verdadero patriarca", ha dado a la familia espiritual de los Heraldos del Evangelio.
El día anterior, viernes, en la misma parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, Mons. Benedicto había ordenado un grupo de diáconos también de la Sociedad Clerical de Vida Apostólica de Derecho Pontificio ‘Virgo Flos Carmeli'.

Hoy Fiesta de Sor María Romero

SOR MARÍA ROMERO MENESES, FMA
Sor María Romero MenesesNació en Granada (Nicaragua) el 13 de Enero de 1902 y murió en Las Peñitas, León (Nicaragua) el 7 de Julio de 1977. Sus padres eran de origen español y muy ricos, por lo que se le ofrecía una vida llena de comodidades. En 1910, las misioneras de Don Bosco, hijas de María Auxiliadora (FMA), habían llegado a Nicaragua. Eran muy pobres, muy buenas y siempre sonrientes, punto de partida desde el cual el Espíritu Santo le infundió su vocación que la llevó a dejar atrás todo por El Señor.

A los 28 años realizó sus votos en la Congregación Salesiana de las FMA. En 1931, fue enviada al vecino país centroamericano de Costa Rica donde durante 46 años se dedicó a servir a los necesitados. Entre sus obras más importantes está la creación de la Casa María Auxiliadora, un hogar que alberga a personas que necesitan consuelo y que incluye una clínica para personas pobres sin seguro social, una escuela para niños de la calle. Otra obra es la Casa Maín, dedicada a acoger a mujeres jóvenes que viven en la calle.
La biografía oficial de Sor María Romero fue escrita por Sor Domenica Grassiano, FMA, y su título es "Con María Toda Para Todos Como Don Bosco".
Sin pretender ser escritora, Sor María acostumbraba a apuntar en un bloc de notas que llevaba consigo desde 1924, ciertos sentimientos que cobijaba en su alma, frases y pensamientos de muchos autores religiosos como San Juan de la Cruz , Santa Catalina de Siena, San Agustín, Santa Teresa de Jesús, etc. El libro "Escritos Espirituales" recoge las anotaciones de dicho bloc de notas.
Fue declarada Venerable por el Papa Juan Pablo II el 18 de Diciembre del año 2.000. Su esperada beatificación se produjo en la Pascua de 2.002.
La apertura del proceso Diocesano de Sor María Romero se dio el 18 de noviembre de 1988. Durante los años 1988 y 1992, se llevan a cabo las sesiones declaratorias de los testigos citados por el Tribunal de la causa de Canonización, teniendo como sede del Tribunal la Casa Provincial de las FMA en San José. Los testigos llamados a dar testimonio de la fama de santidad de Sor María Romero fueron 50, y seis testigos de oficio.
El tribunal realizó 90 sesiones. Se efectuaron, además, 40 sesiones de estudio de documentos relativos a la sierva de Dios, presentados por el Vice Postulador para ser incluidos en el proceso. Los restos de Sor María Romero fueron trasladados, de León, a San José, Costa Rica y sepultados en el Cementerio General de San José, donde permanecieron hasta el 9 de noviembre de 1991. En esa fecha fueron trasladados a un Mausoleo construido en la Casa de María Auxiliadora por ella fundada.  
El 27 de Agosto de 1.968, la UMA (Unión de Mujeres Americanas) la nombró "mujer del año". En 1.976 le llegó otro reconocimiento, esta vez el Rotary Club de Costa Rica le otorgó una medalla de Oro.
Para muchos, fue todo un "Don Bosco" pero en femenino. En boca de su pueblo, fue una auténtica Santa y toda Latinoamérica, en especial Nicaragua y Costa Rica, celebró con un gran júbilo el día de su beatificación, que tuvo lugar el 14 de Abril de 2002 por parte del Papa Juan Pablo II.


El agua milagrosa
SorMariaRomeroMeneses3.jpg (30502 bytes)
El Señor dijo: "A los pobres los tendréis siempre..." (Mt 26,11). y también en San José se multiplican: vienen, reciben ayuda y vuelven cada vez en mayor número. A mediados de 1955 son un centenar los que reciben alimentos cada semana. Y los niños de los oratorios son casi cinco mil. Sor María sufre un instante de ansiedad por el futuro: "¿No era, quizá, una temeridad continuar aumentando los necesitados a los que semanalmente les daban víveres, sin contar con una cuota fija? Ahora se necesitan colones a millares" ¿Cómo hacer?
Viene a su mente el agua de Lourdes, que, nacida milagrosamente en aquel lejano suelo francés, continúa obrando milagros. "¿Por qué esta preferencia por Lourdes? -se queja a la Virgen-. Nosotros, desde tan lejos, no podemos aprovechar esta gracia...". ¿No son de Dios y de María todas las aguas caídas del cielo? Entretanto, expone la duda que la atormenta a la inspectora: ¿Cómo continuar con una obra cada día más compleja y que exige un chorro continuo de abastecimiento? La inspectora le responde: "Si tiene fe, continúe. El día que no tenga nada que dar, no dé y esté tranquila".

"Con aquella tranquilidad y aquella fe fui a arrodillarme a los pies de la Santísima Virgen y, sumergida en mi nada, pero con toda la confianza de una hija amante para con la mejor de las madres,le supliqué que me concediese para aquella obra, que era suya, un don por el que pudiera obtener no un milagro, sino milagros, como había hecho Don Bosco por medio de su bendición y nuestra Reina y Madre de misericordia, que se inclina con ternura maternal sobre los hijos que la invocan, aunque estén llenos de defectos, se inclinó sobre mí... y me dio un agua milagrosa para curar las enfermedades del cuerpo y del alma".
Desde aquel momento no se detendrá ya más el influjo de curaciones prodigiosas obtenidas con el agua, agua del grifo convertida en milagrosa por su fe, por su acuerdo con la Virgen. A los pocos días de aquella súplica, sor María, segura de haber sido escuchada, experimenta la eficacia del agua con un joven, Leonardo, uno de sus misioneros. Está en la cama con fiebre, tos y mal de garganta.
Su hermana le pide a sor María que lo haga sustituir para la clase de catecismo, pero ella le contesta: "Mándame a Leonardo...". Cuando llega el joven, todavía con fiebre, ella tiene a punto una jarra de agua en la que echa un puñado de medallas. Le dice: "Bebe un vaso de esta agua con fe, después vete a casa, acuéstate y mañana vete a dar el catecismo". Al día siguiente, Leonardo, totalmente curado, va a ejercer de misionero.
En este caso, se trata sólo de una gripe, sí, pero el medio ha funcionado y en seguida llegan también las grandes ocasiones. Por ejemplo esta: "La madre de una exalumna está gravísima; tiene una fístula cancerosa en la garganta, diabetes, anemia perniciosa y... ¡ochenta años de edad! Refiere sor María: "Le di el agua de María Auxiliadora para que tomara una cucharadita cada dos horas, rezando un avemaría... Conclusión: la fístula se cerró, la diabetes y la anemia perniciosa desaparecieron para siempre, gracias a Dios y a la Santísima Virgen.

Los pies de Marina

Marina es una muchacha que no tiene a nadie y ha sido admitida para siempre en la casa. Tiene los pies torcidos y como agarrotados, camina con dificultad. Por eso, sentada en la portería, vigila quién entra y quién sale. Ve entrar a mucha gente dolorida y salir con el consuelo de las palabras y de los signos de sor María, mientras ella sigue allí, con sus limitaciones.
Un día, cuando la sala de las audiencias queda vacía, Marina, arrastrándose con dificultad, entra, se quita los zapatos y pone sus pies sobre el estrado donde Sor María ha puesto los suyos durante horas y horas. Suplica: "María Auxiliadora, cúrame los pies aquí donde sor María pone los suyos". Algo se desata en sus pies. Camina con facilidad. Ya no permanecerá durante horas y horas sentada a la puerta, sino que hará recados por la ciudad, irá a todas partes, como todos. Sus pies se han desagarrotado milagrosamente.

miércoles, 6 de julio de 2011

"Sean servidores de la verdad y la caridad a través de la belleza y la armonía", dice el Papa a los artistas

Fue inaugurada en la Sala Pablo VI una muestra con 60 obras de arte de diversos artistas renombrados del mundo por el 60° aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa Benedicto XVI 

Ciudad del Vaticano (Martes, 05-07-2011, Gaudium Press) "No separen nunca la creatividad artística de la verdad y la caridad, no busquen nunca la belleza lejos de la verdad y la caridad", pidió el Papa Benedicto XVI a los artistas durante la inauguración de la muestra "El esplendor de la verdad, la belleza de la caridad - Homenaje de los artistas a Benedicto XVI por el 60° aniversario de sacerdocio".

Artistas1.jpg
Santo Padre con uno de los artistas presentes
Promovido por el Pontificio Consejo de Cultura, la muestra está compuesta por 60 obras de artistas renombrados mundialmente en varias expresiones del arte, como pintura, escultura, arquitectura, joyería, fotografía, cine, música, literatura y poesía. En el atrio de la Sala Pablo VI, en el Vaticano, la muestra estará abierta al público a partir de hoy, hasta el próximo 4 de septiembre.
Al inicio de la inauguración, que comenzó con media hora de atraso, el Papa agradeció a todos los artistas por la "amistad y la gentileza" e hizo votos de que el encuentro fuese "una nueva etapa de aquel recorrido de amistad y diálogo" que inició con el encuentro en la Capilla Sixtina en el 2009. "La Iglesia y los artistas -observó el Santo Padre- vuelven a encontrarse, a hablarse, a sustentar la necesidad de un coloquio que quiere y debe tornarse cada vez más intenso y articulado, también para ofrecer a la cultura, es más, para las culturas de nuestro tiempo, un ejemplo elocuente de diálogo fecundo y eficaz, orientado a volver este nuestro mundo más humano y más bello".
El encuentro tuvo inicio con el "Padre Nuestro" de Arvo Part, una de las 60 "piezas" en homenaje a Benedicto XVI y con un video de Pupi Avati sobre la juventud de Joseph Ratzinger con fragmentos de la grabación original de su ordenación sacerdotal. El filme termina con "votos del cine italiano". El Papa comentó el documental: "Cuántas cosas ustedes me hacen recordar".
En su discurso, el Santo Padre invitó también a los artistas a volver a la "sinfonía" y a la "perfecta armonía" de la verdad y la caridad. Porque el "mundo en que vivimos necesita que la verdad resplandezca y no sea sometida por el orgullo y el egoísmo". En seguida, el Pontífice renovó "un amigable y apasionado apelo" para que los artistas sean "con coraje, perseguidores de la verdad y testigos de la caridad" en la búsqueda de la belleza.

lunes, 4 de julio de 2011

Beato Juan de Palafox es ejemplo de santidad para políticos

El articulista José Castellanos invitó a los políticos mexicanos a seguir el ejemplo del Beato Juan de Palafox, Obispo de Puebla, Arzobispo de México y Virrey de Nueva España, pues su vida virtuosa en el ejercicio del poder mostró que es posible "ser santo como político". En un artículo reproducido por el Servicio Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), el miércoles pasado, Castellanos reconoció que el poder corrompe y que "ejemplos de la arbitrariedad hasta la ignominia abundan en México y en todo el mundo".
Sin embargo, destacó la vida de Mons. Juan de Palafox, beatificado el 5 de junio Burgo de Osma en Soria (España). "Fue educado y preparado en colegios de los jesuitas, paso por las universidades de Alcalá y Salamanca y su capacidad de jurista en las Cortes lo llevó a ocupar cargos públicos de primera importancia, como fiscal del Consejo de Guerra y del Consejo de Estado".
"Tenía una brillante carrera política por delante cuando comprendió lo pasajero de los bienes y honores terrenales, por lo que se decidió por la vida eclesiástica. Pero ello no lo salvó de seguir participando en la administración pública de su tiempo", afirmó.
Señaló que entre sus muchas obras como Virrey de Nueva España, protegió su jurisdicción de una probable invasión portuguesa, "metió en cintura a los alcaldes mayores y realizó una especial labor legislativa clarificando los procedimientos del derecho indiano".
"En suma, se destacó como pensador, fecundo escritor, comprometido mecenas de las artes, protector de los indígenas, político, jurista, editor, poeta y místico. Gobernó, enseñó y santificó".
Sin embargo, preguntó, "¿qué obtuvo a cambio? Enemigos, no sólo en la vida política sino también en la eclesiástica, por lo que retornó a España endeudado y casi como fracasado, pero fue nombrado Obispo de Osma en cuyo cargo murió en la miseria".
Castellanos reiteró que "ser buen político es posible. Ser santo como político, también. No es fácil para quienes anteponen lo ‘políticamente correcto’ frente a lo correcto políticamente. Engendra ingratitudes, pero produce bienes no sólo para quien así actúa, sino para los gobernados".
Indicó que en el caso de Mons. Juan de Palafox tuvieron que pasar más de trescientos años para que fueran reconocidas sus virtudes heroicas, "pues la virtud no es siempre popular, el orden no siempre obedecido y los rencores son capaces de sobrevivir por muchos años cuando se afectan intereses".
El artículo completo está en http://www.siame.mx/apps/aspxnsmn/templates/?a=4408&z=32