viernes, 31 de octubre de 2008

¿Qué es y celebra "Halloween"?


Significado

Halloween significa "All hallow's eve", palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa "víspera de todos los santos", ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos. Sin embargo, la antigua costumbre anglosajona le ha robado su estricto sentido religioso para celebrar en su lugar la noche del terror, de las brujas y los fantasmas. Halloween marca un triste retorno al antiguo paganismo, tendencia que se ha propagado también entre los pueblos hispanos.

Orígenes

La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Entre ellos habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían se introducía en otro individuo al abandonar el cuerpo; pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores, quienes estaban obligados a hacer provisión para ella.

El año céltico concluía en esta fecha que coincide con el otoño, cuya característica principal es la caída de las hojas. Para ellos significaba el fin de la muerte o iniciación de una nueva vida. Esta enseñanza se propagó a través de los años juntamente con la adoración a su dios el "señor de la muerte", o "Samagin", a quien en este mismo día invocaban para consultarle sobre el futuro, salud, prosperidad, muerte, entre otros.

Cuando los pueblos celtas se cristianizaron, no todos renunciaron a las costumbres paganas. Es decir, la conversión no fue completa. La coincidencia cronológica de la fiesta pagana con la fiesta cristiana de Todos los Santos y la de los difuntos, que es el día siguiente, hizo que se mezclara. En vez de recordar los buenos ejemplos de los santos y orar por los antepasados, se llenaban de miedo ante las antiguas supersticiones sobre la muerte y los difuntos.

Algunos inmigrantes irlandeses introdujeron Halloween en los Estados Unidos donde llegó a ser parte del folclor popular. Se le añadieron diversos elementos paganos tomados de los diferentes grupos de inmigrantes hasta llegar a incluir la creencia en brujas, fantasmas, duendes, drácula y monstruos de toda especie. Desde ahí, se ha propagado por todo el mundo.

El 31 de octubre por la noche, en los países de cultura anglosajona o de herencia celta, se celebra la víspera de la fiesta de Todos los Santos, con toda una escenografía que antes recordaba a los muertos, luego con la llegada del Cristianismo a las ánimas del Purgatorio, y que ahora se han convertido en una ensalada mental en la que no faltan creencias en brujas, fantasmas y cosas similares.

En cambio, en los países de cultura mediterránea, el recuerdo de los difuntos y la atención a la muerte se centra en el 2 de noviembre, el día siguiente a la celebración de la resurrección y la alegría del paraíso que espera a la comunidad cristiana, una familia de "santos" como la entendía San Pablo.
Diversas tradiciones se unen, se mezclan y se influyen mutuamente en este comienzo de noviembre en las culturas de los países occidentales. En Asia y Africa, el culto a los antepasados y a los muertos tiene fuertes raíces pero no está tan ligado a una fecha concreta como en nuestra cultura.


Calabaza, golosinas, disfraces...

La calabaza fue añadida después y tiene su origen en los países escandinavos y luego regresó a Europa y al resto de América gracias a la colonización cultural de sus medios de comunicación y los telefilmes y películas importados.

En los últimos años, comienza a hacer furor entre los quinceañeros mediterráneos y latinoamericanos que olvidan sus propias y ricas tradiciones para adoptar la hueca calabaza iluminada. En Hallowe'en (de All hallow's eve), literalmente la Víspera de Todos los Santos, la leyenda anglosajona dice que es fácil ver brujas y fantasmas. Los niños se disfrazan y van -con una vela introducida en una calabaza vaciada en la que se hacen incisiones para formar una calavera- de casa en casa. Cuando se abre la puerta gritan: "trick or treat" (broma o regalo) para indicar que gastarán una broma a quien no les de una especie de propina o aguinaldo en golosinas o dinero.

Una antigua leyenda irlandesa narra que la calabaza iluminada sería la cara de un tal Jack O'Lantern que, en la noche de Todos los Santos, invitó al diablo a beber en su casa, fingiéndose un buen cristiano. Como era un hombre disoluto, acabó en el infierno.

Con la llegada del cristianismo, mientras en los países anglosajones tomaba forma la procesión de los niños disfrazados pidiendo de puerta en puerta con el farol en forma de calavera, en los mediterráneos se extendían otras costumbres ligadas al 1 y 2 de noviembre. En muchos pueblos españoles existe una tradición de ir de puerta en puerta tocando, cantando y pidiendo dinero para las "ánimas del Purgatorio". Hoy en día, aunque menos que antaño, se siguen visitando los cementerios, se arreglan las tumbas con flores, se recuerda a los familiares difuntos y se reza por ellos; en las casas se hablaba de la familia, de todos los vivos y de los que habían pasado a otra vida y se consumían dulces especiales, que perduran para la ocasión, como en España los buñuelos de viento o los huesos de santo.

Mientras tanto, al otro lado del océano y al sur de Estados Unidos, la tradición católica llevada por españoles y portugueses se teñía de color propio en cada país americano, mezclada a los ritos locales precoloniales y al folklore del lugar.

Seguramente en Galicia se unen dos tradiciones: la celta y la católica, por lo que es esta la región de España en la que más perdura la tradición del recuerdo de los muertos, las ánimas del Purgatorio, muy unidas al folklore local, y las leyendas sobre apariciones y fantasmas. En toda España perdura una costumbre sacrosanta que se ha introducido en los hábitos culturales: la de representar en esta fecha alguna obra de teatro ligada al mito de Don Juan Tenorio. Fue precisamente este personaje, "el burlador de Sevilla o el convidado de piedra", creado por el fraile mercedario y dramaturgo español Tirso de Molina, el que se atrevió a ir al cementerio, en esta noche, a conjurar las almas de quienes habían sido víctimas de su espada o de su posesividad egoísta.

En todas estas representaciones ritos y recuerdos pervive un deseo inconsciente, y más bien pagano, de exorcizar el miedo a la muerte, sustraerse a su angustia. El mito antiguo del retorno de los muertos, se ha convertido hoy en fantasmas o dráculas con efectos especiales en los filmes de terror.


Festividad de todos los Santos

Sin embargo, para los creyentes es la fiesta de todos los Santos la que verdaderamente tiene relevancia y refleja la fe en el futuro para quienes esperan y viven según el Evangelio predicado por Jesús. El respeto a los restos mortales de quienes murieron en la fe y su recuerdo, se inscribe en la veneración de quienes han sido "templos del Espíritu Santo".

Como asegura Bruno Forte, profesor de la Facultad teológica de Nápoles, al contrario de quienes no creen en la dignidad personal y desvalorizan la vida presente creyendo en futuras reencarnaciones, el cristiano tiene "una visión en las antípodas" ya que "el valor de la persona humana es absoluto". Es ajena también al dualismo heredero de Platón que separa el cuerpo y el alma. "Este dualismo y el consiguiente desprecio del cuerpo y de la sexualidad no forma parte del Nuevo Testamento para el que la persona después de la muerte sigue viviendo en tanto en cuanto es amada por Dios". Dios, añade el teólogo, "no tiene necesidad de los huesos y de un poco de polvo para hacernos resucitar. Quiero subrayar que en una época de "pensamiento débil" en la que se mantiene que todo cae siempre en la nada, es significativo afirmar la dignidad del fragmento que es cada vida humana y su destino eterno".

La fiesta de Todos los Fieles Difuntos fue instituido por San Odilón, monje benedictino y quinto Abad de Cluny en Francia el 31 de octubre del año 998. Al cumplirse el milenario de esta festividad, el Papa Juan Pablo II recordó que "San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos. A partir del Abad de Cluny comenzó a extenderse la costumbre de interceder solemnemente por los difuntos, y llegó a convertirse en lo que San Odilón llamó la Fiesta de los Muertos, práctica todavía hoy en vigor en la Iglesia universal".

"Al rezar por los muertos -dice el Santo Padre-, la Iglesia contempla sobre todo el misterio de la Resurrección de Cristo que por su Cruz nos obtiene la salvación y la vida eterna. La Iglesia espera en la salvación eterna de todos sus hijos y de todos los hombres".

Tras subrayar la importancia de las oraciones por los difuntos, el Pontífice afirma que las "oraciones de intercesión y de súplica que la Iglesia no cesa de dirigir a Dios tienen un gran valor. El Señor siempre se conmueve por las súplicas de sus hijos, porque es Dios de vivos. La Iglesia cree que las almas del purgatorio "son ayudadas por la intercesión de los fieles, y sobre todo, por el sacrificio propiciatorio del altar", así como "por la caridad y otras obras de piedad".

En razón a ello, el Papa a los católicos "a rezar con fervor por los difuntos, por sus familias y por todos nuestros hermanos y hermanas que han fallecido, para que reciban la remisión de las penas debidas a sus pecados y escuchen la llamada del Señor".


Cultura y negocio del terror

Una cultura de consumo que propicia y aprovecha las oportunidades para hacer negocios, sin importar cómo. Hollywood ha contribuido a la difusión del Halloween con una serie de películas en las cuales la violencia gráfica y los asesinatos crean en el espectador un estado morboso de angustia y ansiedad. Estas películas son vistas por adultos y niños, creando en estos últimos miedo y una idea errónea de la realidad. El Halloween hoy es, sobre todo, un gran negocio. Máscaras, disfraces, dulces, maquillaje y demás artículos necesarios son un motor más que suficiente para que algunos empresarios fomenten el "consumo del terror". Se busca además favorecer la imitación de las costumbres norteamericanas por considerarse que esto está bien porque este país tiene chapa de "superior".


Pensándolo desde la fe

Una propuesta de temas para considerar detenidamente nuestra fe católica y la actitud que debemos tomar ante el halloween.

Ante todos estos elementos que componen hoy el Halloween, vale la pena reflexionar y hacerse las siguientes preguntas:

¿Es que, con tal que se diviertan, podemos aceptar que los niños al visitar las casas de los vecinos, exijan dulces a cambio de no hacerles un daño (estropear muros, romper huevos en las puertas, etc.)? Respecto de la conducta de los demás se puede leer el criterio de Nuestro Señor Jesucristo en Lc 6,31.

¿Qué experiencia (moral o religiosa) queda en el niño que para "divertirse" ha usado disfraces de diablos, brujas, muertos, monstruos, vampiros y demás personajes relacionados principalmente con el mal y el ocultismo, sobre todo cuando la televisión y el cine identifican estos disfraces con personajes contrarios a la sana moral, a la fe y a los valores del Evangelio.? Veamos qué dice Nuestro Señor Jesucristo del mal y lo malo en Mt. 7,17. Mt. 6,13. La Palabra de Dios nos habla de esto también en 1ª Pe. 3, 8-12.

¿Cómo podemos justificar como padres de una familia cristiana que nuestros hijos, el día de Halloween hagan daño a las propiedades ajenas? ¿No seríamos totalmente incongruentes con la educación que hemos venido proponiendo en la cual se debe respetar a los demás y que las travesuras o maldades no son buenas? ¿No sería esto aceptar que, por lo menos, una vez al año se puede hacer el mal al prójimo? ¡Qué nos enseña Nuestro Señor Jesucristo sobre el prójimo? Leamos Mt. 22, 37-40

Con los disfraces y la identificación que existe con los personajes del cine ... ¿no estamos promoviendo en la conciencia de los pequeños que el mal y el demonio son solo fantasías, un mundo irreal que nada tiene que ver con nuestras vidas y que por lo tanto no nos afectan? La Palabra de Dios afirma la existencia del diablo, del enemigo de Dios en St. 4,7 1ª Pe 5,18 Ef. 6,11 Lc. 4,2 Lc. 25, 41

¿Qué experiencia religiosa o moral queda después de la fiesta del halloween?

¿No es Halloween otra forma de relativismo religioso con la cual vamos permitiendo que nuestra fe y nuestra vida cristianas se vean debilitadas?

Si aceptamos todas estas ideas y las tomamos a la ligera en "aras de la diversión de los niños" ¿Qué diremos a los jóvenes (a quienes durante su infancia les permitimos jugar al Halloween) cuando acudan a los brujos, hechiceros, médiums, y los que leen las cartas y todas esas actividades contrarias a lo que nos enseña la Biblia?

Es que nosotros, como cristianos, mensajeros de la paz, el amor, la justicia, portadores de la luz para el mundo ¿podemos identificarnos con una actividad en donde todos sus elementos hablan de temor, injusticia, miedo y oscuridad? Sobre el tema de la paz podemos leer Fil. 4,9 Gál. 5,22. Ver qué dice Jesús sobre esto en Mt. 5,14 Jn. 8,12

Si somos sinceros con nosotros mismos y buscamos ser fieles a los valores de la Iglesia Católica, llegaremos a la conclusión de que el halloween no tiene nada que ver con nuestro recuerdo cristiano de los Fieles Difuntos, y que todas sus connotaciones son nocivas y contrarias a los principios elementales de nuestra fe.


Sugerencias para los padres de familia

¿Cómo darle a los hijos una enseñanza auténtica de la fe católica en estas fechas? ¿Cómo hacer que se diviertan con un propósito verdaderamente católico y cristiano? ¿Qué podemos enseñarles a los niños sobre esta fiesta?

Ante la realidad que inunda nuestro medio y que es promovida sin medida por el consumismo nos preguntamos ¿qué hacer? ¿Taparnos los ojos para no ver la realidad? ¿Buscar buenas excusas para justificar su presencia y no darle mayor importancia a este "juego"? ¿Debemos prohibirles a nuestros hijos participar en el halloween mientras que sus vecinos y amigos se "divierten"? ¿Serían capaces los niños de entender todos los peligros que corren y por qué de nuestra negativa a participar en esto?

La respuesta no es sencilla, sin embargo creemos que sí hay algunas cosas que podemos hacer:

Lo primero es organizar una catequesis con los niños en los días anteriores al halloween, con el objeto de enseñarles el por qué de la festividad católica de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, haciéndoles ver la importancia de celebrar nuestros Santos, como modelos de la fe, como verdaderos seguidores de Cristo.

En las catequesis y actividades previas a estas fechas, es buena idea que nuestros hijos inviten a sus amigos, para que se atenúe el impacto de rechazo social y sus compañeros entiendan por qué no participan de la misma forma que todo el mundo.

Debemos explicarles de manera sencilla y clara, pero firme, lo negativo que hay en el Halloween y la manera en que se festeja. Es necesario explicarles que Dios quiere que seamos buenos y que no nos identifiquemos ni con las brujas ni con los monstruos, pues nosotros somos hijos de Dios.

Proponemos a los padres de familia una opción para sus hijos, pues seguramente los niños querrán salir con sus amigos en la noche del Halloween: Los niños pueden disfrazarse de ángeles y preparar pequeñas bolsas con dulces, regalos o tarjetitas con mensajes y pasar de casa en casa, y en lugar de hacer el "obsequio o truco" o de pedir dulces, regalarlos a los hogares que visiten y que expliquen que entregan dulces porque la Iglesia Católica tendrá muy pronto una fiesta muy importante en la que se celebra a todos aquellos que fueron como nosotros deberíamos ser: los Santos.

Aunque este cambio no será sencillo para los niños, es necesario vivir congruentemente con nuestra fe, y no permitir que los más pequeños tomen como algo natural la connotación negativa del halloween. Con valor y sentido cristiano, los católicos podemos dar a estas fechas, el significado que tienen en el marco de nuestra fe.


Ideas creativas de cómo dar a los niños una enseñanza positiva en estas fechas


Chilenos cambian "Halloween" por fiesta positiva

SANTIAGO, 28 Oct. 03 (ACI).-Con el fin de cambiar los contenidos de muerte y terror promovidos en la fiesta de Halloween, numerosas instituciones y familias chilenas están impulsando una campaña para establecer el 31 de octubre como la "Fiesta de la Primavera", en donde los principales disfraces son de ángeles, santos y princesas, en vez de los terroríficos modelos de la celebración de origen celta y popularizado por Estados Unidos.

Algunos colegios, organizaciones comerciales y hasta supermercados de la capital se han sumado a la campaña. "Hay un público consumidor que está de acuerdo con el formato del festejo, pero otro que está mirando qué pasa y buscando tener algo para que sus hijos participen. Entonces vimos una masa que necesitaba tener una nueva fiesta y lanzamos otros productos", explicó el gerente de ventas de Arcor-Dos en Uno, Jorge Borselli.

Dicha empresa estrenó el año pasado la línea de caramelos "Hadas y magos"; junto con la empresa de golosinas Ambrosoli, que incorporó también esta temp! orada su línea "Magic" asociada a la bondad, la sabiduría y la valentía.

Asimismo, diversas compañías de disfraces están modificando su oferta para atender los requerimientos de esta nueva celebración. La socia de Duende Azul -con locales en la zona oriente y centro de Santiago-, Belén Aleu, afirmó que "la demanda ha ido cambiando en los últimos diez años. Antes pedían solo cosas de terror. Ahora llevan trajes de princesas, ángeles, cenicientas o damas antiguas".

Por otro lado, los supermercados de la capital se están sumando a este "Halloween blanco" cambiando su decoración para la festividad. "Ahora es una fiesta a la chilena, ya no sólo con la connotación de fiesta de brujas", explicó el gerente de marketing de Jumbo, Francisco Guzmán.


Fiesta de Todos los Santos

"Los invitamos a participar de una alegre celebración 31 de Octubre del 2003".

· Hace ya dos años, una simple presentación como esta, distribuida por mail, inició un cambio radical en nuestra sociedad: rescatar el sentido original de la víspera de Todos los Santos.

· Esta iniciativa tuvo una gran acogida, adultos, jóvenes y niños celebramos esta fiesta en forma positiva, entretenida, sana y alegre y más acorde con nuestras costumbres y valores.

· Cada año somos más, por eso los invitamos a sumarse a esta iniciativa.

· En este año de consolidación queremos llegar a todos los rincones, celebrando masivamente "La Fiesta de Todos los Santos".

Estrategia

· Más que combatir la forma en que hoy se celebra "Halloween", que nada tiene que ver con nuestras costumbres y valores; queremos retomar el sentido original de esta fecha y celebrar la "Fiesta de Todos los Santos".

· Mantendremos los elementos buenos y positivos; celebrar, disfrazarse y compartir, pero proponemos cambiar los negativos:

- muerte y oscuridad, ....por vida,

- terror y miedo, .....por alegría,

- violencia, .....por paz y amor,

- amedrentamiento y chantaje, ......por respeto y entrega.

· Proponemos una celebración amplia a la cuál todos se sumen alegremente independiente de su cercanía con la religión.

· De esta manera formaremos valores positivos en los niños ya que aprenderán a dar parte de sí para lograr sus objetivos, a respetar y no amedrentar y que por sobre todo deben prevalecer la vida, el amor, la paz y la alegría.

Planteamiento

Celebraremos la fiesta de "Todos los Santos".

Los niños y jóvenes saldrán a la calle a compartir con sus vecinos en un sano ambiente de amistad.

Los niños:

· Se disfrazarán de algo positivo como payaso, flor, santo, princesa, animalito, etc..

· Saldrán a las calles acompañados de algún adulto o joven responsable, a pedir dulces.

· Sólo tocarán el timbre en las casas que tengan globos o cintas de color blanco en sus puertas o rejas, aceptando así participar en esta celebración. Al resto sencillamente no se les molestará.

· Para recibir los dulces los niños deberán entregar algo a cambio.

· A lo que entreguen le llamaremos "gracia" y puede ser un dibujo, una poesía, una oración, una flor, un santito, una tarjeta o algo hecho por ellos en su clase de Religión o de Arte.

Los jóvenes:

· Acompañarán a los niños en esta celebración siendo modelo y ejemplo para ellos, es decir celebrando en forma positiva para sembrar paz, amor y alegría.

· Si quieren organizar alguna fiesta o celebración los invitamos a hacer "Fiestas Blancas" donde todos se vistan de ese color y lo pasen muy bien en un ambiente positivo y alegre.

¿Qué les pedimos?

· Distribuyan esta presentación a todas las personas que puedan.

· Que comenten esta iniciativa con su familia, amigos y conocidos.

· Que la hagan llegar a las empresas que estén interesadas en esta fiesta, a los medios de comunicación y a quienes puedan apoyarla.

· Propongan en Colegios, Jardines Infantiles e Iglesias, que la fiesta se aborde de manera positiva y constructiva.

· Apoyen y acompañen a sus hijos en esta celebración, así estaremos educándolos en los valores que esta fiesta nos invita a celebrar.

SI TODOS EMPUJAMOS ESTA IDEA, CADA DÍA SEREMOS MÁS LOS QUE CELEBRAREMOS CON ALEGRÍA "LA FIESTA DE TODOS LOS SANTOS".

Más información en el sitio: www.todoslossantos.cl


El Episcopado francés ilustra las fiestas de Todos los Santos y de los Difuntos

PARÍS, 28 octubre 2003 (ZENIT.org) .- En medio de las campañas publicitarias de promoción de la fiesta de Halloween, la Conferencia Episcopal de Francia ha publicado un comunicado para explicar el sentido de las fiestas de Todos los Santos y del día de los Difuntos.

«A lo largo del año, la Iglesia católica celebra a los santos que ha canonizado oficialmente y que presenta como modelos y testigos ejemplares de la fe», recuerda el texto.

Con la fiesta del 1 de noviembre, día de Todos los Santos, la Iglesia desea «honrar a los santos "anónimos" --mucho más numerosos-- que con frecuencia han vivido en la discreción al servicio de Dios y de sus contemporáneos».

En este sentido, aclara el documento, es la fiesta de «todos los bautizados, pues cada uno está llamado por Dios a la santidad». Constituye, por tanto, una invitación a «experimentar la alegría de aquellos que han puesto a Cristo en el centro de su vida».

El 2 de noviembre, día de oración por los difuntos, explican los prelados franceses, propone una práctica que comenzó con los primeros cristianos.

La idea de convocar una jornada especial de oración por los difuntos, continuación de Todos los Santos, surgió antes del siglo X, siguen explicando.

«El 1 de noviembre, los católicos celebran en la alegría la fiesta de Todos los Santos; al día siguiente, rezan de manera más general por todos los que han muerto», afirman.

De este modo, la Iglesia quiere dar a entender que «la muerte es una realidad que se puede y que hay que asumir, pues constituye el paso en el seguimiento de Cristo resucitado».

Esto explica las flores con que en estos días se adornan las tumbas, «signo de vida y de esperanza», concluyen los prelados.


"Holywins" una propuesta creativa de la Diócesis de París

En la cruzada de ser creativos para el 31 de octubre, víspera del Día de todos los Santos,

www.holywins.org cuenta cómo se organizan en la Diócesis de París !

La iniciativa, bautizada con el nombre de «Holy wins» («la santidad gana») --juego de palabras contrapuesto a Halloween-- ha sido lanzada por la arquidiócesis de París.

En el 2002, varios centenares de jovenes en la misión en las calles de París, más de 8000 personas al concierto del Place St-Sulpice, con una amplia cubierta en los medios.

para el 2003: Con el éxito de la primera edición, la gente joven va otra vez por las calles el 31 de octubre. ¿Su motivación? " atestigüe su esperanza y a su fe en la Resurrección".

(...) En una sociedad que tiende a eludir la cuestión de la muerte, la fiesta de Halloween tiene el mérito de interrogarnos sobre este tema, pero sólo hace referencia a los rituales morbosos y macabros. Por este motivo los jóvenes de de París quieren aprovechar el éxito de Halloween para testimoniar su fe y la esperanza cristiana ante la muerte en la vigilia de la fiesta de Todos los Santos (1 de noviembre) y de los Difuntos, de los que se hace memoria al día siguiente.

"Halloween" es moda supersticiosa y frívola, precisa Arzobispo de La Plata


El Arzobispo de la Plata, Mons. Héctor Rubén Aguer, explicó que la fiesta pagana de "Halloween" es "ajena a la tradición cristiana" y se ha convertido en una "moda supersticiosa y hueca que se va imponiendo con inconsciente frivolidad".

En un comentario titulado "Halloween una fiesta extraña", el Prelado precisó que esta celebración se remonta al nuevo año celta en el que se festejaba el retorno de los espíritus de los muertos a sus casas y cuestionó: "¿Tendrán conciencia quienes adoptan esta moda de que, en el fondo, festejan a la muerte, al diablo y al infierno?"

"Seguramente no quieren hacerlo; incurren entonces en una frivolidad vacía, sin sentido, inmotivada", prosiguió el Arzobispo y manifestó luego que "es probable que la mayoría de los que adoptan esta observancia ignoren qué es lo que están haciendo, y por qué lo hacen".

Asimismo, el Prelado recordó que dicha celebración se mezcla con festividades cristianas cuyo sentido es totalmente contrario al de Halloween. "El 1º de noviembre se celebra litúrgicamente una verdad fundamental de nuestra fe, la que profesamos al decir ‘creo en la comunión de los santos’. El 2 de noviembre corresponde la visita al cementerio como gesto religioso y profundamente humano, inspirado por la esperanza en la resurrección".

"Nada más alejado de la moda supersticiosa y hueca que se va imponiendo con inconsciente frivolidad", apuntó.

Finalmente, Mons. Aguer señaló que "una nueva vivencia de las verdades cristianas que se conmemoran en estos días puede ser fuente de nuevas expresiones culturales, que sean expresión y respuesta a las inquietudes reales del hombre de hoy".

El Papa dice "No" al evolucionismo radical


En un claro no al evolucionismo radical, el Papa Benedicto XVI se dirigió esta mañana a los miembros de la Pontificia Academia para las Ciencias y precisó que Dios es el fundamento de toda la creación.

En sus palabras pronunciadas en la Sala Clementina del Vaticano ante los miembros de este dicasterio que inician hoy su Asamblea Plenaria sobre el tema "Mirada científica a la evolución del Universo y la Vida", el Santo Padre, sin embargo, dejó en claro que el principio de la creación no se opone a la idea de una evolución no absoluta.

"En este contexto –continuó el Pontífice– los asuntos ligados a la relación entre la lectura que las ciencias hacen del mundo y la lectura ofrecida por la Revelación Cristiana emergen naturalmente. Mis predecesores, el Papa Pío XII y el Papa Juan Pablo II notaron que no existe oposición entre el entendimiento de la fe de la creación y la evidencia de las ciencias empíricas".

Benedicto XVI precisó además que "la filosofía en sus inicios había propuesto imágenes para explicar el origen del cosmos sobre la base de uno o más elementos del mundo material. Esta génesis no era vista como una creación, sino como una mutación o transformación; e incluía una especie de interpretación horizontal del origen del mundo".

"Un avance decisivo –prosiguió– en el entendimiento del origen del cosmos fue la consideración del ser y la preocupación de la metafísica con la pregunta más básica sobre el primer origen trascendente del ser". "Para desarrollar y evolucionar, el mundo necesitaba primero ser, es decir salir de la nada hacia el ser. Tenía que estar creado: en otras palabras, por el primer Ser que es tal por esencia", añadió.

El Santo Padre explicó además que "afirmar que la fundación del cosmos y su desarrollo está en la sabiduría providente del Creador no significa decir que la creación solo tiene que ver con el inicio de la historia del mundo y la vida. En vez de eso implica que el Creador funda estos desarrollos y los mantiene, los hace evolucionar y los sostiene continuamente".

Tras recordar cómo Santo Tomás de Aquino afirmaba que la "creación no es un movimiento ni una mutación" sino "la relación fundacional y continua que une a la criatura con su Creador porque Él es la causa de todo ser y en lo que se convierta", el Pontífice comentó que el Cristianismo ha permitido en las personas la posibilidad de acercarse a un libro, "imagen querida por muchos científicos".

"Galileo vio la naturaleza como un libro cuyo autor es Dios en la misma forma en que las Escrituras tienen a Dios como su autor. Es un libro cuya historia, cuya evolución, cuya 'escritura' y significado, 'leemos' de acuerdo a las diferentes aproximaciones de las ciencias, mientras presuponemos todo el tiempo la presencia fundacional del autor que ha querido revelarse a sí mismo en ella".

"Esta imagen –dijo luego el Papa– también nos ayuda a entender que el mundo, lejos de originarse del caos, parece un libro ordenado; es un cosmos. Pese a los elementos de lo irracional, caótico y destructivo en los largos procesos de cambio en el cosmos, éste sigue siendo 'legible'. Tiene una 'matemática' interior. La mente humana puede entonces comprometerse en una 'cosmografía' estudiando los fenómenos mensurables y también en una 'cosmología' discerniendo la lógica visible interior del cosmos".

Es probable, prosiguió, que "al principio no podamos ver la armonía del todo y las relaciones entre sus partes individuales, de su relación al todo. Sin embargo, siempre hay un amplio rango de eventos inteligibles, y el proceso racional revela un orden de correspondencias evidentes y finalidades innegables: en el mundo inorgánico, entre la microestructura y la macroestructura, entre la estructura y la función, entre el conocimiento de la verdad y la aspiración a la libertad".

Benedicto XVI precisó además que "las preguntas experimentales y filosóficas gradualmente descubren estos órdenes, los perciben trabajando para mantenerse siendo, defendiéndose a sí mismo ante los desbalances y los obstáculos que los superan. Y gracias a las ciencias naturales hemos incrementado nuestro entendimiento del lugar único que tiene la humanidad en el cosmos".

El Santo Padre dijo además que "la distinción entre un simple ser viviente y un ser espiritual que es capaz de Dios, señala la existencia de un alma inteligente que tiene un fin trascendente. Por ello el Magisterio de la Iglesia constantemente ha afirmado que 'toda alma espiritual es creada inmediatamente por Dios –no es 'producida' por sus padres – y es además inmortal'. Esto apunta a la distinción de la antropología e invita a la exploración de la misma por parte del pensamiento moderno".

Finalmente, el Papa recordó las palabras que Juan Pablo II dirigiera a los participantes de este dicasterio en noviembre de 2003: "la verdad científica, que es en sí misma una participación de la Verdad divina, puede ayudar a la filosofía y la teología a entender cada vez más plenamente a la persona humana y la Revelación de Dios sobre el hombre, una Revelación que es completada y perfeccionada en Jesucristo. Por este importante enriquecimiento mutuo en la búsqueda de la verdad y el beneficio de la humanidad, estoy, con toda la Iglesia, profundamente agradecido".

Evangelio del domingo 2 de noviembre de 2008


Mt 25,31-46
Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso.
Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a su izquierda.
Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: 'Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver'.
Los justos le responderán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?'.
Y el Rey les responderá: 'Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo'.
Luego dirá a los de su izquierda: 'Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron'.
Estos, a su vez, le preguntarán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?'.
Y él les responderá: 'Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo'.
Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna".

Benedicto XVI: nuevos movimientos, carismas valiosos para la Iglesia


Los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades que han florecido después del Concilio Vaticano II constituyen un don singular del Señor y una respuesta valiosa para la vida de la Iglesia. Lo ha observado Benedicto XVI, al recibir a los obispos y participantes de distintas realidades internacionales del movimiento de Renovación Carismática en el mundo.

Los movimientos y las nuevas comunidades son como irrupciones del Espíritu Santo en la Iglesia y en la sociedad contemporánea. Precisamente porque asistimos a un florecimiento prometedor de movimientos y comunidades eclesiales, es importante que los pastores ejerciten ante ellos un discernimiento prudente y sabio. Deseo de corazón, dijo el Papa, que se intensifique el diálogo entre pastores y movimientos eclesiales a todos los niveles: en las parroquias, diócesis y con la Sede Apostólica, también considerando los procedimientos para los reconocimientos que se requieren.

jueves, 30 de octubre de 2008

"Cumbre" católico-musulmana en el Vaticano del 4 al 6 de noviembre


El primer encuentro del Forum católico-islámico surgido de la carta abierta "A Common Word" ("Una Palabra en Común") dirigida hace un año al Papa Benedicto XVI por 138 líderes musulmanes se realizará en Roma del 4 al 6 de noviembre y tendrá como tema precisamente pronunciar la primera "palabra en común", informaron fuentes de la Santa Sede.

El tema general del encuentro es "Amor a Dios, amor al prójimo"; pero con dos importantes anexos propuestos por la Santa Sede: el de los fundamentos teológicos y espirituales y la dignidad humana y el respeto recíproco.

Según informa el vaticanista Sandro Magister, del semanario L’Espresso, la agenda "se fijó el pasado mes de marzo por dos delegaciones reunidas en Roma". La delegación islámica estuvo compuesta por Abd al-Hakim Murad Winter, profesor en Cambridge (Inglaterra), Aref Ali Nayed, libio, también docente en Cambridge y miembro del Inter-Faith Program de esta universidad, Ibrahim Kalin, turco, profesor en la Georgetown University de Washington (Estados Unidos), Sohail Nakhooda, jordano, director de "Islamica Magazine", y el italiano Yahya Sergio Yahe Pallavicini.

La delegación católica estuvo representada por el Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, por dos miembros de la curia romana expertos en la materia –Pier Luigi Celata e Khaled Akasheh– y por dos islamólogos: el P. Miguel Ángel Ayuso Guixot, Presidente del Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos, (PISAI), y el jesuita alemán Christian W. Troll, Profesor de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Según Magister, el Cardenal Jean-Pierre Ricard, Arzobispo de Burdeos (Francia), ha lanzado "una idea muy querida por el Papa Benedicto XVI: la necesidad de que los musulmanes afronten un camino semejante a aquel que ha llevado en los últimos siglos a la Iglesia Católica a acoger las verdaderas conquistas del Iluminismo, los derechos del hombre y especialmente la libertad de la fe y de su ejercicio".

"La libertad religiosa –sostiene el Cardenal Ricard– comporta el respeto de la libertad de conciencia: la posibilidad de adherirse libremente a una religión o de abandonarla. Sé que esto es un problema sensible para un buen número de musulmanes. Pero yo creo que una plena integración en la sociedad europea implica esta libertad, así como es necesario que el principio de libertad religiosa tenga un valor recíproco, es decir, que sea válido tanto en Europa como en los países musulmanes".

El forum católico-islámico incluirá al P. Troll, por la parte católica y –por la parte islámica– a los profesores Abd al-Hakim Murad Winter y Aref Ali Nayed, ambos miembros del Inter-Faith Program de Cambridge.

La sesión final del 6 de noviembre será pública y los participantes serán recibidos por el Papa Benedicto XVI.

El futuro sacerdote debe tener madurez psicológica y equilibrio afectivo

La Santa Sede publica un documento con orientaciones para formadores y obispos

La Sagrada Congregación para la Educación Católica ha hecho público hoy el documento “Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio”, presentado en rueda de prensa por el prefecto, cardenal Zenon Grocholewsky, y por el secretario, monseñor Jean-Louis Bruguès.

El texto resalta la importancia de que los obispos y formadores puedan orientar a los aspirantes en una sólida madurez psicológica y afectiva, así como en una rica vida espiritual que les permitan afrontar las exigencias propias de la vocación al sacerdocio, especialmente en lo que tiene que ver con el tema del celibato.

El documento asegura que quien siente la vocación cristiana al sacerdocio, además de estar llamado a vivir las virtudes morales y teologales, debe tener un “sólido equilibrio humano y psíquico, particularmente en el plano afectivo, de forma que permitan al sujeto estar predispuesto de manera adecuada a una donación de sí verdaderamente libre en la relación con los fieles, según la vida celibataria”.

Señala también las cualidades que deben caracterizar a todo sacerdote: “el sentido positivo y estable de la propia identidad viril y la capacidad de relacionarse en forma madura con otras personas o grupos de personas; un sólido sentido de pertenencia, fundamento de la futura comunión con el presbiterio y de una responsable colaboración con el ministerio del Obispo”.

Según el documento, el candidato podrá tener una correcta comprensión del significado de su vocación si esta se cultiva en un “clima de fe, oración, de meditación de la Palabra de Dios, del estudio de la teología y de la vida comunitaria”.

También advierte que quienes aspiran entrar al Seminario reflejan en mayor o menor medida los males de la sociedad actual como el materialismo, la inestabilidad familiar, el relativismo moral, una visión errada de la sexualidad y una influencia negativa de parte de los medios de comunicación.

El papel de los formadores

El documento recalca que la persona que se encarga de la formación de seminaristas debe ser “un buen conocedor de la persona humana, sus ritmos de crecimiento, sus potencialidades y debilidades y de su modo de vivir la relación con Dios”.

Asegura que es necesario que se conozca prudentemente la historia del candidato, pero que este no debe ser el único criterio decisivo sino que es necesario que el formador mire a “la persona en su globalidad y en su progreso de desarrollo” para así evitar que se cometan errores en el discernimiento, muchas veces frecuentes en la preparación para los candidatos a la vida sacerdotal.

Indica también que es deber de los formadores conocer con precisión “la personalidad, las potencialidades, las disposiciones y la diversidad de los probables tipos de heridas, valorando su naturaleza e intensidad”. Y advierte las tendencias de algunos de candidatos a “minimizar o negar las propias debilidades, temiendo a la posibilidad de no ser entendidos y, por este motivo, no ser aceptados”.

Ayuda de la psicologia

La publicación asegura en los casos excepcionales que presenten particulares dificultades, el recurso al psicólogo puede “ayudar al candidato en la superación de aquellas heridas en vista siempre a una cada vez más estable y profunda o interiorización del estilo de vida de Jesús, Buen Pastor, Cabeza y Esposo de la Iglesia”.

Para ello recomienda la realización de tests o entrevistas con el "previo, explícito, informado y libre consentimiento del candidato" y a su vez pide evitar “el uso de técnicas psicológicas y psicoterapéutas especializadas por parte de los formadores”.

Los psicólogos que realicen este tipo de trabajos, deben por su parte tener una “sólida madurez humana y espiritual” así como una “concepción cristiana sobre la persona humana, la sexualidad, la vocación al sacerdocio y al celibato”.

El documento deja claro que el candidato debe hacer una libre elección sobre el psicólogo que le sea de su mayor agrado. Y aclara que “la dirección espiritual no puede quedar en ningún modo sustituida por formas de análisis o de ayuda psicológica” y que la vida espiritual “por sí misma favorece un crecimiento en las virtudes humanas , si no existen bloqueos de naturaleza psicológica”.

Dos sacerdotes Jesuitas asesinados en Moscú

Los padres Otto Messmer y Víctor Betancourt, de origen ecuatoriano
El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, deploró el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en Moscú. Se trata del ruso Otto Messmer, de 47 años de edad; y del ecuatoriano Víctor Betancourt, de 42 años de edad; quienes fueron encontrados muertos ayer en su departamento perteneciente a la Compañía de Jesús en el centro de Moscú.

Según informa Radio Vaticano, el P. Lombardi, también jesuita, señala en una nota de prensa que "las investigaciones de la policía están en curso" y que "el asesinato violento parece haber sido perpetrado con objetos contundentes".

La nota explica además que "la agresión contra el padre Betancourt se perpetró, verosímilmente, a finales de la semana pasada" y que "en efecto el domingo, este sacerdote no había ido a celebrar la Misa, como hacía de costumbre. Y pensaron que estaba enfermo. Mientras que el padre Messmer, que se encontraba en Alemania, regresó a Moscú el pasado lunes. Al parecer fue asesinado a su regreso. Un hermano jesuita que vivía en otra comunidad y estaba preocupado por el silencio de estos dos sacerdotes fue la casa donde residían, el martes 28 de octubre, encontró los cuerpos sin vida y avisó a la policía".

En esta nota de prensa el Director de la Sala de Prensa indicó también que "el Padre General de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, ha invitado a todos los jesuitas a la oración, al consuelo y a la solidaridad para con los hermanos de la región rusa, tan probada en este momento y ha manifestado su cercanía y la de toda la Compañía a los familiares de las víctimas".

Por su parte, un comunicado de la Conferencia de Obispos Católicos de Rusia y de la Arquidiócesis de la Madre de Dios (Moscú) señala que "la Iglesia Católica en Rusia ha sufrido una grave pérdida" con "estos dos pastores celosos muy amados por los fieles. La Iglesia ruega a Dios misericordioso para que acoja las almas de los sacerdotes asesinados –Víctor y Otto– en la morada de los justos y done a ambos el Reino de los cielos. Asimismo, La Iglesia reza por aquellos que han cometido este terrible crimen, para que el Señor les conceda la gracia del arrepentimiento".

El comunicado precisa que "el asesinato de una persona es un pecado grave, horrible y quien lo comete debe recibir el justo castigo" y resalta que "la Iglesia espera que los órganos de la justicia rusa estén en condiciones de descubrir a los criminales y que el tribunal y la sociedad pronuncien un juicio jurídico y moral objetivo en relación con estos delitos".

Asimismo informa que hoy a las 6:00 p.m. (hora local) "en la catedral de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios, en Moscú, el Arzobispo Paolo Pezzi celebrará una Misa de sufragio por los dos sacerdotes asesinados".

miércoles, 29 de octubre de 2008

La fe, secreto que hizo del Papa Bueno un hombre de paz; explica Benedicto XVI


La fe en Cristo y en la Iglesia fue el secreto que hizo del beato Juan XXIII una figura mundial de paz, ha constatado Benedicto XVI al celebrar los 50 años de la elección del Papa Bueno.

El Papa Joseph Ratzinger dirigió un discurso en la noche de este martes a los peregrinos que se reunieron en la Basílica de San Pedro del Vaticano para recordar esa fecha con una celebración eucarística presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado.

La hora escogida fue la misma en la que medio siglo antes de un día como ése el entonces patriarca de Venecia, el cardenal Angelo Giuseppe Roncalli (1881-1963) era elegido como sucesor de Pedro.

En el templo más grande del catolicismo se encontraban reunidos miles de fieles procedentes de Bérgamo, y en particular de la localidad de Sotto il Monte, en la que nació aquel pontífice.

Recordando la "gran alegría" (gaudium magnum) que vivió la Iglesia al ver en el balcón de la Basílica de San Pedro al nuevo Papa, su sucesor reconoció que "fue un preludio y una profecía de la experiencia de paternidad, que Dios nos habría ofrecido abundantemente a través de las palabras, los gestos y el servicio eclesial del Papa Bueno".

"La gracia de Dios preparaba una estación comprometedora y prometedora para la Iglesia y para la sociedad, y encontró en la docilidad al Espíritu Santo, que caracterizó toda la vida de Juan XXIII, el buen terreno para hacer germinar la concordia, la esperanza, la unidad y la paz, para el bien de toda la humanidad".

Según explicó, "el papa Juan presentó la fe en Cristo y la pertenencia a la Iglesia, madre y maestra, como garantía de fecundo testimonio cristiano en el mundo".

De este modo, recordó, "en las fuertes contraposiciones de su tiempo, el Papa fue un hombre y pastor de paz, que supo abrir en Oriente y en Occidente inesperados horizontes de fraternidad entre los cristianos y de diálogo con todos".

El Papa recordó una famosa audiencia de Juan XXIII en su primera Navidad como pontífice (1958) en la que el beato preguntó a quienes le escuchaban cuál era sentido de aquel encuentro. El mismo Juan XXIII respondió: 'El Papa ha puesto sus ojos en los vuestros y su corazón junto a vuestro'".

"Pido al Papa Juan que nos permita experimentar la cercanía de su mirada y de su corazón para sentirnos verdaderamente familia de Dios", concluyó Benedicto XVI.

Un pastor santo

En la homilía de la celebración eucarística, el cardenal Bertone también meditó en la fe del cardenal Juan XXIII, secreto de su santidad.

Para ello citó dos pasajes de los escritos del Papa Roncalli cuando decía: "mi confusión me provoca sentimientos de humildad y abandono en las manos del Señor. Él ha hecho verdaderamente todo, y lo ha hecho sin mi, que nunca hubiera podido imaginar o aspirar a tanto. No deseo, no pienso en otra cosa que en vivir y morir para las almas que se me han encomendado", escribía el Papa Roncalli.

Y el cardenal Bertone concluyó citando otro escrito del pontífice en el que añadía: "en los pocos años que me quedan quiero ser un santo pastor en la plenitud del término. Mi día debe desarrollarse siempre en oración; la oración es mi respiración".

La Cruz manifiesta el Amor infinito de Dios por los hombres, recuerda el Papa


En la Audiencia General de hoy celebrada en la Plaza de San Pedro ante unas 20 mil personas, el Papa Benedicto XVI continuó con las catequesis sobre San Pablo y destacó que en la Cruz de Cristo se manifiesta el amor infinito de Dios por los hombres, y cómo a ese amor deben entregarse los cristianos para encontrar la verdadera sabiduría.

El Santo Padre explicó que luego de su encuentro con el Señor en Damasco, la existencia de San Pablo "quedó marcada por el significado central de la Cruz: entendió que Cristo había muerto y resucitado por todos y por sí mismo. En la Cruz se había manifestado el amor gratuito y misericordia de Dios".

"Para San Pablo, la Cruz tiene un lugar principal en la historia de la humanidad y es el punto central de su teología, porque decir Cruz quiere decir salvación como gracia para todas las criaturas. El tema de la Cruz de Cristo se convierte en un elemento esencial y primario de la predicación del Apóstol", continuó.

Seguidamente señaló que el "escándalo y necedad" de la Cruz, a la que se refiere San Pablo, están precisamente "en el hecho de que donde parece reinar sólo el fracaso, el dolor y la derrota, es donde se manifiesta todo el poder del Amor infinito de Dios".

"Si para los judíos, el motivo del rechazo de la Cruz se halla en la Revelación, es decir la fidelidad al Dios de los Padres; para los griegos, es decir los paganos, el criterio de juicio para oponerse a la Cruz es la razón. Para estos últimos, la Cruz es muerte, necedad, literalmente insipiencia, o sea, un alimento sin sal. ¡Era claramente inconcebible creer que un Dios pudiese terminar en una Cruz! Hoy vemos cómo esta lógica griega es también la lógica común de nuestro tiempo".

El Papa cuestionó luego: "¿Por qué San Pablo hizo precisamente de la palabra de la Cruz el punto fundamental de su predicación? La respuesta no es difícil: la Cruz revela 'la potencia de Dios', que es diversa del poder humano; revela su amor".

Para el Apóstol de Gentes, prosiguió el Pontífice, "Cristo crucificado es sabiduría, porque manifiesta realmente quién es Dios, es decir, potencia de amor que llega hasta la Cruz para salvar al hombre. Dios se sirve de modos e instrumentos que a los seres humanos –de entrada– parecen solo debilidad. El Crucificado desvela, por una parte, la debilidad del ser humano, y por otra, la verdadera potencia de Dios, es decir, la gratuidad del amor: precisamente esta total gratuidad del amor es la verdadera sabiduría".

El Santo Padre señaló que en la segunda carta a los Corintios, Pablo expresa "en dos afirmaciones fundamentales una admirable síntesis de la teología de la Cruz: por una parte, Cristo, a quien Dios ha tratado como pecado en favor nuestro, murió por todos; por otra parte, Dios nos ha reconciliado consigo, sin imputarnos nuestras culpas. De este 'ministerio de reconciliación' es rescatada toda esclavitud".
"San Pablo renunció a su propia vida entregándose totalmente por el ministerio de la reconciliación, de la Cruz, que es salvación para todos nosotros. Esto es lo que tenemos que saber hacer también nosotros: Podemos encontrar nuestra fuerza precisamente en la humildad del amor y nuestra sabiduría en la debilidad de renunciar para entrar de esta manera en la fuerza de Dios".

"Tenemos que formar nuestra vida sobre esta verdadera sabiduría: no vivir para nosotros mismos, sino vivir en la fe en aquel Dios del que todos podemos decir: 'Me amó y se entregó por mí'", concluyó.

martes, 28 de octubre de 2008

Invitación para el Sábado 1 de noviembre con los Heraldos del Evangelio


HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA VER DETALLES
Como practicar la devoción de los Primeros Sábados
En la tercera aparición, en Fátima, el 13 de julio de 1917, la Santísima Virgen anunció que vendría a pedir la comunión reparadora de los primeros sábados. Más tarde, el 10 de diciembre de 1925, cuando la Hermana Lucía ya estaba en la Casa de las Doroteas, en Pontevedra, España, Nuestra Señora se le apareció nuevamente. A su lado se veía el Niño Jesús, sobre una nube luminosa:
"Mira hija mía -le dijo la Virgen María- mi corazón cercado de espinas que los hombres ingratos a todo momento me clavan con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, consuélame, y anuncia que todos aquellos que durante cinco meses consecutivos, el primer sábado,
* se confiesen
* reciban la Sagrada Comunión
* recen un rosario y
* me hagan compañía durante quince minutos meditando los misterios del Santo Rosario con el fin de desagraviarme
Yo prometo asistirlos en la hora de la muerte con todas las gracias necesarias para la salvación de esas almas".

La Confesión
El 15 de febrero de 1926, se le apareció nuevamente el Niño Jesús. Le preguntó si ya había difundido la devoción a su Santísima Madre. La Hermana Lucía le habló de la dificultad que algunas almas tenían de confesarse los sábados, y pidió para ser válida la confesión en un plazo de ocho días.
"Sí, pueden ser muchos más aún, con tal que, cuando me reciban, estén en gracia y que tengan la intención de desagraviar el Inmaculado Corazón de María".

Por qué cinco sábados
Esta pregunta hecha por muchos, también la hizo la Hermana Lucía a Nuestro Señor, que así le respondió:
"Hija Mía, el motivo es simple: son cinco los tipos de ofensas y blasfemias proferidas contra el Inmaculado Corazón de María.
1º Las blasfemias contra la Inmaculada Concepción
2º Contra su virginidad
3º Contra la maternidad divina, rechazando al mismo tiempo, aceptarla como Madre de los hombres
4º Los que procuran públicamente infundir en el corazón de los niños, la indiferencia, el desprecio, y hasta el odio para con esta Inmaculada Madre.
5º Los que la ultrajan directamente en sus sagradas imágenes". (Ver en Memorias y Cartas de la Hermana Lucía, Porto 1973)

L'Osservatore Romano recuerda legado de Juan XXIII a 50 años de su elección


En la nota editorial de L'Osservatore Romano (LOR) escrita por su director, Giovanni Maria Vian, se recuerda la elección de Juan XXIII como Pontífice ocurrida hace exactamente 50 años, el 28 de octubre de 1958; junto al rico legado de este Papa que convocó al Concilio Vaticano II y sentó las bases para la reforma de la Iglesia.

Al iniciar su artículo, Vian destaca que la elección como Papa del entonces Patriarca de Venecia, Cardenal Angelo Giuseppe Roncalli, "fue leída como la de un Papa 'de transición'. La expresión era conocida desde hacía algunos años para definir la candidatura del Purpurado en ambientes diplomáticos que luego se filtrara en la opinión pública haciendo referencia a su edad (tenía 77 años) y destacando al paso previsible a una nueva situación luego de un largo e importante pontificado como el de Pío XII".

El director de LOR recuerda luego que en 1925, con 44 años, fue ordenado obispo y escogió como lema "Obediencia y paz, una expresión que lo acompañaría toda la vida. Fue luego representante pontificio en Bulgaria y luego en Estambul". "Con su nombramiento a la sede de Venecia, llegó con el consistorio de 1953 la creación cardenalicia, que parecía la coronación de un recorrido eclesiástico ya importante", añade.

Vian relata cómo el Papa Roncalli pensó rápidamente siendo Papa, en "convocar a un concilio ecuménico, anunciado en los inicios de 1959 y abierto casi 4 años después de preparación: fue el Vaticano II, que sería luego el principal evento religioso de los novecientos".

"Mientras tanto el Pontífice, que había comentado que quería ser nuevamente 'el pastor de toda la grey', por los gestos y las palabras extraordinariamente populares se convertía en el 'Papa bueno', y conmovió a creyentes y no creyentes con su agonía pública que concluyera el 3 de junio de 1963", prosigue.

Vian comenta luego que "antes incluso de concluir el Concilio, nuevamente reconvocado, Pablo VI dispuso la introducción de la causa de canonización de sus dos predecesores, y en el año 2000 Juan Pablo II proclamó beatos a Pío IX –quien el mismo Papa Roncalli hubiera querido beatificar – y a Juan XXIII".

Finalmente, indica el director de LOR, "habían transcurrido 37 años desde su desaparición, el mismo intervalo entre la muerte y la beatificación de Pío X, otra figura venerada por el 'Papa bueno'. Que con su vida y su servicio pontificio ha mostrado como la tradición católica es una realidad ininterrumpida y abierta al futuro".

Camerún y Angola esperan con entusiasmo la visita de Benedicto XVI


Después del anuncio de Benedicto XVI, durante la Misa conclusiva del Sínodo de los Obispos el pasado domingo, de que el próximo marzo visitará Camerún y Angola, en ambos países africanos está creciendo el entusiasmo y ya han comenzado los preparativos.

"Estamos agradecidos al Santo Padre por haber aceptado la invitación de la Conferencia Episcopal local y del Jefe del Estado a visitar Camerún", declara a la agencia Fides monseñor Eliseo Antonio Ariotti, Nuncio Apostólico en Camerún y Guinea Ecuatorial.

"Ya han comenzado los preparativos para la visita de Su Santidad. En particular la Conferencia Episcopal de Camerún ha puesto en marcha disposiciones para hacer que la visita del Papa sea una ocasión de crecimiento espiritual para el país", añadió, definiendo a la Iglesia en Camerún como "una realidad viva en la que se advierte un fuerte fervor religioso".

La visita de Benedicto XVI, constata el Nuncio, se remite a la de 1995 de Juan Pablo II para presentar la Exhortación Apostólica post-sinodal "Ecclesia in Africa", al término del primer Sínodo para África de 1994.

El Papa ha elegido Camerún para presentar el documento preparatorio del segundo Sínodo para África - que se celebrará en octubre de 2009 - probablemente porque Camerún está en el centro del continente africano y donde se habla tanto inglés como francés. "Por tanto ha parecido una elección lógica para presentar el nuevo documento a todos los obispos africanos", observa el Nuncio.

Monseñor Giovanni Angelo Becciu, Nuncio Apostólico en Luanda, afirma también que la noticia de la visita papal "ha sido acogida con alegría y sorpresa por parte de la comunidad eclesial y de toda la población".

"El País vive ahora con esperanza esta próxima visita", explica, señalando que ésta "marca una etapa en el camino de de reforzamiento de la evangelización y es un aliciente para todos los católicos para redoblar su empeño misionero".

"El Papa además vendrá a bendecir el proceso de consolidación de la paz puesto en marcha en el año 2002, y los progresos económicos registrados en los últimos años, pero cuyos beneficios deben extenderse a toda la población, especialmente a sus estratos más pobres, para promover un desarrollo justo y equilibrado del país", afirma.

La prima visita de este Pontífice a África servirá también para dar esperanza a todo el continente, que lucha contra la guerra, la pobreza y las epidemias.

"Todos los países de África están viviendo un momento difícil -confiesa en Nuncio en Camerún a Radio Vaticano-. Mucha gente quiere abandonar el continente, pero es necesario animar a las poblaciones a dar lo mejor de sí mismas para su propio desarrollo social".

"Creo que Camerún, como país de África central relativamente en paz, que intenta resolver sus propios problemas, puede ser un ejemplo de amor fraterno -añade-. La esperanza es que este amor fraterno, en el que el Papa se ha inspirado, pueda ser -anunciado desde Camerún- un valor que animará a todos los países de África".

Monseñor Becciu ha revelado, en declaraciones a la emisora vaticana, que la visita papal es vista "como un momento para consolidar también el desarrollo socioeconómico" de Angola. "Se espera que la voz del Papa pueda abrir nuevos caminos para un mayor respeto de la justicia social. En todos hay la sensación de que la elección del Santo Padre de venir a Angola ha sido una respuesta a su empeño en hacer salir al país de los periodos oscuros".

"La realidad de la Iglesia hoy en Angola conoce momentos también de dificultad, pero hay un continuo florecer de comunidades nuevas, de vocaciones -constata-, hay un gran fervor y entusiasmo en la gente, en la fidelidad a la Iglesia y al Evangelio. Hay muchas realidades consoladoras y reconfortantes".

Angola, por otro lado, fue el primer país del África subsahariana en ser evangelizado. El primer bautismo se remonta a 1491, un año antes del descubrimiento de América.

Angola tiene una población de más de 16 millones de habitantes. Los católicos son 8.334.000, distribuidos en 18 diócesis con 283 parroquias.

Camerún tiene más de 17 millones de habitantes, los católicos son 4.700.000, distribuidos en 24 diócesis con 808 parroquias.

lunes, 27 de octubre de 2008

El Sínodo presenta 55 proposiciones a Benedicto XVI


Entre las novedades, se pide abrir el lectorado a las mujeres
Las sesiones de trabajo del Sínodo de los Obispos sobre la Palabra de Dios concluyeron a mediodía de este sábado con la aprobación de las 55 proposiciones que ha presentado la asamblea sinodal a Benedicto XVI.

Las proposiciones fueron votadas electrónicamente en esa mañana por los 244 padres presentes sinodales en el aula. Para ser aprobadas cada una de ellas debía recibir al menos dos tercios de los votos. El voto era "placet" (sí) o "non placet" (no).

Todas las proposiciones presentadas fueron aprobadas, confirmando los comentarios que durante la asamblea habían hecho los padres sinodales, según los cuales, éste ha sido quizá el Sínodo de mayor consenso desde que se reintrodujo la institución tras el Concilio Vaticano II.

Las dos primeras proposiciones constituyen la "Introducción". En ellas se pide que el Papa tenga en cuenta estas propuestas, así como los documentos surgidos del Sínodo y su preparación, para redactar el documento que recogerá los resultados de la duodécima asamblea sinodal de obispos de todo el mundo.

Primera parte

La primera parte en que se dividen las proposiciones, "La Palabra de Dios en la fe de la Iglesia" (proposiciones 3 a 13), hace propuestas para que las comunidades católicas comprendan y vivan mejor su relación profunda con la Palabra, Jesucristo, a quien es posible encontrar en la lectura y meditación de las Escrituras.

Subrayan el papel del Espíritu Santo, de la Iglesia y la Tradición, así como su íntima relación con la Eucaristía.

Tres proposiciones presentan la Palabra de Dios como Palabra de reconciliación, Palabra de compromiso a favor de los pobres, y fundamento de ley natural. Estas proposiciones analizan también la relación inseparable entre Antiguo y Nuevo Testamento.

Segunda parte

La segunda parte del documento (proposiciones 14 a 37) afronta el tema de la "La Palabra de Dios en la vida de la Iglesia". Entre otras cosas, se ofrecen ideas concretas para mejorar las homilías, se pide revisar el "Leccionario" --la selección de lecturas bíblicas utilizadas en la liturgia--, se promueve la "Lectio divina" (lectura orante de la Escritura) y se pide abrir el ministerio del lectorado a las mujeres.

En esta parte se aboga también por superar el dualismo entre exegetas y teólogos, así como entre exegetas y pastores, reconociendo a cada uno su labor insustituible.

La proposición número 37 contiene un elemento histórico, pues acoge la contribución que ha hecho el patriarca Bartolomé I de Constantinopla al Sínodo, quien por primera vez ha intervenido ante un Sínodo mundial católico. De este modo, por primera vez, el magisterio de un patriarca ortodoxo podría pasar a formar parte del magisterio ordinario del Papa.

Tercera parte

La tercera parte recoge las proposiciones 38 a 54 sobre "La Palabra de Dios en la misión de la Iglesia". En ella se habla de la Palabra y el arte, de la Palabra y la cultura, así como de la traducción y difusión de la Biblia.

Otros temas afrontados son el de transmisión de la Palabra a través los medios de comunicación social, así como la cuestión de la lectura fundamentalista de la Biblia y el fenómeno de las sectas.

Otros temas del capítulo son el diálogo interreligioso, la promoción de peregrinaciones y estudios en Tierra Santa, "quinto evangelio", el diálogo con los judíos y con los musulmanes, y la relación entre Palabra y custodia de la creación.

Las proposiciones terminan con una proposición, escrita como conclusión, la número 55, dedicada a la Virgen María, modelo de fe del creyente, e invitan a promover la oración del Ángelus y del Rosario, contemplación de la Palabra con los ojos de la Madre de Cristo.

Trabajo agotador

Las proposiciones fueron redactadas, con la ayuda de los relatores de los grupos de trabajo lingüísticos del Sínodo (círculos menores) por el relator general de ese Sínodo, el cardenal Marc Ouellet, P.S.S., arzobispo de Québec (Canadá), y por el secretario especial, monseñor Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo de Kinshasa, presidente de la Conferencia Episcopal de la República Democrática del Congo.

Este equipo de trabajo llegó a pasar toda una noche sin dormir para poder presentar al Sínodo una versión definitiva de las proposiciones capaz de recibir un consenso tan compartido.

Normalmente las proposiciones tienen un carácter secreto, pero Benedicto XVI ha dado disposición a la secretaría del Sínodo para que sean publicadas en una traducción en italiano, "provisional" y "no oficial".

Esta traducción será publicada en las próximas horas en la página web de la edición de ZENIT en italiano. En los próximos días ZENIT ofrecerá una traducción de trabajo al español.