lunes, 30 de agosto de 2010

La biblia, la brújula de los católicos: Mes de la biblia en Colombia

Todas las jurisdicciones eclesiales de Colombia se preparan para vivir un mes iluminado por la palabra de Dios. Gaudium Press dialogó con el director del Departamento de Catequesis y Animación Bíblica de la Pastoral, de la Conferencia Episcopal colombiana 
Bogotá (Lunes, 30-08-2010, Gaudium Press) se Inicia la celebración del mes de la Biblia en Colombia. Durante treinta días los católicos de todas la jurisdicciones eclesiales del país reflexionarán en torno a la Palabra de Dios. Para hablar de tan importante evento Gaudium Press dialogó con el padre Francisco Mejía Montoya, director del Departamento de Catequesis y Animación Bíblica de la Pastoral, de la Conferencia Episcopal de Colombia, (CEC).
Así como en muchas otras ciudades y países católicos del mundo Colombia celebra en septiembre el mes de la Biblia. Este importante evento se lleva a cabo de manera especial en éste mes debido a que se recuerda por estas fechas a San Jerónimo, quien realizó la traducción latina de este libro sagrado.
Padre_Francisco.jpg
P. Francisco Mejia
Para este año 2010, los grupos bíblicos y las diferentes pastorales llevarán a cabo diversas actividades del mes de la biblia, en torno al tema de la vida. "El año pasado vivimos en la CEC, con todos los obispos la LXXXVII Asamblea Plenaria, la cual tuvo como tema la vida. Es así como hemos querido trabajar desde esa asamblea unos materiales: la novena de navidad, la semana bíblica y el mes de la biblia con ese tema. Para este último hemos elegido la cita de Deuteronomio 30, 19 que dice: Elige la vida para que vivan tú y tus descendientes. De este modo la invitación fundamental es renovar nuestro compromiso por la vida, porque cada día se vuelve más frágil en medio de todas las situaciones que se viven en el país.", expresó el padre Francisco.
En este sentido, la CEC ha elaborado una cartilla como instrumento y guía para esta gran celebración, la cual "contiene 15 encuentros con citas del antiguo y del nuevo testamento que hablan todos sobre la vida. Son temas sencillos donde fundamentalmente vamos invitando a cada una de las personas, para que al iniciar el mes de la Biblia hagan una gran entronización de la palabra en su casa, en su parroquia, en su grupo bíblico o en su grupo parroquial, y vamos trabajando estos temas en algunos días del mes", explicó el sacerdote.
"Estos temas nos invitan a que ambientemos el lugar, a que preparemos el lugar con la palabra. ¿Para qué? Para que ella sea centro de esa reunión que vamos a tener. Luego iniciar con una oración, para que sea el Espíritu Santo el que nos derribe tantas resistencias que tenemos, y podamos entrar entonces a esa lectura de la palabra de Dios. Después de manera muy especial se programa el texto, siempre de la Biblia, y luego una reflexión muy sencilla y unas preguntas que le permitan a los participantes interactuar", agregó el presbítero.
La Biblia, 'brújula' de los católicos
La palabra de Dios se configura como alimento espiritual de los católicos. Los mensajes, parábolas y vivencias contenidas en la Biblia nos permiten entender y comprender la gran obra de salvación de Jesucristo.
"Nosotros los cristianos tenemos que tener un único objetivo en nuestra vida de fe y es poner la Biblia en el centro de nuestra vida cristiana para que ella sea una brújula, pero también para que ella sea como la primavera de nuestra vida espiritual, para que ella sea la que nos indique el camino a seguir, pero sobre todo porque como decía San Jerónimo: quien desconoce la escritura desconoce la persona de Jesús", expresó el padre Francisco.
Aprender a orar con la Biblia es fundamental para fortalecer la fe y construir una relación intima con Dios. "A la persona que tú le enseñes a orar con la Palabra es una persona que nunca se suelta de ahí, es una persona que se aferra porque la palabra va teniendo como esa vitalidad, esa fuerza para vincularnos estrechamente con la persona del Señor y para encontrarlo a Él vivo; nosotros no caminamos detrás de un difunto nosotros caminamos detrás del Resucitado que es realmente como el centro de nuestra fe. Ahora, ¿qué motivaciones le podemos dar a la gente? Primero acercar a la gente a la Sagrada Escritura y aprender a orar con ella; después ya cuando aprendamos a orar con ella y a ir conociendo la persona del Señor, pues vamos conociendo la parte más técnica. Esto sería una buena pedagogía. Además saber que en el hogar de nosotros tenemos una biblia pero hay que ir pasando de una Biblia que es familiar a una Biblia personal", añadió el padre Francisco Mejía.
Finalmente, uno de los aspectos más importantes es entender que "yo no me encuentro con un libro sino que me encuentro con una Persona, cuando aprenda a conocer a esa persona y aprenda a amarla, decido profundizar más en esa persona", finalizo el director del Departamento de Catequesis y Animación Bíblica de la Pastoral, de la Conferencia Episcopal de Colombia, CEC.
Gaudium Press / Nathali J. Rátiva M.

sábado, 28 de agosto de 2010

Y su sueño se hizo realidad: Susan Boyle cantará para el Papa

Susan actuará en la misa al descubierto que el Sumo Pontífice oficiará en Glasgow el próximo 16 de septiembre, cantando su versión de ‘I Dreamed A Dream’, del musical 'Los Miserables', además de otras dos canciones
Bogotá (Jueves, 26-VIII-2010, Gaudium Press) No. Su más entrañado sueño no era el ser la cantante de mayor ventas de discos el año pasado, con 6,2 millones de copias vendidas en todo el mundo. Tampoco era que las visualizaciones de sus videos en You Tube superasen las 120 millones, siendo de los más vistos en toda la historia. Tampoco era el cantar a dúo con una de sus grandes modelos, Elaine Page. No. El gran sueño de Susan Boyle, como católica devota y amante de la Virgen que es, era cantarle al Papa. Y este sueño, Dios se lo hizo realidad.
boyle.jpgSusan, una escocesa de 48 años, desempleada, que salto a la fama tras participar del famoso concurso televisivo ‘Britain's Got Talent', actuará en la misa al descubierto que el Sumo Pontífice oficiará en Glasgow el próximo 16 de septiembre, cantando su versión de ‘I Dreamed A Dream', del musical 'Los Miserables', además de otras dos canciones.
"Poder cantar para el Papa es un gran honor y algo con lo que siempre he soñado. Es indescriptible. Siempre he querido cantar para Su Santidad y no puedo expresar con palabras mi felicidad por el hecho de que este deseo se haya convertido finalmente en realidad", declaró Boyle al Daily Record en días pasados.
"La visita del Papa es un acontecimiento muy grande para los católicos escoceses. Mi fe es la columna vertebral de mi vida. Yo rezo el Rosario todos los días y me siento muy cercana a mi religión", afirmó Susan, quien siempre fue muy próxima a la Iglesia. Ella cantaba en el coro de su parroquia y trabajó muchos años en su voluntariado.
En la ceremonia junto a Benedicto XVI, tendrá presente a todo momento el recuerdo de su también devota madre, Bridget: "Sé que no estará allí físicamente, pero ella estuvo en Bellahouston Park en 1982 (durante la visita del Papa Juan Pablo II) y sé que volverá a estar allí espiritualmente, que estará con todos nosotros". Junto a Susan estará un coro integrado por 800 personas.
cardinal3.jpg
Cardenal Keith O´Brien
Tras la participación de Susan Boyle en la eucaristía estuvo el arzobispo de Edimburgo y presidente de la Conferencia Episcopal Escocesa, Cardenal Keith O´Brien, quien también está muy alegre con la participación de la cantante en el acto litúrgico. «Creo que es maravilloso que tenga esta oportunidad, que es algo que ocurre una vez en la vida. Como su obispo, me siento enormemente orgulloso de ella», expresó el purpurado.
Gaudium Press / S. C.

viernes, 27 de agosto de 2010

Santa Mónica

Hoy celebramos a Santa Mónica, que con su testimonio logró convertir a su marido, a su suegra y a su hijo, San Agustín, quién también, es un gran santo de la Iglesia.

Santa Mónica fue una mujer con una gran fe y nos entregó un testimonio de fidelidad y confianza en Dios, por lo que alcanzó la santidad cumpliendo con su vocación de esposa y madre.

Un poco de historia

Mónica, la madre de San Agustín, nació en Tagaste (África del Norte) a unos 100 km de la ciudad de Cartago en el año 332.

Formación

Sus padres encomendaron la formación de sus hijas a una mujer muy religiosa y estricta en disciplina. Ella no las dejaba tomar bebidas entre horas (aunque aquellas tierras son de clima muy caliente ) pues les decía : "Ahora cada vez que tengan sed van a tomar bebidas para calmarla. Y después que sean mayores y tengan las llaves de la pieza donde esta el vino, tomarán licor y esto les hará mucho daño." Mónica le obedeció los primeros años pero, después ya mayor, empezó a ir a escondidas al depósito y cada vez que tenía sed tomaba un vaso de vino. Más sucedió que un día regañó fuertemente a un obrero y éste por defenderse le gritó ¡Borracha ! Esto le impresionó profundamente y nunca lo olvidó en toda su vida, y se propuso no volver a tomar jamás bebidas alcohólicas. Pocos meses después fue bautizada ( en ese tiempo bautizaban a la gente ya entrada en años) y desde su bautismo su conversión fue admirable.

Su esposo

Ella deseaba dedicarse a la vida de oración y de soledad pero sus padres dispusieron que tenía que esposarse con un hombre llamado Patricio. Este era un buen trabajador, pero de genio terrible, además mujeriego, jugador y pagano, que no tenía gusto alguno por lo espiritual. La hizo sufrir muchísimo y por treinta años ella tuvo que aguantar sus estallidos de ira ya que gritaba por el menor disgusto, pero éste jamás se atrevió a levantar su mano contra ella. Tuvieron tres hijos : dos varones y una mujer. Los dos menores fueron su alegría y consuelo, pero el mayor Agustín, la hizo sufrir por varias décadas.

La fórmula para evitar discusiones.
En aquella región del norte de Africa donde las personas eran sumamente agresivas, las demás esposas le preguntaban a Mónica porqué su esposo era uno de los hombres de peor genio en toda la ciudad, pero que nunca la golpeaba, y en cambio los esposos de ellas las golpeaban sin compasión. Mónica les respondió : "Es que, cuando mi esposo está de mal genio, yo me esfuerzo por estar de buen genio. Cuando él grita, yo me callo. Y como para pelear se necesitan dos y yo no acepto entrar en pelea, pues....no peleamos".

Viuda, y con un hijo rebelde
Patricio no era católico, y aunque criticaba el mucho rezar de su esposa y su generosidad tan grande hacia los pobres, nunca se opuso a que dedicará de su tiempo a estos buenos oficios.y Quizás, el ejemplo de vida de su esposa logro su conversión. Mónica rezaba y ofrecía sacrificios por su esposo y al fin alcanzó de Dios la gracia de que en el año de 371 Patricio se hiciera bautizar, y que lo mismo hiciera su suegra, mujer terriblemente colérica que por meterse demasiado en el hogar de su nuera le había amargado grandemente la vida a la pobre Mónica. Un año después de su bautizo, Patricio murió, dejando a la pobre viuda con el problema de su hijo mayor.

El muchacho difícil

Patricio y Mónica se habían dado cuenta de que Agustín era extraordinariamente inteligente, y por eso decidieron enviarle a la capital del estado, a Cartago, a estudiar filosofía, literatura y oratoria. Pero a Patricio, en aquella época, solo le interesaba que Agustín sobresaliera en los estudios, fuera reconocido y celebrado socialmente y sobresaliese en los ejercicios físicos. Nada le importaba la vida espiritual o la falta de ella de su hijo y Agustín, ni corto ni perezoso, fue alejándose cada vez más de la fe y cayendo en mayores y peores pecados y errores.

Una madre con carácter

Cuando murió su padre, Agustín tenía 17 años y empezaron a llegarle a Mónica noticias cada vez más preocupantes del comportamiento de su hijo. En una enfermedad, ante el temor a la muerte, se hizo instruir acerca de la religión y propuso hacerse católico, pero al ser sanado de la enfermedad abandonó su propósito de hacerlo. Adoptó las creencias y prácticas de una la secta Maniquea, que afirmaban que el mundo no lo había hecho Dios, sino el diablo. Y Mónica, que era bondadosa pero no cobarde, ni débil de carácter, al volver su hijo de vacaciones y escucharle argumentar alsedades contra la verdadera religión, lo echó sin más de la casa y cerró las puertas, porque bajo su techo no albergaba a enemigos de Dios.

La visión esperanzadora

Sucedió que en esos días Mónica tuvo un sueño en el que se vio en un bosque llorando por la pérdida espiritual de su hijo, Se le acercó un personaje muy resplandeciente y le dijoÑ "tu hijo volverá contigo", y enseguida vio a Agustín junto a ella. Le narró a su hijo el sueño y él le dijo lleno de orgullo, que eso significaba que ello significaba que se iba a volver maniquea, como él. A eso ella respondió: "En el sueño no me dijeron, la madre irá a donde el hijo, sino el hijo volverá a la madre". Su respuesta tan hábil impresionó mucho a su hijo Agustín, quien más tarde consideró la visión como una inspiración del cielo. Esto sucedió en el año 437. Aún faltaban 9 años para que Agustín se convirtiera.

La célebre respuesta de un Obispo

En cierta ocasión Mónica contó a un Obispo que llevaba años y años rezando, ofreciendo sacrificios y haciendo rezar a sacerdotes y amigos por la conversión de Agustín. El obispo le respondió: "Esté tranquila, es imposible que se pierda el hijo de tantas lágrimas". Esta admirable respuesta y lo que oyó decir en el sueño, le daban consuelo y llenaban de esperanza, a pesar de que Agustín no daba la más mínima señal de arrepentimiento.

El hijo se fuga, y la madre va trás de él

A los 29 años, Agustín decide irse a Roma a dar clases. Ya era todo un maestro. Mónica se decide a seguirle para intentar alejarlo de las malas influencias pero Agustín al llegar al puerto de embarque, su hijo por medio de un engaño se embarca sin ella y se va a Roma sin ella. Pero Mónica, no dejándose derrotar tan fácilmente toma otro barco y va tras de él.

Un personaje influyente
En Milán; Mónica conoce al santo más famoso de la época en Italia, el célebre San Ambrosio, Arzobispo de la ciudad. En él encontró un verdadero padre, lleno de bondad y sabiduría que le impartió sabios. Además de Mónica, San Ambrosio también tuvo un gran impacto sobre Agustín, a quien atrajo inicialmente por su gran conocimiento y poderosa personalidad. Poco a poco comenzó a operarse un cambio notable en Agustín, escuchaba con gran atención y respeto a San Ambrosio, desarrolló por él un profundo cariño y abrió finalmente su mente y corazón a las verdades de la fe católica.

La conversión tan esperada
En el año 387, ocurrió la conversión de Agustín, se hizo instruir en la religión y en la fiesta de Pascua de Resurrección de ese año se hizo bautizar.

Puede morir tranquila

Agustín, ya convertido, dispuso volver con su madre y su hermano, a su tierra, en África, y se fueron al puerto de Ostia a esperar el barco. Pero Mónica ya había conseguido todo lo que anhelaba es esta vida, que era ver la conversión de su hijo. Ya podía morir tranquila. Y sucedió que estando ahí en una casa junto al mar, mientras madre e hijo admiraban el cielo estrellado y platicaban sobre las alegrías venideras cuando llegaran al cielo, Mónica exclamó entusiasmada: " ¿Y a mí que más me amarra a la tierra? Ya he obtenido de Dios mi gran deseo, el verte cristiano." Poco después le invadió una fiebre, que en pocos días se agravó y le ocasionaron la muerte. Murió a los 55 años de edad del año 387.

A lo largo de los siglos, miles han encomendado a Santa Mónica a sus familiares más queridos y han conseguido conversiones admirables.

En algunas pituras, está vestida con traje de monja, ya que por costumbre así se vestían en aquél tiempo las mujeres que se dedicaban a la vida espiritual, despreciando adornos y vestimentas vanidosas. También la vemos con un bastón de caminante, por sus muchos viajes tras del hijo de sus lágrimas. Otros la han pintado con un libro en la mano, para rememorar el momento por ella tan deseado, la conversión definitiva de su hijo, cuando por inspiración divina abrió y leyó al azar una página de la Biblia.

Oración

Santa Mónica, te pedimos en este día que nos ayudes a vivir nuestra vocación cerca de Dios, confiando siempre en que la oración constante y sencilla es un instrumento eficaz para transformar los corazones de quienes nos rodean.
Amén.

jueves, 26 de agosto de 2010

La Madre Teresa fue un "regalo inestimable", afirma el Papa en el centenario de la beata

Ciudad del Vaticano (Jueves, 26-08-2010, Gaudium Press) "La Madre Teresa ejemplificó al mundo las palabras de San Juan: 'Amados, Si Dios nos ama tanto, nosotros también debemos amarnos unos a otros' " - destacó el Papa Benedicto XVI en su mensaje sobre el centenario de nacimiento de la beata fundadora de la Congregación de las Misioneras de la Caridad.
view.jpgLa Santa Sede publicó hoy la carta íntegra del Santo Padre a la Hermana Prema, actual superiora general de las Misioneras de la Caridad. En el mensaje, el Pontífice se refiere a Madre Teresa como un "regalo inestimable" para el mundo y alienta a las Hermanas Misioneras a "buscar constantemente la espiritualidad y el ejemplo de Madre Teresa y, en sus pasos", a "ver y servir a los pobres, los enfermos, los solitarios y abandonados".
"Estoy confiado de que este año será para la Iglesia y el mundo una ocasión de alegre gratitud a Dios por el inestimable regalo que la Madre Teresa fue en vida, y continúa siendo a través del afectuoso e incansable trabajo de ustedes, sus hijas espirituales", escribió el Papa.
La celebración del centenario de nacimiento de la Madre Teresa es ocasión de diferentes homenajes, como exposiciones, muestras, películas, vigilias, y en varios lugares del mundo: en diversos países europeos, como su nativa Albania, además de Italia, Alemania, Francia y Polonia, y también en los Estados Unidos, India, México y Filipinas.

Vida y Obra

La beata nació Agnes Gonxha Bojaxhiu, el día 26 de agosto de 1910, en Skpje, hoy república de Macedonia. Todavía niña, quedó impresionada con el trabajo realizado por los jesuitas en Bengala y decidió que partiría a la India para hacer lo mismo.
A los 18 años, salió de casa y entró a la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de Loreto, que trabajaba en Calcuta. Pasó un tiempo en Irlanda aprendiendo inglés y fue a Calcuta en 1929.
Emitió sus votos en 1931, cambiando su nombre de bautismo (que en su lengua materna significaba "botón de rosa") a Teresa, en homenaje a Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las misiones.
En un viaje en tren por la India en 1946, país que en aquella época, además de miseria, vivía una intensa ola de enfrentamientos entre hindúes y musulmanes, tuvo la seguridad de su vocación y de que vivía como religiosa.
Decidió entonces substituir su hábito por un tradicional sári indio, de algodón, blanco, con detalles azules. Adoptó la ciudadanía india y fue a actuar en la periferia de Calcuta. Fue en 1950 cuando fundó la Congregación de las Misioneras de la Caridad.

Congregación de las Misioneras de la Caridad

Después de 60 años de su creación, la Congregación posee, solo en Calcuta, 19 obras, además de 5 mil religiosas esparcidas por 130 países.
La primera obra creada por Madre Teresa fue el "Nirmal Hriday" - Casa para los moribundos. Desde su fundación ya pasaron por el lugar 50 mil personas recogidas de las calles. La mitad murió no sin antes recibir amor y afecto. Los salvados fueron ayudados a encontrar trabajo o entonces enviados a obras donde hasta hoy pueden vivir con alegría.
Creó la Shishu Bavan, casa para niños. Este orfanato, pleno de acogida y esperanza, llevó a muchos de sus abrigados a tornarse ciudadanos actuantes.
view 2.jpg
Tumba de la Madre Teresa
Abrió sus obras a los alcohólicos, los presos por las drogas, los sero-positivos, los sin techo e indigentes.
La Madre Teresa se hizo conocida por su abnegado trabajo a mediados de la década del 50, cuando medios de comunicación indios comenzaron a dar destaque a su trabajo en la región degradada de Mothijhil, próximo al convento donde vivió cuando era hermana de la Congregación de Loreto.
En 1979, cuando recibió el Nobel de la Paz, creó con el premio un leprosario. Además, pidió que el dinero que sería gastado en la cena de premiación fuese usado para comprar comida para los más pobres, alimentando a 15 mil personas.
Madre Teresa falleció el día 5 de setiembre de 1997 y fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 19 de octubre de 2003. Fue el más rápido proceso de beatificación de la historia moderna. Ahora, está siendo esperado el segundo milagro que la conduciría a la canonización.

martes, 24 de agosto de 2010

Editora Vaticana presenta primer volumen de la colección de las obras completas de Benedicto XVI

Ciudad del Vaticano (Martes, 24-08-2010, Gaudium Press) El director de la Librería Editora Vaticana (LEV), el profesor Mons. Giuseppe Costa, presentó este domingo, en un encuentro realizado en la ciudad de Rimini, Italia, la "Teología de la Liturgia", el primer volumen de la colección de las obras completas del Papa Benedicto XVI.

En la ocasión, según informó la Radio Vaticana, el prelado dijo que este es el primero de 16 volúmenes que forman la Opera Omnia; reunión completa de toda la obra teológica del Santo Padre, en la cual también habrán textos inéditos del Pontífice.

Mons. Giuseppe es, además, el responsable de la traducción alemana de toda la Opera Omnia. Él afirmó que aceptó tal tarea con alegría y compromiso. "Un regalo implica una responsabilidad: aquella de acertarlo, de no descuidarlo, de entender su valor y darse cuenta de su alcance en el tiempo" añadió.

Por último, el director de la Librería Editora Vaticana dio algunos elogios a la obra de Benedicto XVI, asegurando que los libros del Pontífice "son una inmensa riqueza, un don que es nuestro deber y nuestra responsabilidad divulgar".

Con información de la Ansa, la Radio Vaticana y L?Osservatore Romano.

lunes, 23 de agosto de 2010

Médico de Juan Pablo II y Benedicto XVI: No entiendo mi vida sin servir a la Iglesia


ROMA, 23 Ago. 10 (ACI).-El Dr. Patrizio Polisca es, desde el 15 de junio de 2009, el médico personal del Papa Benedicto XVI. Sin embargo su historia al servicio del Sucesor de San Pedro se remonta a 1986, cuando le solicitaron estar de guardia en Castel Gandolfo para asistir a Juan Pablo II. El también nuevo Director de los Servicios de Sanidad del Vaticano relata anécdotas, hechos y dichos de su trabajo con ambos pontífices, y explica que no entiende su vida sin este servicio a la Iglesia que considera el plan de Dios para él.

En la entrevista concedida a L'Osservatore Romano, el sucesor del Dr. Renato Buzzonetti quien fue durante muchos años el "arquiatra" o médico papal, relata cómo durante el tiempo que estuvo al servicio de una congregación de religiosas en Roma, una de las superioras, la madre Caridad, le decía con mucha insistencia y sin darle más explicaciones que debía ir al Vaticano "porque se convertiría en el médico del Papa", algo que no comprendía entonces y que ahora atesora.

Las palabras de la ahora anciana religiosa retirada en Barcelona le sonaron muy fuerte cuando conoció a Juan Pablo II a la edad de 34 años en Castel Gandolfo, como su médico de guardia: "Recuerdo que el Pontífice me miró un poco sorprendido y dijo: '¿Tan joven?'. En ese momento me di cuenta de lo que estaba pasando. Estaba delante del Papa. Y estaba allí para él si había necesidad de un médico. Tal vez era muy joven para una responsabilidad tan grande. Pero el rostro de Karol Wojtyla, que sonrió después de esas palabras, me alivió".

"Fue entonces que me volvieron a la mente las palabras de la Madre Caridad: una sensación inolvidable, que incluso hoy me emociona", dijo luego. "Las sentí como una ocasión de crecimiento profesional, madurada en un sentido más agradable, o al menos más cercano a mi sensibilidad cristiana: mi vida profesional siempre ha estado en torno al trabajo realizado con sentido cristiano".

El médico relata luego que no fue sino hasta 1994 que hizo parte oficialmente del servicio de sanidad del Vaticano lo que "me llenaba de alegría y de un nuevo entusiasmo" y cuenta la experiencia de haber acompañado al Papa peregrino a Cuba en 1998, invitación que aceptó "con entusiasmo pero –debo confesarlo– con algo de temor".

De ese primer viaje, relató, "recuerdo con gusto todo momento, casi cada rostro con el que me crucé, los ojos rojos de Fidel Castro, la mirada decidida y serena de Juan Pablo II y su magnetismo ejercido en las multitudes, que me impresionó muchísimo. Más tarde, viviendo las mismas emociones con su sucesor, he entendido que eran estas experiencias junto al Papa las que lograron atraparme".

Seguidamente cuenta que entre los muchos otros recuerdos que tiene junto al Pontífice polaco está "la inolvidable Misa celebrada en el Cenáculo, durante el viaje del año 2000 a Tierra Santa" así como un incidente que lo asustó mucho por un dolor muy agudo del Papa Wojtyla en la Nunciatura Apostólica en Bratislava, pero que afortunadamente no pasó a mayores y se pudo solucionar rápidamente.

Con Benedicto XVI
El Dr. Polisca cuenta luego la importante responsabilidad que le encargó el Dr. Buzzonetti de cuidar a los cardenales que eligieron al Papa Benedicto XVI en abril de 2005. Fue, dice, "una experiencia personal muy importante para mi vida. Sobre todo interiormente: comprendí mi sentido de la pertenencia a la Iglesia de Cristo, tomé conciencia de lo que significa servir al Papa y, a través de él, a la Iglesia".

El ahora médico de Joseph Ratzinger cuenta que fue uno de los primeros laicos en saludarlo luego de su elección a la Sede de Pedro aquel año y relata que la primera vez que lo encontró, en 1990, hablaron de San Buenaventura, algo de lo que no se acordaba. "El Pontífice recordaba perfectamente lo que en aquella ocasión hablamos (…) Me quedé estupefacto, incapaz de cualquier reacción. Estaba realmente sorprendido y no pude decir nada, tal vez esbocé una de esas sonrisas que le salen a uno cuando no sabe qué decir".

Luego de comentar que no deja de formarse y por eso sigue en el Policlínico universitario de Tor Vergata y sigue estudiando, el Dr. Patrizio Polisca define la relación que existe entre el Santo Padre y su médico.

"Puedo decir que no puedo pensar en mi vida sin la responsabilidad en relación con el Papa y la Iglesia. La vivo con una gran alegría, la comparto con mi familia. El resto es un sueño hecho realidad: ejercitar la profesión médica y tener la posibilidad de hacerlo en una dimensión que es la mía desde siempre: la cristiana, al máximo de su expresión terrena".

Polisca, quien también preside la comisión médica que decide si las curaciones son milagrosas o no en la Congregación para las Causas de los Santos, termina la entrevista comentando que como Director del Servicio de Sanidad del Vaticano, tiene por delante "una importante misión que cumplir" en medio de un ambiente en donde conoce a todos y que busca realizarla cada vez mejor.

domingo, 22 de agosto de 2010

Renovación anual de la Consagración a Jesús por las manos de María

Año con año en la festividad de la Asunción de Nuestra Señora a los cielos, los cooperadores de los Heraldos del Evangelio, realizan la renovación de la Consagración a Jesús por las manos de María, además de reafirmar sus compromisos.
La ceremonia fue realizada en la capilla en la sede de los Heraldos durante la celebración de la Santa Misa, celebrada por el P. Dionisio Oramas.

jueves, 19 de agosto de 2010

Santa Sede divulga programación del viaje de Benedicto XVI al Reino Unido

Ciudad del Vaticano (Jueves, 19-08-2010, Gaudium Press) Fue anunciada ayer por la Sala de Prensa de la Santa Sede la programación del viaje que el Papa Benedicto XVI hará al Reino Unido, entre los próximos días 16 y 19 de setiembre. El Pontífice, que irá al país por causa, principalmente, de la beatificación del Cardenal John Henry Newman, visitará dos ciudades inglesas y dos escocesas durante su estadía.
view.jpg
En Hyde Park, el Papa celebrará la
vigilia por la beatificación del Card. Newman
El primer lugar por donde pasará Benedicto XVI, apenas llegue al Reino Unido, será Edimburgo, Escocia. Más específicamente el Palacio Real de Horyroodhouse, lugar en el cual el Pontífice se encontrará con la Reina Elizabeth II y después hablará a las autoridades. En este mismo día, por la tarde, el Santo Padre viajará a Glasgow, también en Escocia, donde celebrará una misa en Bellahouston Park.
En la noche del 16 de setiembre, el Pontífice llegará a Londres -donde estará hasta el 19 de setiembre- y ya el día siguiente, por la mañana, tendrá un encuentro con el mundo de la educación católica y, posteriormente, con líderes de otras religiones, en la Universidad St. Mary de Twickenham. En la tarde, el Papa Benedicto XVI irá hasta el barrio londinense de Lambeth donde hará una visita de cortesía al arzobispo de Canterbury y primado de la Comunión Anglicana, Rowan Williams.
Después de la visita al arzobispo anglicano, el Santo Padre se dirigirá al Palacio de Westminster, donde hablará a figuras importantes de la sociedad británica. Terminado el discurso, el Pontífice seguirá para la abadía de Westminster, local donde realizará una celebración ecuménica.
view 2.jpg
En el Palacio de Westminster el Papa se reunirá con
personalidades inglesas

sábado, 14 de agosto de 2010

San Maximiliano Kolbe


"No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos" (Jn 15, 13).

Maximiliano María Kolbe nació en Polonia el 8 de enero de 1894 en la ciudad de Zdunska Wola, que en ese entonces se hallaba ocupada por Rusia. Fue bautizado con el nombre de Raimundo en la iglesia parroquial.

A los 13 años ingresó en el Seminario de los padres franciscanos en la ciudad polaca de Lvov, la cual a su vez estaba ocupada por Austria. Fue en el seminario donde adoptó el nombre de Maximiliano. Finaliza sus estudios en Roma y en 1918 es ordenado sacerdote.

Devoto de la Inmaculada Concepción, pensaba que la Iglesia debía ser militante en su colaboración con la Gracia divina para el avance de la fe católica. Movido por esta devoción y convicción, funda en 1917 un movimiento llamado "La Milicia de la Inmaculada" cuyos miembros se consagrarían a la bienaventurada Virgen María y tendrían el objetivo de luchar mediante todos los medios moralmente válidos, por la construcción del Reino de Dios en todo el mundo. En palabras del propio San Maximiliano, el movimiento tendría: "una visión global de la vida católica bajo una nueva forma, que consiste en la unión con la Inmaculada."

Verdadero apóstol moderno, inicia la publicación de la revista mensual "Caballero de la Inmaculada", orientada a promover el conocimiento, el amor y el servicio a la Virgen María en la tarea de convertir almas para Cristo. Con una tirada de 500 ejemplares en 1922, en 1939 alcanzaría cerca del millón de ejemplares.

En 1929 funda la primera "Ciudad de la Inmaculada" en el convento franciscano de Niepokalanów a 40 kilómetros de Varsovia, que con el paso del tiempo se convertiría en una ciudad consagrada a la Virgen y, en palabras de San Maximiliano, dedicada a "conquistar todo el mundo, todas las almas, para Cristo, para la Inmaculada, usando todos los medios lícitos, todos los descubrimientos tecnológicos, especialmente en el ámbito de las comunicaciones."

En 1931, después de que el Papa solicitara misioneros, se ofrece como voluntario y viaja a Japón en donde funda una nueva ciudad de la Inmaculada ("Mugenzai No Sono") y publica la revista "Caballero de la Inmaculada" en japonés ("Seibo No Kishi").

En 1936 regresa a Polonia como director espiritual de Niepokalanów, y tres años más tarde, en plena Guerra Mundial, es apresado junto con otros frailes y enviado a campos de concentración en Alemania y Polonia. Es liberado poco tiempo después, precisamente el día consagrado a la Inmaculada Concepción. Es hecho prisionero nuevamente en febrero de 1941 y enviado a la prisión de Pawiak, para ser después transferido al campo de concentración de Auschwitz, en donde a pesar de las terribles condiciones de vida prosiguió su ministerio.

En Auschwitz, el régimen nazi buscaba despojar a los prisioneros de toda huella de personalidad tratándolos de manera inhumana e inpersonal, como un simple número: a San Maximiliano le asignaron el 16670. A pesar de todo, durante su estancia en el campo nunca le abandonaron su generosidad y su preocupación por los demás, así como su deseo de mantener la dignidad de sus compañeros.

La noche del 3 de agosto de 1941, un prisionero de la misma sección a la que estaba asignado San Maximiliano escapa; en represalia, el comandante del campo ordena escoger a diez prisioneros al hazar para ser ejecutados. Entre los hombres escogidos estaba el sargento Franciszek Gajowniczek, polaco como San Maximiliano, casado y con hijos.

San Maximiliano, que no se encontraba entre los diez prisioneros escogidos, se ofrece a morir en su lugar. El comandante del campo acepta el cambio, y San Maximiliano es condenado a morir de hambre junto con los otros nueve prisioneros. Diez días después de su condena y al encontrarlo todavía vivo, los nazis le administran una inyección letal el 14 de agosto de 1941.

Es así como San Maximiliano María Kolbe, en medio de la más terrible adversidad, dio testimonio y ejemplo de dignidad. En 1973 Pablo VI lo beatifica y en 1982 Juan Pablo II lo canoniza como Mártir de la Caridad. Juan Pablo II comenta la influencia que tuvo San Maximiliano en su vocación sacerdotal: "Surge aquí otra singular e importante dimensión de mi vocación. Los años de la ocupación alemana en Occidente y de la soviética en Oriente supusieron un enorme número de detenciones y deportaciones de sacerdotes polacos hacia los campos de concentración. Sólo en Dachau fueron internados casi tres mil. Hubo otros campos, como por ejemplo el de Auschwitz, donde ofreció la vida por Cristo el primer sacerdote canonizado después de la guerra, San Maximiliano María Kolbe, el franciscano de Niepokalanów." (Don y Misterio).

San Maximiliano nos legó su concepción de la Iglesia militante y en febril actividad para la construcción del Reino de Dios. Actualmente siguen vivas obras inspiradas por él, tales como: los institutos religiosos de los frailes franciscanos de la Inmaculada, las hermanas franciscanas de la Inmaculada, así como otros movimientos consagrados a la Inmaculada Concepción. Pero sobretodo, San Maximiliano nos legó un maravilloso ejemplo de amor por Dios y por los demás.

Con motivo de los veinte años de la canonización del padre Maximiliano Kolbe (10 de octubre de 1982), los Frailes Menores Conventuales de Polonia abrieron el archivo de Niepokalanow (Ciudad de la Inmaculada, a 50 kilómetros de Varsovia), construido por el mismo mártir de Auschwitz. Entre los manuscritos del santo, destaca la última carta que escribió y que acaba con besos a su madre. Una carta que refleja una ternura que no aparecía en otros escritos, y que hace pensar que el sacrificio con el que ofreció la vida voluntariamente en sustitución de un condenado a muerte fue algo que maduró a lo largo de su vida. Este es el texto del escrito: «Querida madre, hacia finales de mayo llegué junto con un convoy ferroviario al campo de concentración de Auschwitz. En cuanto a mí, todo va bien, querida madre. Puedes estar tranquila por mí y por mi salud, porque el buen Dios está en todas partes y piensa con gran amor en todos y en todo. Será mejor que no me escribas antes de que yo te mande otra carta porque no sé cuánto tiempo estaré aquí. Con cordiales saludos y besos, Raimundo Kolbe».

Juan Pablo II, un año después de su elección, en Auschwitz, dijo: «Maximiliano Kobe hizo como Jesús, no sufrió la muerte sino que donó la vida». La expresión remite a unas palabras escritas por el padre Kolbe unas semanas antes de que los nazis invadieran Polonia (1 de septiembre de 1939): «Sufrir, trabajar y morir como caballeros, no con una muerte normal sino, por ejemplo, con una bala en la cabeza, sellando nuestro amor a la Inmaculada, derramando como auténtico caballero la propia sangre hasta la última gota, para apresurar la conquista del mundo entero para Ella. No conozco nada más sublime».

viernes, 13 de agosto de 2010

Benedicto XVI concederá indulgencia plenaria para quien participe de la romería de la patrona de Cuba

Foto por Clarous Maximos.jpgEl anuncio fue hecho ayer por el Episcopado cubano. Para recibir la indulgencia, los fieles deberán participar con devoción de algunas celebraciones y de los ejercicios de piedad que se realizarán ante la imagen de Nuestra Señora peregrina









Ciudad del Vaticano (Viernes, 13-08-2010, Gaudium Press) El Episcopado cubano anunció ayer a la Radio Vaticana que el Papa Benedicto XVI concederá la indulgencia plenaria a los fieles cubanos que participen de la peregrinación de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.
Los obispos cubanos resaltaron al órgano de comunicación de la Santa Sede, que para que los fieles reciban la indulgencia papal, ellos tendrán que respetar algunos requisitos, como la participación devotada en algunas celebraciones previstas para la peregrinación y en los ejercicios de piedad, delante de la imagen de Nuestra Señora peregrina.
La peregrinación de la Virgen de la Caridad comenzó el pasado domingo 8 de agosto en El Cobre, Cuba, y terminará el 10 de diciembre, en la capital del país, La Habana. El evento ocurre en razón del IV centenario del hallazgo de la imagen de la Virgen, y forma parte de las conmemoraciones de esta fecha, que comenzaron en el 2008 y terminará en el 2012.
Cuenta la historia que la imagen de la Virgen fue encontrada en 1612 por tres hombres que estaban pescando en la bahía de Nipe, región este de Cuba. La imagen lleva el nombre de Virgen del Cobre porque reside en el Santuario Nacional localizado en el pequeño pueblo de El Cobre.
La Virgen de la Caridad fue declarada patrona de Cuba el 10 de mayo de 1916 y coronada personalmente por el Papa Juan Pablo II en 1998, cuando el Pontífice visitó la isla.
Indulgencia
La indulgencia es un don y manifiesta la plenitud de la misericordia de Dios, que es expresada, en primer lugar, en el sacramento de la Penitencia y la Reconciliación, como explica el propio Vaticano.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Santa Clara de Asís


Nació en Asís el año 1193.

Fue conciudadana, contemporánea y discípula de San Francisco y quiso seguir el camino de austeridad señalado por él a pesar de la durísima oposición familiar.

Si retrocedemos en la historia, vemos a la puerta de la iglesia de Santa María de los Ángeles (llamada también de la Porciúncula), distante un kilómetro y medio de la ciudad de Asís, a Clara Favarone, joven de dieciocho años, perteneciente a la familia del opulento conde de Sasso Rosso.

En la noche del domingo de ramos, Clara había abandonado su casa, el palacio de sus padres, y estaba allí, en la iglesia de Santa María de los Ángeles. La aguardaban san Francisco y varios sacerdotes, con cirios encendidos, entonando el Veni Creátor Spíritus.

Dentro del templo, Clara cambia su ropa de terciopelo y brocado por el hábito que recibe de las manos de Francisco, que corta sus hermosas trenzas rubias y cubre la cabeza de la joven con un velo negro. A la mañana siguiente, familiares y amigos invaden el templo. Ruegan y amenazan. Piensan que la joven debería regresar a la casa paterna. Grita y se lamenta el padre. La madre llora y exclama: "Está embrujada". Era el 18 de marzo de 1212.

Cuando Francisco de Asís abandonó la casa de su padre, el rico comerciante Bernardone, Clara era una niña de once años. Siguió paso a paso esa vida de renunciamiento y amor al prójimo. Y con esa admiración fue creciendo el deseo de imitarlo.

Clara despertó la vocación de su hermana Inés y, con otras dieciséis jóvenes parientas, se dispuso a fundar una comunidad.

La hija de Favarone, caballero feudal de Asís, daba el ejemplo en todo. Cuidaba a los enfermos en los hospitales; dentro del convento realizaba los más humildes quehaceres. Pedía limosnas, pues esa era una de las normas de la institución. Las monjas debían vivir dependientes de la providencia divina: la limosna y el trabajo.

Corrieron los años. En el estío de 1253, en la iglesia de San Damián de Asís, el papa Inocencio IV la visitó en su lecho de muerte. Unidas las manos, tuvo fuerzas para pedirle su bendición, con la indulgencia plenaria. El Papa contestó, sollozando: "Quiera Dios, hija mía, que no necesite yo más que tú de la misericordia divina".

Lloran las monjas la agonía de Clara. Todo es silencio. Sólo un murmullo brota de los labios de la santa.

- Oh Señor, te alabo, te glorifico, por haberme creado.

Una de las monjas le preguntó:

- ¿Con quién hablas?

Ella contestó recitando el salmo.

- Preciosa es en presencia del Señor la muerte de sus santos.

Y expiró. Era el 11 de agosto de 1253. Fue canonizada dos años más tarde, el 15 de agosto de 1255, por el papa Alejandro IV, quien en la bula correspondiente declaró que ella "fue alto candelabro de santidad", a cuya luz "acudieron y acuden muchas vírgenes para encender sus lámparas".

Santa Clara fundó la Orden de Damas Pobres de San Damián, llamadas vulgarmente Clarisas, rama femenina de los franciscanos, a la que gobernó con fidelidad exquisita al espíritu franciscano hasta su muerte y desde hace siete siglos reposa en la iglesia de las clarisas de Asís.

De ella dijo su biógrafo Tomás Celano: "Clara por su nombre; más clara por su vida; clarísima por su muerte".

jueves, 5 de agosto de 2010

Eucaristía: Sacramento que nos eleva por encima de los ángeles y del hombre inocente del paraíso

Eucaristia.jpg






Redacción (Jueves, 05-08-2010, Gaudium Press) "Pondré odio entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la de ella. Esta te aplastará la cabeza. Y dijo en seguida al hombre: ‘Porque oíste la voz de tu mujer y comiste del fruto del árbol que yo te había prohibido comer, maldita sea la tierra por tu causa".

Así comenzaba el inmenso, secular, y sumamente grandioso drama de la historia de la humanidad. Nuestros primeros padres pecaron, y nos dejaron una amarga herencia que, hasta el final de los tiempos, pesará en nuestras tendencias, nuestra psicología, nuestro inagotable combate contra la concupiscencia que está en nosotros, atrayéndonos constantemente para lo que es pecaminoso.

¿Estaría terminada -podríamos pensar- cualquier esperanza del hombre de poder restituir lo que había perdido? ¿Nunca más se relacionaría el alma con Dios como antes del pecado original? ¿Su Creador, que tanto amó a sus criaturas, les había cerrado las puertas del cielo por todos los siglos?

La respuesta solo puede ser negativa. Después de cuatro mil años de fervorosa espera de patriarcas, profetas y almas justas, "surgió para nosotros un Salvador", para restituir este orden perdida. Aquel que podía decir al demonio, que introdujo la muerte y el pecado en el mundo: "¡Muerte, yo seré tu muerte! ¡Infierno, seré tu ruina!". Mucho más allá de lo que cualquier mente humana podría concebir, este Salvador sería el propio Dios hecho carne, y que elevaría la naturaleza corrompida por la caída de nuestros primeros padres a una posibilidad de santidad y perfección mucho más alto de lo que si no hubiese caído.

Parecerá osada esta afirmación. ¿Cómo se podrá hacer esto? Preguntarían ciertas almas que no tienen fe en la omnipotencia Divina.

He aquí la respuesta: por la pasión y muerte en la cruz de Nuestro Señor Jesucristo, actos infinitamente meritorios, y por un instrumento -si así podemos llamar- que no tiene una mera fuerza o poder humano, sino ilimitado y divino: la Santísima Eucaristía. San Pedro Julião Eymard, ardoroso devoto del Admirable Sacramento, enseña:

"La encarnación del Verbo en el seno de María fue el prenuncio de la eucaristía. El sol radiante de las almas, que las ha de vivificar y regenerar alcanzará su esplendor máximo en el Augusto Sacramento. Si todo en el misterio de la encarnación fue glorioso para María, todo en el misterio de la Eucaristía es glorioso para nosotros"

Solo este sacramento podría dar a los hombres la fuerza necesaria para vencer el pecado y el mundo, pues dice Santo Tomás, que de la misma forma que podemos preservar nuestro cuerpo de la muerte futura, con el alimento y la medicina, o defendiéndolo de los enemigos exteriores, blindamos nuestra alma de la muerte y el pecado por medio de la Eucaristía, "que es señal de la pasión de Cristo, por la cual fueron vencidos los demonios. Por donde nos dice San Juan Crisóstomo: Volvemos de esta mesa como leones lanzando llamas, convertidos en seres terribles para el propio diablo" (S. Th. III q. 79 a. 6)

Este sacramento "confirma el corazón del hombre en el bien. Por lo que también lo preserva del pecado" (Idem). Nuestra lucha contra nuestras pasiones, desde que estamos unidos a la Eucaristía, están ganadas. Nuestro adversario, vencido. Porque el efecto de este sacramento es inmensurable, "se deduce de lo que este sacramento representa, que es la Pasión de Cristo. Por eso, el efecto que la pasión de Cristo produjo en el mundo, lo produce este sacramento en el hombre."

¿Cuántas luchas enfrentan los hombres a cada día, a cada instante, para mantenerse en el camino del bien? ¿De dónde reunirán fuerzas para esta lucha entre el bien y el mal? ¿Unidos a la Eucaristía, podrá el demonio engañarnos, como hizo con nuestros primeros padres? ¿Habrá una tentación más fuerte que la fuerza de la Sagrada Eucaristía?

La Eucaristía, protección contra el demonio

6773_M_2e6fefc7.jpgDice San Pedro Julián Eymard: "¡Que protección contra el demonio! ¡Es la sangre de Jesús que, ruborizando los labios, nos torna terribles a los ojos de Satanás; teñidos en la sangre del verdadero cordero, el ángel exterminador no podrá penetrar en nosotros!". Así, los acuerdos difíciles que nos fueron impuestos por el pecado original se tornan, por los efectos del convive eucarístico, ocasión de triunfo y gloria, mayor de lo que si no hubiese habido pecado. De esta manera, se cumplen las palabras de Dios a la serpiente: "Ipsa conteret caput tuum". La Virgen Santísima, que por su Sí nos trajo a Jesucristo, y así, la Eucaristía, aplastará la cabeza del enemigo infernal.

No resistimos en agregar aquí algunas palabras más de San Pedro Julián, que nos llenan de sorpresa y admiración:

"Jesús estableció la Eucaristía para rehabilitar al hombre que se degradara por el pecado original... que, señor de los animales, a ellos se asemejó. (Así), los idólatras tan vecinos se sentían de los animales, por el pecado, que los tomaron por dioses. Es entonces que surge la invención divina, invención admirable. (El hombre) que recibe la comunión, se une a Jesucristo y se vuelve infinitamente respetable. No tengo miedo de afirmar que, por la comunión, somos elevados por encima de los ángeles, sino en naturaleza, al menos en dignidad; los ángeles no pasan de ministros de Jesucristo, mientras nosotros, al comulgar, nos convertimos en los miembros de la familia de Jesucristo, otros Cristo. Sin el pecado original, jamás nos habríamos elevado de este modo por la comunión."

También el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira teje una bella consideración sobre este asunto:

"Ni los más altos Ángeles del Cielo tienen con Nuestro Señor la forma de unión que nosotros hombres estamos recibiendo la Eucaristía. Un Ángel no puede comulgar: él no tiene cuerpo. Él goza hasta de la visión beatífica, ve a Dios cara a cara, está inundado de todas las gracias del Cielo, pero la Sagrada Eucaristía él no tiene."

"Donde abundó el pecado, superabundó la gracia". Todo el daño en nosotros producido por la insidiosa serpiente fue pedestal para que Nuestro Señor Jesucristo pudiese triunfar sobre el mal, y en nuestras almas.

Por Alessandro Shurig

El purpurado que quería ser bibliotecario, pero llegó a Papa: reportaje trae pasaje inédito de la vida de Benedicto XVI



De cómo el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Ratzinger, en su 70° aniversario, pidió al Papa Juan Pablo II que lo torne encargado de la Biblioteca Apostólica Vaticana para continuar sus estudios
Ciudad del Vaticano (Jueves, 05-08-2010, Gaudium Press) El Papa Ratzinger está en la sede de Pedro hace cinco años, pero su vida antes de tornarse Sumo Pontífice Benedicto XVI es poco conocida. Diferentemente de su predecesor Juan Pablo II, pocos son los detalles particulares de Joseph Ratzinger que son conocidos por el público. Uno de ellos viene a la luz ahora.

"El hombre que quería ser bibliotecario" es el título de un reportaje de la revista americana "Inside the Vatican" ("Por dentro del Vaticano"), que cuenta una historia inédita presentada por el Cardenal Raffaele Farina, bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, sobre el "sueño" del Cardenal Ratzinger de tornarse bibliotecario en su 70° aniversario. Sueño que, como se sabe, nunca fue realizado.

Joseph Ratzinger, hoy Papa Benedicto XVI, al contrario de lo que algunos periodistas y medios dicen, es una persona muy gentil, simpática, abierta y un tanto tímida. El Santo Padre nunca escondió su pasión por los libros y los estudios y por buscar sobre una mesa con millares de páginas de teología. Por esto, en 1997, antes de su 70° aniversario, presentó su renuncia como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe al Papa Juan Pablo II, en la cual pedía a él que le permitiese tornarse bibliotecario de la Santa Iglesia Romana.


El Papa polaco, que le confiaba las más importantes cuestiones como uno de los más cercanos colaboradores y amigo, dio una respuesta negativa al pedido. Benedicto XVI, ya Pontífice, contó este pasaje a los funcionarios de la Biblioteca Apostólica Vaticana durante una visita el 25 de junio de 2007:

"Confieso que, cuando cumplí setenta años, deseé tanto que el amado Juan Pablo II hubiese permitido que me dedicase al estudio y la pesquisa de interesantes documentos y resultados que ustedes guardan con tanto cuidado, verdaderas obras-primas que nos ayudan a recorrer la historia de la humanidad y del Cristianismo". Después agregó: "En sus designios providenciales el Señor estableció otros programas para mi persona y heme aquí hoy entre ustedes, no como apasionado estudioso de antiguos textos, sino como Pastor llamado a alentar a todos los fieles a cooperar en la salvación del mundo, cada uno cumpliendo la voluntad de Dios allá donde Él nos pone a trabajar".

La carta al Cardenal Farina fue publicada íntegra por la vaticanista Angela Ambrogetti en su blog "Il Portone di Bronzo":
http://blognew.aruba.it/blog.angelambrogetti.org/L_uomo_che_voleva_diventare_bibliotecario_34835.shtml.

martes, 3 de agosto de 2010

Un día con María



El domingo recién pasado, en las instalaciones del Instituto Privado Comayagua, cerca de trescientas personas compartieron convivencia en honor a la Virgen de Fátima, con el propósito de fortalecer la oración a María en los hogares y que más familias formen parte de los oratorios, también con este apostolado se busca apoyar al Párroco y al Obispo en la misión de evangelización con la oración a la Virgen María.
El Señor Francisco Javier Pérez Beltrán, responsable de los Heraldos del Evangelio en Nicaragua, y otros miembros, llegaron a Comayagua, para compartir y motivar la misión que realizan las personas que dirigen los oratorios de la Virgen de Fátima en los diferentes hogares, y asimismo a las familias que reciben la visita de la Virgen en su casa. El Señor Pérez Beltrán, compartió un tema sobre los principios y postrimerías del hombre: muerte, juicio, cielo e infierno.“Las cooperadoras de los Heraldos en Comayagua, organizamos un tiempo de adoración con Jesús Sacramentado, confesiones, Santo Rosario, una obra de teatro (la reina que no rezaba el Rosario) y Eucaristía, también se compartió el testimonio de personas que son partes del Oratorio” manifestó Idalia Espinoza, responsable de Oratorio.
Entre Siguatepeque, Márcala y Comayagua hay sesenta oratorios, en Comayagua las delegaciones que participaron fueron de las parroquias: “Santa Ana” la Libertad. “La Merced”, “Sagrada Familia”, “Sagrado Corazón de Jesús” y “Santos Mártires” de Comayagua.
Los grupos de oratorios de Marcala y Siguatepeque, también fueron visitados y compartieron lo que la Virgen de Fátima les ha pedido y ha hecho en sus vidas.
Los oratorios lo forman treinta hogares, los treinta días del mes, se reza el Rosario, se lee y se medita el Evangelio del día y una consagración a la Virgen.
Si desea conocer sobre el apostolado de los oratorios “María, Reina de los Corazones”, y ser parte de la gran familia de almas, puede comunicarse a los teléfonos 772-4651 y el 773-2177.

lunes, 2 de agosto de 2010

COSTA RICA CONMEMORA LOS 375 AÑOS DEL HALLAZGO DE LA NEGRITA


Miles de costarricenses visitaron el fin de semana la Basílica de los Ángeles para unirse a las celebraciones en honor a Nuestra Señora de los Ángeles, Patrona de Costa Rica, en el 375 aniversario de su hallazgo.

Pese al clima que se presentó muy variable, una auténtica marea humana peregrinó hasta Cartago entre el viernes y el lunes. La Plazoleta del Santuario Nacional se hizo pequeña para la cantidad de fieles que la inundó desde tempranas horas del día.

Caminaron hasta el altar de "La Negrita" desde vecinos de las fronteras y hasta la señora Presidenta de la República.

El 2 de agosto, la Eucaristía Solemne estuvo presidida por el señor Cardenal de Monterrey, Mons. José Francisco Robles, quien representó al Papa Benedicto XVI. También le acompañaron los señores Obispos del país y el señor Arzobispo de Panamá, Mons. José Ulloa.

La señora Presidenta pidió a los costarricenses imitar a Juana Pereira y ser hoy costarricenses que le solicitaran su intercesión por la paz en Costa Rica, principalmente en los centros educativos, de donde recordó "somos todos responsables".

El Santuario Nacional informó la construcción de un Museo para la memoria de los 375 años del hallazgo de la imagen de "La Negrita", mismo que se inaugurará en el marzo del Año Jubilar Mariano 2010-2011.

domingo, 1 de agosto de 2010

NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

Patrona de Costa Rica
Fiesta Nacional

(Celebración 2 de Agosto)

Historia:
Se dice que una mujer "parda" (podría ser india, mestiza o morena) se encontraba recogiendo leña en un breñal cercano a su casa la mañana del 2 de agosto, cuando encontró sobre una piedra una imagen de la Virgen con el Niño en brazos. Era una estatua de piedra de unos veinte centímetros de alto. Juana Pereira la recogió y la guardo en una caja en su casa. Sin embargo, dos veces mas halló la escultura en la misma piedra donde la había aparecido y al querer guardarla en su casa, creyendo que era otra imagen, notó que ya no estaba. Ante este hecho, la mujer se asustó y fue a buscar al cura de Cartago, a quien le contó lo sucedido y le entrego la imagen. El sacerdote la guardo en una caja, pero al día siguiente apareció nuevamente sobre la piedra; entonces el cura, acompañado por varias personas la recogió y la guardo, pero al otro día volvió a aparecer en la misma piedra. Entonces comprendieron que la Virgen quería tener su casa en ese lugar. Se le bautizó con el nombre de Virgen de los ángeles, pues el 2 de agosto los franciscanos celebran la festividad de nuestra señora de los ángeles.

Poco tiempo después, los vecinos decidieron hacer una ermita en el lugar, sin embargo, ellos estaban empeñados en hacer un templo digno de ella, costara lo que costara. Se sabe que en el año 1681 el templo estaba prácticamente terminado. Por desgracia, la iglesia quedo destruida pocos años después de estrenada, con el terremoto de principios de enero de 1715.

Los fieles se organizaron para levantar por segunda vez el templo. Esta segunda iglesia se terminó entre 1723 y 1727. Después, poco a poco lo fueron ampliando y embelleciendo, pero quedo destruido después del terremoto del 7 de mayo de 1822. Dos años después volvieron a organizarse para iniciar los trabajos de la construcción de otro templo. Entonces ocurrió otro terremoto el 2 de setiembre de 1841, que daño parte de la estructura, pero pudo repararse. Sin embargo, el terremoto del 4 de mayo de 1910 lo destruyó por completo. Una vez más, los devotos de la Virgen de los ángeles se organizaron para iniciar las obras de la actual basílica, que se termino en 1930. Esta estructura tiene bases antisísmicas, que han resistido muchos temblores e incluso el terremoto de 1924, cuando el templo todavía estaba en construcción. La Basílica sirve de refugio a la imagen y es visitada por miles de fieles.

El padre Baltazar de Grado era el cura de Cartago en el momento de la aparición de la Virgen de los ángeles y al morir hizo una donación un censo para que con su producto cada año de hiciera la fiesta "como de costumbre".

Algunos Datos Históricos

2 de agosto de 1635
Hallazgo de la Imagen

Abril de 1782
Proclamación como Patrona de Cartago

Agosto de 1782
Primera pasada a la Parroquia Central de Cartago

Agosto de 1824
Primer robo de la Imagen de la Virgen. Devuelta 4 días después

Setiembre de 1824
Declarada por la Asamblea Constituyente como Patrona Oficial de Costa Rica

Año de 1833
Con ocasión de la Guerra Civil de la Liga se le llamó "Princesa de la Paz"

Marzo de 1862
El Papa Pío IX, concede a perpetualidad indulgencia plenaria a quien visite el Santuario de los Ángeles

Noviembre de 1888
Segundo robo de todos los atuendos y vestimentas de la Imagen

Año de 1912:
Se inicia la constricción del actual Santuario de Los Ángeles

Abril de 1926:
Solemne Coronación de la Imagen de la Virgen como Reina de Costa Rica

Año de 1935:
Celebración del Tricentenario del Hallazgo de la Imagen

Julio de 1935:
Su Santidad Pío XI eleva el Santuario a rango de Basílica.

Abril de 1944:
Erección del Santuario como «Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles».

Abril de 1944:
Es declarado altar de privilegio el «Altar Mayor»

Mayo de 1950:
Tercer robo de la Imagen de la Virgen. Es encontrada ocho días después.

Año de 1956:
Coronación de la Imagen de la Virgen como «Reina de los Trabajadores».

Mayo de 1960
Es traída la Venerada Imagen de la Virgen para la conclusión de la «Gran Misión Nacional» y la Consagración Episcopal del Mons. Carlos Humberto Rodríguez Quirós, IV Arzobispo de San José.

Agosto de 1976
Celebración de los 50 años de la Coronación Solemne Coronación de la Imagen de la Virgen.

Agosto de 1979
Toma de posesión de Mons. Román Arrieta Villalobos, como V Arzobispo de San José

Año de 1985
Solemne Celebración de los 350 años del Hallazgo de la Imagen