domingo, 30 de noviembre de 2008

En el I Domingo de Adviento el El Papa recuerda que Dios siempre tiene tiempo para nosotros


Este mediodía miles de fieles y peregrinos se dieron cita en la Plaza de San Pedro para rezar el Ángelus dominical con el Papa Benedicto XVI, quien en sus palabras introductorias recordó a los presentes que aunque muchas veces no sepamos, e incluso no queramos encontrar tiempo para Dios, Él en cambio siempre tiene tiempo para nosotros.

“Dios nos dona su tiempo. Siempre tenemos poco tiempo; especialmente para el Señor, o no sabemos o, incluso a veces, no queremos encontrarlo. ¡Pues bien Dios tiene tiempo para nosotros!”, dijo el Santo Padre invitando a la reflexión en el marco del primer Domingo de Adviento, día con el que se da inicio a un nuevo Año Litúrgico.

Asimismo, el Papa agregó que “Dios nos dona su tiempo porque ha entrado en la historia con su palabra y con sus obras de salvación, para abrirla a la eternidad, para hacerla historia de alianza. El tiempo ya es en sí mismo un signo fundamental del amor de Dios: un don que el hombre está en la capacidad de valorar o de menospreciar; de aprehender su significado o descuidar con obtusa superficialidad”.

Seguidamente el Pontífice hizo una reflexión sobre los puntos “cardinales” del tiempo “que marcan la historia de la salvación: al inició está la creación, al centro la Encarnación-redención y al final laparusía, la venida final que incluye también el juicio universal”.

“Estos tres momentos –continúo– no deben comprenderse simplemente como sucesión cronológica. En efecto, la creación está al origen de todo, pero también es continua y se realiza a lo largo de todo el proceder cósmico, hasta el final de los tiempos. Del mismo modo la Encarnación-redención se ha realizado en un determinado momento histórico, el periodo del pasar de Jesús por la tierra, sin embargo su rayo de acción se extiende al tiempo precedente y al que lo sigue. La última venida y el juicio final, que en la Cruz de Cristo tuvieron una anticipación decisiva, ejercitan su influjo en la conducta de los hombres de toda época”.

El Pontífice recordó también la importancia litúrgica del tiempo de Adviento: “nos invita a despertar la espera del retorno glorioso de Cristo; nos invita a acoger al Verbo hecho hombre por nuestra salvación”.

Sobre el Evangelio de hoy, Benedicto XVI afirmó que aquél “velad” está dirigido a todos pues “cada uno, en la hora que solo Dios conoce, será llamado a dar cuentas de la propia existencia. Esto implica un justo desapego de los bienes terrenos, un sincero arrepentimiento de los propios errores, una caridad operosa hacia el prójimo y sobre todo un humilde y confiado ponerse en las manos de Dios”. Terminada la oración del Ángelus el Papa saludó en diversos idiomas e impartió su Bendición Apostólica.

Card. Scherer, delegado del Papa al 30º aniversario del Beagle


El Santo Padre Benedicto XVI nombró al cardenal Odilo Pedro Scherer, arzobispo de San Pablo (Brasil), su enviado extraordinario en misión especial para el acto conmemorativo del 30º aniversario del inicio de la Mediación pontificia entre la Argentina y Chile que evitó una guerra por el conflicto en el Canal Beagle, que tendrá lugar en el Monte Aymond, el viernes 5 de diciembre.

La Misión Pontificia, que estará presidida por el cardenal Scherer, estará integrada por monseñor Adriano Bernardini, nuncio apostólico en la Argentina; monseñor Giuseppe Pinto, nuncio apostólico en Chile; monseñor Juan Carlos Romanín SDB, obispo de Río Gallegos y representante del episcopado argentino: y monseñor Francisco Javier Prado Aránguiz SS.CC, obispo emérito de Rancagua (Chile) y representante del episcopado chileno

El cardenal Scherer llegará a Buenos Aires a las 23 del próximo miércoles 3 de diciembre, y regresará al Brasil el sábado 6.

El programa prevé que la delegación partirá el jueves 4, a las 15, del Aeroparque de la ciudad de Buenos Aires hacia Punta Arenas (Chile) donde a las 21 se encontrará con las señoras presidentas de ambos países y a las 22 habrá una cena oficial.

El viernes 5, a las 7.30, el delegado pontificio presidirá una celebración eucarística en la catedral de Punta Arenas. Luego las presidentas de la Argentina, Cristina Fernández de Kerchner, y de Chile Michelle Bachelet, descubrirán una placa de homenaje al difundo papa Juan Pablo II. Posteriormente, en el avión presidencial partirán hacia Río Gallegos, desde donde se dirigirán, por la ruta nacional 3, al Monte Aymond, de 279 metros de altura, situado en la frontera que divide a ambos países, a 63 kilómetros de Río Gallegos. Allí, el delegado de Benedicto XVI bendecirá la piedra fundamental de un monumento conmemorativo que se emplazará en el lugar y además dará a conocer un mensaje del Santo Padre.


El Vaticano pone en marcha por primera vez paneles solares para producir energía limpia


MEDIO AMBIENTE El Vaticano ha puesto esta semana a funcionar por primera vez paneles solares, instalados en el techo del Aula Pablo VI, donde el Papa celebra audiencias generales en invierno.
Los 2.400 paneles fotovoltaicos permitirán producir 300 MWh anuales de energía solar - el equivalente de consumir 80 toneladas de petróleo-para iluminación, calefacción y aire acondicionado de ese aula y otros edificios. Bajo esa estructura tuvo el miércoles Benedicto XVI su primera audiencia ecológica. LA VANGUARDIA

Obispo recuerda que mediación de Juan Pablo II evitó guerra ente Argentina y Chile


El Obispo de Nueve de Julio, Mons. Martín de Elizalde, pidió a los jóvenes valorar la mediación del Papa Juan Pablo II, quien en el inicio de su pontificado detuvo una guerra fratricida entre la Argentina y Chile, con "ese gesto providencial y oportuno, solicitado por los episcopados de ambos países".

"El 22 de diciembre de 1978, cuando estaban a punto de comenzar las hostilidades entre nuestro país y Chile, el Papa Juan Pablo II anunció que se haría presente enviando un representante suyo, para mediar entre las dos Naciones hermanas", recordó en un mensaje con motivo del 30º aniversario de la mediación papal por el Canal Beagle.

Tras asegurar que las consecuencias "hubieran sido gravísimas para el futuro de nuestra Argentina y de toda la América del Sur", mencionó que en aquella ocasión Juan Pablo II envió al Cardenal Antonio Samoré, pero destacó la labor de los cardenales Raúl Primatesta, Arzobispo de Córdoba, y Raúl Silva Enríquez, Arzobispo de Santiago de Chile, quienes "aplicaron sus esfuerzos para alcanzar la paz".

El Obispo consideró que la celebración de aquella intervención pontificia debe ser "expresión de gratitud por la paz conservada y por el proceso que siguió para resolver las disputas de límites en la región".

"Podemos decir que gracias a la mediación papal, la Argentina y Chile, pueblos hermanos, nacidos ambos de un mismo origen y que alcanzaron la libertad conjuntamente por la gesta del Libertador José de San Martín, se hicieron más hermanos y establecieron los vínculos de una nueva solidaridad", aseguró.

sábado, 29 de noviembre de 2008

Evangelio del domingo 30 de noviembre


Mc 13, 33-37

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!»

Adviento: "¡Dime qué esperas y te diré quién eres!"


Meditación del padre Thomas Rosica

Publicamos una reflexión del padre Thomas Rosica, C.S.B., profesor en varias universidades canadienses de Sagrada Escritura, sobre Adviento.

El padre Rosica, director del canal de televisión canadiense Salt and Light y miembro del Consejo general de la Congregación de San Basilio, es conocido por los lectores de Zenit por las crónicas que escribió durante el Sínodo de los Obispos sobre la Palabra, en octubre pasado, en el que fue portavoz para la lengua inglesa.

El padre Rosica fue el encargado de la organización de las Jornadas Mundiales de la Juventud que se celebraron en Toronto en julio de 2002 con la participación del Papa Juan Pablo II.

* * *

Lecturas: Isaías 63,16-17.19; Salmo 80(79); Carta I de San Pablo a los Corintios 1,3-9.

Evangelio según san Marcos (13, 33-37)




Recordar las maravillas de Dios en la historia


La Iglesia entra este fin de semana en el tiempo litúrgico de Adviento. Los cristianos proclaman que el Mesías ha venido realmente y que el reino de Dios está a nuestro alcance. El Adviento no cambia a Dios. El Adviento profundiza en nuestro deseo y en nuestra espera de que Dios realice lo que los profetas anunciaron. Rezamos para que Dios ceda a nuestra necesidad de ver y sentir la promesa de salvación aquí y ahora.

Durante este tiempo de deseo y de espera del Señor, se nos invita a rezar y a profundizar en la Palabra de Dios, pero estamos llamados ante todo a convertirnos en reflejo de la luz de Cristo, que en realidad es el mismo Cristo. De todas formas, todos sabemos lo difícil que es reflejar la luz de Cristo, especialmente cuando hemos perdido nuestras ilusiones, cuando nos hemos acostumbrado a una vida sin luz y ya no esperamos más que la mediocridad y el vacío. Adviento nos recuerda que tenemos que estar listos para encontrar al Señor en todo momento de nuestra vida. Como un despertador despierta a su propietario, Adviento despierta a los cristianos que corren el riesgo de dormirse en la vida diaria.

¿Qué esperamos de la vida o a quién esperamos? ¿Por qué regalos o virtudes rezamos en este año? ¿Deseamos reconciliarnos en nuestras relaciones rotas? En medio de nuestras oscuridades, de nuestras tristezas y secretos, ¿qué sentido deseamos encontrar? ¿Cómo queremos vivir las promesas de nuestro Bautismo? ¿Qué cualidades de Jesús buscaremos para nuestras propias vidas en este Adviento? Con frecuencia, las cosas, las cualidades, los regalos o las personas que buscamos y deseamos dicen mucho sobre quiénes somos realmente. ¡Dime qué esperas y te diré quién eres!

Adviento es un período para abrir los ojos, volver a centrarse, prestar atención, tomar conciencia de la presencia de Dios en el mundo y en nuestras vidas.

En este primer domingo de Adviento, en la primera lectura del profeta Isaías, el Todopoderoso vuelve a dar esperanza al corazón y al alma de Israel; modela a Israel como lo hace el alfarero con la cerámica.

En la segunda lectura, en su carta a la comunidad amada de Corinto, Pablo dice que espera con impaciencia "El día del Señor", en el que el Señor Jesús se nos revelará para salvar a quienes ha llamado.

En el Evangelio del primer domingo de Adviento, Marcos describe al portero de la casa que vela en espera del regreso inesperado de su señor. Se trata de una imagen de lo que tenemos que hacer durante todo el año, pero especialmente durante el período de Adviento.

Nuestro Bautismo nos hace participar en la misión real y mesiánica de Jesús. Cada persona que participa en esta misión participa también en las responsabilidades regias, en particular, en el cuidado de los afligidos y de los heridos. Adviento ofrece la maravillosa oportunidad de realizar las promesas y el compromiso de nuestro Bautismo.

El cardenal Joseph Ratzinger ha escrito que "el objetivo del año litúrgico consiste en recordar sin cesar la memoria de su gran historia, despertar la memoria del corazón para poder discernir la estrella de la esperanza. Esta es la hermosa tarea del Adviento: despertar en nosotros los recuerdos de la bondad, abriendo de este modo las puertas de la esperanza".

En este tiempo de Adviento, permítanme presentarles algunas sugerencias. Acaben con una riña. Hagan la paz. Busquen a un amigo olvidado. Despejen la sospecha y sustitúyanla por la confianza. Escriban una carta de amor.

Compartan un tesoro. Respondan con dulzura, aunque les gustara una respuesta brutal. Alienten a un joven a tener confianza en él mismo. Mantengan una promesa. Encuentren tiempo, tómense tiempo. No guarden rencor. Perdonen al enemigo. Celebren el sacramento de la reconciliación. Escuchen más a los otros. Pidan perdón si se han equivocado. ¡Sean gentiles aunque no se hayan equivocado! Traten de comprender. No sean envidiosos. Piensen antes en el otro.

Rían un poco. Ríanse un poco más. Gánense la confianza. Opónganse a la maldad. Sean agradecidos. Vayan a la iglesia. Quédense en la iglesia más de tiempo de lo acostumbrado. Alegren el corazón de un niño. Contemplen la belleza y la maravilla de la tierra. Expresen su amor. Vuélvanlo a expresar. Exprésenlo más fuerte. Exprésenlo serenamente.

¡Alégrense porque el Señor está cerca!

viernes, 28 de noviembre de 2008

Nacimiento en el Seminario de los Heraldos del Evangelio

Ver video
Acompañemos en este video algunas imagenes de la preparación del Nacimiento del Seminario de los Heraldos del Evangelio, construido por los propios seminaristas, con grandes detalles y empeño, todo por el bien de las almas.

La Santa Sede exige la liberación de las dos religiosas secuestradas en Kenia


El portavoz de la Santa Sede ha manifestado la preocupación del Papa por las dos religiosas italianas secuestradas en Kenia y ha exigido su liberación.

El padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Información de la Santa Sede, ha publicado este jueves un comunicado en el que aboga por sor Maria Teresa Olivero y sor Caterina Giraudo, desde hace más de quince días en manos de hombres armados de ese país, "donde son conocidas por su generoso compromiso a favor de los más pobres".

"El secuestro es seguido con preocupación por el Santo Padre, que está muy cerca con la oración del sufrimiento, no sólo de las dos religiosas secuestradas, sino también de los familiares y del Movimiento Contemplativo Misionero Padre de Foucauld al que pertenecen", ha explicado el portavoz.

La Santa Sede desea que "esta situación dolorosa y gravemente injusta, de la que son víctimas personas totalmente inocentes y beneméritas, se resuelva cuanto antes".

Las dos religiosas, que trabajan con refugiados somalíes, fueron secuestradas por un grupo de hombres armados en Elwak, a 230 kilómetros de Mandera, cerca de la frontera con Somalia, por lo que no se descarta que los captores las hubieran llevado a ese país.

El Movimiento Contemplativo Misionero Padre de Foucauld de Cuneo (Italia) está presente en ese lugar de Kenia desde 1984. Los misioneros se ocupan de los niños malnutridos y de los enfermos crónicos de esa zona, la mayoría musulmanes somalíes.

Hoy, SANTA CATALINA LABOURÉ


Santa Catalina Labouré, llamada Zoé en familia, nació en Bretaña, Francia, el 1806. Sus padres eran agricultores. Zoé era la novena de once hermanos supervivientes, de los diecisiete que nacieron.

Cuando Zoé tenía nueve años murió su madre. Zoé tiene que ocuparse de las tareas de la casa. Se prepara intensamente para la sagrada Comunión. Va mucho a la iglesia, sobre todo a la capilla de la Virgen.

Zoé toma la decisión de hacerse religiosa, como su hermana mayor. Su padre se opone. La envía a París para que conozca mundo y cambie de idea.

Por fin su padre consiente y entra en el noviciado de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Adopta el nombre de Catalina. Era muy cumplidora, pero sin cualidades extraordinarias ni virtudes llamativas.

Y es a ella a quien la Virgen María se le aparece varias veces el 1830. Catalina había deseado con ansia que la Virgen se le comunicase. La primera aparición fue en el mes de julio. Catalina cuenta candorosamente la aparición, con la intervención del Angel de la Guarda.

La principal aparición fue en noviembre. Su confesor, el P. Aladel, la cuenta así: «La Virgen se le mostró en un retrato de forma oval. Estaba sobre el globo terráqueo, con vestido blanco y manto azul. De sus manos salían rayos resplandecientes que caían sobre la tierra. Arriba estaba escrito: ¡Oh María, sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos!... En el reverso del retablo estaba la letra M, sobre la que había una cruz descansando sobre una barra, y debajo los corazones de Jesús y de María. Después oyó estas palabras: Has de acuñar una medalla según este modelo. Los que la lleven puesta y recen devotamente está súplica, alcanzarán especial protección de la Virgen. Y desapareció la visión».

Más tarde, en 1832, el P. Aladel visita a monseñor Quelen, arzobispo de París, y consigue permiso para grabar la medalla, según la Virgen había manifestado a Catalina. El mismo arzobispo de París pudo comprobar los frutos espirituales de la medalla en varias ocasiones.

La medalla se propagó muy rápidamente. Catalina se preocupó mucho de ello, pero con tanta discreción que se mantenía en secreto el nombre de la vidente. Ella sólo hablaba con su confesor y seguía su vida normal.

El pueblo la llamó la Medalla Milagrosa por los muchos prodigios que obraba. El más famoso fue la conversión del judío Alfonso de Ratisbona. Ratisbona acepta por cortesía una medalla de la Virgen Milagrosa, con la recomendación del rezo diario del «Acordaos» de San Bernardo. Visita en Roma la Iglesia de San Andrea delle Fratte. Se acerca a la capilla de la Virgen que se le aparece tal como venía grabada en la medalla. Se arrodilló y quedó transformado. Se bautizó, se ordenó sacerdote, convirtió a muchos judíos y fundó las Hermanas de Sión para este apostolado.

Mientras tanto, Catalina sigue en la humildad y el anonimato. Atiende a los ancianos, trabaja en la cocina, en el gallinero, en la enfermería, en la portería. Sufre en silencio la falta de comprensión del nuevo confesor. Consigue que se levante el altar, con la estatua que perpetúe las apariciones, en la capilla donde había recibido las confidencias de la Virgen.

Catalina murió en París el 1876. Su cuerpo, que reposa en el altar de la Virgen del Globo, fue encontrado incorrupto 56 años más tarde, intactos los bellos ojos azules que habían visto a la Virgen. Beatificada por Pío XI en 1923, fue canonizada por Pío XII el año 1947.

La Santa Sede estudia un viaje del Papa a Tierra Santa


El portavoz de la santa Sede ha confirmado este jueves la voluntad de Benedicto XVI de visitar Tierra Santa en 2009, respondiendo a revelaciones de la prensa israelí.

"Confirmo que tienen lugar contactos diplomáticos para estudiar la posibilidad de un viaje del Papa a Tierra Santa en el transcurso del próximo año", ha explicado el padre Federico Lombardi S.I., director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Con esta declaración, el portavoz ha comentado un artículo publicado por el diario "Haaretz", publicado este jueves.

La visita de Papa, que tiene lugar en respuesta a las invitaciones de los presidentes Shimon Peres y Mahmud Abbas, podría celebrarse en la segunda semana de mayo de 2009, afirma el diario israelí.

Sería la tercera visita a Tierra Santa de un Papa, tras las realizadas por Pablo VI, en 1964, y Juan Pablo II en 2000.

jueves, 27 de noviembre de 2008

La vida monástica, oportunidad para la Iglesia


“La vida monástica y su significado en la Iglesia y el mundo hoy” ha sido el tema de la Asamblea Plenaria de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, que celebra este año sus 100 años de vida.
El obispo de Metz en Francia, monseñor Pierre Raffin, nos dice que la disminución del número de monjes y monjas en el mundo tiene un impacto en la evolución del monaquismo.

“El monaquismo nació en Oriente y se desarrolló fuertemente en Europa Occidental; y desde hace algunos años es menos importante en Europa Occidental y Oriente, echa raíces en nuevas culturas en África, Asia, y también en el continente americano. Entonces el encuentro del monaquismo con estas nuevas culturas no es siempre una cosa fácil, y se puede decir que en ese ámbito aún no hemos encontrado la respuesta y la estamos buscando".

La vida monástica es una elección de vida libre y personal, pero no menos radical, lo que no es siempre evidente.

“Es más complicado vivir este radicalismo en un mundo de consumo donde las personas, antes de entrar en un monasterio se han acostumbrado a una determinada comodidad de vida. … tienen su automóvil, su celular, su ordenador”.

“Entonces hay una determinada ruptura con todas las facilidades que ofrece el mundo moderno y que no son condenables en sí y luego una ascesis, una ruptura, que es muy importante”.

¿Pero qué pueden aportar estas comunidades monásticas a la Iglesia actualmente? Mons. Raffin no vacila: su lugar es central y único…

“Históricamente hablando, la vida monástica ha sido la primera por lo tanto sigue siendo aún hoy la matriz de todas las demás formas de vida religiosa; y precisamente, por su mayor radicalismo, debe estimular las otras formas de vida religiosa”.

El Papa expresa sus condolencias por víctimas de ataques terroristas en la India



El Papa Benedicto XVI envió un mensaje al Cardenal Oswald Gracias, Arzobispo de Bombay, en el que expresó sus condolencias por las víctimas de los ataques terroristas perpetrados en Mumbai, India, que cobraron la vida de unas 100 personas y dejaron a otras 300 heridas.

En un telegrama firmado por el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Tarcisio Bertone, se indica que "el Santo Padre consternado por los violentos episodios de Mumbai, le pide que haga llegar su más profundo pésame a las familias de los que han perdido sus vidas en esos brutales ataques y que asegure a las autoridades públicas, a la ciudadanía, y a todos los afectados su cercanía espiritual".

Asimismo, prosigue el texto, el Pontífice "lanza un llamamiento urgente para que acaben todas las acciones terroristas que ofenden gravemente a la familia humana y desestabilizan la paz y la solidaridad necesarias para construir una civilización digna de la noble vocación humana de amar a Dios y al prójimo".

Finalmente, indica el telegrama, "el Santo Padre reza por el eterno descanso de las almas de las víctimas e implora la fortaleza y el consuelo divinos para los heridos y las personas que lloran a sus seres queridos".

Vándalos destruyen imágenes de La Purísima en Managua


Dos imágenes de La Purísima Concepción de María, la principal advocación mariana del país, fueron decapitadas y tumbadas de sus peañas ante la conmoción de la feligresía local.

Según informó la prensa, las imágenes destruidas habían sido colocadas por desconocidos en la rotonda de la Centroamérica y los semáforos del Dancing en esta capital y desde hacer varios días han sido utilizadas con fines políticos por partidarios del oficialismo.

"No sabemos quién lo hizo, pero sí sabemos lo que hicieron: destrozaron en la oscuridad y sin piedad, un símbolo de la fe católica de millones de personas de este pueblo, porque cada golpe contra la Virgen María es un golpe contra millones de nicaragüenses católicos", afirmó el Padre Rolando Álvarez, director de Radio Católica.

El sacerdote advirtió que "esto se llama profanación. No tiene más nombre y no queda más que orar por aquellos que llevan tanto odio contra los símbolos de la Iglesia".

El Padre Álvarez exigió a quienes están a cargo de la colocación y cuido de los citados símbolos, retirarlos de las calles, "donde están expuestos al escarnio y al irrespeto a todo un pueblo católico".

Hoy Fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa


El 27 de noviembre de 1830, a las 5 y media de la tarde, estando en oración, Santa Catalina Labouré ve en el sitio donde está actualmente la Virgen del globo, como dos cuadros vivientes que pasan en fundido encadenado.

En el primero, la Virgen está de pie sobre medio globo terráqueo y lleva en sus manos un pequeño globo dorado. Sus pies aplastan una serpiente.

En el segundo, salen de sus manos abiertas unos rayos de un brillo bellísimo. Al mismo tiempo Catalina oye una voz que dice :

«Estos rayos son el símbolo de las gracias que María consigue para los hombres ». Después se forma un óvalo en torno a la aparición y Catalina ve como se inscribe en semicírculo una invocación, hasta entonces desconocida, escrita en letras de oro:

«Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti».

Después, la medalla se vuelve y Catalina ve el reverso : arriba, una cruz sobre la letra inicial de María, abajo, dos corazones, uno coronado de espinas, otro atravesado por una espada. Entonces oye Catalina estas palabras : « Haz, haz acuñar una medalla según este modelo. Las personas que la lleven con confianza recibirán grandes gracias ».

La Medalla

En esta capilla escogida por Dios, la Virgen María en persona ha venido a revelar su identidad por medio de un objeto pequeño, una medalla, destinada a todos sin distinción!

La identidad de María era tema de controversias entre teólogos desde los primeros tiempos de la Iglesia. En 431, el Concilio de Efeso había proclamado el primer dogma mariano : María es madre de Dios. Desde 1830, la invocación « Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti » que se levanta hacia el cielo, mil y mil veces repetida por miles de almas cristianas en todo el mundo a petición de la Madre de Dios, va a producir su efecto.

El 8 de diciembre de 1854, Pío IX proclama el dogma de la Inmaculada Concepción : por una gracia especial que ya le venía de la muerte de su Hijo, María fue concebida sin pecado.

Cuatro años más tarde, en 1858, las apariciones de Lourdes van a confirmar a Bernadette Soubirous el privilegio de la madre de Dios.

Corazón Inmaculado, María fue la primera rescatada por los méritos de Jesucristo. Es luz para nuestra tierra. Todos estamos destinados, como ella, a la felicidad eterna.

La medalla milagrosa

Unos meses después de las apariciones, sor Catalina es destinada al hospicio de Enghien, en el distrito 12 de París, para cuidar a los ancianos. Se pone al trabajo. Pero la voz interior insiste : hay que hacer que se acuñe la medalla. De eso Catalina vuelve a hablar a su confesor, el Padre Aladel.

En febrero de 1832, hay en París una terrible epidemia de cólera, que va a hacer más de 20.000 muertos. Las Hijas de la Caridad empiezan a distribuir, en junio, las 2.000 primeras medallas acuñadas a petición del padre Aladel.

Son numerosas las curaciones, lo mismo que las protecciones y conversiones. Es un maremoto. El pueblo de París califica la medalla de «milagrosa».

En el otoño de 1834 ya hay más de 500.000 medallas, y en 1835 más de un millón en todo el mundo. En 1839, se ha propagado la medalla hasta alcanzar más de diez millones de ejemplares.

A la muerte de sor Catalina, en 1876, se cuentan más de mil millones de medallas.

La medalla luminosa

Las palabras y los símbolos grabados en el anverso de la medalla expresan un mensaje con tres aspectos estrechamente ligados entre sí.

«Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti.»

La identidad de María se nos revela aquí explícitamente : la Virgen María es inmaculada desde su concepción. De este privilegio que ya le viene de los méritos de la Pasión de su Hijo Jesucristo, emana su inmenso poder de intercesión que ejerce para quienes le dirigen sus plegarias.

Por eso la Virgen María invita a todos las personas a acudir a ella en cualquier trance.

Sus pies en medio de un globo aplastan la cabeza de una serpiente.

Este globo representa a la tierra, el mundo. Entre judíos y cristianos, la serpiente personifica a Satanás y las fuerzas del mal.

La Virgen María toma parte en el combate espiritual, el combate contra el mal, cuyo campo de batalla es nuestro mundo. Nos invita a entrar nosotros también en la lógica de Dios que no es la lógica del mundo. La gracia auténtica de conversión es lo que ha de pedir el cristiano a María para transmitirla al mundo.

Sus manos están abiertas y sus dedos adornados con anillos que llevan piedras preciosas de las que salen rayos que caen esparciéndose por toda la tierra.

El resplandor de estos rayos, lo mismo que la hermosura y la luminosidad de la aparición descritas por Catalina, requieren, justifican y alientan nuestra confianza en la fidelidad de María (los anillos) para con su Criador y para con sus hijos; en la eficacia de su intervención (los rayos de gracia que caen en la tierra) y en la victoria final (la luz), ya que ella misma, primera discípula, es la primera salvada.

La medalla dolorosa

La medalla lleva en su reverso una inicial y unos símbolos que nos introducen en el secreto de María.

La letra « M » está coronada con una cruz.

La letra « M » es la inicial de María, la cruz es la Cruz de Cristo. Los dos signos enlazados muestran la relación indisoluble que existe entre Cristo y su Madre Santísima. María está asociada, a la misión de Salvación de la humanidad por su Hijo Jesús,y participa con su compasión en el mismo sacrificio redentor de Cristo.

Abajo, dos corazones, uno rodeado de una corona de espinas, el otro traspasado por una espada.

* El corazón coronado de espinas es el Corazón de Jesús. Recuerda el cruel episodio de la Pasión de Cristo, relatado en los evangelios, antes de que se le diese muerte. Significa su Pasión de amor por los hombres.

* El corazón traspasado con una espada es el Corazón de María, su Madre. Recuerda la profecía de Simeón relatada en los evangelios, el día de la Presentación de Jesús en el templo de Jerusalén por María y José. Significa el amor de Cristo que mora en María y su amor por nosotros : Para nuestra Salvación, acepta el sacrificio de su propio Hijo.

* Los dos Corazones juntos expresan que la vida de María es vida de intimidad con Jesús.
Doce estrellas grabadas alrededor.

Corresponden a los doce apóstoles y representan a la Iglesia. Ser de la Iglesia, es amar a Cristo y participar en su pasión por la Salvación del mundo. Todo bautizado está invitado a asociarse a la misión de Cristo uniendo su corazón a los Corazones de Jesús y de María.

La medalla es un llamamiento a la conciencia de cada uno, para que escoja, como Cristo y María, la vía del amor hasta la entrega total de sí mismo.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Obispos piden a cubanos aprender lección de caridad de Fray Olallo


A pocos días de la beatificación de Fray José Olallo Valdés, los obispos de Cuba publicaron un mensaje en el que piden a los cubanos aprender la lección de caridad y amor a Dios del futuro beato.

"Anhelamos que el ejemplo de santidad del Padre Olallo despierte en todos los cubanos el deseo de volverse hacia Dios y permanecer en Él, que afiance en cada uno la decisión de ir con María al encuentro de Jesucristo pues Él es el rostro del verdadero amor vivido por el Padre Olallo y que recibe el nombre de caridad, el mismo de nuestra Madre del Cobre, la que nos une y nos salva como personas y como pueblo", afirman los obispos en el Mensaje publicado con ocasión de la beatificación prevista para este sábado en Cuba.

El mensaje, titulado "el Padre Olallo, un regalo de Dios para la Iglesia y para el pueblo cubano" fue divulgado por la agencia vaticana Fides y en el texto los obispos destacan cómo la virtud de la caridad "fue vivida por él de modo audaz, creativo y sin límites hacia quienes estaban en situaciones críticas, no importándole vida, salud, desgaste, cansancio".

Lo obispos recordaron que Fray Olallo hizo del hospital en el que trabajaba "una gran familia de hermanos a pesar de las múltiples diferencias de sus pacientes"; mientras "oraba mañana, tarde y noche, recorría la Calle de los Pobres (que hoy lleva su nombre) ayudándolos material y espiritualmente, auxiliaba a los presos, daba comida a los hambrientos y evangelizaba mediante sus famosas tertulias nocturnas por las que educó a muchos en la fe, salvando matrimonios y reconciliando a enemigos. De este modo se convirtió en padre y madre de innumerables personas".

Los prelados alentaron a los cubanos a entusiasmarse con el ejemplo del futuro beato y que "sepamos valorar el gran amor con el que tantos padres y madres cuidan con esmero a sus hijos discapacitados; tantos buenos hijos a padres o tantas personas prestan alegre y espontáneamente su ayuda al prójimo".

Asimismo dieron gracias a Dios por el don de "tantas religiosas dedicadas al cuidado de niños, ancianos y enfermos, y de tantos Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, dedicados también, desde hace más de 400 años, a la atención de los que padecen en su cuerpo y en su espíritu".

Los obispos esperan que el testimonio del P. Olallo "haga que muchos jóvenes piensen en la vocación sacerdotal y religiosa y respondan con generosidad a la llamada de Dios".

"¡Que el ejemplo de caridad paciente y heroica del Padre Olallo nos ayude a todos, pero de manera especial a aquellos que tienen el delicado servicio de promover el bien común para que lo hagan con espíritu de justicia favoreciendo así la convivencia fraterna entre todos los cubanos!", concluyeron los Obispos.

La beatificación de Fray Olallo se celebrará el sábado 29 de noviembre en la Plaza de la Iglesia de la Virgen de la Caridad, en Camagüey, ciudad en la que Fray Olallo, vivió 54 años de su vida al servicio de los enfermos y necesitados.

La Misa estará presidida por el Cardenal José Saraiva, como enviado especial del Santo Padre y será concelebrada por Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, Arzobispo de Camagüey, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y todos los Prelados cubanos.

Fray Olallo será el segundo beato cubano. El primer es el beato José López Piteira, nacido en Cuba de padres inmigrantes españoles, que permanecieron pocos años en la isla, y muy niño volvió a España con sus padres, donde murió mártir en 1936.

Comienzan los trabajos para un original nacimiento en el Vaticano



Esta semana la Gobernación de la Ciudad del Vaticano inició, con inusual anticipación, los trabajos de construcción del Portal de Belén que adornará la Plaza de San Pedro durante la Navidad.

En la semana previa a la celebración dominical de la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, con el que se pone fin al año litúrgico de la Iglesia, decenas de trabajadores comenzaron a levantar una curiosa estructura semicircular de cuatro metros de alto que rodea el gran obelisco central de la Plaza de San Pedro.

ACI Prensa consultó con la Sala de Prensa de la Santa Sede sobre el tema elegido para el portal navideño del presente año. “El tema del portal navideño es seleccionado y llevado a cabo por la Gobernación, y sólo cuando los trabajos están por concluirse, éste se informa a la Sala de Prensa”, dijo Sor Giovanna Gentili, SFP, coordinadora de la Sala.

El año pasado la Gobernación introdujo una importante novedad al escenificar a la Sagrada Familia en Nazaret y no en Belén, como es costumbre. Debido a la inusual forma semicircular de los preparativos, muchos esperan que esta Navidad la Santa Sede depare una nueva sorpresa.

Toledo acogerá el Congreso Eucarístico Nacional del año 2010


A media tarde de ayer, martes 25 de noviembre, la Asamblea Plenaria de la CEE ha elegido la ciudad de Toledo como sede del próximo Congreso Eucarístico Nacional de España. Junto a Toledo, presentaban candidatura las ciudades de Barcelona, Granada y Lugo. El Congreso Eucarístico del año 2010 será el décimo de la historia. Toledo ya acogió otro, en el año 1926, el tercero.

Los Congresos Eucarísticos nacionales de España han sido en Valencia, en 1883; Lugo, 1896; Toledo, 1926; Granada, 1957; Zaragoza, 1961; León, 1964; Sevilla, 1967; Valencia, 1972; y Santiago de Compostela, 1999.
El vigente Plan Pastoral de la CEE 2006-2010 es "Yo soy el Pan de Vida”. “Vivir de la Eucaristía" prevé para la finalización de su período otro Congreso Eucarístico Nacional en 2010.

Japoneses redescubren fe católica con nuevos beatos, asegura Arzobispo


La agencia vaticana Fides difundió una entrevista concedida por el Arzobispo de Nagasaki, Mons. Joseph Takami, quien asegura que la beatificación de 188 mártires japoneses "es un acontecimiento de gracia, es el tesoro escondido, es una ocasión para redescubrir y testimoniar la fe".

Mons. Takami, presidente del Comité ejecutivo para la beatificación celebrada el 24 de noviembre, reveló que la feligresía se preparó para la ceremonia "estudiando a fondo las vidas de los mártires, tratando de asimilar su fe y la práctica de su vida".

"La beatificación ofrece a la Iglesia en Japón la oportunidad de encontrar el tesoro escondido en la historia del cristianismo en tierra nipona. Pietro Kibe y sus 187 compañeros nos dejan a nosotros cristianos y a los no cristianos un mensaje rico en contenidos como éste: perseverar en la fe en Dios que es la única capaz de salvar a la humanidad; mantener siempre la libertad de religión, que es uno de los derechos humanos fundamentales; tener una actitud no-violenta ante los perseguidores, necesaria para conseguir la paz", agregó.

Asimismo, expresó su esperanza de que la beatificación "pueda ser una ocasión para redescubrir la importancia de la fe y dar un testimonio del amor de Dios, manifestado él por Jesucristo y sus mártires".

Según el Arzobispo hubo un gran interés por parte de la prensa japonesa y las autoridades civiles hacia el acontecimiento.

"Toda la población ha mostrado una viva atención, como se ha visto en la afluencia en la muestra sobre los mártires preparada en dos Iglesias de Nagasaki, con ocasión de la Beatificación. También entidades civiles como la Prefectura de Nagasaki y el Museo de Historia y Cultura de la ciudad han querido dedicar una exposición de obras de arte al acontecimiento, pidiendo en préstamo, entre otras cosas, algunas obras de los Museos Vaticanos", indicó.

El Arzobispo estima que todo este interés puede ayudar a la "obra de evangelización: ciertamente la misión adquirirá nueva savia y nuevas esperanzas. La beatificación nos ayuda a los cristianos a reflexionar sobre el sentido de la vida de los mártires y sobre su modo valiente de testimoniar la fe en su época histórica. Esto nos estimula a realizar esfuerzos mayores para evangelizar en primer lugar a nosotros mismos y a las personas de nuestro alrededor en nuestra época".

Símbolos del Adviento: La Corona


Origen: La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del dios sol, para que regresara con su luz y calor durante el invierno. Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. La corona está formada por una gran variedad de símbolos:

La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.

Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida, y Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

Las cuatro velas: Nos hace pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo.
Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.
Las manzanas rojas que adornan la corona representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.

El listón rojo representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. Luego, se lee la Biblia y alguna meditación. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote.

Sugerencias
a) Es preferible elaborar en familia la corona de Adviento aprovechando este momento para motivar a los niños platicándoles acerca de esta costumbre y su significado.
b) La corona deberá ser colocada en un sitio especial dentro del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los niños de manera que ellos recuerden constantemente la venida de Jesús y la importancia de prepararse para ese momento. c) Es conveniente fijar con anticipación el horario en el que se prenderán las velas. Toda esta planeación hará que las cosas salgan mejor y que los niños vean y comprendan que es algo importante. Así como con anticipación preparamos la visita de un invitado importante, estamos haciendo esto con el invitado más importante que podemos tener en nuestra familia.
d) Es conveniente también distribuir las funciones entre los miembros de la familia de modo que todos participen y se sientan involucrados en la ceremonia.
Por ejemplo:
un encargado de tener arreglado y limpio el lugar donde irá la corona antes de comenzar con esta tradición navideña.
un encargado de apagar las luces al inicio y encenderlas al final.
un encargado de dirigir el canto o de poner la grabadora con algún villancico.
un encargado de dirigir las oraciones para ponerse en presencia de Dios.
un encargado de leer las lecturas.
un encargado de encender las velas.

martes, 25 de noviembre de 2008

República Dominicana: VI Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Pastoral Penitenciaria


Este lunes inicia en República Dominicana, y hasta el viernes 28 de noviembre, el VI Encuentro Latinoamericano y del Caribe de Pastoral Penitenciaria. Los asistentes provenientes de toda Latinoamérica se proponen mejorar su servicio a "los rostros sufrientes de Cristo" en los sistemas de Justicia y Cárceles del territorio. Hasta la fecha se han realizado cinco encuentros de este tipo en Colombia, Venezuela, Panamá, Bolivia y Puerto Rico. El encuentro es organizado por el Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano, en coordinación con la Conferencia Episcopal Dominicana a través de la Comisión Nacional de Pastoral Penitenciaria, con el objetivo de "elaborar líneas comunes de la Pastoral Penitenciaria de América Latina, a la luz del Documento de Aparecida y dentro del contexto de Misión Continental, con miras a elaborar una guía que oriente este servicio de atención a los rostros sufrientes de Cristo en las estructuras de los sistemas de justicia y cárceles".

El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) "propuso realizar este encuentro en República Dominicana porque en aquella nación caribeña la Pastoral Penitenciaria está ‘bien organizada', con la particularidad de que se ha ‘creado una sinergia nunca vista hasta ahora entre el Estado y la Iglesia, a favor de las personas privadas de libertad, digna de ser imitada en los países hermanos'. Con una cálida expresión de caridad fraterna, la Conferencia del Episcopado Dominicano respaldó y acogió el desarrollo de este evento en nuestra nación, delegando tal acción en la Comisión Nacional de Pastoral Penitenciaria". Brevemente añadimos que el Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, tiene la misión de animar y acompañar el proceso de la pastoral de la Iglesia en los espacios sociales de marginalidad, así como su acción dentro de instancias públicas de la sociedad y en sectores que requieren una atención prioritaria por la situación en la que se encuentra.

La búsqueda de la belleza no puede separarse de la verdad y la bondad, dice el Papa


Verum, Bonum Pulchrum
En su mensaje al Arzobispo Gianfranco Ravasi, Presidente del Pontificio Consejo para la Cultura, con motivo de la sesión pública anual de las Academias Pontificias, el Papa Benedicto XVI resalta la inseparable relación que existe entre la búsqueda de la belleza y la búsqueda humana de la verdad y la bondad.

En el mensaje para la sesión de este año cuyo tema es: "Universalidad de la belleza: estética y ética confrontadas", el Santo Padre subraya que "la necesidad y la urgencia de un diálogo renovado entre estética y ética, entre belleza, verdad y bondad nos la replantea no solamente el debate cultural y artístico actual sino también la realidad cotidiana".
"En diversos ámbitos –explica el Papa– brota dramáticamente la escisión y a veces el contraste entre las dos dimensiones: la de la búsqueda de la belleza, reducida a forma exterior, a apariencia de perseguir a toda costa y la de la verdad y la bondad de las acciones efectuadas con un fin determinado".

Por ello, precisa, "una búsqueda de la belleza que fuera ajena a la búsqueda humana de la verdad y la bondad se transformaría, como sucede desgraciadamente, en puro esteticismo y, sobre todo, para los más jóvenes, en un itinerario que lleva a lo efímero, a la apariencia o incluso a una fuga hacia paraísos artificiales que esconden el vacío y la inconsistencia interior".

El Santo Padre recuerda luego que en varias ocasiones ha reafirmado "la necesidad de una ampliación de los horizontes de la razón para comprender la estrecha conexión entre la búsqueda de la belleza y la búsqueda de la verdad y la bondad", por ello, "si esta necesidad es válida para todos lo es todavía más para el creyente, para el discípulo de Cristo llamado a 'dar testimonio' a todos de la belleza y la verdad de su fe".

La belleza de las obras que los creyentes cumplen para "rendir gloria al Padre" siguiendo el mandato de Cristo "manifiesta y expresa en una síntesis excelente la bondad y la verdad profunda del gesto, al igual que la coherencia y la santidad de quien lo lleva a cabo. Nuestro testimonio debe nutrirse de esta belleza y para ello hace falta saber comunicar con el lenguaje de las imágenes y los símbolos para llegar eficazmente a nuestros contemporáneos".

Asimismo el Pontífice señala que en el reciente Sínodo los obispos han hecho hincapié en "el valor perenne de un bello testimonio para el anuncio del Evangelio, subrayando la importancia de saber leer y escrutar la belleza de las obras de arte, inspiradas por la fe para descubrir un itinerario singular que acerca a Dios y a su palabra".

Tras citar la Carta a los Artistas de Juan Pablo II que "invitaba a reflexionar sobre el fecundo diálogo entre la Sagrada Escritura y las diversas formas artísticas del que han brotado innumerables obras maestras", Benedicto XVI exhorta a los académicos y artistas recordándoles que su misión es "suscitar maravilla y deseo de lo bello, formar la sensibilidad y alimentar la pasión por todo lo que es expresión auténtica del genio humano y reflejo de la belleza divina".

Presentan al Papa tercera edición típica del Misal Romano


El pasado sábado 22 de noviembre se presentó ante el Papa la tercera edición típica del Misal Romano editado por la Librería Editrice Vaticana el colaboración con la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

El encargado de la presentación fue e Cardenal Francis Arinze, Prefecto de este dicasterio, en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico. Según indica L'Osservatore Romano el Papa ha expresado su agrado por esta iniciativa.

Con el Purpurado estuvieron también el Arzobispo Malcolm Ranjith Patabendige Don; y Mons. Anthony Ward, respectivamente Secretario y Subsecretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

¿Qué es el Tiempo de Adviento?

Adviento 2008:
Desde el 30 de Noviembre hasta el 24 de Diciembre

Comienzo: El Adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo

Término: Adviento viene de adventus, venida, llegada, próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Forma una unidad con la Navidad y la Epifanía.

Color: La Liturgia en este tiempo es el morado.

Sentido: El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor.

Duración: 4 semanas

Partes: Se puede hablar de dos partes del Adviento:

a) desde el primer domingo al día 16 de diciembre, con marcado carácter escatológico, mirando a la venida del Señor al final de los tiempos;

b) desde el 17 de diciembre al 24 de diciembre, es la llamada "Semana Santa" de la Navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo en las historia, la Navidad.

Personajes: Las lecturas bíblicas de este tiempo de Adviento están tomadas sobre todo del profeta Isaías (primera lectura), también se recogen los pasajes más proféticos del Antiguo Testamento señalando la llegada del Mesías. Isaías, Juan Bautista y María de Nazaret son los modelos de creyentes que la Iglesias ofrece a los fieles para preparar la venida del Señor Jesús.

lunes, 24 de noviembre de 2008

El Papa, contento por la proclamación de nuevos beatos en Japón y Cuba


Tras el rezo del ángelus, el Papa mostró hoy su “cercanía espiritual” a la Iglesia en Japón, que mañana celebrará en Nagasaki la beatificación de Peter Kibe y 187 compañeros mártires de la época Edo.

Estos mártires eran “todos japoneses, hombres y mujeres, muertos en la primera parte del siglo XVII”, recordó. “¡Que su victoria en Cristo sobre el pecado y la muerte nos llene de esperanza y coraje!”.

“En esta circunstancia, tan significativa para la comunidad católica y para todo el País del Sol Levante, aseguro mi cercanía espiritual”, añadió el Papa, quien ha enviado al cardenal Jose Saraiva Martins, anterior Prefecto para las Causas de los santos, en representación suya.

Además, recordó que “el próximo sábado será proclamado beato en Camagüey (Cuba) el Hermano José Olallo Valdés, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios”.

El Papa expresó su convicción de que el “ejemplo y la intercesión del nuevo Beato ayude a la Iglesia en su misión evangelizadora, y conceda una renovada vitalidad apostólica a todos los cubanos que se glorían de ser discípulos y misioneros de Jesucristo”.

“A su protección celeste confío el pueblo cubano, especialmente a los enfermos y a los operadores sanitarios”, añadió.

Dios acogerá en su Reino a quien practique su Palabra, recuerda el Papa


Miles de fieles y peregrinos se reunieron este medio día en la Plaza de San Pedro para rezar el Ángelus dominical con el Papa Benedicto XVI, quien al introducir la oración mariana recordó que el Reino de Dios no es una cuestión ni de honores ni de apariencias, y que en su Reino eterno acoge a cuantos se esfuerzan día a día por poner en práctica su Palabra.

“La realeza de Cristo es revelación y actuación de la realeza de Dios Padre, que gobierna todas las cosas con amor y con justicia”, dijo el Pontífice el día en que la Iglesia celebra la solemnidad de Cristo Rey.

Resaltó cómo “el Padre confió al Hijo la misión de dar a los hombres la vida eterna amándolos hasta el supremo sacrificio, y al mismo tiempo le dio el poder de juzgarlos, desde el momento en que se hizo Hijo del hombre, en todo igual a nosotros”.

“El Evangelio de hoy –continuó el Papa- insiste justamente en la realeza universal de Cristo juez, con la estupenda parábola del juicio final que San Mateo ha situado inmediatamente antes de la narración de la Pasión. Las imágenes son simples, el lenguaje es popular, pero el mensaje es extremadamente importante: es la verdad sobre nuestro destino último y sobre el criterio bajo el cual seremos evaluados”.

El Pontífice citó entonces aquella parte del Evangelio según San Mateo que dice: “porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron”, y agregó: “¿Quién no conoce esta página? Es parte de nuestra civilización. Ha marcado la historia de los pueblos de cultura cristiana: la jerarquía de valores, las instituciones, las obras benéficas y sociales”.

“El reino de Dios no es de este mundo, mas lleva a su realización todo el bien que, gracias a Dios, existe en el hombre y en la historia. Si ponemos en práctica el amor por nuestro prójimo, entonces damos espacio a la señoría de Dios, y su reino se realiza entre nosotros. En cambio si cada uno piensa solamente en los propios intereses, el mundo caminará hacia su ruina”, agregó Benedicto XVI.

Más adelante recordó que “el reino de Dios no es una cuestión de honores y apariencias” y que “el Señor quiere con todo su corazón nuestro bien, es decir, que cada hombre tenga la vida y que especialmente sus hijos más pequeños puedan acceder al banquete que ha preparado para todos”.

“En su reino eterno –agregó- Dios acoge a cuantos se esfuerzan día a día por poner en práctica su palabras. Por esto la Virgen María, la más humilde de todas las criaturas, es la más grande a sus ojos y se siente a la derecha de Cristo Rey”.

domingo, 23 de noviembre de 2008

HOY FIESTA DE CRISTO REY DEL UNIVERSO

Cristo es el Rey del universo y de cada uno de nosotros.

Es una de las fiestas más importantes del calendario litúrgico, porque celebramos que Cristo es el Rey del universo. Su Reino es el Reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, de la justicia, del amor y la paz.

Un poco de historia

La fiesta de Cristo Rey fue instaurada por el Papa Pío XI el 11 de Marzo de 1925.
El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey.

Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres.

Con la fiesta de Cristo Rey se concluye el año litúrgico. Esta fiesta tiene un sentido escatólogico pues celebramos a Cristo como Rey de todo el universo. Sabemos que el Reino de Cristo ya ha comenzado, pues se hizo presente en la tierra a partir de su venida al mundo hace casi dos mil años, pero Cristo no reinará definitivamente sobre todos los hombres hasta que vuelva al mundo con toda su gloria al final de los tiempos, en la Parusía.

Si quieres conocer lo que Jesús nos anticipó de ese gran día, puedes leer el Evangelio de Mateo 25,31-46.

En la fiesta de Cristo Rey celebramos que Cristo puede empezar a reinar en nuestros corazones en el momento en que nosotros se lo permitamos, y así el Reino de Dios puede hacerse presente en nuestra vida. De esta forma vamos instaurando desde ahora el Reino de Cristo en nosotros mismos y en nuestros hogares, empresas y ambiente.

Jesús nos habla de las características de su Reino a través de varias parábolas en el capítulo 13 de Mateo:

“es semejante a un grano de mostaza que uno toma y arroja en su huerto y crece y se convierte en un árbol, y las aves del cielo anidan en sus ramas”;

“es semejante al fermento que una mujer toma y echa en tres medidas de harina hasta que fermenta toda”; “es semejante a un tesoro escondido en un campo, que quien lo encuentra lo oculta, y lleno de alegría, va, vende cuanto tiene y compra aquel campo”;

“es semejante a un mercader que busca perlas preciosas, y hallando una de gran precio, va, vende todo cuanto tiene y la compra”.

En ellas, Jesús nos hace ver claramente que vale la pena buscarlo y encontrarlo, que vivir el Reino de Dios vale más que todos los tesoros de la tierra y que su crecimiento será discreto, sin que nadie sepa cómo ni cuándo, pero eficaz.

La Iglesia tiene el encargo de predicar y extender el reinado de Jesucristo entre los hombres. Su predicación y extensión debe ser el centro de nuestro afán vida como miembros de la Iglesia. Se trata de lograr que Jesucristo reine en el corazón de los hombres, en el seno de los hogares, en las sociedades y en los pueblos. Con esto conseguiremos alcanzar un mundo nuevo en el que reine el amor, la paz y la justicia y la salvación eterna de todos los hombres.

Para lograr que Jesús reine en nuestra vida, en primer lugar debemos conocer a Cristo. La lectura y reflexión del Evangelio, la oración personal y los sacramentos son medios para conocerlo y de los que se reciben gracias que van abriendo nuestros corazones a su amor. Se trata de conocer a Cristo de una manera experiencial y no sólo teológica.

Acerquémonos a la Eucaristía, Dios mismo, para recibir de su abundancia. Oremos con profundidad escuchando a Cristo que nos habla.

Al conocer a Cristo empezaremos a amarlo de manera espontánea, por que Él es toda bondad. Y cuando uno está enamorado se le nota.

El tercer paso es imitar a Jesucristo. El amor nos llevará casi sin darnos cuenta a pensar como Cristo, querer como Cristo y a sentir como Cristo, viviendo una vida de verdadera caridad y autenticidad cristiana. Cuando imitamos a Cristo conociéndolo y amándolo, entonces podemos experimentar que el Reino de Cristo ha comenzado para nosotros.

Por último, vendrá el compromiso apostólico que consiste en llevar nuestro amor a la acción de extender el Reino de Cristo a todas las almas mediante obras concretas de apostolado. No nos podremos detener. Nuestro amor comenzará a desbordarse.

Dedicar nuestra vida a la extensión del Reino de Cristo en la tierra es lo mejor que podemos hacer, pues Cristo nos premiará con una alegría y una paz profundas e imperturbables en todas las circunstancias de la vida.

A lo largo de la historia hay innumerables testimonios de cristianos que han dado la vida por Cristo como el Rey de sus vidas. Un ejemplo son los mártires de la guerra cristera en México en los años 20’s, quienes por defender su fe, fueron perseguidos y todos ellos murieron gritando “¡Viva Cristo Rey!”.

La fiesta de Cristo Rey, al finalizar el año litúrgico es una oportunidad de imitar a estos mártires promulgando públicamente que Cristo es el Rey de nuestras vidas, el Rey de reyes, el Principio y el Fin de todo el Universo.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Evangelio del domingo 23 de noviembre de 2008

Mt 25,31-46

Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso.

Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a su izquierda.
Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: 'Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver'.

Los justos le responderán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber?
¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos?
¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?'.
Y el Rey les responderá: 'Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo'.
Luego dirá a los de su izquierda: 'Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron'.
Estos, a su vez, le preguntarán: 'Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?'.
Y él les responderá: 'Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo'.
Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna".


188 mártires "indican el camino a los que creen", afirman Obispos japoneses


En una nota de presentación de la beatificación de los 188 mártires japoneses que se realizará en Nagasaki este 24 de noviembre, los obispos de este país señalan que estos testigos del Evangelio "no son militantes políticos, no han luchado contra un régimen que impedía la libertad religiosa: han sido hombres y mujeres de una fe profunda y auténtica, que indican el camino a los que creen. Ellos nos ofrecen a todos una experiencia sobre la que reflexionar".

Según informa la agencia vaticana Fides, al referirse a estos mártires que dieron su vida por Jesucristo entre 1603 y 1639, los prelados de Japón señalan que su testimonio interroga a la Iglesia sobre el papel de los laicos en la transmisión de la fe y en la organización de la Iglesia, por lo que, precisan, "es hora de tomar en seria consideración la formación de nuestros laicos".

Asimismo, los obispos resaltan que "hemos valorado el hecho de que, sin estas mujeres" que se encuentran en la lista de 188, "la Iglesia no existiría hoy en Japón. Esperamos la Beatificación de estas mujeres mártires como un mensaje de esperanza y consuelo para todas las mujeres de este país, de cualquiera fe religiosa".

Los prelados también ponen como ejemplo a los sacerdotes Pietro Kibe, Nakaura, P. Kintsuba y otros quienes "nos dan un mensaje rico en enseñanzas para los sacerdotes que buscan hoy ser buenos pastores en el Japón contemporáneo".

Fides indica además que para esta beatificación están trabajando más de dos mil 500 voluntarios y se calcula la asistencia de unas 30 mil personas al estado Big-N Béisbol Stadium en Nagasaki.

Estos 188 mártires japoneses que será beatificados el 24 de noviembre se suman a los 42 santos y a los 395 beatos, todos ellos mártires, que tiene Japón. La Eucaristía será presidida, explica Fides, por el Prefecto Emérito de la Congregación para las Causas de los Santos, el Cardenal José Saraiva Martins, enviado especial del Papa Benedicto XVI.


El Papa presidirá todas las celebraciones navideñas en el Vaticano



La Oficina de Prensa de la Santa Sede dio a conocer que el Papa Benedicto XVI presidirá todas las celebraciones navideñas, así como las que corresponden a finales de noviembre y el mes de enero en el Vaticano.

El 29 de noviembre a las 17:00 (hora local), presidirá las Primeras Vísperas del Primer Domingo de Adviento en la Basílica de San Pedro; al día siguiente, el domingo 30, realizará una visita pastoral a la Basílica de San Lorenzo de Extramuros con motivo del 1750 aniversario del martirio del Santo Diácono y presidirá la Misa a las 09:45 a.m.

En diciembre:

El lunes 8, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, a las 4:00 p.m. presidirá en la Plaza España un acto de veneración a la Virgen Inmaculada.
El miércoles 24, Solemnidad de la Natividad del Señor, celebrará a medianoche en la Basílica de San Pedro la Santa Misa de Gallo.

El jueves 25, Solemnidad de la Natividad del Señor, impartirá a mediodía desde el balcón central de la Basílica Vaticana la bendición "Urbi et Orbi".

El miércoles 31, a las 6:00 p.m., el Papa presidirá las Primeras Vísperas en acción de gracias por el año 2008.
En enero:

El jueves 1, Solemnidad de Santa María Madre de Dios y 62º Jornada Mundial de la Paz, presidirá en la Basílica de San Pedro la Santa Misa a las 10:00 a.m.

El martes 6, Solemnidad de la Epifanía del Señor, presidirá la Eucaristía a las 10:00 a.m.

El domingo 11, Festividad del Bautismo del Señor, presidirá en la Capilla Sixtina la Santa Misa desde las 10:00 a.m. y conferirá el Bautismo a algunos niños.

El domingo 25, Festividad de la conversión de San Pablo Apóstol, celebrará las Vísperas a las 5:30 p.m. en la Basílica de San Pablo de Extramuros en el marco del Año Paulino.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Reliquias de Santa Teresita en vuelo espacial


Las Carmelitas Descalzas de New Caney (USA) entregaron al astronauta, Ron Garan, una reliquia de Santa Teresita, para que le acompañara en su viaje espacial, informan las Obras Misionales Pontificias de España.

En la pasada primavera este comandante había llamado a la comunidad para pedir oraciones para su viaje en el espacio, ofreciéndose a llevar algún objeto sagrado que las monjas le encomendaran.

Durante 14 días este recuerdo teresiano ha recorrido 9.177.030 Km. en el espacio alrededor de la tierra a una velocidad de 27.291 Km. por hora. Durante ese tiempo con una oración intensa, la comunidad ha pedido a Santa Teresita una lluvia de rosas desde el espacio sobre el mundo. Su vocación universal ha llegado hasta los confines del espacio.

El 17 de agosto pasado las Carmelitas Descalzas de New Caney (USA) recibieron la prometida y largamente esperada visita del amigo astronauta de la comunidad. Ron formaba parte de la tripulación del último viaje del viaje del trasbordador espacial Discovery, que tuvo lugar del pasado 31 de mayo al 14 de junio para transportar y añadir el módulo de laboratorio japonés Kibo (Esperanza) a la Estación Espacial Internacional. La misión de Ron consistió en salir al espacio, atado sólo por un cable, en un brazo robótico guiado desde el interior de la estación por otro miembro de la tripulación, para mover el módulo japonés en la posición correcta y segura, así como hacer algunas reparaciones en el exterior de la estación espacial. La NASA preparó un vídeo de la misión, por lo que se ha podido escuchar y ver algo de lo que pasa "dentro" del trasbordador y de la estación. Se trató de una apasionante y esclarecedora tarde para la comunidad carmelitana.

La comunidad, se acordó de las palabras de Santa Teresita: "Siento la vocación de apóstol... Quisiera recorrer la tierra, predicar tu nombre, y plantar sobre el suelo infiel tu Cruz gloriosa. Pero Amado mío, ¡una sola misión no me bastaría! Quisiera anunciar al mismo tiempo el Evangelio en las cinco partes del mundo, y hasta en las islas más remotas...".

Con esta evocación las Carmelitas no dudaron en entregar al astronauta una reliquia de Santa Teresita.