Benedicto XVI bendijo imagen de la Virgen del Carmen Misionera y "Evangelio de Chile" en emotiva jornada

bendición2.jpg
Imagen bendecida por el Papa

Ciudad del Vaticano (Jueves, 25-03-2009, Gaudium Press) Durante la mañana de ayer en la Plaza San Pedro, el Papa Benedicto XVI bendijo la imagen de la Virgen del Carmen Misionera y los ejemplares del "Evangelio de Chile". Al término de la audiencia de los miércoles, el Pontífice saludó a todas las delegaciones presentes culminando con la de Chile, en la que se tomó unos minutos de más.

El Santo Padre observó detenidamente la imagen de la Virgen del Carmen -obra del artista quiteño Ricardo Villalba- y el libro del "Evangelio de Chile". Luego el Papa recibió el afectuoso saludo del Arzobispo de Santiago, Cardenal Francisco Javier Errázuiriz, quien le presentó al resto de la comitiva.

En la ocasión, Benedicto XVI apreció la ilustración de un pasaje bíblico contenida en el "Evangelio de Chile", que fue realizada por la Hermana Alejandra Izquierdo, superiora de las Hermanas benedictinas de Rengo y también el versículo que él mismo escribió el año pasado durante la campaña de copia del Evangelio: Marcos 1,1, "Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios".

Según fuentes del arzobispado de Santiago, el Cardenal Errázuriz calificó de muy emocionante el encuentro con el Santo Padre. "El Papa recordó lo ocurrido con el terremoto y dijo que estaba orando por nosotros y nos bendecía (...) ahora tenemos una inmensa esperanza de que la visita de la Virgen del Carmen sea una gran bendición", afirmó el purpurado.

Por su parte, monseñor Santiago Silva, Secretario General de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), afirmó que María es la Madre del consuelo que desea visitar pronto a los chilenos que han sido víctimas de la catástrofe: "Queremos hacer de Chile una mesa y una casa para todos, y María es madre de reconstrucción", manifestó.

En tanto monseñor Alejandro Goic, Presidente de la CECh manifestó: "La Virgen María tiene que llevar mucho consuelo a tantos chilenos que han sufrido".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?