viernes, 30 de julio de 2010

Vaticano emite comercialmente, por primera vez, monedas con la figura de Benedicto XVI

35052.jpg

















El Estado de la Ciudad del Vaticano entró a la zona común de la Unión Europea en enero de 2002. Por causa de un acuerdo con la UE en diciembre de 2009, el Vaticano ahora debe poner en circulación la moneda dentro de su territorio

Ciudad del Vaticano (Viernes, 30-07-2010, Gaudium Press) Por el acuerdo de diciembre de 2009 entre el Estado de la Ciudad del Vaticano y la Unión Europea, las monedas con la figura del Pontífice deben ponerse en circulación de ahora en adelante en los negocios vaticanos. Desde hace dos semanas, las personas que hacen compras en las tiendas de la Librería Editora Vaticana, el correo vaticano y hasta el servicio fotográfico, además de otros puestos y tiendas, reciben como vuelto monedas con la imagen del Papa Benedicto XVI.

Conforme informó la agencia francesa I.Media, es la primera vez -desde el paso a la zona común del Estado de la Ciudad del Vaticano, en enero de 2002- que las monedas serán usadas comercialmente, y no solo como ítems de colección. La UE también autorizó la duplicación de la cantidad de monedas acuñadas por el Vaticano, equivalente a 2.3 millones de euros para el 2010.

La moneda presenta la imagen del Pontífice y trae la inscripción "Ciudad del Vaticano 2010". Ahora, siguiendo las determinaciones del acuerdo, el Vaticano fue obligado a poner en circulación por lo menos el 50% de las monedas producidas. Además, el Estado de la Ciudad del Vaticano debe comprometerse a aplicar las directrices comunitarias contra el reciclaje, y contra el fraude y la falsificación.

jueves, 29 de julio de 2010

San Ignacio de Loyola


"Él será un día defensor, sustentáculo y adorno de la Iglesia; será reformador del mundo.
Por él, la luz del Evangelio será llevada a las más lejanas naciones”
(testimonio del primer confesor de San Ignacio).

Ignacio Montojo

Mucho se ha escrito sobre la vanidad del joven Ignacio de Loyola, antes de su conversión. Menos enunciadas y de mayor utilidad para nuestros días son las maravillas que Dios obró en él y por él.

1.jpg
El joven Ignacio prefería los riesgos de la guerra a una vida ociosa en la corte.

Nacido en 1491, una época en que los grandes viajes estaban expandiendo las fronteras del mundo, el espíritu inquieto y turbulento de Ignacio prefería los riesgos de la guerra a una vida ociosa en la corte.

En la lucha en defensa de Pamplona, se fracturó la pierna por un proyectil. Fue sometido a un doloroso tratamiento, después del cual notò que la pierna le había quedado deformada. Ordenó entonces a los médicos que se la rompieran y la repararan. No quedando satisfecho con la nueva cirugía, mandó a hacer otra, pues no quería aparecer cojo delante de aquellas doncellas de la corte.

Esta dureza de carácter y fuerza de voluntad, su espíritu insaciable de grandeza, debe ser visto en perspectiva de la grandiosa misión que la Providencia le había reservado al Fundador de la Compañía de Jesús.

En el período de recuperación, ocupó su tiempo en la lectura de los dos únicos libros existentes en el castillo: la Vida de Cristo y la Vida de los Santos. Tocado por la gracia, él se preguntó: “¿Por qué no hago lo que hicieron San Francisco y Santo Domingo? Si hicieron grandes cosas, ¿por qué no puedo yo también?"

No tomemos pues, un juicio sobre Ignacio en su punto de partida, pues lo que más importa es la segunda fase de su vida, sobre todo, al final de su carrera.

Cambio de Vida

Una vez recuperado, el joven guerrero estaba decidido a expiar sus pecados, ponerse al servicio de Dios y hacer por Él grandes cosas, siguiendo el ejemplo de los Santos.

Una noche se arrodilló delante de una imagen de la Virgen María y se ofreció a Jesús como su fiel soldado. Al concluir esta “consagración”, se oyó un gran ruido en el interior del castillo de Loyola, el cual fue sacudido hasta los cimientos. El cuarto de Ignacio fue el más violentamente alcanzado. En sus altos muros, se produjo una grieta que existe hasta hoy. Era el demonio manifestando su furia, en previsión de los terribles golpes que su maléfica obra recibiría de la Compañía de Jesús.

El Capitán de Loyola fue poblado en su mente de ejemplos leídos en la vida de Cristo, de San Francisco, Santo Domingo, San Bruno y San Benito. Su único anhelo era, de ahora en adelante, hacer por Dios grandes cosas. Dada esta extraordinaria manifestación del espíritu de las tinieblas, él tomó la resolución definitiva: “Lo que los santos hicieron, yo prometo, con la gracia de Dios, hacerlo también”. No son más las hazañas profanas que lo atraen, sino esta santa emulación con los santos, el deseo de realizar grandes cosas “para la mayor gloria de Dios".

Esa noche, se la apareció la Santísima Virgen con el Niño Jesús durante un tiempo notable. Después de la visión, él sintió que todas las imágenes de su vida pasada le fueron borradas del alma. Desde entonces, nunca consintió en ninguna tentación contra la virtud de la pureza.

2.jpg
Con su conversión, el temple del carácter y la fuerza de voluntad del Capitán de Loyola fueron puestos al servicio de Dios.

Iniciando su nueva vida, partió en peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Montserrat, donde hizo su confesión general, después de la cual cambió sus preciosas ropas por las de un mendigo y depositó su espada en el altar de Nuestra Señora. Desde entonces, se ocuparía del servicio de Dios.

Comunicaciones divinas

El propio Divino Redentor se ocupó, por vías extraordinarias, de su formación religiosa.

Cierto día, San Ignacio estaba en la escalera de la iglesia de los Dominicos y recitaba el oficio de la Santísima Virgen. De repente, su espíritu fue arrebatado hasta el seno de Dios, y le fue permitido entender el misterio incomprensible de un Dios en tres personas distintas. Al salir de la iglesia, habló sobre este misterio a los religiosos en un lenguaje sublime. Nadie dudaba de que había recibido luces sobrenaturales. “¡Nunca un doctor de la Iglesia habló tan elocuentemente y con tanta claridad sobre este misterio!” – exclamaban admirados.

Durante un éxtasis, Dios le infundió un tal conocimiento de las Sagradas Escrituras que, incluso si desaparecieran, ¡él no dudaría en apoyarlas a expensas de su sangre!

Volviendo en sí de otro éxtasis – que duró ocho días, durante los cuales no tomó alimento alguno ni cambió de posición – exclamaba: “¡Oh Jesús! ¡Oh Jesús!” Cuando alguien le preguntaba sobre esta conversación con Dios, se limitaba a responder: “¡Es indescriptible!” Sus biógrafos opinan que en este éxtasis Dios le reveló los Santos Ejercicios Espirituales y el plan de la Compañía de Jesús.

Nace la Compañia de Jesús

San Ignacio viajó a Roma, donde pasó la Semana Santa visitando iglesias de la Ciudad Eterna y recibió la bendición del Soberano Pontífice, Adriano VI. Él sabía que Dios lo predestinaba a la fundación de una Compañía de Apóstoles. Para esto, quería reclutar discípulos entre estudiantes jóvenes y con valor. Comenzó entonces, a estudiar ciencias humanas, pasando por las Universidades de Barcelona, Alcalá, Salamanca y París.

En poco tiempo, el Santo reunió cerca de si un grupo de élite: Pedro Fabro, Francisco Javier, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Simón Rodríguez y Nicolás Bobadilla. Hechos los Ejercicios Espirituales, todos se mostraban dispuestos a sacrificar todo para la mayor gloria de Dios. El 15 de agosto de 1534, pronunciaron los votos religiosos en la iglesia de Montmartre. Después de ese solemne acto, los nuevos apóstoles se sentían tan felices que no se podían separar más. Se constituía así el primer esbozo de la Compañía de Jesús.

El 8 de enero de 1537, San Ignacio se encontraba en Venecia con sus discípulos, de donde los envió a Roma. Pedro Ortiz, ex-profesor en París, era embajador del Emperador Carlos V junto al Papa. Al enterarse que los jóvenes profesores de la Universidad de París venían a pedir la bendición apostólica al Soberano Pontífice, se encargó de obtenerles la audiencia, elogiando sus virtudes y ciencia poco comunes. El Papa los recibió durante la cena, momento en que fueron invitados a participar en una discusión.

Santo Inacio de Loyola_1.jpg
Al presentar a Pablo III las Constituciones, el Papa lo recibió con estas palabras: “El dedo de Dios está ahí”. La nueva Orden fue fundada el 27 de septiembre de 1540 y el 19 de abril de 1541 San Ignacio fue aclamado Superior General de la Compañía.

Ellos trataron con tanta ciencia y talento los temas propuestos y presentaron los argumentos con tanta humildad, que Pablo III no pudo contener su admiración y los abrazó diciendo: “Me alegro de verdad que la ciencia esté unida a tal modestia”. Entonces los bendijo y dio a los que todavía no eran sacerdotes la autorización para recibir las Ordenes Sagradas.

Actividad apostólica basada en la santidad de su vida

Decidieron, a partir de entonces, hacer apostolado en las ciudades donde las universidades atraían a los jóvenes. Francisco Javier y Bobadilla fueron para Bolonia, Simón Rodríguez y Lejay para Ferrara, Broet y Salmerón para Siena, Codure y Hoces para Padua. San Ignacio se dirigió a Roma con Fabro y Laínez.

Pedro Ortiz obtuvo para San Ignacio una audiencia con el Sumo Pontífice, que recibió con alegría la propuesta de los nuevos apóstoles, cuyo celo y ciencia ya habían adquirido tanta reputación. El Papa quiso ponerlos en actividad inmediatamente. Al Padre Laínez le confió la cátedra de la Escolástica en el Colegio Sapiencia, y al Padre Fabro la de Escritura Sagrada. Mientras el Padre Ignacio se encargó del ministerio apostólico en Roma, cuyas costumbres necesitaban una gran reforma. San Ignacio predicaba los Ejercicios Espirituales en público, obteniendo en poco tiempo una reforma general en las costumbres.

Los nuevos apóstoles eran estimados y buscados por grandes y pequeños, gracias a la unción de sus palabras y la santidad de sus vidas.

Virtudes propias del Fundador y Superior General

En la cuaresma de 1538, San Ignacio convocó a sus hijos a Roma, para la erección definitiva de la Compañía en Orden Religiosa. Todos se presentaron obedientemente.

Presentaron a Pablo III las Constituciones, el Papa los recibió con estas palabras: “El dedo de Dios está ahí”. La nueva Orden fue erigida por una bula del 27 de septiembre de 1540. El 19 de abril de 1541 San Ignacio fue nombrado Superior General de la Compañía. Él vigilaba y orientaba a todos. Era conciente de todo lo que necesitaba cada una de las casas de la Orden.

Se informaba hasta de los progresos de los alumnos de todos los colegios de la Compañía. Los profesores se reunían con él todas las semanas. Los trabajos de los alumnos eran vistos por él. Leía todo y hacía examinar esos escritos por otros.

Dirigía la casa de Roma, dirigía a los superiores de las casas difundidas por el mundo, se ocupaba de los colegios, trataba los negocios de la Iglesia con el Papa y los Cardenales, mantenía correspondencia con los soberanos de Europa, dirigía nuevas fundaciones, todo esto sin interrumpir sus obras de misericordia en la Ciudad Eterna, fue un ejemplo constante para sus discípulos.

La pregunta es, y con razón, si esto es posible sin un milagro. Dios multiplicaba los prodigios en favor del Santo, para el desarrollo de la Compañía.

En San Ignacio, se unían la flexibilidad con la firmeza, la sensibilidad con la disciplina, la audacia con la prudencia; la humildad no se oponía a la valentía en defensa de la Santa Iglesia; el desprendimiento de sí mismo era hermano del amor al prójimo. Todos estos aparentes antagonismos brillaban en la vida del Fundador. Requisitos, además, indispensables para una institución joven que se desarrollaba con gran vigor en oposición de la ola libertaria que buscaba arrastrar a las personas en sentido contrario.

4.jpg
En San Ignacio, se unían la flexibilidad con la firmeza, la sensibilidad con la disciplina, la audacia con la prudencia; la humildad no se oponía a la valentía en defensa de la Santa Iglesia.

Uno de sus discípulos narra que cualquier persona triste o angustiada, al aproximarse de él, recobraba la paz de espíritu y la verdadera alegría. Sabía cuando alguno de sus discípulos estaba pasando por dificultades o tentaciones, y lo animaba. Tenía verdadero discernimiento para la selección de los candidatos a miembros de la Compañía. Fue inflexible en la disciplina. Un día, en Pentecostés, llegó a expulsar a doce novicios.

Pero estaba lejos de ser una persona impulsiva. Por el contrario, tenía todo medido, pesado y contado. A veces aplazaba la ejecución de una pena, pensando: “Conviene dormir sobre este caso”. Otras veces decía: “Es necesario acomodar los negocios que no pueden acomodarse a nosotros; es necesario saber entrar por la puerta de ciertas personas, con el fin de salir por la nuestra”.

Método personal de cautivar y conducir las almas

Un novicio japonés, enviado a Roma por San Francisco Javier, era tratado con gran indulgencia por San Ignacio. Le dio los cargos más suaves, recomendándole que le avisase cuando estuviera muy cansado.

A un novicio italiano, de una mirada muy viva y abierta, el Santo le dijo: “Hermano Domenico, ¿por qué no trata de leer en sus ojos la modestia con que Dios le quiso adornar su alma?” Con estas pocas palabras, Domenico se corrigió.

A veces el Santo era de una severidad increíble con algunos sacerdotes, a los que él estimaba de todo corazón, deseando siempre perfeccionarlos en el ejercicio de la humildad.

Cierto día, se encontró, en el corredor de un Colegio, con un joven alegre y sonriendo. El Santo le preguntó:

- ¿Por qué estás siempre con una sonrisa?

- ¡Soy feliz por estar en vuestra Compañía! – Le respondió.

- Continua siempre así, pues la tristeza no cabe en el servicio de Dios – le dijo el Santo, y después lo bendijo.

Esta manera ignaciana para cautivar y atraer a las personas hacia la Iglesia de Cristo era un eficaz instrumento del que se servía la gracia divina para reavivar el amor de Dios en las almas que la herejía protestante había enfriado en la Fe.

Tal vez sea por eso, que con sólo 16 años de fundación, la Compañía de Jesús ya contaba con más de 1000 miembros, ocupando 100 casas, en 10 provincias.

El Padre Goncalves da Camara decía: “En estos tiempos en que todos son obligados a restringirse, es un verdadero milagro de la Providencia la existencia de nuestras casas viviendo únicamente de la caridad".

Pronunció por última vez el santo Nombre de Jesús y voló a Dios

Llegó el año de 1556. El gran combatiente había caminado en esta tierra, con sutileza y energía admirables, por la gloriosa lucha en defensa de la Fe. En Europa, sus hijos espirituales reconquistaban para la Iglesia miles de almas desgarradas por la herejía.

5.jpg
Muerte de San Ignacio (Casa Generalicia, Roma).

En otros continentes, los misioneros jesuitas, siempre infatigables e insaciables por salvar almas , llevaban la luz de la Fe a cientos de infelices paganos. Su obra estaba consolidada, Dios resolvió llamarlo a Sí, para darle la “recompensa demasiado grande".

El día 30 de julio, San Ignacio llamó al Padre Polanco y le dijo:

- Llegó el momento de mandar a decir a Su Santidad que estoy cercano a morir, y le pido humildemente su bendición, para mí y para uno de nuestros padres, que no tardará en fallecer también. Digan a Su Santidad que, después de haber rezado mucho por él en este mundo, lo continuaré haciendo en el Cielo, si la divina Bondad se digna recibirme.

- Los médicos no creen que esté tan mal como piensa... ¿Puedo aplazar la tarea para mañana? – preguntó el Padre Polanco.

- Haz lo que quieras, me abandono a tu voluntad – le respondió el Santo.

El día 31 de julio, después de recibir la bendición apostólica, San Ignacio pronunció por última vez el santo Nombre de Jesús y su alma voló a Dios. Fue canonizado el 12 de marzo de 1622. La bula de canonización menciona doscientos milagros operados por su intercesión.

Aquí está el perfil de un Santo que al final de su carrera, podría haber cantado estas palabras del Magnificat: “El señor hizo en mí maravillas, Santo es su nombre..."

¡Este es San Ignacio de Loyola!

(Revista Heraldos del Evangelio, Julio/2004, n. 31, p. 34 a 37)

MASIVA RESPUESTA A NUEVO FORMATO DE ROMERÍA VIRTUAL


Radio Fides, en coordinación con la agencia JBQ, presentaron este lunes el nuevo formato para la Romería Virtual, en el que los fieles pueden participar de esta tradición católica, por medio de las redes sociales.

El sitio web www.romeriavirtual.com está disponible desde las 9:00am cuando se le presentó a los medios de comunicación y en la que los periodistas fueron los primeros en abrir cuentas de romeros virtuales.

Cuenta con algunas novedades que la harán más interactiva. Un ejemplo de esto es que los romeros podrán ver si caminan de día, de noche o bajo la lluvia. También se podrá ingresar desde Facebook o Twitter, además de peregrinar con sus amigos virtuales.

“En la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2010, el Papa Benedicto XVI motivó a los sacerdotes y fieles a usar los nuevos medios de comunicación para promover una Evangelización más cercana a los fieles y apegada a las nuevas tecnologías. De allí la importancia de iniciativas de este tipo”, comentó el Presbítero Mario Segura, Vocero de la Curia Metropolitana.

Algunos datos interesantes de la Romería Virtual del 2009 que demuestran que lo primordial es cumplir con el propósito de fe sin importar por cuál medio es que se contó con una participación de 13.000 romeros, 295.000 visitas y 46 países diferentes.

Al medio día, solo cuatro horas después del lanzamiento, la cantidad de usuarios se acercaba a los mil. Esta página estará disponible hasta el próximo 6 de agosto.

Gobierno británico prepara recepción del Papa augurando un "éxito increíble"

view.jpg

Ciudad del Vaticano (Jueves, 29-07-2010, Gaudium Press) "Estoy absolutamente seguro de que todos los preparativos hechos por el gobierno, los gobiernos locales, las Conferencias Episcopales de Escocia e Inglaterra harán de la visita del Papa un éxito increíble", afirmó a la Radio Vaticana Lord Christopher Patten, encargado por el Primer Ministro británico, David Cameron, para organizar el viaje del Papa a Reino Unido entre el 16 y 19 de septiembre. Será una visita de Estado, no pastoral, al contrario del viaje de Juan Pablo II en 1982.


Haciendo mención sobre la organización del viaje, Lord Patten aseguró que los preparativos están "en buen camino", y que "el programa es muy interesante". Destacó, igualmente, el hecho de que el "gobierno de un país con amplia mayoría no-católica tenga una agenda increíblemente vasta de posibilidades de colaboración con la Iglesia Católica: igualdad global, cambios climáticos, sustentabilidad con el ambiente".

El encargado afirmó también, que la sociedad británica es muy secularizada, pero ve en las personas, citando una frase de un libro famoso de Julián Barnes, "Nada que temer", el deseo de Dios: "No creo en Dios, pero Él me hace falta". Este sería, según Lord Patten, el modo incoherente de vivir de muchas personas en los tiempos actuales.

El encargado británico destacó, además, la importante contribución de la Iglesia en las áreas más variadas, como la formación de los jóvenes, la justicia social y el campo de la salud.

domingo, 25 de julio de 2010

Benedicto XVI explica la importancia de rezar el Padre Nuestro


El Papa Benedicto XVI reflexionó sobre la importancia de rezar el Padre Nuestro, recordó que es una oración que se aprende en la infancia y acompaña al cristiano "hasta el último suspiro".

Desde el patio Clemente XIV del palacio apostólico de Castel Gandolfo junto a los peregrinos, el Santo Padre recordó que el Evangelio de este domingo nos presenta a Jesús enseñando a sus discípulos a orar.

“Jesús no hizo objeciones, no habló de formulas extrañas o esotéricas, con mucha sencillez dijo: ‘Cuando oréis, decid: “Padre”, y enseñó el Padre Nuestro, extrayéndolo de su misma oración, con la que se dirigía a Dios, su padre”, indicó.

El Papa explicó que éstas son “las primeras palabras de la Sagrada Escritura que aprendemos desde niños, que se graban en la memoria, plasman nuestra vida, nos acompañan hasta el último suspiro”.

Esta oración, agregó el Papa, acoge y expresa también las necesidades humanas, tanto materiales como espirituales. “’Danos cada día nuestro pan, y perdónanos nuestros pecados’ (Lc 11,3-4). No es un pedir para satisfacer nuestros caprichos, sino más bien para tener despierta la amistad con Dios, el cual – dice siempre el Evangelio –¡dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo piden!”.

Según informa Radio Vaticano “seguidamente el Papa ha aludido a aquellos que lo han experimentado en su vida, los ‘padres del desierto’ los contemplativos de todos los tiempos, que se han convertido, por la oración en amigos de Dios, como Abraham. Santa Teresa de Ávila invitaba a sus hermanas diciendo: Debemos suplicar a Dios que nos libre de todo peligro para siempre y nos aparte de todo mal”.

“Cada vez que recitamos el Padre Nuestro, nuestra voz se entrelaza con la de la Iglesia, porque quién reza no está jamás sólo. Todo fiel deberá buscar y podrá encontrar en la verdad y riqueza de la oración cristiana, enseñada por la Iglesia, el propio camino, el propio modo de rezar... se dejará, por lo tanto, conducir... por el Espíritu Santo, el cual le guía, por medio de Cristo, al Padre”, agregó.

Antes de concluir su alocución previa a la plegaria mariana, el Papa recordó que “hoy se celebra la fiesta del apóstol Santiago llamado el Mayor, que dejó a su padre y el trabajo de pescador para seguir a Jesús y por Él dio la vida, el primero de los Apóstoles. ¡De corazón dirijo un especial pensamiento a los peregrinos que en gran número acuden a Santiago de Compostela!. Que la Virgen María nos ayude a redescubrir la belleza y la profundidad de la oración cristiana”.

Tras el rezo del Ángelus y el responso por los fieles difuntos Benedicto XVI ha saludado a los peregrinos presentes en Castel Gandolfo en varias lenguas. En alemán, el Papa, ha manifestado su profundo dolor por la tragedia ocurrida en Duisburg, Alemania, en la que han fallecido numerosos jóvenes. En la oración recuerdo al Señor a los difuntos, a los heridos y a sus familiares.

Hablando en español explicó que “el Evangelio de hoy nos invita a ser constantes en la plegaria, dirigiéndonos a Dios con la oración que Jesús nos enseñó y los apóstoles nos transmitieron. Precisamente en este domingo, se celebra también la fiesta del Apóstol Santiago, tan venerado desde tiempo inmemorial en Compostela, y de tanto arraigo en vuestros países. En este Año Santo Compostelano, también yo espero unirme allí a los numerosos peregrinos en el próximo mes de noviembre, en un viaje en el que visitaré también Barcelona. Que siguiendo las huellas del Apóstol, recorramos el camino de nuestra vida dando testimonio constante de fe, esperanza y caridad. Feliz domingo a todos”.

jueves, 22 de julio de 2010

HOMILÍA PEREGRINACIÓN DE LA URNA CON LA RELIQUIA DE SAN JUAN BOSCO


CATEDRAL METROPOLITANA
21 julio 2010.

†Mons. Hugo Barrantes Ureña
Arzobispo

Para el Arzobispo Metropolitano es una alegría y un honor presidir esta celebración eucarística en presencia de la urna que contiene la réplica de la imagen de Don Bosco. El rostro ha sido reproducido con el calco que se realizó el día siguiente a la muerte de Don Bosco. Lo más importante es que en la urna ha sido colocado el brazo derecho de Don Bosco.

San Juan Bosco es uno de los más grandes santos del siglo XIX. Juan Pablo II lo nombró: “padre y maestro de los jóvenes”. Monseñor Carlos Caffara nos dice: “Los santos son el quinto evangelio y su vida es la que da la interpretación correcta a los cuatro primeros. Del mismo modo que una partitura… mientras no sea ejecutada no cumplirá el fin para el que fue compuesta, la Escritura compuesta por el Espíritu Santo, si no es ejecutada no alcanzará su objetivo de comunicar a los hombres su íntima belleza. Esa ejecución es la vida de los santos”. Precisamente, Don Bosco nos ayuda a descubrir a Jesús como Maestro y Educador, y, a la vez, nos ilumina para definir la identidad del educador cristiano.

La lectura del profeta Isaías nos habla del Espíritu del Señor. El Espíritu actuó en los grandes líderes del Antiguo Testamento, cubrió con su sombra a la Virgen María. El Espíritu Santo es abogado, es maestro y guía de todo aquel que quiera enseñar la verdad.

Los santos son la obra maestra del Espíritu Santo. Los santos no son extraterrestres o superhombres. Son seres de carne y hueso, pertenecen a nuestra raza - Pero, creyeron al Evangelio y se dejaron moldear por el Espíritu Santo. Son los verdaderos sabios, han descubierto en Dios el tesoro escondido y la perla preciosa.

Dejaron de ser judíos errantes en busca de la patria, superaron la condición de permanentes mercaderes, porque encontraron en Dios la patria definitiva. El Espíritu Santo sopló con fuerza las velas de sus vidas y los condujo a puerto seguro.

San Pablo nos recuerda, en su primera Carta a los Corintios, el don del amor. – El cristiano sabe que puede amar porque es amado. La historia de los hombres es la historia de los corazones. “La Educación –decía Don Bosco- es cosa del corazón y sólo Dios es su dueño. No lograremos hacer nada si Dios no nos proporcionara la llave de todos esos corazones”. Y es que, a los nueve años de edad, tuvo un sueño en el que se vio rodeado de una multitud de chiquillos que se peleaban entre sí y blasfemaban; el pequeño Juan Bosco trató de hacer la paz, primero con exhortaciones y después con los puños. Súbitamente apareció nuestro Señor y le dijo: “No, no; tienes que ganártelos con la mansedumbre y el amor”.

En ese sueño se le prometió que la Santísima Virgen sería la maestra suya. La Virgen se aparece y le dice: “Toma tu cayado de pastor y guía a tus ovejas”. Cuando la Señora pronunció estas palabras los niños se convirtieron primero, en bestias feroces, y luego en ovejas.

San Juan Bosco entendió muy bien las palabras de Cristo en el Evangelio: “El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí”. Ya viejo decía Don Bosco: “Le he prometido a Dios que daría hasta mi último aliento por mis pobres jóvenes. Quiero que sepáis que cuanto soy, lo soy para vosotros, día y noche, mañana y tarde, en cualquier momento”.

Con la finalidad de conmemorar los 150 años de la fundación de la Congregación Salesiana, el 18 de diciembre del 2009, y el bicentenario del nacimiento de Don Bosco, el 6 de agosto del 2015, una peregrinación con una urna conteniendo sus reliquias recorre los 130 países del mundo donde hay presencia salesiana.

La Congregación Salesiana llegó a Costa Rica el 20 de julio de 1907 para asumir la dirección del Hospicio de Huérfanos de Cartago, siendo primeros en las escuelas de Artes y Oficios. Diez años después llegaron las Hijas de María Auxiliadora. Realmente la Familia Salesiana es muy grande en Costa Rica, porque hay otros grupos que la conforman: los Salesianos cooperadores, los Exalumnos y Exalumnas Salesianas, la Asociación de María Auxiliadora, las Damas Salesianas, las Voluntarias de Don Bosco, los Voluntarios con Don Bosco. Todos estos grupos atienden diversas obras educativas y sociales, sobre todo a favor de los más pobres.

La educación salesiana en Costa Rica ha estado muy enfocada al área técnica. En reconocimiento a esta encomiable labor, San Juan Bosco fue declarado Patrono Oficial de la Educación Técnica Profesional, el 30 de abril de 1978.

Con motivo del centenario de la presencia de Don Bosco en Costa Rica, la Asamblea Legislativa declaró a la Congregación Salesiana “Institución Benemérita de la Educación Costarricense” el 21 de setiembre del 2007. ¡ Honor a quien honor merece!

Como Presidente de la Conferencia Episcopal de Costa Rica quiero hacer, en este momento, público reconocimiento de la extraordinaria labor de la Familia Salesiana en Costa Rica. En el corazón de todos los costarricenses está viva la presencia y el ejemplo de la Beata Sor María Romero Meneses. Las obras sociales de Sor María Romero han crecido y son parte importante del rostro samaritano de la Arquidiócesis.

A continuación me referiré al tema de la educación precisamente como homenaje a Don Bosco, el “Gran maestro de los jóvenes”. En primer lugar quiero mencionar tres aspectos fundamentales de la educación

I. La Dignidad Humana.

1.- El Hombre y la mujer: Imagen de Dios. La Sagrada Escritura afirma que la persona humana es creatura de Dios, es imagen de Dios: “Creo, pues Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó” ( Gén. 1, 27 ).

El ser humano por haber sido hecho a imagen de Dios, tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien.

La Iglesia ha promovido con insistencia el reconocimiento de la centralidad de la persona humana. Este reconocimiento se expresa en la afirmación de que “lejos de ser un objeto y un elemento puramente pasivo de la vida social, “el hombre” es por el contrario, y debe ser y permanecer, su sujeto, su fundamento y su fin” ( Pío XII, Radio Mensaje, 24-12-1944).

La Iglesia ha buscado, ante todo, tutelar la dignidad humana frente a todo intento de proponer imágenes reductivas y distorsionadas de la misma y, además, ha denunciado repetidamente sus muchas violaciones.

La Educación tiene que asumir la persona humana en el centro de su preocupación. Y, hoy día, la tendencia es a valorar más las cosas que a las personas, inclusive se tiende a tratar a las personas como si fueran cosas.

Se aprende a ser, ser persona para que florezca mejor la propia personalidad y se logre actuar con creciente capacidad de autonomía, de juicio y de responsabilidad personal (cfr. Delors 1996, p. 120). Se aprende a trascender, el ser humano desde su misma naturaleza está llamado a la trascendencia entendida en dos dimensiones: ir más allá de lo visible e inmanente en la cotidianidad dejando huellas imborrables, y trascender en la dimensión espiritual como respuesta al llamado de Dios, infinito y eterno (cfr. Módulo No. 1 Evangelización de Educadores, 2005, p. 87 ).

Al fin y al cabo: la dignidad del ser humano se mide por el “ser” no por el “tener”. Y se educa con una finalidad: que la persona “sea más”, no que “tenga más”.

II. La Ciencia sin conciencia es la ruina del hombre.

Resulta esclarecedor, recordar que cuando falta el criterio ético, la ciencia y la tecnología se vuelven contra el hombre que las ha creado.

Aún cuando no se diga explícitamente hoy, existe una especie de imperativo tecnológico que podríamos enunciar así: si algo se puede hacer, hay que hacerlo. Yo diría que aquel pecado que el Génesis describe como afán de “ser como Dios” (Gén. 3,5) se ha encarnado hoy en ese imperativo tecnológico; y no hace falta recordar la amenaza bíblica que le acompañaba: “Si comes de semejante fruta, acabarás por morir” (cfr. Gén. 2, 17).

No querría dar la sensación de que pretendo resucitar el mito de la caja de Pandora, según el cual el deseo de conocer ha llenado de desgracias la Tierra. El conocimiento y el desarrollo son buenos, pero si están al servicio de la persona humana.

Haría falta estar ciego para ignorar que la ciencia y la técnica han hecho también – y pueden hacer – mucho bien a la humanidad. Pero es necesario saber en qué direcciones es legítimo investigar y en cuáles no. Ya en 1532 afirmó Rabelais que “ciencia sin conciencia no es más que la ruina del alma”. Si no hay ética no hay solidaridad, no hay justicia y tampoco habrá paz.

III. Crisis de valores en el proyecto educativo.

Es conocido de todos que, en el siglo XX, las ciencias de la educación han tenido y tienen todavía en los inicios del XXI, un gran desarrollo: pensemos, por ejemplo, en los sectores de la pedagogía, la didáctica, la psicología, y en el papel cada vez mayor de la información, también en la escuela.

Pero, con todo, es de notar que en este fenómeno positivo se encuentran lagunas que inciden negativamente en la concepción misma del proyecto educativo. Hoy el estudio de los problemas educativos se desenvuelven en un mundo cultural dominado, por el progreso científico y tecnológico, el cual da preponderancia a la funcionalidad más que a la finalidad. Esto comporta – junto a la secularización – una restricción del campo de visión, perdiéndose de vista lo que es más importante, es decir, la finalidad del proyecto educativo. Maritain cuenta entre los errores más graves de la pedagogía contemporánea al desconocimiento de los fines, consecuencia del predominio de la ciencia sobre la sabiduría, de la técnica sobre el espíritu. “Los medios no son malos – escribe -, al contrario, son generalmente mejores que aquellos de la vieja pedagogía. Lo malo es precisamente que son tan buenos que nos hacen perder de vista el fin”.

Esta crisis de valores en el proyecto educativo lo evidencia también el documento de Aparecida:

“En efecto, las nuevas reformas educacionales de nuestro continente, impulsadas para adaptarse a las nuevas exigencias que se van creando con el cambio global, aparecen centradas prevalentemente en la adquisición de conocimientos y habilidades, y denotan un claro reduccionismo antropológico, ya que conciben la educación preponderantemente en función de la producción, la competitividad y el mercado” (Aparecida 328 )

“La educación humaniza y personaliza al ser humano cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad, haciéndolo fructificar en hábitos de comprensión y en iniciativas de comunión con la totalidad del orden real. De esta manera, el ser humano humaniza su mundo, produce cultura, transforma la sociedad y construye la historia” ( Aparecida 330 ).

Y, ahora, brevemente, una presentación del método educativo de Don Bosco

Los elementos componentes del método educativo de Don Bosco: Razón, Religión, Amor.

Vamos a escuchar a Don Bosco en el contexto de la urgencia educativa que vivimos en el país. En este momento hay un debate público, en Costa Rica, para responder al aumento de violencia en las escuelas y colegios. Los gremios afirman que el abuso en defensa de los derechos de los estudiantes resta autoridad al docente. Los profesores y maestros replican que se sienten desamparados. El MEP procura que haya mayor diálogo en el aula para tomar decisiones. Por su parte, ANDE no ve tan fácil la solución. Unos dicen: que hay educadores que no tienen las habilidades requeridas para lidiar con jóvenes. Otros demandan más colaboración de los padres de familia que “a veces no saben ni donde están sus hijos” ( Ver La Nación del 18 de julio del 2010). Lo cierto es que la violencia, dolorosamente, está en nuestros colegios y escuelas, y ha traído luto a los hogares.

Cuando a Don Bosco se le pidió que revelara el secreto de su éxito pedagógico, él lo resumió en tres palabras, que llegaron a ser clásicas: Razón, Religión y Amorevolezza.

Razón: no órdenes e imposiciones autoritarias, no amenazas, sanciones y castigos: no insultos, burlas ni humillaciones en público; sino normas razonables, adaptadas a la edad: sabiendo motivar, razonar, dialogar, iluminar la mente del joven, inculcarle valores, hacerlo protagonista y corresponsable de su formación; valorar sus capacidades; respetar su persona, sus derechos, su dignidad; ser comprensivos y cercanos.

Religión: ayudar al joven a descubrir la dimensión trascendente de su vida y el privilegio de ser cristiano; ayudarlo a encontrarse con la persona de Jesús y a interiorizar los criterios del Evangelio; ofrecerle con abundancia la palabra de Dios y animarlo a aprovechar la fuerza educativa de los sacramentos; hacerle sentir viva la presencia de Dios y de la Madre celestial; presentarle el ejemplo de los Santos; crear en torno a él un ambiente cristiano; exhortarlo a la práctica de las virtudes (que para el joven son sobre todo, según Don Bosco, la alegría, la obediencia, la gratitud, la pureza, la caridad fraterna, la piedad, el cumplimiento del deber diario, el celo por la salvación de los compañeros) hacerle desear la santidad y anhelar el paraíso.

Amorevolezza: equivale a un conjunto de actitudes espirituales y pedagógicas del educador hacia el educando: amabilidad, cariño, afecto, bondad, comprensión; implica crear cercanía, confianza, ambiente de familia; hacer que el muchacho se sienta querido. Según Don Bosco, el “asistente” es y debe mostrarse como un hermano mayor, y el Director, como un padre. Todo el que trabaja en una obra salesiana, en el campo de la educación, debe aparecer ante los muchachos no como un empleado, un funcionario, sino como uno que comparte con ellos la casa, el tiempo y sus capacidades.

La “asistencia”.

Y aquí nos sale al paso el concepto de “asistencia” tan importante en el método educativo de Don Bosco. Es la presencia continua, amiga, animadora del educador entre los muchachos. El “asistente” no es un vigilante, un policía; es uno que consagra la vida al bien de los muchachos y que comparte con ellos el tiempo, los acompaña en los momentos de recreo y en las celebraciones religiosas, les da buen ejemplo y buenos consejos, corrige con amabilidad; está para prevenir el mal; anima, orienta y guía. La “asistencia” es sacrificada pero es la clave del éxito educativo.

Exige no encerrarse en oficinas, aulas o salitas, sino estar con los muchachos, acompañarlos a todas partes, estar donde están ellos: desde acogerlos a la entrada del Colegio (o del Oratorio) a despedirlos junto al portón; recibirlos en el aula de clase, participar en sus actividades.

El secreto pedagógico de Don Bosco nos debe iluminar y orientar en el debate actual para dar un auténtico rumbo a la educación en nuestras escuelas y colegios.

Palabras finales

(Algunas frases del Pbro. Luis Corral, Salesiano, Superior Provincial de los Salesianos en Centroamérica. Eco Católico 4-7-2010).

“Don Bosco tiene el secreto de la educación exitosa de tus hijos, y de la juventud, en una sociedad donde los valores están desapareciendo. Deben saberlo las instituciones que forman educadores, los profesionales de la educación, los centros educativos, las instancias gubernamentales que son responsables de la paz social, la policía, etc.etc.etc. Hay que proclamar a los cuatro vientos que no hay verdadera educación sin valores y sin fe en Jesús.


… Don Bosco tiene el secreto de la educación exitosa. Se ha demostrado su eficacia también en la reinserción de jóvenes pandilleros. Porque, como pudo comprobar el mismo Don Bosco cuando visitaba las cárceles de Turín (Italia), los jóvenes no son malos. Pero la carencia de una familia amorosa y los malos consejos que escuchan en una sociedad permisiva y corrrompida, producen en ellos esa desorientación y ese vacío que los empuja a caer en el vicio, en la violencia y, por último, en la prisión.

Pidamos al Señor, por intercesión del Padre y Maestro de la juventud, San Juan Bosco, que nos conceda una familia unida, una juventud sana de cuerpo y alma, y una sociedad próspera.


Jesús ordenó al hijo difunto de la madre viuda: “Joven, yo te lo digo: levántate” y le devolvió a la madre un hijo vivo. Pidamos al Señor, por intercesión de San Juan Bosco, que devuelva vivos a tantos padres y madres, aquellos hijos muertos espiritualmente por el vicio y la desesperanza; porque Don Bosco aprendió de Jesús El Maestro, el secreto de una educación exitosa”.

Hermanas y hermanos:

La visita de las reliquias de Don Bosco nos trae un mensaje muy importante. La Iglesia debe acercarse más a la juventud. Hoy día se pierde mucho tiempo en discusiones. Para unos la juventud es esperanza, para otros la juventud es un problema. No hay término medio: se les critica o se les alaba. Lo cierto es que la Iglesia debe evangelizar a los jóvenes. No es fácil hablar a los jóvenes y hablar con los jóvenes. Sus preguntas nos resultan desconcertantes y sus críticas nos desconciertan. El fenómeno juvenil es el reto más fuerte para una sociedad y para una Iglesia que deseen enfrentarse lucidamente con el futuro, y, el futuro no se hará sin ellos. Esta es la lección que nos dio y nos sigue dando Don Bosco.

María, Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.
San Juan Bosco, ruega por nosotros.
Beata Sor María Romero, ruega por nosotros.

martes, 20 de julio de 2010

Misión en San Carlos



Aprovechando las vacaciones de medio año, el coro y conjunto instrumental de los Heraldos del Evangelio visitaron algunas parroquias de la Diócesis de Ciudad Quesada en la provincia de Alajuela, a fin de colaborar con los respectivos párrocos en la solemnización de las distintas celebraciones.

Además los Heraldos llevaron la Imagen Peregrina, que en las tres parroquias que se visitaron a saber: San Roque y San Martín en Ciudad Quesada terminando en la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en Florencia de San Carlos, fue solemnemente coronada por los respectivos párrocos: P. Minor Araya, P. Alexander Vargas y P. Bernardo Blanco. Toda esta misión fue acompañada por el Diácono Winston Salazar de los Heraldos del Evangelio.

Actividades durante las vacaciones de medio año

El centro juvenil de los Heraldos del Evangelio, realizó una serie de actividades para el periodo de las vacaciones de medio año.

Hubo charlas de formación, cursos artísticos y por supuesto algunos paseos como una excursión a las Cataratas en San Gerardo de Dota, la visita a la Virgen de Los Ángeles en su Santuario en Cartago, ida al volcán Irazú, gran búsqueda del tesoro juego organizado en la finca Piamonte, en El Roble de Barva de Heredia y para terminar un divertido canopy frente al imponente volcán Arenal en la fortuna de San Carlos.

En la Basílica de los Ángeles

Volcán Irazú

Búsqueda del Tesoro

viernes, 16 de julio de 2010

La comunión reparadora

Desde hace varios años los Heraldos del Evangelio viene llevando a cabo la devoción de los primeros sábados de mes, de este modo difundimos y llevamos adelante este pedido hecho por Nuestra Señora en Fátima.

Todos los primeros sábados en la Parroquia de San Vicente de Moravia, se reza el Santo Rosario, se hace una meditación de 15 minutos sobre uno de los misterios del rosario y se finaliza con la Santa Misa.

En el mes de julio, tuvimos la visita del superior regional de Los Heraldos del Evangelio, Padre Fernando Gioia y fue él quién celebró la misa. Además fue acompañado del diácono Winston Salazar también de los Heraldos. .

jueves, 15 de julio de 2010

LA SANTÍSIMA VIRGEN DEL CARMEN



Su nombre viene del Monte Carmelo, en Israel o Tierra Santa. A este monte se retiraba a rezar el profeta Elías, y en una ocasión en la cual Dios había castigado a su pueblo rebelde con un verano de tres años, Elías estando rezando en la cima del Monte Carmelo envió a su secretario a que observara en el horizonte para ver si veía algo. El otro volvió a contarle que se veía una pequeña nube. Con esto entendió Elías que ya iban a llegar las lluvias. Y en efecto la nube fue creciendo y se convirtió en una inmensa y muy provechosa lluvia que alegró enormemente a aquellas gentes que llevaban 36 meses sin agua.

La Iglesia Católica ha creído que esa nubecilla que apareció en el Monte Carmelo era imagen o anuncio de María, la cual al aparecer en este mundo nos trajo la más bella noticia: la de que con Ella, por medio de su Hijo Jesucristo nos llegaría la más grande y provechosa lluvia de gracias sobre todos nosotros, pobres pecadores (Carmen significa: tierra fértil que produce muy buenos frutos. Eso es la devoción a N. Sra. del Carmen).

Desde hace muchos siglos se reunieron en el Monte Carmelo varios monjes a rezar y hacer penitencia, y la gente los llamaba Los Carmelitas. Estos religiosos le tenían una gran devoción a la Virgen Santísima y le erigieron un templo en esa hermosa montaña.

Pero en el siglo XI llegaron los Mahometanos, terribles enemigos de la religión católica, y destruyeron todo a sangre y fuego. Muchos monjes, murieron mientras cantaban himnos a la Sma. Virgen, pero algunos lograron huir y embarcarse y llegar hasta Italia. Allá empezaron a propagar la devoción a la Sma. Virgen y las gentes los seguían llamando Los Carmelitas. Ahora los Padres Carmelitas y las hermanas Carmelitas siguen propagando en todas partes la devoción a Nuestra Señora.

Entre los monjes llegados del Monte Carmelo hubo uno que se hizo célebre por su santidad, por su amor a la Virgen y sobre todo por una aparición que recibió. Fue San Simón Stock. Dice la tradición que un 16 de julio (de 1251) la Sma. Virgen se le apareció y le prometió conceder ayudas muy especiales a quienes lleven el Santo Escapulario como un acto de cariño y devoción de honor de la Madre de Dios con deseo de convertirse y llevar una vida más santa.

Muy pronto empezaron a notarse en todas partes las bendiciones y ayudas tan especiales que la Madre de Dios concedía a los que llevaban con fe y devoción el Santo escapulario. Incendios que se detenían. Inundaciones que se calmaban; tentaciones que se alejaban. Pecadores que se convertían. En Francia en plena batalla el rey Luis XI vio que a un soldado le llegaba una flecha dirigida hacia su corazón y en cambio se le clavaba en el escapulario y no le hacía ningún daño. Inmediatamente el rey y todos sus generales pidieron el escapulario y se lo colocaron. Ya sabemos que lo que salva de peligros no es el escapulario en sí, sino la Sma. Virgen que protege y defiende a quienes llevan esa insignia como señal del aprecio y la devoción que sienten por Ella. Ahora la Santa Iglesia Católica ha declarado que el Escapulario se puede reemplazar por una medalla de la Sma. Virgen. Y la Virgen Santísima sigue haciendo prodigios cada día en favor de quienes llevan con devoción el santo escapulario o su medalla y se esfuerzan por volverse mejores creyentes.

Antiguas tradiciones narraban que la Sma. Virgen había prometido visitar en el purgatorio a sus devotos, el sábado próximo a la muerte de ellos y concederles descanso. Por eso la devoción a la Virgen del Carmen está muy ligada a la devoción a las benditas almas. Que Nuestra Señora del Carmen siga protegiendo a nuestro pueblo y le consiga la gracia de convertirse y llegar a la santidad.

La Santísima Virgen del Carmen es la advocación que nos acerca a la Madre de Dios, es para nosotros el lugar precioso donde nos encontramos con Dios en la oración. Nuestra meta es llegar a amar a la Santísima Virgen María como nadie antes la ha amado. Con María todo y sin ella nada.

CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN DEL CARMEN

“Oh, María, Reina y Madre del Carmelo, vengo hoy a consagrarme a Ti, pues toda mi vida es como un pequeño tributo por tantas gracias y bendiciones como he recibido de Dios a través de tus manos.

Y porque Tú miras con ojos de particular benevolencia a los que visten tu Escapulario, te ruego que sostengas con tu fortaleza mi fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de mi mente y aumentes en mí la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día pueda rendirte el tributo de humilde homenaje.

El Santo Escapulario atraiga sobre mí tus miradas misericordiosas, sea para mí prenda de particular protección en la lucha de cada día, de modo que pueda seros fiel a tu Hijo y a Ti.

Que él me tenga apartado de todo pecado y constantemente me recuerde el deber de pensar en Ti y revestirme de tus virtudes.

De hoy en adelante me esforzaré por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a Jesús por tu medio y convertir mi vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, mansedumbre y espíritu de oración.

Oh Madre amabilísima, sosténme con tu amor indefectible, a fin de que a mí, pecador indigno, me sea concedido un día cambiar tu Escapulario por el Eterno vestido nupcial y habitar contigo y con los santos del Carmelo en el Reino de tu Hijo. Así sea.”

Papa Pío XII

martes, 13 de julio de 2010

En Nuremberg: La perenne fascinación de los Castillos

Marcus Ramberg.jpg

Neuschwanstein Foto: Marcus Ramberg

Nuremberg (Martes, 13-06-2010, Gaudium Press) El ‘Castillo como un mito' o el ‘Mito del Castillo': como quiera que la queramos llamar, la exposición Mythos Burg -que se realiza en Nuremberg, Alemania, hasta el 7 de noviembre- busca satisfacer al permanente público sediento de saciarse en la leyenda que rodea los castillos. La exposición abarca la historia del castillo desde la Edad Media hasta hoy, y habla sobre el papel que ellos desempeñaron en el desarrollo de románico y del gótico, según reporta el site de la Deutsche Welle.

En el Museo Nacional Germánico, en Nuremberg, alrededor de 650 objetos -que van desde armaduras y escudos, pasando por espadas , cadenas y cascos, trajes de la época y libros- cubren 1200 metros cuadrados del museo. La exposición se divide en ocho capítulos donde azulejos, ilustraciones y miniaturas, juegos de tablero e imágenes proyectadas en carteles y películas, dan al espectador una visión de conjunto de ese mundo de caballeros y murallas que aún hoy cautiva a millones de visitantes de todo el orbe.

Y es que a pesar de la ‘leyenda negra' que aún recae sobre la Edad Media y sus tiempos herederos, sus fieles monumentos no dejan de desmentir a los gritos a aquellos que solo ven oscuridad y tinieblas en esos "aciagos" tiempos. Pues quien va a un castillo imagina a un castellano y a una castellana no necesariamente ‘vampirescos', y la ‘alegría' de las torres y las formas, el colorido de los jardines, o de los cuadros o de los retablos o de las murallas, dan una perseverante impresión de lo que era la vida comúnmente lozana de los pueblos de entonces, que frecuentemente se resguardaban en su interior.

Entretanto, hay un castillo que aunque construido en el S. XIX, es como que el resumen de todas las aspiraciones ‘castellanas' del Medioevo: Es Neuschwanstein o, en español, el castillo de la ‘Nueva Piedra del Cisne'. Hecho para el genio rayano en la locura de Luis II de Baviera, Neuschwanstein -el monumento más fotografiado de Alemania-, es la fehaciente muestra de que los medievales a la hora de defenderse de los agresores buscaban también la belleza que hace libres, y que en palabras de Dostoesvky salvará al mundo.

Peter E Lee.jpg

Cinderella Castle en Florida, EE.UU.

Foto: Peter E. Lee

lunes, 12 de julio de 2010

El Papa recuerda, en Castel Gandolfo, su primera misa


Castel Gandolfo (Lunes, 12-07-2010, Gaudium Press) Con una celebración eucarística a las 8 de la mañana, tuvo inicio el viernes pasado el primer día de vacaciones del Papa Benedicto XVI en Castel Gandolfo.
Joseph Ratzinger fue ordenado sacerdote junto a su hermano Georg el día 29 de junio de 1951 en Freising, Baviera, de las manos del cardenal Michael von Faulhaber, arzobispo de Munich. Su primera misa fue celebrada el primer domingo siguiente a la ordenación.

Así como en toda Europa, también llegó al Vaticano la tranquilidad del verano. Aunque sea esperada aún la publicación de dos documentos importantes, uno que dice respecto a la Congregación para la Doctrina de la Fe y otro a la del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que deben salir la próxima semana, interrumpiendo un poco aquel aire de "dolce far niente" de verano en la Sala de Prensa vaticana, el Santo Padre reposa en su residencia de verano y también sus colaboradores de la Curia romana comienzan a salir de vacaciones.

¿Dónde encontrar noticias interesantes? Se puede ir hasta donde está el Pontífice, parar un poco en uno de los tres cafés en la Plaza de la Libertad y comenzar a escuchar a las personas.

"Por algún tiempo seré su parroquiano", habría dicho Benedicto XVI al párroco Waldemar Niedziolka, un salesiano polaco hace 12 años custodio de la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva. Nuestra corresponsal en la Santa Sede lo encontró ocupado con los técnicos de los Museos Vaticanos. Hace dos años están en proceso las obras de restauración en la iglesia local. Todo esto para el próximo año, cuando será celebrado el 60° aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa.
Castel Gandolfo tiene un poco de la atmósfera del Vaticano, pero en dimensiones menores. Hay una plaza que acoge a todos para los encuentros con el Santo Padre (Audiencias generales y Ángelus) y la iglesia, pero sin el "abrazo" de las Columnas antes de entrar a la Basílica de San Pedro. En la plaza se puede encontrar la prefectura, el banco, los correos, las tiendas y los cafés.

El Santo Padre reserva para sí en las próximas tres semanas lecturas, paseos y tiempo para sus oraciones. Su hermano Georg, tres años mayor, así como en los años precedentes, llega de Alemania en agosto. La presencia del Papa trae alegría a Castel Gandolfo. Pero, como en Roma, las ocasiones para verlo son pocas: el Ángelus y algunas audiencias generales de los miércoles.

El momento especial de estas vacaciones será la misa de la Asunción, presidida por el Santo Padre a las 8:00 de la mañana, en la iglesia parroquial, única vez en que el Papa sale de su Palacio por la puerta central. A fines de agosto acontecerá el "Schülerkreis", el encuentro de Benedicto XVI con sus ex-alumnos.

miércoles, 7 de julio de 2010

María Romero Meneses, Beata Religiosa



María Romero Meneses, Beata

Religiosa Salesiana
Martirologio Romano: En la ciudad de León, en Nicaragua, beata María Romero Meneses, virgen del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, que en las diversas obras sociales para la formación de las jóvenes, en especial las pobres y abandonadas, trabajó con eficacia, difundiendo la devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen (1977)

María Romero Meneses nace en Granada (Nicaragua) el 13 de enero de 1902, en una familia muy acomodada, pero de gran sensibilidad hacia las necesidades de los más pobres, a quienes socorre regularmente con generosidad.

Orientada en familia hacia los estudios artísticos, pronto revela su talento para la música y la pintura. A los doce años, en el colegio de las Hijas de María Auxiliadora, recién llegadas a su ciudad, empieza a conocer a don Bosco: congenia inmediatamente con la figura del gran apóstol de la juventud, en quien encuentra como la encarnación de los ideales que vibran en su espíritu, primero de manera genérica y vaga y luego cada vez más claramente y con mayor capacidad de entusiasmarla.

Hace su opción: Hija de María Auxiliadora (1923), y en el nombre de esta su Madre y «su Reina» – como ama invocarla – realiza una incansable actividad apostólica, dando vida a grandiosas obras sociales, especialmente en Costa Rica, a donde es enviada en 1931.

Con viva sensibilidad evangélica y eclesial, conquista para su misión apostólica a las jóvenes alumnas que se vuelven «misioneras» (misioneritas, las llama Sr. María) en los pueblitos de los alrededores de la Capital, entre niños semi abandonados y familias desheredadas. Luego, también adultos, empresarios adinerados y renombrados profesionales quedan conquistados por su devoción mariana, que obtiene gracias estrepitosas, y se sienten por lo tanto comprometidos a colaborar efectivamente a las iniciativas asistenciales que Sr. María, bajo la acción del Espíritu, va proyectando continuamente con la audacia de la más auténtica fe en la Providencia.

Sr. María sueña para sus pobres siempre nuevas soluciones a las urgencias apremiantes: obtiene primero visitas médicas gratuitas, gracias a la acción voluntaria de médicos especialistas, y con la colaboración de industriales del lugar organiza cursos de formación profesional para jóvenes y mujeres que en la pobreza hubieran encontrado una pésima consejera. En esta forma logra dar vida en poco tiempo a un ambulatorio múltiple, con varias especialidades, para asegurar la asistencia médico-farmacéutica a muchas personas y familias privadas de toda garantía social. Al mismo tiempo crea cerca instalaciones adecuadas para Ia acogida de los pacientes – a veces familias enteras – como también salas para la catequesis y la alfabetización en los momentos de espera, además la capilla y un gracioso jardín, y hasta el balcón con los canarios.

Para las familias sin techo, reducidas con frecuencia a una vida precaria bajo los puentes de la periferia, hace construir – siempre con la ayuda de una sorprendente Providencia – «verdaderas» casitas, en las cuales limpidez y propiedad, junto con los colores de un pequeñísimo jardín, tienen la función pedagógica de recuperar personas amargadas, restituir dignidad a vidas envilecidas por el abandono, abriendo los corazones a horizontes de verdad, de esperanza y de nueva capacidad de inserción social. Surgen así las ciudadelas de María Auxiliadora: una obra que continúa todavía, debido al interés de sus colaboradores a través de la Asociación de laicos Asayne (Asociación de Ayuda a los Necesitados).

En medio del sucederse de obras para organizar, y de una peculiar actividad suya como consejera espiritual (cada día horas y horas de intensos coloquios privados, las llamadas consultas) encuentra espacio y momentos de ardientes elevaciones del espíritu y de una profunda vida mística, que es en realidad la fuente de la fuerza interior de donde su apostolado brota y recibe extraordinaria eficacia.

Su ideal: amar profundamente a Jesús, «su Rey», y difundir su devoción junto a la de su divina Madre. Su íntima alegría es la posibilidad de acercar a la verdad evangélica a los niños, a los pobres, a los que sufren, a los marginados. La más ambicionada recompensa a sus sacrificios es la de ver reflorecer la paz y la fe en una vida «perdida».

Haciéndose como el Apóstol, «toda para todos» y olvidándose de sí para conquistar cada vez nuevos amigos a su Jesús, se entrega hasta el último de sus días: el primero en el que decidió darse un poco de descanso. La esperaba allí el descanso eterno, con «su Rey» y «su Reina». Era el 7 de julio de 1977.

La fama de su santidad se expresa en el lamento general de sus asistidos y de sus colaboradores; y por obra de éstos, en el continuo reflorecimiento de las obras fundadas por ella.

Fue beatificada el 14 de abril de 2002 por S.S. Juan Pablo II.

Fermín, Santo Obispo y Mártir


Obispo y Mártir
Siglo IV
Martirologio Romano: San Fermín, obispo de Pamplona. El obispo de Tolosa San Saturnino le envió a predicar el Evangelio a Pamplona, le consagró por su primer obispo y, vuelto después de algunos años a las Galias, predicó el Evangelio en el norte de Francia, muriendo en Amiéns, s. II.

Etimológicamente: Fermín = Aquel que es constante, firme, recio, valeroso y sólido, es de origen latino.

Este Santo es el famoso patrono de las "Corridas de San Fermín" en España.

San Fermín de Amiens, nacio en Pamplona alrededor del año 272, murió en Amiens el 25 de septiembre de 303 fue un misionero cristiano, primer obispo de Amiens, cuya iglesia construyó. Fue decapitado cuando tenía unos 31 años. Es patrón de Amiens, Lesaca, y co-patrón de Navarra junto con San Francisco Javier.

Según la leyenda, nació en Pompaelo (la actual Pamplona), hijo de un senador pagano de nombre Firmo, un alto funcionario de la administración romana que gobernó Pamplona en el siglo III. La predicación de san Honesto, quien había marchado a la península tras ser milagrosamente liberado de su prisión en Carcassonne, conmovió a sus padres, quienes sin embargo no se convirtieron hasta oír a san Saturnino de Toulose. El santo habría bautizado a Fermín y a sus padres en el lugar que hoy se llama popularmente pocico de San Cernin.

Bajo la tutela de Honesto el joven Fermín aprendió la religión y el arte de la prédica. A los 18 años fue enviado a Tolosa, donde sería ordenado. Tras predicar en Navarra, marchó a Francia, donde se asentó en Amiens. Habiendo organizado la construcción de la iglesia local, fue nombrado obispo a los 24 años. La oposición oficial a la doctrina cristiana le granjeó la cárcel, donde, tras negarse a cesar su prédica, fue decapitado.

En 1186 el obispo Pedro de París llevó de Amiens a Pamplona una reliquia de la cabeza de Fermín.

Actualmente su santoral se celebra el 7 de julio. En Pamplona se conmemora con unas fiestas de fama internacional, los Sanfermines, en las que destacan los encierros de toros.

Es además patrono de las cofradías de boteros, vinateros y panaderos.

martes, 6 de julio de 2010

Día del Papa


Año con año en la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, la Iglesia Católica honra a la persona del Santo Padre, considerándolo como: “El día del Papa”.

En la Nunciatura Apostólica en San José de Costa Rica, se realiza una recepción diplomática en la que participa la Conferencia Episcopal, el gabinete de la República y el cuerpo diplomático acreditado en el país. Se hacen presentes también un número importante de religiosos y religiosas.

Es de destacar en este acto la presencia del Presidente de la República en ejercicio, Dr. Luis Liberman, del Ministro a.i de Relaciones Exteriores y Culto, Dr. Carlos Roverssi y la totalidad de los miembros de la Conferencia Episcopal Costarricense.

Como todo acto oficial, se entonaron las notas del Himno Nacional de Costa Rica seguido del Himno Pontificio, interpretados por el Coro de Los Heraldos del Evangelio.

Como cierre de la ceremonia el coro de los Heraldos del Evangelio cantaron el Magníficat, implorando a la Madre de Dios que interceda por todas las necesidades e intenciones del Papa.

Episcopado Español dice que nueva ley del aborto es "una ley objetivamente incompatible con la recta conciencia moral"


Madrid (Martes, 06-07-2010, Gaudium Press) Como "una ley objetivamente incompatible con la recta conciencia moral -en particular, la católica-", el Episcopado Español calificó la entrada, ayer, en vigor de la denominada "ley del aborto", que fue sancionada por el Senado de España en febrero pasado, que establece el aborto libre hasta la semana 14 de gestación, y ubica en los 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción del embarazo.

La declaración fue dada a conocer ayer por la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española (CEE). En ella los obispos del país europeo señalan, además, que la nueva ley, desde el punto de vista ético, empeora la legislación que estaba vigente, "porque considera la eliminación de la vida de los que van a nacer como un derecho de la gestante durante las primeras catorce semanas del embarazo, dejando prácticamente sin protección alguna esas vidas humanas, justo en el tiempo en el que se producen la gran mayoría de abortos".

También, expresan que la legislación, tal como se sancionó, "establece un concepto de salud tan ambiguo que equivale a la introducción de las llamadas indicaciones sociales y eugenésicas como justificación legal del aborto", e impone "la ideología abortista" en el sistema educativo obligatorio.

La declaración del Episcopado en el 2009

Estas afirmaciones, que objetan la nueva legislación, ya habían sido explicadas por la Comisión Permanente de la CEE en una declaración, dada a conocer el 17 de junio de 2009, y ratificada por la Asamblea Plenaria de los obispos españoles en el comunicado final, publicado el 27 de noviembre del mismo año.

En dicha declaración los obispos señalaban: "Hablamos precisamente a favor de quienes tienen derecho a nacer y a ser acogidos por sus padres con amor; hablamos a favor de las madres, que tienen derecho a recibir el apoyo social y estatal necesario para evitar convertirse en víctimas del aborto; hablamos a favor de la libertad de los padres y de las escuelas que colaboran con ellos para dar a sus hijos una formación efectiva y sexual de acuerdo con unas convicciones morales, que los preparen de verdad para ser padres y acoger el don de la vida; hablamos a favor de una sociedad que tiene derecho a contar con leyes justas que no confundan la injusticia con el derecho".

Al respecto, en la nota final de la Asamblea Plenaria, los obispos también afirmaron: "Los católicos estamos por el «sí» a la vida de los seres humanos inocentes e indefensos que tienen derecho a nacer; por el «sí» a una adecuada educación afectivo-sexual que capacite para el amor verdadero; por el «sí» a la mujer gestante, que ha de ser eficazmente apoyada en su derecho a la maternidad; por el «sí» a las leyes que favorezcan el bien común y no confundan la injusticia con el derecho".

Desde que el ante proyecto de la nueva ley del aborto se hizo público en mayo de 2009, varias organizaciones pro-vida en España han manifestado su rechazo a la legislación con masivas campañas de información y de promoción de la vida, las cuales han dado como resultado numerosas participaciones cívicas en defensa de la vida y, recientemente, en contra de la nueva legislación, como la que se realizó el pasado 7 de marzo, en la que participaron también varias ciudades del mundo.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

lunes, 5 de julio de 2010

Benedicto XVI se reunió con Delegación de Promotores de la JMJ Madrid 2011

El encuentro tuvo la participación del arzobispo de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela. En la ocasión, el Pontífice afirmó que JMJ es confraternización que privilegia que los jóvenes de todo el mundo se dejen conquistar por el amor de Jesucristo

Dibujo.jpg

Ciudad del Vaticano (Lunes, 05-07-2010, Gaudium Press) El próximo Día Mundial de la Juventud, en Madrid, el año que viene, "no es una simple reunión multitudinaria, sino una ocasión privilegiada para que los jóvenes de vuestro país y el mundo entero se dejen conquistar por el amor de Jesucristo" dijo el Papa a la Delegación de Promotores de la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, que estuvo en la mañana del viernes en el Vaticano junto al arzobispo madrileño, cardenal Antonio María Rouco Varela.

"Quien confía en Él, jamás queda desorientado, pues tiene fuerza necesaria para escoger el camino correcto en la vida", dijo también el Santo Padre a los jóvenes presentes, alentándolos "a seguir generosamente en esta bella iniciativa".

Según los colaboradores de la JMJ 2011, por primera vez habrá participaciones de empresas en la organización de la confraternización. Ellas, sin embargo, no deben colaborar con dinero, participando solo en proyectos de trabajo, lo que debe asegurar el profesionalismo del evento y reducir su costo 20%.

La previsión, según el arzobispo de Madrid, es que más de 2 millones de personas participen de la Jornada Mundial de la Juventud 2011.

Papa habla a jóvenes de Sulmona sobre inteligencia y vocación

pope 7.jpgCiudad del Vaticano (Lunes, 05-07-2010, Gaudium Press)
Después de presidir la misa en la Plaza Garibaldi, el Papa Benedicto XVI dio seguimiento a su visita pastoral en la ciudad de Sulmona encontrándose con jóvenes del lugar en la Catedral de San Pánfilo, templo en homenaje al obispo de Sulmona del siglo VII, patrono de la ciudad.

El encuentro con los jóvenes fue parte de la programación oficial de la visita apostólica que el Sumo Pontífice hizo a la ciudad. El discurso del Papa fue basado en una serie de preguntas hechas por los jóvenes - que fueron representados por Francesca Orsetti y Cristian Di Sanza, en nombre de toda la diócesis de Sulmona. Al inicio de la homilía, el Santo Padre dijo al grupo que "aprender a usar bien la inteligencia y la sabiduría que Dios nos dio es la cosa más importante en este mundo".

Para Benedicto XVI, fue una oportunidad única de hablar a la juventud local sobre la importancia de la historia, la oración y la santidad en la vida del cristiano. La "¡memoria histórica es realmente una marcha más en la vida, porque sin memoria no hay futuro! El cristiano es alguien que tiene buena memoria, que ama la historia e intenta conocerla", dijo el Papa.

Aún sobre el conocimiento y la historia, Benedicto XVI recordó también "¡un tiempo en que se decía que la historia es maestra de vida!", pero lamentó que la "cultura consumista actual tiende a mantener al hombre en el presente, a hacerle perder el sentido del pasado". El Papa advirtió a los jóvenes contra este comportamiento, que "priva también de la capacidad de comprenderse a sí mismo, de percibir los problemas y de construir el mañana".

Cuestionado sobre las vocaciones, el Santo Padre dijo que "el secreto está en la capacidad y la alegría de distinguir, escuchar y seguir la voz" de Dios, que se realiza "en relación con Él a través de la oración". Así, Benedicto XVI invitó a los jóvenes a "aprender a vivir momentos de silencio interior durante el día para ser capaz de escuchar la voz del Señor".

Entretanto, el Papa explicó que "la oración debe ser verdadera, pues no es extraña a la realidad, sino que se abre al otro, porque el diálogo con Dios es garantía de verdad y libertad". El Sumo Pontífice alertó, también: "¡Si orar os enajena, os quita de vuestra vida real, estás atentos: no es una verdadera oración!" La oración ofrecida por la Iglesia "defiende del error, el orgullo y la presunción, de las modas y los conformismos y libera realmente".

Al mismo tiempo, el Papa observó que, si la "fe y la oración no resuelven los problemas, permiten enfrentarlos con luz y fuerzas nuevas, de manera digna del hombre, y también de forma más serena y eficaz", e invitó a los jóvenes a encontrar ejemplos en la vida de los diversos santos y beatos. El Santo Padre explicó que "ellos (los santos), iluminados por la Fe, han sabido encontrar soluciones creativas, siempre nuevas, para responder a las necesidades humanas concretas: la salud, la instrucción, el trabajo".

Por último, el Papa pidió a todos los jóvenes que no sean individualistas - "ni los monjes y los eremitas son individualistas". La "vida solitaria de oración y penitencia es siempre al servicio y para el bien de la Iglesia y la sociedad. Colocaos, con decisión, en el camino de la santidad - que está abierta para todos - porque esto os tornará también más creativos al buscar soluciones a los problemas que encontráis y en buscarlos juntos. He aquí otra señal que distingue al cristiano: no es nunca individualista".

Después del encuentro con los jóvenes el Santo Padre descendió hasta la Cripta de la Catedral para venerar las reliquias de San Pedro Celestino. Saliendo del protocolo, el Papa visitó también una prisión conocida como el "presidio de los suicidas", lugar que recibió este nombre porque once presos cometieron suicidio hace 10 años, donde conversó con algunos de los internos.