domingo, 27 de febrero de 2011

A un año del trágico terremoto, Chile recuerda a sus muertos

Santiago (Viernes, 25, 02-2011, Gaudium Press) El día 27 de febrero de 2010, Chile paraba. Atónito, el país veía a gran parte de su territorio ser sacudido durante cerca de tres minutos por un poderoso terremoto de 8.8 grados en la escala Ritcher, uno de los más fuertes temblores ya registrados en la Historia reciente del mundo. El temblor y los tsunamis generados por el sismo dejaron un saldo total de 723 muertos, millares de heridos y desabrigados, y una destrucción que es incalculable.
Este domingo, un año después de esta devastadora y sin precedentes tragedia, el país vuelve a mirar atrás para rezar por sus muertos, familiares y amigos. Y es en las ciudades de las regiones más afectadas por el temblor que las celebraciones eucarísticas se revestirán de un aspecto todavía más especial.
view.jpgSegún la Conferencia Episcopal de Chile, en Concepción, por ejemplo, una de las más afectadas por el terremoto, el administrador apostólico de la diócesis, Mons. Pedro Ossandón, presidirá misas en los días 26 y 27 en lugares emblemáticos que fueron alcanzados por la catástrofe. El sábado de noche, la eucaristía será celebrada en la capilla San Pedro de Dichato, mientras el domingo, por la mañana, la ceremonia se realizará en la Capilla Santa Clara de Talcahuano. Habrá otra también, al mediodía, en la Catedral de Concepción.
En esta ceremonia en la Catedral estarán presentes moradores y personas que recibieron ayuda espiritual, humanitaria y financiera de la Iglesia, a través de la Pastoral Social de Cáritas, en sectores como Dichato, Lebu, Llico, Arauco, Coliumo y Curanilahue.
En Talca, la Cáritas de la diócesis está organizando una "Misa de la memoria y la Esperanza" en la principal plaza de la ciudad, la Plaza de las Armas, frente a la Catedral local. También habrá misa en la Catedral de Santa María de Los Ángeles, otra ciudad bastante afectada, presidida por el obispo diocesano Mons. Felipe Bacarreza. Ya en Temuco, la eucaristía será presidida en la parroquia San Juan Bautista de Huequen por el decano de Angol, Padre Carlos Mercado.
La capital del país también recordará a las víctimas del terremoto. En Santiago, la eucaristía del mediodía en la Catedral será presidida por el arzobispo metropolitano de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati.
Intención especial
Además, el Comité Permanente del Episcopado quiere que las intenciones de todas las misas dominicales del día 27 sean por las víctimas del terremoto y el maremoto, y que sea realizada una segunda gran colecta nacional para financiar becas de estudios para jóvenes estudiantes y universitarios que perdieron a sus padres o que, como consecuencia del desastre, vieron la viabilidad de sus estudios afectada.


viernes, 25 de febrero de 2011

México invita a orar por los cautivos con un millón de Avemarías diarias

La propuesta, que ocurrirá en la “Semana de Oración por los Cativos”, es iniciativa del movimiento mexicano “Redime un Cautivo”. La jornada será del 3 al 10 de marzo e invita a que se ore no sólo por secuestrados y presos 
Ciudad de México (Jueves, 02-24-2011, Gaudium Press) Con un millón de Avemarías diarias, el movimiento mexicano "Redime un Cativo", busca unir en oración a los fieles de México en torno a quienes sufren alguna forma de cautiverio. Por lo menos esta es la meta a la que se pretende llegar este grupo con la "Semana de Oración por los Cativos" que tendrá lugar en el país centroamericano desde el próximo 3 al 10 de marzo.
La iniciativa, según explica el mismo movimiento, busca no sólo que se ore por los secuestrados y presos -quienes son considerados habitualmente cautivos-, sino también por aquellos que están "presos" en el alma.
Además de pedir por los cautivos, el grupo, también hace una convocatoria para que durante la semana de oración se realicen acciones concretas a favor de los presos, como visitarlos en las cárceles y llevarles una palabra de aliento, ofrecer misa por ellos -especialmente por quienes han sido privados de su libertad en un secuestro-, y ayudar en algunas de sus necesidades. Asimismo, animan a que se promueva esta obra de misericordia en comunidades parroquiales y centros educativos.
Un movimiento que nació con la iniciativa "adoptar a un preso"
cartas.jpgPrecisamente el movimiento "Redime un Cautivo" nació con un grupo de laicos mexicanos, quienes al ver la difícil situación, particularmente de soledad, por la que pasaban los presos de Islas Marías, situadas en la costa pacífica mexicana, toman la decisión de llevarles cartas con mensajes de aliento para la Navidad y la Pascua. Estos mensajes eran escritos por niños y jóvenes de diferentes colegios.
Allí nació la iniciativa de "adoptar a un preso" en la cual se animaba a los alumnos a orar por las personas privadas de su libertad que les enviaban las cartas. Esta adopción, también era ocasión para motivar a los estudiantes a orar por otra clase de cautivos, entre ellos quienes presentan alguna adicción o enfermedad crónica que incapacita.
Luego de trabajar varios años con la adopción de un preso con centros educativos, el movimiento propuso otra iniciativa: realizar una Semana de Oración por los Cativos, la cual se viene llevando a cabo en México desde hace más de 10 años.
Hoy la propuesta, gracias a las facilidades y rapidez que ofrece Internet, ha traspasado las fronteras del país centroamericano, y cada ven más personas alrededor del mundo se vienen sumando, en la oración, a esta iniciativa, así como con el envío de cartas a los presos, las cuales son recibidas a través de los correos electrónicos y entregadas a quienes están en las cárceles.
Esta iniciativa, también responde a la invitación que se hizo en septiembre del año 2007 en Roma, en el Congreso de la Comisión Internacional para la Pastoral Penitenciaria Católica de "descubrir el rostro de Cristo en cada persona presa".
Durante el congreso también se tuvo en cuenta algunas de las exhortaciones que, sobre el tema, ha hecho su Santidad Benedicto XVI a las personas que trabajan en las cárceles de "ser heraldos de la infinita compasión y del perdón de Dios".
Quienes estén interesados en dar unas palabras de esperanza a un cautivo, no sólo presos en las cárceles, pueden hacerlo enviando un correo electrónico a redimeuncatuvo@yahoo.com.mx
Gaudium Press / Sonia Trujillo

lunes, 21 de febrero de 2011

La Cátedra del Apóstol San Pedro

Etimológicamente cátedra significa “sede fija.” Viene de la lengua latina.

La celebración de hoy tiene la simbología de la cátedra de san Pedro. Se trata de poner de relieve la misión del Maestro y del Pastor conferidas a san Pedro por Jesús, constituyéndolo así, en su persona y sucesores, en el principio y fundamento visible de la unidad de la Iglesia.

El martirologio romano celebra hoy la fiesta de la cátedra de san Pedro en Antioquía y el 18 de enero la de Roma.

La reforma del calendario ha unificado las dos en el día de hoy. Esta fiesta indica el lugar preeminente de san Pedro o su sucesor en el colegio apostólico, enseñado por Cristo cuando le encargó de dirigir y apacentar a la Iglesia.

Esta investidura de Cristo y revalidada después de su resurrección, se ha respetado siempre.

Pedro, después de la Ascensión de Cristo al cielo, es quien preside la elección de Matías y habla en nombre de todos en este momento como en el día de Pentecostés.

El mismo Herodes Agripa sabía que dando muerte a san Pedro, la iglesia naciente acabaría.

La muerte de san Pedro en Roma confirma todas las tradiciones antiquísimas llevadas a cabo por investigadores tanto católicos como no católicos.

Lo confirman también las excavaciones emprendidas en el año 1939 por Pío XII en la Gruta Vaticana, bajo la Basílica de san Pedro. Los resultados los aprobaron incluso los no creyentes.

Es pues, esta fiesta la que marca la continuidad de la Iglesia, gracias al Espíritu que habita en ella y a la unidad que se establece entre esta cátedra y la de todas las iglesias locales.

Es también un homenaje al fiel discípulo y confidente de Jesús. Aceptó esta carga por amor. Y nadie arrebatará esta Iglesia. Está Dios con ella, por ella y para ella. La historia lo confirma.

sábado, 19 de febrero de 2011

Asesinan a sacerdote católico en Túnez


Esta mañana el cuerpo del joven misionero salesiano, P. Marek Rybinski, fue encontrado sin vida en el interior de un armario y con la garganta cortada, en la escuela salesiana de Manouba (Túnez).
Si bien aún se desconoce el motivo del asesinato, los miembros de su comunidad sospechan de algún tipo de extorsión, tras recordar haber recibido el 31 de enero, debajo de la puerta de la residencia salesiana, una carta anónima amenazándolos de muerte en caso no pagaran una suma que no detallaron a la prensa.
Sus hermanos de la comunidad vieron por última vez al P. Rybinski a las 10:00 a.m. del 17 de febrero. Tras notar su ausencia en la oración de la noche y en la Misa de la mañana, el P. Lawrence Essery, director de la residencia salesiana en esa ciudad, se alarmó y decidió alertar a la policía local, que horas después encontró su cuerpo.
En un comunicado, el Ministerio del Interior de Túnez señaló que este asesinato parecía ser el trabajo de un "grupo de terroristas extremistas", a la vez que denunció que estos fundamentalistas "se aprovechan de las circunstancias excepcionales para perjudicar la seguridad y hundir el país en la violencia".
El P. Marek Rybinski es el segundo religioso encontrado muerto en los últimos días, caracterizados por disturbios sociales.
El Rector Mayor de los Salesianos, Don Pascual Chávez Villanueva, apenas llegada la noticia expresó su consternación y su dolor.
Con solo 33 años, el P. Rybinski, ecónomo de la comunidad en Manouba, "era extremamente eficiente y a través de sus contactos con la delegación misionera polaca, donde había trabajado antes de llegar a Túnez, alcanzó a financiar diversos proyectos para el bien de la escuela", señaló el P. Essery.
El Arzobispo de Túnez, Mons. Maroun Elias Nimeh Lahham, preside esta noche una Eucaristía en sufragio del P. Rybinski, en la catedral de la capital tunecina.
En Túnez, desde mediados de diciembre hasta el 14 de octubre se realizaron intensas manifestaciones que resultaron en la renuncia y huída del país del presidente Ben Ali.
En los últimos días, diversos países árabes han realizado intensas protestas contra sus gobernantes, en lo que se ha denominado el "Efecto Túnez", sobresaliendo el caso de Egipto, donde el presidente Hosni Mubarak se vio obligado a renunciar tras más de 30 años en el poder..
A diferencia de las protestas en Egipto donde no se han registrado enfrentamientos entre cristianos y musulmanes, en Túnez la situación ha sido muy diferente y la persecución contra los cristianos es una constante.

jueves, 17 de febrero de 2011

Reliquias de Don Bosco están en Japón

 
Continuando su peregrinación mundial en conmemoración a los 150 años de la Familia Salesiana y al bicentenario de nacimiento de Don Bosco, el relicario del salesiano se encuentra desde el inicio del mes en el país asiático 
Tokio (Miércoles, 16-02-2011, Gaudium Press) Las reliquias de Don Bosco están desde el día 31 de enero en Japón, dando continuidad al trayecto asiático de su peregrinación mundial en conmemoración a los 150 años de la Familia Salesiana y al bicentenario de nacimiento de Don Bosco. El pasado domingo, el obispo salesiano Mons. Francis Xavier Osamu Mizobe presidió una solemne eucaristía en la Parroquia de Meguro-Salesio, en Tokio, por la presencia de las reliquias.
Para facilitar la veneración por parte de los fieles locales, fue acordado con la inspectoría salesiana que las reliquias fuesen incluidas en una estatua del santo, representando Don Bosco junto a dos niños. La estatua, en ‘vitroresina', fue diseñada y realizada por el escultor trentino Mauro Baldessari, y mide 96cm por 86cm de base. Tiene 1,60 metros de altura y pesa solo 70 kilos. Dentro de la estatua, anclada a la base, en una caja fuerte, se guarda el antebrazo de Don Bosco.
La peregrinación oficial en Japón tuvo inicio el día 2 de febrero, en la Casa de inspectoría de los salesianos, en Tokio. En seguida, la imagen pasó por Osaka, Miyazáki -donde más de mil alumnos de la escuela salesiana de la ciudad cantaron la "misa de angelis" en honor a Don Bosco- , Oita (ciudad donde fue celebrada una misa solemne en inglés para los estudiantes de la "Asia University") y Nagasaki.
El día 8, fue recibida en una escuela en Omura y al día siguiente, la imagen llegó a Osaka. Ya en Hamamatsu, sede de una gran comunidad de inmigrantes, sobretodo brasileños y filipinos, la imagen con las reliquias de Don Bosco fue llevada en procesión desde el Centro parroquial hasta la Parroquia. Fue grande la participación de los fieles, revela la Agencia Salesiana, tanto en la misa en la parroquia como en las confesiones administradas en japonés, portugués, español e inglés.
san.jpgDespués de visita a la escuela de las FMA, de Shizuoka Salesio, y a la Parroquia de Saginuma, el 12 de febrero la imagen con las reliquias volvieron a Tokio.
La peregrinación de las reliquias
Las reliquias de Don Bosco, que peregrinan en la réplica del cuerpo incorrupto del santo, están recorriendo 132 países, en conmemoración a los 150 años de la Familia Salesiana y al bicentenario del nacimiento de Don Bosco, que ocurrirá en el 2015. El inicio de la peregrinación mundial fue en el mes de abril de 2009, en Turín, Italia, donde también concluirá el día 16 de agosto de 2015, fecha en que serán celebrados oficialmente los 200 años de nacimiento de Don Bosco.
Desde entonces, la reliquia ya pasó por diversos países de Europa, América y algunos países del Este Asiático.
Don Bosco
Nació el día 16 de agosto de 1815, en la pequeña aldea de los "Becchi", en Piemonte, norte de Italia. Quedó huérfano de padre a los dos años de edad y fue criado por su madre, Margarida Occhiena. A los nueve años tuvo un sueño que guió toda la trayectoria de su vida: cuidar de la juventud abandonada y pobre.
En 1859, con los religiosos y educadores que actuaban en el Oratorio, fundó la Sociedad de San Francisco de Sales, la Congregación Salesiana. Más tarde, en 1872, junto con María Dominga Mazzarello (Santa María Mazzarello), creó el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y, en 1869, fundó la Asociación de los Salesianos Cooperadores.
Don Bosco es considerado patrono de la educación y su sistema, llamado Sistema Preventivo, puede ser aplicado a todas las situaciones educativas que envuelvan a niños y jóvenes.

martes, 15 de febrero de 2011

Fallece en Brasil comunicador español y miembro de los Heraldos del Evangelio

Se trata de Don Francisco Javier Burgos Aranda, joven español de 36 años, quien se vio afectado por un infarto cardiaco. Don Javier era también un virtuoso de la música y un catequista consumado, dones que puso al servicio del apostolado 
 
San Pablo (Lunes, 07-02-2011, Gaudium Press) En las horas de la tarde del sábado pasado, falleció en la megalópolis brasileña de San Pablo, el Sr. Francisco Javier Burgos Aranda, miembro español de los Heraldos del Evangelio. Su deceso se produjo por un ataque cardiaco fulminante, que lo alcanzó a la joven edad de 36 años.
Dibujo.jpg
Don Javier Burgos
Don Javier ingresó desde muy joven a los Heraldos del Evangelio y ejerció su apostolado no solo en su tierra natal, sino también en los EE.UU. y Brasil, país donde residió los últimos años. Don Javier fue un eficaz comunicador. Colaboró con programas en Radio María - España, y en Brasil trabajó con especial dedicación y profesionalismo en órganos de información de la Iglesia.
Don Javier también se destacó por su fino talento musical, que puso generosamente al servicio del apostolado, habiendo dirigido el Coro de los Heraldos del Evangelio de España, y participado de múltiples actividades musicales, particularmente litúrgicas, en los lugares donde vivió como consagrado. Catequista consumado, supo ejercer este ministerio en los sitios donde vivió, como por ejemplo parroquias de la Arquidiócesis primada de España, Toledo, lugar donde fue también miembro del Consejo diocesano de laicos.
Hoy, en la sede del "Apostolado del Oratorio" en San Pablo, y antes de partir a Zaragoza donde será enterrado, se realizó una misa de despedida en sus intenciones, que fue concelebrada por cuatro sacerdotes de los Heraldos del Evangelio, dos de los cuales son españoles, el P. Pablo Werner y el P. Santiago Canals. En la misa se rezaron las oraciones de exequias.
 

La oración que causó controversia

Cuando el ministro Joe Wright fue invitado a abrir la sesión del Senado de Kansas, todo el mundo esperaba que dijera el típico discurso. Pero, sorprendentemente, esto fue lo que dijo
 
La oración que causó controversia
La oración que causó controversia
Sucedió en Estados Unidos, recientemente:

Oración de apertura en el senado de Kansas
Tal vez quieras leer esta oración que fue hecha en Kansas en la sesión de inauguración de la ´Kansas House of Representatives.´

Parece que esta oración molestó a algunas personas... Cuando se le pidió al pastor Joe Wright que hiciera oración de apertura en el senado de Kansas, todo el mundo esperaba una oración ordinaria, pero esto no es lo que ellos escucharon:

Señor, venimos delante de Ti este día, para pedirte perdón y para pedir tu dirección.
Sabemos que tu Palabra dice: ´Maldición a aquellos que llaman bien lo que está mal´ y es exactamente lo que hemos hecho..

Hemos perdido el equilibrio espiritual y hemos cambiado nuestros valores.

Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso ´suerte´.

Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado ´ayuda social´.

Hemos matado a nuestros hijos que aun no han nacido y lo hemos llamado ´´la libre elección´

Hemos abatido a nuestros condenados y lo hemos llamado ´justicia´

Hemos sido negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo hemos llamado ´´desarrollar su autoestima´

Hemos abusado del poder y hemos llamado a eso: ´política´

Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo hemos llamado ´tener ambición´

Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería y pornografía y lo hemos llamado ´libertad de expresión´

Hemos ridiculizado los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros ancestros y a esto lo hemos llamado ´obsoleto y pasado´

Oh Dios, mira en lo profundo de nuestros corazones; purifícanos y líbranos de nuestros pecados.
Amen.

La reacción fue inmediata. Un parlamentario abandonó la sala durante la oración. Tres más criticaron la oración del pastor calificando la oración como ´un mensaje de intolerancia´´

Durante las seis semanas siguientes, la iglesia ´Central Christian Church´ donde trabaja el pastor Wright recibió más de 5000 llamadas telefónicas de las cuales sólo 47 fueron desfavorables.

Con la ayuda de Dios, quisiéramos que esta oración se derrame sobre nuestra nación, por tanta semejanza con lo que está ocurriendo en todo el mundo y que nazca en nuestros corazones el deseo de llegar a ser una ´´nación bajo la mirada de Dios´

Si no tenemos el valor de mantenernos firmes en nuestras convicciones, entonces caeremos delante de cualquier otro argumento, o enemigo.


jueves, 10 de febrero de 2011

Bernardette; el mayor milagro de Lourdes

Al cumplirse los ciento cincuenta años de las apariciones de Nuestra Señora en la gruta de Massabielle nuestros ojos se vuelven hacia la niña con quien habló la Santísima Virgen. Su vida, transcurrida en acrisolada virtud, expresa con elocuencia por qué Dios "escondió estas cosas a los sabios y prudentes, y las reveló a los pequeños" (Lc 10,21).
Tamara Victório Penin
Lourdes!¿Dónde encontraremos las palabras que alcancen a explicar todo cuanto ese nombre significa para la piedad católica en el mundo entero?¿Quién podrá traducir en palabras el ambiente de paz que envuelve la gruta sagrada en la cual, hace exactamente 150 años, vino la Santísima Virgen para estar con la humilde Bernardette e inaugurar, de modo definitivo, un nuevo vínculo con la humanidad sedienta de consuelo y de paz? Por designio de la Divina Providencia, a ese lugar se asoció una acción intensa de gracia, especialmente capaz de transmitir a los millares de peregrinos, venidos de lejos, la certeza interior de que sus oraciones son benignamente oídas, sus dramas apaciguados, y sus esperanzas fortalecidas. En efecto, a lo largo de este siglo y medio, las ásperas rocas de Massabielle se han convertido en palco de las más espectaculares conversiones y curas, legando a la Santa Iglesia Católica un tesoro espiritual de valor incalculable.
En Lourdes tales curas y conversiones se revisten de una grandiosidad peculiar, delante de la cual nuestra lengua enmudece. Allí está, delante de todos, la sublimidad del milagro. Mientras tanto, no se puede hablar de Lourdes sin recordar con veneración a la protagonista ligada de modo indisociable a esa historia de bendición y misericordias.
La modesta pastorcita a quien Nuestra Señora apareció es el primero y mayor milagro de Lourdes: ella simboliza la íntegra fidelidad a los llamamientos a la conversión y penitencia, que aquellos días fueron lanzados por la Reina de los Cielos, y que habrían de llegar a los más alejados rincones de la Tierra.
Infancia marcada por la Fe
Bernardette nació en un siglo de profundas transformaciones. Animada, por un lado, por la oleada de devoción mariana que el pontificado del Beato Pío IX estaba suscitando, la segunda mitad del siglo XIX presenciaba el avance insolente del ateísmo y del materialismo.
1.jpg
Santa Bernadette Soubirous
La imagen de arriba y abajo
Los espíritus estaban divididos y, a fin de actuar precisamente en esa encrucijada de la Historia, María Santísima quiso servirse de la hija primogénita del matrimonio Soubirous. ¡Qué alejados, pues, de esta suerte de consideraciones, estaban François y Louise, el 7 de enero de 1844! Ese día les nacía su hija Bernardette en el Molino Bolli, en las cercanías de Lourdes, durante los días felices de abundancia que ellos allí pasaron.
La niña fue bautizada, recibiendo el nombre de su madrina Bernarde, al que se sumó el de Nuestra Señora que se le habría de aparecer. Marie- Bernarde, es como se llamaba Bernardette, que no escapó al diminutivo cariñoso que le acompañaría por el resto de su vida.
En el Molino Bolli transcurrió su primera infancia, marcada por una religiosidad auténtica y sincera, además de la frecuencia a los sacramentos, la oración en conjunto a los pies del crucifijo era una eximia práctica de los principios cristianos a la que correspondían como un deber moral el matrimonio de campesinos. Bernardette creció, por así decir, respirando la santa fe católica del mismo modo que respiraba el aire puro de la montañosa región de los Pirineos.
La miseria visitó el hogar de los Soubirous
La época era difícil y los negocios de François Soubirous iban mal. A los ocho años de edad Bernardette se trasladadó a un molino más sencillo, y al cabo de tres años alquilaron una cabaña al lado del camino. Ya crecida, ella acompañaba las progresivas desgracias de los padres y enfrentaba, con admirable resignación, la situación de indigencia a la que se vieron reducidos en 1856, hasta el punto de tener que mudarse hasta la antigua cárcel de Petits- Fósees: un cubículo húmedo y pestilente que las autoridades habían juzgado inadecuado hasta para los presos.
La pobreza allí era completa. El habitáculo medía menos de cinco por cuatro metros y la familia no poseía absolutamente nada excepto el mobiliario más indispensable y las ropas. La luz del sol nunca penetraba en el lugar, marcado por la reja de la ventana y por el cerrojo de la pesada puerta -reminiscências del antiguo calabozo. Allí vivían los padres y los cuatro hijos, constantemente atormentados por el hambre.
2.jpg
Cuando conseguían comprar pan, la madre lo dividía entre los pequeños, que aún así se sentían insatisfechos. Bernardette, no pocas veces, se privaba de su pequeña parte a favor de los más jóvenes, sin nunca demostrar el menor desacuerdo por eso. Por la noche, sin conseguir dormir, atormentada por el asma, Bernardette lloraba. La causa principal de aquél desahogo, sin embargo, no era la enfermedad o las duras privaciones materiales.
El único deseo de la angelical niña era hacer la primera comunión, pero la necesidad de cuidar de los hermanos y de la casa le impedía frecuentar el catecismo, aprender a leer y a escribir y hasta hablar el francés. De hecho, cuando la Santísima Virgen le dirigió la palabra, lo hizo en patois, el dialecto de la región de Lourdes. Si Bernardette deseó algo para sí misma, en los días de su infancia, fue únicamente recibir el Santísimo Sacramento, el Señor ofendido por los pecados de los hombres, que ella aprenderá tan pronto a consolar.
Días de pastoreo en Bartrès
Las pocas veces que Bernardette frecuentó las aulas de catecismo en Lourdes fueron desaprovechadas, porque no conseguía acompañar al resto, más jóvenes y adelantadas que ella. Louise Soubirous estaba preocupaba por la hija, de 13 años, que todavía no había hecho la primera comunión, y resolvió pedir a su amiga, María Lagües, que la aceptase en Bartrès -aldea no muy distante de Lourdes- con el objetivo de que Bernardette allí pudiese frecuentar las aulas de catecismo.
Por consideración y amistad, María Lagües la recibió en su casa, pero no fue tan fiel a su promesa como sería de esperar -enseguida ocupó a Bernardette en los servicios de la casa y en el cuidado de los hijos. Y su marido encontró en ella su pastora ideal para su rebaño de corderos. Fue en ese periodo de pastoreo cuando Bernardette se solidificó en la oración, durante las largas horas transcurridas en el más completo silencio en medio del privilegiado panorama Pirenaico. Contemplativa, ella montaba un pequeño altar en honra de la Santísima Virgen y allí pasaba horas de gran fervor recitando el Rosario, la única oración que conocía.
Un hecho que le ocurrió a Bernardette en esta época demuestra la pureza cristalina de su corazón. Cierto día, cuando François Soubirous fue a visitar a su hija, la encontró triste y cabizbaja. Le preguntó qué era lo que le afligía. - Todos mis corderos tienen los costados verdes- respondió ella.
El padre, dándose cuenta de que se trataba de la marca hecha por un intermediario, hizo un comentario gracioso: - Ellos tienen los costados verdes porque comieron mucha hierba. - ¿Y pueden morir? -preguntó asustada Bernardette. - Tal vez... Apenada, comenzó a llorar en el mismo instante, entonces el padre le contó la verdad: - Vamos, no llores. Fue el intermediario que los marcó así.
Más tarde, cuando le llamaron boba por haber creído en semejante disparate, su respuesta constituyó una demostración involuntaria de su elevada virtud: - Yo nunca mentí; no podía suponer que aquello que mi padre me decía no era verdad. Los días pasaban lentamente en la pequeña aldea, y ya habían pasado siete meses desde la llegada de Bernardette.¡Cuánta esperanza de aproximarse a la mesa eucarística traía en la llegada, y qué decepción experimentaba, después de las pocas aulas de insignificante instrucción! Aquella espera interminable la afligía, pero, como todo en la vida del hombre, fue permitido por Nuestro Señor.
3.jpg
Gruta de las Apariciones
"Sufre los retrasos de Dios; dedícate a Dios, espera con paciencia, con el fin de que, en el último momento, tu vida se enriquezca" (Eclo 2, 3) Esas palabras, desconocidas para Bernardette, significaban exactamente como Dios procedió con respecto a ella. Al mismo tiempo en que la gracia inspiraba en su alma un ardiente deseo de las cosas elevadas, éstas parecían serle retiradas.
Con eso, su ansia se robustecía, y todo lo que era terrenal empezaba a ser poco a sus ojos, cada vez más aptos para comprender las realidades sobrenaturales. Como suele pasar con las almas que Dios prueba por medio de largas esperas, le estaban reservadas gracias mucho mayores.
Celestial sorpresa
De vuelta a la casa paterna, Bernardette retomó los antiguos quehaceres. En la mañana inolvidable del 11 de febrero de 1858, salió con la hermana Toinette y la amiga Jeanne Abadie para el bosque, con el fin de recoger leña para la chimenea y huesos que vender para comprar algún alimento. Anduvieron bastante hasta llegar a la gruta de Massabielle, donde Bernardette nunca había estado. En el momento en que las despiertas niñas atravesaban el agua helada del río Gave, Bernardette se preparaba para hacer lo mismo.
Ésta es la narración de Bernardette de lo que entonces sucedió: "Escuché un barullo, como si fuese un rumor. Entonces, volví la cabeza hacia la orilla del prado; vi que los árboles no se movían en absoluto. Seguí descalzándome. Volví a escuchar el mismo barullo. Levanté la cabeza, mirando hacia la gruta. Vi a una Señora toda de blanco, con el vestido blanco, un cinturón azul y una rosa amarilla en cada pie, del color de la cadena de su rosario: las cuentas del rosario eran blancas" 1.
Era la Santísima Virgen que le sonreía y le llamaba para que se aproximara. Temerosa, Bernardette no se adelantó, sino que sacó su tercio y comenzó a rezar. Lo mismo hizo la "bella Señora", que aunque no moviese los labios la acompañaba con su propio rosario. Después, al terminar el Rosario, Ella desapareció.
La impresión que esa primera aparición produjo en Bernardette fue profunda. Sin reconocer en Ella a la Madre celeste, la niña se sentía irresistiblemente atraída por esa figura tan amable y admirable, en la cual no podía parar de pensar. Cuando una monja le preguntó, años más tarde, en la enfermería del convento, si la Señora era bella, ella respondió: - ¡Sí! ¡Tan bella que, cuando se ve una vez, se desea la muerte sólo para volver a verla!
Dieciocho encuentros en Massabielle
Por más que Bernardette hubiese pedido que guardaran el secreto a sus dos compañeras, a las que contó lo que viera, ellas no se mantuvieron calladas en ningún momento. Poco más tarde, eran decenas de personas las que comentaban en la vecindad el sobrenatural acontecimiento. Y era apenas El comienzo: la impresionante popularidad de las apariciones asumió proporciones tales, que el día 4 de marzo, estaban junto a Bernardette nada menos que 20.000 peregrinos.
4.jpg
El santuario de Lourdes es uno de los mayores centros de
peregrinación del mundo católico, acogiendo cerca
de 6 millones de peregrinos todos los años
Antes de cada visita de Nuestra Señora, Bernardette sentía un enorme deseo de ir a Massabielle. Fue lo que ocurrió los días 14 y 18 de febrero, cuando un presentimiento interior la condujo hasta la gruta. En la segunda aparición, la Virgen Santísima permaneció nuevamente en silencio; dijo apenas alguna palabra el día 18, como nos lo narra la obediente niña: "La Señora sólo me habló en la tercera vez. Me preguntó si quería ir allí durante 15 días. Le respondí que sí, después de pedir permiso a mis padres" 2.
La quincena de apariciones, que se dio entre el 18 de febrero y el 4 de marzo, con excepción de los días 22 y 26, constituyó el gran foco de irradiación del mensaje confiado a Bernardette. Cada día se multiplicaba el número de asistentes que emprendían penosos viajes, atraídos por los celestiales coloquios. Aunque nadie más que Bernardette viese a la "Señora", todos sentían Su presencia y se conmovían con los éxtasis de la campesina.
- Ella no parecía de este mundo -dijo un testigo. Las palabras de Nuestra Señora no fueron muchas, aunque de expresivo significado. Dijo a Bernardette el mismo día 18: "No prometo hacerte feliz en este mundo, pero sí en el otro". Y otras veces: "Yo quiero que venga aquí mucha gente". "¡Pide a Dios por los pecadores! ¡Besa la tierra por los pecadores!". "¡Penitencia, penitencia, penitencia!". "Ve y di a los sacerdotes que construyan aqui una capilla. Quiero que todos vengan en procesión". Todavía durante la quincena, la Reina de los Cielos confió tres secretos y enseñó una oración a Bernardette, que ella recitó con insuperable fervor todos los días de su vida.
Después de un largo silencio con respecto a su identidad, la Señora reveló su nombre a Bernardette en la decimosexta aparición, el 25 de marzo de 1858: "Yo soy la Inmaculada Concepción". Era una solemne confirmación del dogma proclamado por el Beato Pío IX cuatro años antes; la pureza de doctrina sería coronada, de aquí en adelante, por la belleza de los milagros.
Transformada por Nuestra Señora
Uno de los criterios de prudencia adoptados por la Santa Iglesia para verificar la autenticidad de las revelaciones como las que recibió Bernardette, es observar atentamente la conducta de los videntes. En ellos, se refleja invariablemente la veracidad y el tenor de lo que dicen ver: su testimonio personal es decisivo.
5.jpg
En la gruta de Massabielle, donde María
pidió a Bernardette que rezase por los
pecadores, se operaron verdaderos
milagros de gracia
En el caso de Lourdes, tal como después sucedió con los pastorcitos de Fátima, el cambio que se operó en Bernardette puede ser considerado un milagro de la gracia. Sus gestos, modos, palabras y, sobre todo, su piedad adquirieron un indescriptible brillo por el contacto con la Reina de los Cielos: "En su actitud, en sus trazos fisonómicos, se veía que su alma estaba arrebatada. ¡Qué paz profunda! ¡Qué serenidad! ¡Qué elevada contemplación! La mirada de la niña durante la aparición no era menos maravillosa que su sonrisa. Era imposible imaginar algo tan puro, tan suave, tan amable...".
3 Después de los éxtasis, mantenía la clave de sublimidad que le invadiera: el modo como hacía la señal de la cruz, su compostura durante la oración y su finura de trato, aliados a la simplicidad, eran más distinguidos que los de cualquier dama que hubiera pasado la vida entera ejercitándose en el arte de "savoir-plaire".
"No escapa a los padres que en ella se ha operado una transformación en el discurrir de este mes. No fue vano para ella la contemplación de las lecciones celestes [...] habiendo visto llorar a la Señora de Massabielle por el pecado y por los pecadores, esta niña analfabeta comprendió el gran deber de la penitencia y la oración".4 Hasta el mismo padre Peyramale, el párroco de Lourdes, célebre por su desconfianza acerca de todos los hechos relacionados con Bernardette, confesó: "todo en ella evoluciona de manera impresionante".5
Respondiendo a los magistrados
Los espíritus escépticos estaban al acecho de acontecimientos. Sumamente irritados por la afluencia multitudinaria a la gruta, decían: "Es increíble que quieran hacernos creer en apariciones en pleno siglo XIX". Estos hombres colocaban sus esperanzas más en sus "modernos" inventos que en la omnipotencia de Dios: "Es estupidez y oscurantismo admitir la posibilidad de apariciones en la época del telégrafo eléctrico y la máquina a vapor".6 Fue delante de las autoridades que pensaban de esa forma que Bernardette tuvo que declarar tres veces en el corto periodo de una semana, durante la misma quincena de las apariciones.
Durante los interminables interrogatorios en los que la acribillaban de preguntas capciosas, Bernardette oyó cosas brutales: "¡Vamos a detenerte! ¿Qué es lo que vas a buscar en la gruta? ¿Por qué haces correr a tanta gente? ¡Vamos a meterte en prisión! ¡Te mataremos en la prisión!".7 La llamaron mentirosa, visionaria, loca. A todo esto ella sólo respondía con la verdad, soportando esos sufrimientos con humildad y dulzura. Sus acertadas respuestas confundían a los magistrados, que nunca tuvieron ningún motivo legal para detenerla.
La opinión final que se formaron respecto de Bernardette, la que enviaron al Ministerio de Justicia de entonces, fue ésta: "Según el reducido número de aquellos que pretenden tener a su lado el sentido común, la razón y la ciencia, Bernardette Soubirous es portadora de una enfermedad mental conocida: ¡está siendo víctima de alucinaciones, apenas es esto!".8 ¿Tendrían ellos, como pretendían, la razón de su lado? La respuesta no tardó en quedar clara.
La fuente milagrosa y la llamada a la expiación
En la aparición del 25 de febrero la Santísima Virgen dice a Bernardette: "Ve a beber a la fuente". Bernardette fue al río Gave y bebió. Aunque, no era al río que Ella se refería, sino a un lugar de la gruta donde apenas había agua sucia. La niña cavó y bebió. De aquella agua oscura broto discretamente el agua milagrosa, que en unos días manaba en abundancia para asombro de todos.
6.jpg
Fuente milagrosa de Lourdes
Los enfermos no tardaron en servirse de ella y las curas inexplicables se iniciaron el 1 de marzo. Enfermos desahuciados "por la razón y por la ciencia" veían sus males desaparecer en un instante, y los argumentos de innumerables corazones reticentes se transformaron en cánticos de fe. Cuando Bernardette, más tarde, probó esta agua para sus penosas dolencias, no le fue eficaz. Le preguntaron, entonces: - Esa agua cura a otros enfermos: ¿Por qué no te cura a ti? - Tal vez la Santísima Virgen quiera que yo sufra- fue su respuesta.
De hecho, su vocación era sufrir y expiar por la conversión de los pecadores. La fuente no era para ella. Esa hija predilecta de María comprendió con profundidad su singular llamada. Todo cuanto habría de padecer física y moralmente de ahí en adelante -que no fue poco- ella deseaba unirlo a los méritos infinitos del Redentor crucificado, para que fuese pleno el efecto de las gracias derramadas en la gruta. Nunca un murmullo, una queja o un acto de impaciencia se desprendieron de sus resignados labios, acostumbrados al silencio y a la inmolación.
En el asilo de Nevers
Después del ciclo de las apariciones, todos querían ver a Bernardette y tocarla. Le pedían bendiciones, le robaban reliquias... Hombres ilustres emprendían largos viajes para conocerla y altas figuras eclesiásticas no escondían su admiración delante de ella.
Pero, ¡cuánto le hacían sufrir por causa de eso! En su acrisolada humildad, Bernardette se sentía incómoda delante de tantas manifestaciones de deferencia. Su mayor deseo era ser olvidada, quería que sólo la Virgen Santísima fuese objeto de encanto y amor. En Lourdes, ella vivió todavía nueve años en el Asilo, administrado por las Hermanas de la Caridad y de la Instrucción Cristiana, de Nevers.
Ayudaba en la atención a los enfermos, en los servicios de la cocina, cuidando de los niños. A los 23 años partió hacia la Casa Madre de la Congregación, en Nevers, deseando ávidamente la vida de recogimiento y oración: - Vine aquí para esconderme -dijo.
7.jpg
Los trece años de vida religiosa de Santa Bernardette fueron
marcados por la práctica de todas las virtudes y, de modo
especial, por el desprendimiento de sí
misma y el amor al sufrimiento
Cuerpo incorrupto de Santa Bernardette Soubirous - Nevers (Francia)
Sus trece años de vida religiosa fueron acentuados por la práctica de todas las virtudes y, de modo especial, el desprendimiento de sí misma y el amor al sufrimiento. De ese período, pasó nueve años de ininterrumpidas enfermedades: el asma inclemente, un doloroso tumor en la rodilla, que evolucionó hasta una terrible infección de los huesos. El día 16 de abril de 1879, a los 35 años de edad, ella entregó su alma al Creador.
"Me encontraréis junto al peñasco"
Sus restos mortales incorruptos constituyen uno de los más bellos vestigios de la felicidad eterna que Dios haya otorgado a los pobres mortales en este Valle de Lágrimas. Intacto, puro, angélico es el cuerpo de Bernardette, delante del cual el peregrino se siente atraído a pasar horas seguidas en oración, y levantarse con la dulce impresión de haber penetrado en la felicidad eterna de la que goza la vidente de Massabielle.
Allí están, cerrados, pero elocuentes, los ojos que otrora contemplaran a la Santísima Virgen, para enseñarnos que los únicos que son exaltados son los mansos y los humildes de corazón; para recordarnos que, para realizar Sus grandes obras, Dios no precisa de las fuerzas humanas, sino de la fidelidad a la voz de Su gracia.
Sabemos que la misión de Bernardette no terminó. La acción beneficiosa de su intercesión se hace sentir junto a la gruta, como ella misma predijo: "Me encontraréis junto al peñasco que tanto amo". Que ella nos obtenga, en este año de jubileo y acción de gracias, una confianza inquebrantable en el poder de Aquella que dijo: "Yo soy la Inmaculada Concepción".
1) RAVIER, André. Bernadette Soubirous.
San Pablo: Loyola, 1999, p.12.
2) Idem p.18 3) DEZIRAT, Antoine, apud TROCHU, Francis. Bernadette Soubirous.
Lisboa: Aster, [s.d.], p. 161.
4) TROCHU, Francis. Bernadette Soubirous.
Lisboa: Aster, [s.d.], p. 185.
5) RAVIER, André. Bernadette Soubirou.
San Pablo: Loyola, 1999, p. 30.
6) TROCHU, Francis. Bernadette Soubirous.
Lisboa: Aster, [s.d.], p. 94.
7) Idem, ibidem, p. 158.
8) AZIZ, Philippe. Los milagros de Lourdes. San Pablo: Difel, 1982,
p.33.
(Revista Heraldos del Evangelio, Febrero 2008, Número 55, p. 18 à 23)

Radio Vaticana conmemora 80 años

Ciudad del Vaticano (Jueves, 10-02-2011, Gaudium Press) La historia de la radio es antigua. Comienza en 1893 cuando el padre, científico e ingeniero brasileño Roberto Landell de Moura prueba la primera transmisión de habla por ondas electromagnéticas, inalámbrica. Dos años más tarde, el científico italiano Guglielmo Marconi realizó tests de transmisión de señales inalámbricas a una distancia de 400 metros y después de dos kilómetros. Marconi también descubrió el principio del funcionamiento de la antena. Adelantándose al brasileño, Guglielmo registra en 1896 la patente de la invención de la radio.
El científico italiano Guglielmo Marconi (de pie, el segundo a partir de la izq.) y el Papa Pío XI, en la inauguración de la Radio
Prestigiado por tener el registro de tal hazaña y aprovechando el encanto del mundo con esta nueva manera de comunicarse, Marconi es convocado por el Papa Pío XI para implementar una radio en las dependencias del Vaticano, que tendría como principal objetivo hablar libremente, incluso más allá de las fronteras del Vaticano, principalmente sobre los peligros del totalitarismo.
view.jpg
En la foto, detrás a la izq. del Papa Pío XI,
Guglielmo Marconi
Según relatos de la época, aquel día 12 de febrero de 1931 fue marcado por la ansiedad, nerviosismo y miedo. Marconi estaba angustiado pues no sabía ciertamente si el pedido del Pontífice funcionaría perfectamente. Sin embargo, Pío XI llegó y en un gesto cariñoso, sonrió, colocó la mano en el hombro del científico y de una manera paternal, le dio un abrazo.
Después, en su discurso, Marconi dice: "Tengo el honor de anunciar, que, en cuestión de apenas algunos segundos, el Sumo Pontífice, Papa Pío XI inaugurará la Estación de Radio del Vaticano. Las ondas de radio eléctrica transportarán a todo el mundo sus palabras de bendición y paz".
A las 16:49 horas se escuchan entonces, las primeras palabras del Papa en la radio. Pío XI escribió el texto en latín que decía: "¡Escuche, oh cielos lo que digo! Escuche, oh tierra, las palabras que vienen de mi boca. Escuchen, pueblos de tierras distantes".
Y se oyó realmente. Al día siguiente, el diario inglés "The News Chronicle" estampaba en su primera página: "Por primera vez, la voz de un Papa fue escuchada en Londres y por millones de otros fieles en el mundo. Cerca de 3.500 católicos estaban frente a la Catedral de Westminster a la espera de oír de la voz del Pontífice". Ya la editorial del "The New York Times" clasificó la transmisión como "un milagro de la ciencia y, no menos, un milagro de fe".
Desde entonces la Radio Vaticana viene prestando servicios importantes a todos los tipos de personas. Durante la II Guerra Mundial, envió cerca de 250 mil mensajes a prisioneros escritos por sus familias. En la Guerra de Kosovo, prestó este mismo tipo de auxilio en apoyo a las víctimas del conflicto.
Actualmente, ella es de gran ayuda para aquellos que no pueden practicar libremente su fe. Según el director de la Radio, Padre Federico Lombardi "hoy existen países de origen musulmán en el Oriente Medio donde los católicos son trabajadores extranjeros y no tienen siquiera la oportunidad de ir a la iglesia o oír el catecismo y, por este motivo, la transmisión de la misa en inglés u otra lengua es un gran servicio prestado por la radio".
El contenido del site de la Radio es preparado en 38 idiomas, muchos de ellos minoría como Somalí o Urdu. En los programas de radio son utilizadas regularmente, 45 lenguas. Este cuidado es para que todos se sientan más cerca del Sumo Pontífice. "Las noticias son elaboradas en diversos idiomas para llevar la voz del Papa y de la Iglesia a diferentes culturas", comenta el Padre Lombardi. Forman parte del cuadro de funcionarios de la emisora 355 personas de 59 nacionalidades diferentes, siendo la mayoría, laicos.
Para conmemorar los 80 años de la Radio Vaticana, una serie de eventos está siendo programada, entre ellos una exposición en el Museo del Vaticano y la publicación de un libro con los principales momentos de la radiotransmisora.
Gaudium Press / Luciano Baptista

domingo, 6 de febrero de 2011

La Hermana Marie Simon Pierre revela detalles inéditos de su curación

La religiosa francesa, cuya curación sirvió para llevar adelante la beatificación de Juan Pablo II, habló con la RAI y la televisión católica francesa KTO sobre los sorprendentes detalles de su milagrosa recuperación 
3.JPGParís (Viernes, 04-02-2011, Gaudium Press) El 14 de febrero pasado, en una entrevista coproducida por la RAI y la televisión católica francesa KTO, la hermana Marie Simon Pierre dio a conocer detalles inéditos de su curación milagrosa, que tras el examen científico y la aprobación de Benedicto XVI, posibilitó la pronta beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II, el 1ro. de mayo, día de la Divina Misericordia.
La religiosa francesa, que pertenece a las Hermanitas de las Maternidades Católicas, nació en 1962 y tuvo diagnóstico de mal de Parkinson (el mismo que al final de su vida sufrió Juan Pablo II) en junio de 2001. En su caso la enfermedad avanzó rápidamente, afectando toda la parte derecha del cuerpo.
Padeciendo el mismo mal que el Papa polaco, sentía por ello -además del vínculo que la ligaba al vicario de Cristo como tal- la unión que da el compartir el mismo dolor. Por eso, cuando Juan Pablo II falleció el 2 de abril del 2005, "se me vino el mundo encima. Había perdido al amigo que me entendía y que me daba la fuerza de seguir adelante", declara la hermana Marie con emoción.
Entretanto, a los pocos días de su muerte, el Pontífice difunto ya le traía dignos consuelos. El 13 de mayo de 2005, y estableciendo una excepción a las normas canónicas vigentes, el actual Papa Benedicto XVI anunciaba el inicio del proceso de beatificación de Juan Pablo II. Desde el día siguiente las casas francesas y africanas de la congregación de la hermana Marie no dejaron de pedir la intercesión del Papa Wojtila por el restablecimiento total de su salud.
Entretanto - y aunque fortalecida por las oraciones de sus hermanas en religión- ella seguía empeorando, velozmente.
En la Hermana Marie brillan las bellas cualidades que Dios quiso dar a la nación francesa. Discreción en el porte, lógica, concisión y claridad en la exposición, elegancia en la expresión, candidez en la narración. Además se suman los dones propios de la observancia religiosa: modestia en su actitud, espíritu de fe y piedad, y un dominio sobre las emociones que entretanto cede en un momento su imperio, ante la dramaticidad de los hechos que narra a KTO- RAI, y que tuvo la felicidad que vivir.

La cura
El 2 de junio de 2005 "por la mañana yo estaba completamente impedida y ya no podía más".
"Pensé en buscar a Sor Marie [superiora de su comunidad] para pedirle mi dimisión, dejar de brindar mi servicio en la maternidad donde trabajaba con muchas personas a mi cargo. Me sentía muy pesada y me dije: es necesario que pare, que deje el servicio. Yo no puedo hacer que esto deje de avanzar, no es posible", narra la religiosa. Entretanto la superiora denegó la petición con dulzura, y le pidió seguir confiando en la intercesión de Juan Pablo II.
Cuando esto ocurrió, "sentimos por un buen momento un gran cambio en su oficina, diría que una gran paz, una paz muy grande y una gran serenidad, me sentía muy apacible, ella también".
La superiora le pidió que escribiera el nombre de Juan Pablo II. Sus manos ya no respondían como otrora. Entretanto ante la insistencia de Sor Marie ella garabateó unos trazos ilegibles, para pensar después que podría ocurrir "un milagro si es que creo".
"Me fui y seguí con mi servicio. Esa noche seguí la jornada como de costumbre con la comida comunitaria, luego un poco más de servicio y después la oración nocturna en la capilla".
Al retornar a su cuarto quiso Marie Simon-Pierre obligarse a escribir y tuvo una gran sorpresa al comprobar que pudo hacerlo con relativa facilidad.
De forma diversa a los días anteriores pudo dormir bien, sin el insomnio habitual que la aquejaba agudamente. El 3 de junio se despertó a las 4:30, una hora antes de lo establecido, y tuvo mucho tiempo para prepararse para la jornada que iniciaba. Entretanto, ese tiempo fue empleado mejor para hacer una feliz introspección: "Ya no era la misma. Había una alegría interior y una gran paz; y luego me sorprendí mucho por los gestos de mi cuerpo".
Sintió la hermana Marie un "gran deseo de rezar. A esa hora no tenía autorización para rezar, pero recé". Se dirigió al oratorio de la comunidad, directo al tabernáculo, "siempre con una alegría muy profunda". Se acompañaba de un pequeño folleto con "el rosario de Juan Pablo", y meditó los misterios luminosos.
"A las 6:00 de la mañana teníamos una oración antes de la Eucaristía comunitaria, así que fui a la capilla con mis hermanas. Al ir hacia la capilla me di cuenta de que mi brazo izquierdo ya no se quedaba inmóvil al caminar sino que se balanceaba normalmente. En la Eucaristía tuve la certeza de que estaba curada", concluye la religiosa, con una dulce sonrisa en el rostro, que evidencia el gozo no solo de gozar de buena salud, sino también de estar siendo instrumento para la glorificación del Papa polaco.
Gaudium Press / S. C.

martes, 1 de febrero de 2011

En mensaje al Congreso Latinoamericano de Vocaciones, el Papa pide un "nuevo impulso"

Ciudad del Vaticano (Martes, 01-02-2011, Gaudium Press) El Papa Benedicto XVI envió este martes un mensaje especial a los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos reunidos en el 2º Congreso Latinoamericano de Vocaciones, en Cartago, Costa Rica. Escrito en español, y con fecha del día 21 de enero, el texto del Papa destaca la importancia del fortalecimiento y el carácter misionero de la Iglesia regional, como preconizado por el Documento de Aparecida.
Benedicto XVI comienza su mensaje recordando los 17 años desde la realización de la primera edición del congreso, convocado por la propia Santa Sede en colaboración "estrecha" con el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) y la Confederación Latinoamericana de Religiosos, y hace un paralelo con la edición actual, diciendo que la vocación misionera del continente, relanzada en aquella ocasión, ahora encuentra un "nuevo impulso", a la luz de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Aparecida, Brasil, y su consecuente Documento Final.
Para el Pontífice, en este congreso, cuyo lema es "Maestro, por tu palabra lanzaré las redes", los agentes de la Pastoral Vocacional de la Iglesia en América Latina y el Caribe son llamados a fortalecer la pastoral vocacional, "a fin de que los bautizados se tornen discípulos y misioneros de Cristo en las circunstancias actuales de estas amadas tierras".
"La gran tarea de la evangelización requiere un número cada vez mayor de personas que respondan generosamente al llamado de Dios y se entreguen a la causa del Evangelio. Una acción misionera más incisiva trae como fruto precioso, junto al fortalecimiento de la vida cristiana en general, el aumento de las vocaciones de especial consagración. De alguna manera, la abundancia de vocaciones es una señal elocuente de vitalidad eclesial, así como de la fuerte vivencia de la fe por parte de todos los miembros del Pueblo de Dios", escribe el Santo Padre.
El Papa recuerda también en su mensaje que el carácter vocacional, misionero, de la Iglesia está en su propio núcleo, en el propio sentido etimológico de la palabra Iglesia -"asamblea convocada" por Dios"-. El Santo Padre reflexiona, entretanto, que para que eso sea posible son necesarios pastores, sacerdotes y religiosos con una formación plena y adecuada.
"El testimonio personal y comunitario de una vida de amistad e intimidad con Cristo, y de total entrega a Dios, ocupa un lugar privilegiado en el trabajo de promoción vocacional. El testimonio fiel de la propia vocación es un medio privilegiado para despertar en muchos jóvenes el deseo de seguir los pasos de Cristo", destaca el Papa en el mensaje.
Al final, Benedicto XVI dice que la preocupación por las vocaciones ocupa un lugar privilegiado en su corazón y sus oraciones y da su bendición apostólica a todos los participantes, pidiendo la intercesión de la Virgen María.