El Papa recuerda, en Castel Gandolfo, su primera misa


Castel Gandolfo (Lunes, 12-07-2010, Gaudium Press) Con una celebración eucarística a las 8 de la mañana, tuvo inicio el viernes pasado el primer día de vacaciones del Papa Benedicto XVI en Castel Gandolfo.
Joseph Ratzinger fue ordenado sacerdote junto a su hermano Georg el día 29 de junio de 1951 en Freising, Baviera, de las manos del cardenal Michael von Faulhaber, arzobispo de Munich. Su primera misa fue celebrada el primer domingo siguiente a la ordenación.

Así como en toda Europa, también llegó al Vaticano la tranquilidad del verano. Aunque sea esperada aún la publicación de dos documentos importantes, uno que dice respecto a la Congregación para la Doctrina de la Fe y otro a la del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, que deben salir la próxima semana, interrumpiendo un poco aquel aire de "dolce far niente" de verano en la Sala de Prensa vaticana, el Santo Padre reposa en su residencia de verano y también sus colaboradores de la Curia romana comienzan a salir de vacaciones.

¿Dónde encontrar noticias interesantes? Se puede ir hasta donde está el Pontífice, parar un poco en uno de los tres cafés en la Plaza de la Libertad y comenzar a escuchar a las personas.

"Por algún tiempo seré su parroquiano", habría dicho Benedicto XVI al párroco Waldemar Niedziolka, un salesiano polaco hace 12 años custodio de la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva. Nuestra corresponsal en la Santa Sede lo encontró ocupado con los técnicos de los Museos Vaticanos. Hace dos años están en proceso las obras de restauración en la iglesia local. Todo esto para el próximo año, cuando será celebrado el 60° aniversario de la ordenación sacerdotal del Papa.
Castel Gandolfo tiene un poco de la atmósfera del Vaticano, pero en dimensiones menores. Hay una plaza que acoge a todos para los encuentros con el Santo Padre (Audiencias generales y Ángelus) y la iglesia, pero sin el "abrazo" de las Columnas antes de entrar a la Basílica de San Pedro. En la plaza se puede encontrar la prefectura, el banco, los correos, las tiendas y los cafés.

El Santo Padre reserva para sí en las próximas tres semanas lecturas, paseos y tiempo para sus oraciones. Su hermano Georg, tres años mayor, así como en los años precedentes, llega de Alemania en agosto. La presencia del Papa trae alegría a Castel Gandolfo. Pero, como en Roma, las ocasiones para verlo son pocas: el Ángelus y algunas audiencias generales de los miércoles.

El momento especial de estas vacaciones será la misa de la Asunción, presidida por el Santo Padre a las 8:00 de la mañana, en la iglesia parroquial, única vez en que el Papa sale de su Palacio por la puerta central. A fines de agosto acontecerá el "Schülerkreis", el encuentro de Benedicto XVI con sus ex-alumnos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA