martes, 6 de julio de 2010

Episcopado Español dice que nueva ley del aborto es "una ley objetivamente incompatible con la recta conciencia moral"


Madrid (Martes, 06-07-2010, Gaudium Press) Como "una ley objetivamente incompatible con la recta conciencia moral -en particular, la católica-", el Episcopado Español calificó la entrada, ayer, en vigor de la denominada "ley del aborto", que fue sancionada por el Senado de España en febrero pasado, que establece el aborto libre hasta la semana 14 de gestación, y ubica en los 16 años la mayoría de edad para decidir sobre la interrupción del embarazo.

La declaración fue dada a conocer ayer por la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española (CEE). En ella los obispos del país europeo señalan, además, que la nueva ley, desde el punto de vista ético, empeora la legislación que estaba vigente, "porque considera la eliminación de la vida de los que van a nacer como un derecho de la gestante durante las primeras catorce semanas del embarazo, dejando prácticamente sin protección alguna esas vidas humanas, justo en el tiempo en el que se producen la gran mayoría de abortos".

También, expresan que la legislación, tal como se sancionó, "establece un concepto de salud tan ambiguo que equivale a la introducción de las llamadas indicaciones sociales y eugenésicas como justificación legal del aborto", e impone "la ideología abortista" en el sistema educativo obligatorio.

La declaración del Episcopado en el 2009

Estas afirmaciones, que objetan la nueva legislación, ya habían sido explicadas por la Comisión Permanente de la CEE en una declaración, dada a conocer el 17 de junio de 2009, y ratificada por la Asamblea Plenaria de los obispos españoles en el comunicado final, publicado el 27 de noviembre del mismo año.

En dicha declaración los obispos señalaban: "Hablamos precisamente a favor de quienes tienen derecho a nacer y a ser acogidos por sus padres con amor; hablamos a favor de las madres, que tienen derecho a recibir el apoyo social y estatal necesario para evitar convertirse en víctimas del aborto; hablamos a favor de la libertad de los padres y de las escuelas que colaboran con ellos para dar a sus hijos una formación efectiva y sexual de acuerdo con unas convicciones morales, que los preparen de verdad para ser padres y acoger el don de la vida; hablamos a favor de una sociedad que tiene derecho a contar con leyes justas que no confundan la injusticia con el derecho".

Al respecto, en la nota final de la Asamblea Plenaria, los obispos también afirmaron: "Los católicos estamos por el «sí» a la vida de los seres humanos inocentes e indefensos que tienen derecho a nacer; por el «sí» a una adecuada educación afectivo-sexual que capacite para el amor verdadero; por el «sí» a la mujer gestante, que ha de ser eficazmente apoyada en su derecho a la maternidad; por el «sí» a las leyes que favorezcan el bien común y no confundan la injusticia con el derecho".

Desde que el ante proyecto de la nueva ley del aborto se hizo público en mayo de 2009, varias organizaciones pro-vida en España han manifestado su rechazo a la legislación con masivas campañas de información y de promoción de la vida, las cuales han dado como resultado numerosas participaciones cívicas en defensa de la vida y, recientemente, en contra de la nueva legislación, como la que se realizó el pasado 7 de marzo, en la que participaron también varias ciudades del mundo.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

No hay comentarios: