México invita a orar por los cautivos con un millón de Avemarías diarias

La propuesta, que ocurrirá en la “Semana de Oración por los Cativos”, es iniciativa del movimiento mexicano “Redime un Cautivo”. La jornada será del 3 al 10 de marzo e invita a que se ore no sólo por secuestrados y presos 
Ciudad de México (Jueves, 02-24-2011, Gaudium Press) Con un millón de Avemarías diarias, el movimiento mexicano "Redime un Cativo", busca unir en oración a los fieles de México en torno a quienes sufren alguna forma de cautiverio. Por lo menos esta es la meta a la que se pretende llegar este grupo con la "Semana de Oración por los Cativos" que tendrá lugar en el país centroamericano desde el próximo 3 al 10 de marzo.
La iniciativa, según explica el mismo movimiento, busca no sólo que se ore por los secuestrados y presos -quienes son considerados habitualmente cautivos-, sino también por aquellos que están "presos" en el alma.
Además de pedir por los cautivos, el grupo, también hace una convocatoria para que durante la semana de oración se realicen acciones concretas a favor de los presos, como visitarlos en las cárceles y llevarles una palabra de aliento, ofrecer misa por ellos -especialmente por quienes han sido privados de su libertad en un secuestro-, y ayudar en algunas de sus necesidades. Asimismo, animan a que se promueva esta obra de misericordia en comunidades parroquiales y centros educativos.
Un movimiento que nació con la iniciativa "adoptar a un preso"
cartas.jpgPrecisamente el movimiento "Redime un Cautivo" nació con un grupo de laicos mexicanos, quienes al ver la difícil situación, particularmente de soledad, por la que pasaban los presos de Islas Marías, situadas en la costa pacífica mexicana, toman la decisión de llevarles cartas con mensajes de aliento para la Navidad y la Pascua. Estos mensajes eran escritos por niños y jóvenes de diferentes colegios.
Allí nació la iniciativa de "adoptar a un preso" en la cual se animaba a los alumnos a orar por las personas privadas de su libertad que les enviaban las cartas. Esta adopción, también era ocasión para motivar a los estudiantes a orar por otra clase de cautivos, entre ellos quienes presentan alguna adicción o enfermedad crónica que incapacita.
Luego de trabajar varios años con la adopción de un preso con centros educativos, el movimiento propuso otra iniciativa: realizar una Semana de Oración por los Cativos, la cual se viene llevando a cabo en México desde hace más de 10 años.
Hoy la propuesta, gracias a las facilidades y rapidez que ofrece Internet, ha traspasado las fronteras del país centroamericano, y cada ven más personas alrededor del mundo se vienen sumando, en la oración, a esta iniciativa, así como con el envío de cartas a los presos, las cuales son recibidas a través de los correos electrónicos y entregadas a quienes están en las cárceles.
Esta iniciativa, también responde a la invitación que se hizo en septiembre del año 2007 en Roma, en el Congreso de la Comisión Internacional para la Pastoral Penitenciaria Católica de "descubrir el rostro de Cristo en cada persona presa".
Durante el congreso también se tuvo en cuenta algunas de las exhortaciones que, sobre el tema, ha hecho su Santidad Benedicto XVI a las personas que trabajan en las cárceles de "ser heraldos de la infinita compasión y del perdón de Dios".
Quienes estén interesados en dar unas palabras de esperanza a un cautivo, no sólo presos en las cárceles, pueden hacerlo enviando un correo electrónico a redimeuncatuvo@yahoo.com.mx
Gaudium Press / Sonia Trujillo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA