Obispos piden a cubanos aprender lección de caridad de Fray Olallo


A pocos días de la beatificación de Fray José Olallo Valdés, los obispos de Cuba publicaron un mensaje en el que piden a los cubanos aprender la lección de caridad y amor a Dios del futuro beato.

"Anhelamos que el ejemplo de santidad del Padre Olallo despierte en todos los cubanos el deseo de volverse hacia Dios y permanecer en Él, que afiance en cada uno la decisión de ir con María al encuentro de Jesucristo pues Él es el rostro del verdadero amor vivido por el Padre Olallo y que recibe el nombre de caridad, el mismo de nuestra Madre del Cobre, la que nos une y nos salva como personas y como pueblo", afirman los obispos en el Mensaje publicado con ocasión de la beatificación prevista para este sábado en Cuba.

El mensaje, titulado "el Padre Olallo, un regalo de Dios para la Iglesia y para el pueblo cubano" fue divulgado por la agencia vaticana Fides y en el texto los obispos destacan cómo la virtud de la caridad "fue vivida por él de modo audaz, creativo y sin límites hacia quienes estaban en situaciones críticas, no importándole vida, salud, desgaste, cansancio".

Lo obispos recordaron que Fray Olallo hizo del hospital en el que trabajaba "una gran familia de hermanos a pesar de las múltiples diferencias de sus pacientes"; mientras "oraba mañana, tarde y noche, recorría la Calle de los Pobres (que hoy lleva su nombre) ayudándolos material y espiritualmente, auxiliaba a los presos, daba comida a los hambrientos y evangelizaba mediante sus famosas tertulias nocturnas por las que educó a muchos en la fe, salvando matrimonios y reconciliando a enemigos. De este modo se convirtió en padre y madre de innumerables personas".

Los prelados alentaron a los cubanos a entusiasmarse con el ejemplo del futuro beato y que "sepamos valorar el gran amor con el que tantos padres y madres cuidan con esmero a sus hijos discapacitados; tantos buenos hijos a padres o tantas personas prestan alegre y espontáneamente su ayuda al prójimo".

Asimismo dieron gracias a Dios por el don de "tantas religiosas dedicadas al cuidado de niños, ancianos y enfermos, y de tantos Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios, dedicados también, desde hace más de 400 años, a la atención de los que padecen en su cuerpo y en su espíritu".

Los obispos esperan que el testimonio del P. Olallo "haga que muchos jóvenes piensen en la vocación sacerdotal y religiosa y respondan con generosidad a la llamada de Dios".

"¡Que el ejemplo de caridad paciente y heroica del Padre Olallo nos ayude a todos, pero de manera especial a aquellos que tienen el delicado servicio de promover el bien común para que lo hagan con espíritu de justicia favoreciendo así la convivencia fraterna entre todos los cubanos!", concluyeron los Obispos.

La beatificación de Fray Olallo se celebrará el sábado 29 de noviembre en la Plaza de la Iglesia de la Virgen de la Caridad, en Camagüey, ciudad en la que Fray Olallo, vivió 54 años de su vida al servicio de los enfermos y necesitados.

La Misa estará presidida por el Cardenal José Saraiva, como enviado especial del Santo Padre y será concelebrada por Mons. Juan de la Caridad García Rodríguez, Arzobispo de Camagüey, Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y todos los Prelados cubanos.

Fray Olallo será el segundo beato cubano. El primer es el beato José López Piteira, nacido en Cuba de padres inmigrantes españoles, que permanecieron pocos años en la isla, y muy niño volvió a España con sus padres, donde murió mártir en 1936.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona