miércoles, 6 de abril de 2011

Vaticano anuncia detalles de la ceremonia de beatificación de Juan Pablo II

Entre las novedades, el misal con las oraciones para Juan Pablo II está listo y será usado por primera vez el día 2 de mayo, en la misa de acción de gracias 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 06-04-2011, Gaudium Press) "Una gigantesca personalidad con fe fuerte y coherente que defendía la dignidad de todos los hombres". Así fue presentada ayer en la mañana por el cardenal vicario Agostino Vallini la figura del próximo beato de la diócesis de Roma, Juan Pablo II, en la rueda de prensa sobre la beatificación del Papa Wojtyla, en la Sala de Prensa vaticana.
view.jpg
Card. Agostino Vallini
Los puntos auges de la beatificación se darán en tres momentos: la vigilia del día 30 de abril, en el Circo Máximo, la misa de la beatificación del día 1° de mayo, en la Plaza San Pedro, presidida por el Papa en concelebración con los cardenales, y la misa de acción de gracias del día 2 de mayo, también en la Plaza San Pedro, presidida por el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone.

Todas las decisiones sobre los diversos detalles de la ceremonia de beatificación aún no han sido tomadas, como las que dicen respecto a las reliquias, la persona que las llevará, etc. La impresión de la imagen del nuevo beato para el paño que será colocado en la fachada da Basílica vaticana todavía está en curso. La imagen escogida aún se mantiene en reserva.

Probablemente será la misma que fue elegida para el póster de la diócesis de Roma, una foto de Juan Pablo II hecha por el periodista polaco Grzegorz Galazka el día 8 de diciembre de 1989 en la veneración de Nuestra Señora Inmaculada en la Plaza de España, en Roma. La revelación de la imagen del nuevo beato será uno de los momentos más particulares y emocionantes de la ceremonia de beatificación. La fecha de la memoria litúrgica será anunciada por el Santo Padre durante la ceremonia.
La vigilia tendrá un carácter mundial y romano, resaltó el cardenal vicario. En la primera parte, quienes darán testimonios serán el cardenal Stanislaw Dziwisz, que por largos casi 40 años fue secretario personal de Wojtyla; Joaquín Navarro-Valls, portavoz de la Santa Sede en la época de Juan Pablo II, y Marie Simon Pierre Normand, monja francesa curada por la intercesión del futuro beato. La segunda parte de la vigilia tendrá inicio con el canto "Totus Tuus", y serán recitados los misterios luminosos del rosario, introducidos por el Papa polaco. La oración sucederá en conexión con los cinco santuarios marianos visitados por el pontífice: Lagniewniki en Cracovia (Polonia); Kawekamo - Bugando (Tanzania); Notre Dame du Lebanon en Harissa (Líbano); la Basílica de Santa María de Guadalupe, en la Ciudad de México, y por último, el Santuario de Fátima, en Portugal. Cada santuario rezará para una particular intención: los jóvenes, la familia, la evangelización, la esperanza y la paz de los pueblos y la Iglesia.
Después de la vigilia, se abrirá el recorrido de las ocho iglesias, las "noches blancas" de las iglesias romanas que estarán abiertas durante toda la noche para la oración individual de los peregrinos. Será expuesto el Santísimo para adoración y será posible confesarse. Las ocho iglesias son: S. Agnese in Agone, en la Piazza Navona; S. Marco, en el Campidoglio; S. Anastasia; Santissimo Nome di Gesù; S. Maria in Vallicella; S. Giovanni dei Fiorentini; S. Andrea della Valle; S. Bartolomeo.
La misa de la beatificación será precedida por una oración de la corona de la Divina Misericordia, de la santa Hermana Faustyna Kowalska, muy querida por Juan Pablo II. La recitación terminará con una invocación de la misericordia y el canto del "Jezu ufam Tobie" (en polaco, "Jesús confío en ti").
Por segunda vez, después de los cambios en la tradición, Benedicto XVI presidirá la ceremonia de la beatificación - la primera vez ocurrió en Inglaterra, donde el Papa hizo beato al cardenal John Henry Newman. Para concelebrar la misa con el pontífice estarán solamente los cardenales. Cuántos, aún no se sabe, pero ciertamente entre ellos estará el cardenal Agostino Vallini, por el hecho de ser obispo de la postulación, y también el cardenal Stanislaw Dziwisz, porque Cracovia es la segunda ciudad del culto.
El canto, sea en la vigilia, sea en la misa, será animado por la Capilla Musical Pontificia, por el Coro de la Diócesis de Roma y por la Orquesta del Conservatorio de Santa Cecilia. En la misa de acción de gracias estará presente el Coro de Varsovia (capital de Polonia) y la Orquesta Sinfónica de Wadowice, ciudad natal de Karol Wojtyla.
La comunión en la Plaza San Pedro y en la Via della Conciliazione será distribuida por 500 sacerdotes, y en el área en torno a San Pedro por otros 300. Para aquellos que no tendrán la posibilidad de recibirla, después acontecerá una misa.
El día 2 de mayo, en la misa de acción de gracias, será usado por primera vez el misal con la oración al nuevo beato. Los textos ya fueron presentados y aprobados por la Congregación para el Culto Divino. Los textos originales son en latín e italiano, pero están previstas las traducciones en varias lenguas. Por el hecho de la universalidad del futuro beato pontífice, todos podrán usar los textos.
El acceso a todas las celebraciones es libre y sin ingresos. Se especula mucho sobre el número de peregrinos. El número real para los organizadores es 300 mil personas. Después del anuncio de la fecha los hoteles romanos elevaron mucho los precios. La Obra Romana de Peregrinaciones (ORP), encargada del aspecto organizativo de la llegada de los peregrinos hizo un acuerdo con los directores de los hoteles para no aumentar en demasía los costos, y todavía hay lugares. "No tengan miedo de invitar a las personas a venir a Roma", alentó durante la Conferencia Mons. Caesar Atuire, Administrador Delegado de la ORP.
Para los peregrinos que vendrán en ómnibus de turismo están previstos estacionamientos. Para el día 30 de abril, 1º y 2 de mayo, la ORP propone el "JPII Pass", un ingreso especial que incluye el acceso para el transporte público para facilitar la llegada de las personas a los lugares de las ceremonias, la comida y visita a los lugares cristianos de la Ciudad Eterna presentes en la oferta de la ORP. La comida está prevista para los peregrinos después de la vigilia y de la misa de beatificación. Con la contribución de los patrocinadores, la ORP ofrecerá a los peregrinos agua y algo de comer.

No hay comentarios: