"Purgatorio es experiencia interior", dice el Papa en la audiencia general

En la audiencia general de este miércoles, el Pontífice dedicó la catequesis a Santa Catalina de Génova, a quien presentó como un "ejemplo luminoso de caridad" 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 12-01-2010, Gaudium Press) El Papa Benedicto XVI dedicó la catequesis de su audiencia general con los fieles, este miércoles, a una importante figura femenina de la historia de la Iglesia: esta vez, Santa Catalina de Génova (1440 - 1510).
Según la Prefectura de la Casa Pontificia, cerca de nueve mil fieles acompañaron la audiencia en la mañana de hoy con el Pontífice, realizada en la Sala Pablo VI del Vaticano. En su discurso, el Papa presentó a Santa Catalina de Génova como "un aliento" para las mujeres modernas en su contribución sensible, para la sociedad y la Iglesia, a los más pobres y necesitados.
Pope 2.jpgBenedicto XVI también abordó la visión del purgatorio, cuya explicación, según el Papa, es característica de Santa Catalina. "Esta explicación nace, no de visiones o comunicaciones especiales del más allá, sino de la experiencia que ella vivió en su conversión a Dios, cuyo inicio tuvo lugar en 1473. Catalina habla de los tormentos del purgatorio como un sufrimiento interior del alma que, consciente del amor inmenso de Dios, sufre por no haberle correspondido de forma perfecta y es precisamente el amor divino que la purifica de las manchas de pecado que aún la impiden vivir en la presencia de la majestad de Dios".
A los 17 años, Santa Catalina de Génova se casó y llevó un tipo de vida 'mundana'. Después de 10 años, aunque viviendo de forma serena, inició su conversión, orientada a "no más mundo, no más pecado", explicó el Papa. Y fue después de una aparición de Jesús, en la cual vio el Cristo sufridor, cargando la cruz, que comenzó una "vida de purificación". Su conducta tocó también a su marido, que se tornó franciscano y la ayudó en el mayor hospital genovés de la época, del cual era directora y conductora. Según el Papa, Santa Catalina es "un luminoso ejemplo de caridad para todos".
"Amados peregrinos de lengua portuguesa, de los cuales me complace resaltar la presencia del grupo de abogados del Brasil: para todos va mi saludo amigo de bienvenida, con la invitación de adherirse siempre más a Jesucristo y a hacer de su Evangelio el guía de vuestro pensamiento y vuestra vida. Entonces seréis, en la sociedad, aquel fermento de vida nueva que la humanidad precisa para construir un futuro más justo y solidario, que soñáis y servís con vuestra actividad. Sobre vosotros y vuestras familias, descienda mi Bendición Apostólica", dijo el Papa en portugués, en los saludos finales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona