"Firmes en la fe, jóvenes consagrados, un reto para el mundo", será el tema de la Jornada de Vida Consagrada que se conmemorará en España

La jornada, que se celebra en el marco de la fiesta de la presentación del Señor, se unirá también al lema de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid. La ocasión será la oportunidad para animar a los jóvenes a ver en la vida consagrada una opción 
Cartel Jóvenes consagrados.jpgMadrid (Lunes, 24-01-2011, Gaudium Press) "A vosotros, jóvenes, os digo: si sentís la llamada del Señor, ¡no la rechacéis! Entrad más bien con valentía en las grandes corrientes de santidad, que insignes santos y santas han iniciado siguiendo a Cristo. Cultivad los anhelos característicos de vuestra edad, pero responded con prontitud al proyecto de Dios sobre vosotros si Él os invita a buscar la santidad en la vida consagrada. Admirad todas las obras de Dios en el mundo, pero fijad la mirada en las realidades que nunca perecen. El tercer milenio nos espera la aportación de la fe y de la iniciativa de numerosos jóvenes consagrados, para que el mundo sea más sereno y más capaz de acoger a Dios y, en Él, a todos sus hijos e hijas"; teniendo en cuenta este mensaje que daba Juan Pablo II a los jóvenes en la Exhortación Apostólica "Vita consecrata", España conmemorará la Jornada Mundial de la Vida Consagrada.
La Jornada -que se realizará el 2 de febrero en el marco de la Fiesta de la Presentación del Señor- se hará en unión a la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011 bajo el lema "Firmes en la fe, jóvenes consagrados, un reto para el mundo". La ocasión será la oportunidad para animar a los jóvenes españoles a ver en la vida consagrada y en el sacerdocio una opción de vida.
Mons. Jesús Sanz Montes, Arzobispos de Oviedo y Presidente de la Comisión para la Vida Consagrada de la Conferencia Episcopal Española, señala: "Ante este reto, emerge la esperanza de la que son destinatarios y agentes a la vez, los jóvenes consagrados: ser un desafío para este mundo de nuestra generación que sigue buscando a Dios mientras a veces se aleja de Él".
Dice, a su vez, que ser un joven consagrado también es un reto en sí, sobre todo en un mundo secularizado y anticristiano. "Es entonces cuando el testimonio de los jóvenes consagrados acerca apasionadamente al Señor, hablando de una firmeza que arraiga en las auténticas raíces, y que se aprestan para narrar, desde un carisma suscitado por el Espíritu Santo en su Iglesia, lo que los demás jóvenes y el mundo entero necesitan ver: que los cristianos somos la prolongación en la historia del acontecimiento salvador de Dios", añade el prelado.
Para conmemorar la Jornada, las diócesis españolas se unirán con diversas eucaristías durante las cuales los miembros que hacen parte de los diferentes institutos de vida consagrada renovarán su consagración en el seguimiento de Cristo y en la misión de la Iglesia, también será ocasión para que los consagrados den gracias a Dios el don de la vida consagrada.
Esta jornada se celebra desde 1997, año en el cual Juan Pablo II declaró el día de la Presentación del Señor como fecha para orar y reflexionar por quienes, respondiendo al llamado de Dios, han elegido vivir una vida consagrada a Dios a través del servicio y de la oración.
Con información de la Conferencia Episcopal Española.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona