lunes, 6 de diciembre de 2010

"Si la Iglesia no evangeliza a los jóvenes, ella no está comprometida con el futuro", afirmó el arzobispo de San Pablo, Brasil

Vargem Grande Paulista (Lunes, 06-12-2010, Gaudium Press) Ocurrió este fin de semana, entre el 3 y 5 de diciembre, el Primer Encuentro Nacional de Movimientos Juveniles (ENMJ), en el Centro Marinópolis Ginetta, en Vargem Grande Paulista, estado de San Pablo, Brasil. Para marcar el primer día de actividades se realizó una celebración eucarística por el Arzobispo de San Pablo, el Cardenal Mons. Odilo Pedro Scherer, que, básicamente, exhortó a los jóvenes a dedicarse con ahínco en la difusión de la Palabra de Dios.
view.jpg
Cardenal Odilo Pedro Scherer
Al inicio de su homilía, Mons. Odilo recurrió a dos importantes misioneros de la Iglesia Católica, San Ignacio de Loyola y el Padre José Anchieta, para destacar cómo el papel de los jóvenes es fundamental para la difusión del Evangelio a otros jóvenes. "Como San Ignacio y Padre Anchieta, vale la pena que cada uno de ustedes, jóvenes, dediquen tiempo de sus vidas a Dios, pues la Iglesia llama a los jóvenes que tienen el corazón abierto y buscan grandes sueños", dijo.
Entretanto, alertó el Cardenal Scherer, los jóvenes misioneros deben tener cuidado para no dejarse llevar por malos caminos y no temer el futuro y los designios de Dios. Basado en la lectura del día (Is 29, 17 -24), el prelado llamó a los jóvenes a recordar que Dios es Luz, salva y que por eso no es necesario tener miedo. "Dios quiere realizar grandes obras, pero los hombres deben acoger sus designios. Sé que ustedes están aquí por la fe y porque dijeron sí a Dios. Continúen, pues, viviendo la esperanza", declaró.
Por último, el Cardenal invitó a todos los jóvenes presentes en el evento, y a la juventud en general, a continuar la caminata en comunidad y multiplicar la presencia de los jóvenes en la Iglesia. Según el Arzobispo, la misión de cada uno de los jóvenes misioneros es la de llevar alegría, esperanza en la difusión de la Palabra de Dios para que, así, más jóvenes formen parte de la Iglesia. Concluyendo su homilía, Mons. Odilo afirmó que si la "Iglesia no evangeliza a los jóvenes, ella no está comprometida totalmente con el futuro".
Con informaciones de la Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB).

No hay comentarios: