Las luces del árbol de Navidad recuerdan a Dios que vino para disipar las tinieblas del error y el pecado, dijo el Papa

Hoy de tarde fue iluminado el Árbol de Navidad en la plaza San Pedro, un gran abeto rojo ofrecido por la Provincia Autónoma de Bolzano-Alto Adige, al norte de Italia 

2010-12-03T114205Z_436816987_GM1E6C31IN401_RTRMADP_3_VATICAN-TREE.jpgCiudad del Vaticano (Viernes, 17-12-2010, Gaudium Press) La atmósfera de Navidad ya es sentida en todos los lugares en Roma, hoy también gracias a la nieve. En el Vaticano, merced a las luces del gran árbol de Navidad que serán encendidas hoy de tarde en la plaza San Pedro. El abeto rojo fue ofrecido al Santo Padre este año por la Provincia Autónoma de Bolzano-Alto Adige, Tirol, cuya delegación fue recibida por Benedicto XVI al mediodía en el Palacio Apostólico. El pesebre y el árbol de Navidad traen un mensaje de fraternidad y amistad, esperanza y amor, dijo la delegación al Papa.
Árbol de Navidad Vaticano, en el momento
de su instalación
En Roma, ya hace algunos días se siente el aire de invierno, pero aquel de las montañas europeas y los países nórdicos en vez del propio del sur. Hoy después del mediodía comenzó a nevar, lo que es muy raro en la Ciudad Eterna. De aquí a pocas horas el gran abeto rojo de 80 años, con 30 metros de altura y 7 metros de diámetro, que decora la plaza San Pedro y acompaña el gran pesebre aún en construcción, será encendido. Este momento será acompañado por una pequeña ceremonia en presencia de la delegación que ofrece el árbol de Navidad y el Cardenal Gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, cardenal Giovanni Lajolo. La ceremonia hoy sucederá en una atmósfera propia de la Navidad de la Baviera del Papa Ratzinger.
El encender las luces del árbol de Navidad tiene un sentido más profundo. Recuerda que "el Mesías se hizo hombre y vino en medio de nosotros para disipar las tinieblas del error y el pecado". Para quien tiene fe, significa también "acoger en sí mismo la luz que es Cristo Jesús". Los símbolos navideños como el pesebre y el árbol de Navidad deben "crear el clima propicio para vivir en la justa dimensión espiritual y religiosa el misterio del Nacimiento del Redentor".
El gran árbol de Navidad y los 50 pequeños para las oficinas de la Curia, fueron ofrecidos por el Municipio de Bressanono y la Compañía de los "Schützen" del distrito Valle Isarco, cuya representación en el Vaticano es hoy guiada por el mayor Sepp Kaser. En la ceremonia estarán presentes e intervendrán: Mons. Karl Golser, obispo de Bolzano-Bressanone, el presidente de la Provincia Luis Durnwalder, el prefecto de Bressanone Albert Pürgstaller. El Vaticano será representado por el card. Giovanni Lajolo, el secretario general de la gobernación vaticana, arzobispo Carlo Maria Viganò y el vice-secretario general, el obispo Giorgio Corbellini, el director de los Servicios Técnicos, el ingeniero Pier Carlo Cuscianna y el ingeniero Marco Bargellini, jefe de servicio de construcción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona