Sesión de este viernes abrió la primera etapa del proceso de beatificación del Cardenal Van Thuân

Ciudad del Vaticano (Viernes, 22-10-2010, Gaudium Press) La sesión solemne de investigación diocesana sobre la vida, las virtudes y la fama de santidad del cardenal vietnamita Francisco Nguyen Van Thuân, primer paso para una eventual beatificación, fue abierta oficialmente este viernes, informó la Radio Vaticana. La ceremonia tuvo inicio de mañana, en el Palacio Lateranense, en Roma.
Con esto, se da inicio, a tres años del anuncio de la causa de beatificación del cardenal, fallecido en 2002, al análisis de los elementos que podrán hacer del purpurado un beato. El cardenal fue presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz de 1998 a 2002.
van-thuan.jpgEl Cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, fue quien abrió los actos de hoy, presidiendo la Eucaristía en sufragio del purpurado. Después, en la Pontificia Universidad Lateranense, se realizó la entrega de los Premios "Van Thuân - Solidaridad y Desarrollo", que este año llegaron a su tercera edición. Por la noche, el concierto "Testimonio de Esperanza" en la Basílica de San Antonio finaliza los ritos en homenaje al cardenal.
Retrospección
Durante la vigencia del régimen comunista en el país del extremo este asiático, el cardenal pasó 13 años en prisión, de 1975 a 1988.
En 1991, fue obligado a abandonar Vietnam y fue recibido por el Papa Juan Pablo II en Roma, pasando a formar parte de la curia romana. En 1998, fue nombrado por el pontífice presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz y, en 2001, hecho cardenal.
En su tierra natal, el religioso es venerado por casi todos, desde niños hasta adultos, católicos y no-católicos. Acostumbraba decir que el "secreto" para haber resistido a tanto tiempo de prisión fuera la Eucaristía. Él celebraba la misa en secreto, después que los fieles le llevaban, escondido, un poco de vino, agua y hostia. Consta que durante la noche los presos participaban de la adoración eucarística, de manera que muchos que no eran católicos acabaron convirtiéndose.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA