Asamblea Legislativa de San Pablo, Brasil, homenajea a la Asociación Heraldos del Evangelio


El diputado Paulo Alexandre Barbosa promovió un solemne homenaje en la Asamblea Legislativa del Estado de San Pablo por ocasión de los 10 años de aprobación pontificia de los Heraldos del Evangelio




San Pablo (Lunes, 31-05-2010, Gaudium Press) Diez años de existencia como asociación de derecho pontificio es un marco que pide una especial conmemoración. Fue lo que llevó al diputado Paulo Alexandre Barbosa a promover un solemne homenaje en la Asamblea Legislativa del Estado de San Pablo, Brasil, para celebrar los diez años de aprobación pontificia de los Heraldos del Evangelio. Esta institución, formada principalmente por laicos, actúa en la Nueva Evangelización en cerca de 70 países, buscando ser un instrumento de santidad en la Iglesia y favoreciendo la más íntima unidad entre la vida práctica y la fé. Recientemente surgió en su seno un ramo sacerdotal y una sociedad de vida apostólica femenina.

La sesión solemne de homenaje fue realizada el día 28/5, en el plenario Juscelino Kubitschek.

También el concejal Gabriel Chalita, presente en el acto, exaltó el trabajo que la entidad desarrolla junto a los jóvenes "que necesitan tener un objetivo por qué vivir para no caer en la violencia".

Imposibilitado de estar presente, el ex-gobernador de San Pablo, Dr. Geraldo Alckmin envió un amable mensaje de saludo a todos los participantes del solemne acto. En ella se asoció a los representantes del pueblo paulista para homenajear a los Heraldos del Evangelio y enaltecer el trabajo realizado, "no en busca de beneficios personales, sino, sí, en una obra comunitaria inspirada por el más auténtico sentimiento cristiano, y que lleva la marca de la responsabilidad personal." Alabó, por último, el hecho de los Heraldos "consagrar sus vidas al ideal del bien servir, con mucho amor, desprendimiento y espíritu fraterno."

A su vez, Mons. João S. Clá Dias, E.P. hizo notar cómo este homenaje refleja la relación que debe existir entre la Iglesia y el Estado. Actúan en esferas separadas, pero ambos concurren armonicamente para el bien común.

Para sellar el homenaje con una señal de perennidad y distinción la Asamblea Legislativa ofreció al fundador de los Heraldos del Evangelio una artística placa conmemorativa.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA