Papa dice que María es ejemplo de confianza en Dios para los sufrientes y enfermos


Ciudad del Vaticano (Jueves, 11-02-2010, Gaudium Press) Benedicto XVI presidió en la mañana de este jueves, en la Basílica de San Pedro, una ceremonia eucarística con motivo triple, dirigida al tema de la salud. Esto porque la misa realizada hoy recordó el 18º Día Mundial de los Enfermos, fecha que coincide con el Día de Nuestra Señora de Lourdes, cuyas primeras apariciones ocurrieron un 11 de febrero, y por los 25 años del Pontificio Consejo para los Agentes de la Pastoral de Salud, creado en 1985 por Juan Pablo II.

En la homilía, dedicada al tema de la confirmación de los enfermos en la fe de la Iglesia, el Papa recordó que diversas personas, en sus momentos de aflicción por causa de enfermedades de las más diversas, acuden a los santuarios marianos en busca de cura y para pedir bendiciones a la Madre de Jesús.

La Iglesia Católica ofrece a los hombres una "maternidad que habla sin palabras, que suscita en los corazones el consuelo, una alegría íntima, que paradojalmente convive con el dolor, con el sufrimiento", dijo el Santo Padre, que presentó a la Virgen María como ejemplo de la confianza cristiana.

Su "Magnificat" ("Canción de María") es "el agradecimiento de quien conoce los dramas de la vida, pero confía en la obra redentora de Dios", es un canto de "fe probada por generaciones de hombres y mujeres que colocaron en Dios su esperanza y se comprometieron a ayudar a los hermanos en la necesidad", continuó el Pontífice, hablando del cántico recitado por la Virgen María en la ocasión de la Visita a su prima Isabel.

Aún de acuerdo con él, "la Iglesia, como María, guarda dentro de sí los dramas del hombre y la consolación de Dios y los mantienen juntos, a lo largo de la peregrinación de la historia".

Benedicto XVI subrayó la importancia del sacramento de la Unción de los Enfermos y de la pastoral de los sufridores y enfermos.
Estuvieron presentes en la misa, fieles de diversas partes del mundo con alguna enfermedad y también integrantes de la UNITALSI (Unión Nacional Italiana de Transporte de Enfermos a Lourdes y Santuarios Internacionales), una organización que se ocupa de la peregrinación de personas que sufren. Los enfermos también participaron activamente de la celebración; una mujer en silla de ruedas leyó una de las intenciones de la Oración de los fieles.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona