sábado, 23 de enero de 2010

El Papa Benedicto expresa su cercanía espiritual a la Iglesia en Haití


En una carta dada a conocer hoy, el Papa Benedicto XVI expresó su cercanía espiritual a la Iglesia en Haití. De manera particular el Santo Padre aseguró sus condolencias por el fallecimiento del Arzobispo de Puerto Príncipe, Mons. Serge Miot, una de las víctimas del terremoto del pasado 12 de enero.

Este mensaje se da a conocer cuando hoy en Puerto Príncipe se celebran los funerales del Prelado en una Misa en la que también participará una delegación de obispos de Estados Unidos, encabezada por el Arzobispo de Nueva York, Mons, Timothy Dolan.

En la misiva enviada a Mons. Louis Kébreau, Arzobispo de Cap-Haïtien y Presidente de la Conferencia Episcopal de Haití, el Santo Padre señala que "habiendo conocido con extrema tristeza el terremoto que acaba de golpear duramente la capital del país, os aseguro, así como a todos los fieles de la Iglesia que está en Haití, mi más grande proximidad espiritual y mi oración ferviente por todas las personas tocadas por esta catástrofe".

El Papa pide a Dios "acoger en la paz de su Reino a todos los que han encontrado la muerte en este terremoto, de manera particular a Mons. Serge Miot, Arzobispo de Puerto Príncipe, quien ha compartido la suerte de tantos de sus fieles entre los cuales figuran sacerdotes, consagrados y seminaristas".

"En estas horas sombrías –dice Benedicto XVI– invoco a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro para que ella sea la Madre de la ternura y que sepa dirigir los corazones para que la solidaridad se priorice en medio del aislamiento".

"Saludo la muy rápida movilización de la comunidad internacional, unánimemente tocada por la suerte de los haitianos, así como de toda la Iglesia que, a través de sus instituciones, no dejará de aportar su concurso ante la urgencia así como ante la reconstrucción paciente de las zonas devastadas".

Finalmente el Papa expresa su "afecto y consuelo espiritual y de corazón imparto a todos los pastores y fieles de la Iglesia en Haití que están bajo prueba una particular Bendición Apostólica".

No hay comentarios: