Predicador pontificio habla sobre el sacerdocio en primer sermón sobre el Adviento


El Papa escuchó, junto con la Curia Romana, la primera de las reflexiones del predicador pontificio por causa del inicio del tiempo litúrgico de Adviento

Ciudad del Vaticano (Lunes, 07-12-2009, Gaudium Press) "El mayor objetivo, en el Año Sacerdotal en curso, es traer a la luz la identidad originaria y el alma del sacerdocio, devolviéndoles el primer lugar entre todas las funciones históricas y contingentes asumidas a lo largo de los siglos", declaró en la mañana del viernes pasado el fraile capuchino Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia. El religioso presentó la primera predicación al Papa y a la Curia Romana por el inicio del tiempo de Adviento. En las próximas semanas, hasta Navidad, será conferida una reflexión diferente cada viernes.
El primer sermón presentado al Santo Padre y a la Curia, titulado "Ministros de Cristo y dispensadores del misterio de Dios", trató, de la misma forma que los próximos también tratarán, de cuestiones relativas al sacerdocio.
El modelo de sacerdote propuesto por el predicador pontificio en esta primera reflexión es el "contemplativo en la acción". Él cita las palabras del Evangelio - "Porque todo sumo sacerdote, tomado entre los hombres, es constituido a favor de los hombres en las cosas concernientes a Dios." (Hebreos 5, 1) - para recordar que el sacerdocio significa ser Siervo de Cristo.
"En el pasaporte invisible del sacerdote, aquel con el cual se presenta todos los días delante de Dios y de su pueblo, en el ítem "profesión", debería ser posible leer: "Siervo de Jesucristo". Todos los cristianos son naturalmente siervos de Cristo, pero el sacerdote lo es a un título y en un sentido particular" resaltó fray Cantalamessa.
Según él, los sacerdotes son continuadores de la obra de Jesús, además de siervos y amigos. Y destacó que, al iniciar el Adviento, es fundamental recordar que "lo importante no es conocer cosas nuevas, sino colocar en práctica aquellas conocidas."

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona