miércoles, 30 de diciembre de 2009

Papa invita a participantes del Encuentro de Taizé a ser verdaderos testimonios para el mundo


Poznan (Martes, 29-12-2009, Gaudium Press) "El Papa confía en vosotros para ir y encontrar hombres y mujeres que perdieron el sentido de Dios, que lo buscan a ciegas, a veces sin siquiera percibir", dijo Benedicto XVI en su mensaje a los jóvenes que llegan hoy a Poznan, ciudad polaca entre Varsovia y Berlín, donde este año acontece la 32ª etapa de la "peregrinación de confianza sobre la tierra" como es llamado el Encuentro Europeo de Taizé organizado por la Comunidad Ecuménica de los Hermanos, de la pequeña ciudad francesa cerca de Lyon.

Según el Papa, el mundo necesita de "verdaderos testimonios". Él pide a los participantes, que van a Poznan para cuatro días de oración, que se inspiren con los gestos y palabras de Dios y lleven después la esperanza a los propios países. Además de eso, los invita a descubrir la alegría de la comunión en Cristo.

El Mensaje del Papa fue entregado a los jóvenes por el superior de la Comunidad, Hermano Alois, junto con la "Carta de China". Después de la visita a China, donde los frailes llevaron las copias de la Biblia traducidas en chino, el superior escribió que la más profunda espera es el "deseo de Dios".

Los mensajes a los participantes llegaron también del patriarca Bartolomeo de Constantinopla, del patriarca Cirillo de Moscú; del arzobispo de Canterbury, Rowan Williams; del secretario general de la Federación Luterana Mundial, Ishmael Noko, del secretario general de la Alianza Reformada Mundial, Setri Nyomi, del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y del presidente de la Comisión Europea, Manuel Barroso.

Poznan fue la primera ciudad diocesana de Polonia, donde, probablemente en 996, con el bautismo católico del rey, la nación polaca se tornó cristiana. Se trata del cuarto Encuentro Europeo de Taizé en Polonia en 20 años (antes fue realizado en Breslavia, 1989 y 1995, y en Varsovia, 1999). Los últimos encuentros fueron en 2008 Bruselas y 2007 en Ginebra. La edición actual tiene su significado en el contexto del 20º aniversario de la caída del Muro de Berlín.

Los organizadores esperan aproximadamente a 30 mil jóvenes de toda Europa y de otros países del mundo. Hay inclusive jóvenes de países de América Latina, donde los hermanos de la Comunidad de Taizé tienen las fraternidades y ayudan a los más necesitados, como Brasil, Argentina y Chile. El mayor número de jóvenes, sin embargo, además de los cerca de 20 mil polacos, vienen de Ucrania (1500), Francia (1400) y Alemania (1200).

El encuentro comenzó con la acogida en las parroquias, para las casas en las cuales las familias reciben a los peregrinos. El día 31 de enero habrá una oración por la paz y, en seguida, una gran "fiesta de las naciones", donde todos los jóvenes presentan las canciones y danzas típicas de sus países. El encuentro culmina el día 2 de enero.

No hay comentarios: