Árbol de Navidad belga llega a la Plaza de San Pedro


Siguiendo la tradición de la entrega por un país diferente cada Navidad, este año el árbol fue un regalo de Bélgica y vino de la Región de Valonia

Ciudad del Vaticano (Viernes, 04-12-2009, Gaudium Press) Con 30 metros de altura, siete de diámetro y 90 años de edad, llegó alrededor de las 6 de la mañana de este viernes al Vaticano el árbol de Navidad belga, que adornará la Plaza de San Pedro. Es una tradición comenzada por el Papa Juan Pablo II, la de colocar junto al Gran Pesebre de la Plaza un árbol obsequiado por un país diferente, todos los años.

Este año, fue obsequiado al Santo Padre un abeto rojo de una ciudad termal de la Región de Valonia, en Bélgica. Valonia es una región rica de florestas y plantas seculares. Un abeto rojo es una especie muy difundida en los bosques europeos y tiene como nombre científico "Picea abies."

El árbol fue escogido por la Unión de los Viveristas de Ardenne y cortada por los servicios técnicos de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano. Además de él, fueron obsequiados 50 árboles menores para la decoración navideña del departamento del Santo Padre, de la Sala Clementina del Palacio Apostólico y de las oficinas de la Curia Romana.

El día 18 de diciembre visitará al Santo Padre, en audiencia privada, una delegación de Bélgica compuesta por tres oficiales, para marcar la concesión del abeto: Jean-Claude Marcourt, ministro de Economía, de Trabajo y de Comercio Exterior de la Región de Valonia; Franck de Conink, embajador de Bélgica junto a la Santa Sede; y Mons. Aloys Jousten, obispo de Liège. Las luces del Árbol de Navidad, decorado con bolas de vidrio en los colores del Vaticano - blanca y amarilla -, serán encendidas este mismo día, a la noche.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?