Con Misa presidida por Mons. Joao Clá Dias concluye el 6º Congreso Internacional de Cooperadores de los Heraldos del Evangelio



IGLESIA NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO (Caieiras, Brasil).- Con una Misa presidida por Monseñor Joao Scognamiglio Clá Dias EP, fundador y presidente general de los Heraldos el Evangelio, concluyó el 6º Congreso Internacional de Cooperadores de los Heraldos del Evangelio.

Monseñor Joao Clá se dirigió a los presentes, al inicio de la celebración litúrgica diciendo: "Con esta santa Misa damos por concluido este Congreso Internacional, que yo creo que, -por los ecos que me llegaban- debe haber sido muy bendecido. Y todos pudieron comprender bien la necesidad de llevar una vida espiritual, muy bien conducida. Ante esto vamos a poner en las intenciones de esta santa Misa, todas las intenciones que tengan. Cada uno o cada una, formule las intenciones que tengan, pues la Misa tiene efectos tan eficaces e infinitos que si hubiese un infinito número de hombres colocando intenciones en una Misa, esas intenciones cabrían perfectamente dentro de ella.

Entonces vamos a colocar todas las intenciones de todos y todas aquí presentes, pero yo coloco una muy especialmente: que todos hagan un propósito, que todos manifiesten un anhelo de llegar a la santidad. Porque la santidad no es sólo para quien está detrás de las rejas de un monasterio o para aquellos que recibieron el orden sacerdotal. La santidad es para toda y cualquier creatura humana. Todos los hombres y mujeres deberían aspirar a la santidad.

Vamos, entonces a concluir este Congreso con llave de oro, y vamos a pedir santificación para cada uno. Es lo que yo voy a pedir ardorosamente junto al altar, especialmente en el momento de la elevación de la Hostia y del Cáliz".

El 6º Congreso Internacional de Cooperadores se realizó en el Seminario Internacional de los Heraldos del Evangelio, localizado en el municipio de Caieiras (Estado de Sao Paulo) y reunió cerca de mil personas, provenientes del Brasil y de diversos países.

Entre las actividades desarrolladas se incluían la adoración al Santísimo Sacramento, conferencias, obras de teatro, y círculos de estudios.

Uno de los momentos más emotivos fue la recepción de capas que distinguen a los cooperadores de los Heraldos. Todos los que participaron están paulatinamente regresando a sus hogares, con las almas llenas de la convicción de que la Santísima Virgen está junto a cada uno, ayudándole y protegiéndole en el día a día de sus vidas, a sus familias y en sus labores habituales.

Los Cooperadores son seglares, casados o solteros, que viven en el mundo, o bien sacerdotes o religiosos, que se sienten identificados con el espíritu de los Heraldos del Evangelio y procuran vivir en conformidad con el carisma y la espiritualidad de esta Asociación Internacional de Derecho Pontificio.
No pudiendo asumir plenamente los fines de los Heraldos del Evangelio, debido a los compromisos propios a su estado, el miembro Cooperador dedica su tiempo participando efectivamente en su vida y actividades. Por otro lado, se benefician tanto de las ventajas espirituales como de la formación de los Heraldos.
En muchos países, los miembros Cooperadores son responsables por la expansión del Apostolado del Oratorio "Maria Reina de los Corazones", que hace un gran bien a las familias.

Ver más en www.tvarautos.org.br

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?