Ante desinformación de medios, Caritas in veritate es lectura imprescindible


En la presentación que se hiciera de la encíclica social del Papa Benedicto XVI, Caritas in veritate, el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Pedro Rosso, resaltó que este documento "es una lectura imprescindible" ante "las reseñas de la misma publicadas por los medios de comunicación que están muy lejos de reflejar lo que realmente es".

En su extensa intervención en la que delineó una perspectiva general de la nueva encíclica del Santo Padre, Rosso alertó también que "pocos medios escritos han intentado abarcar la encíclica en su totalidad, limitándose, la gran mayoría de ellos, a destacar uno o dos aspectos que consideran relevantes y de mayor interés para un público amplio. Como resultado, a través de ellos es muy difícil captar el fondo del mensaje que Benedicto XVI nos entrega en su nueva encíclica".

El Rector también manifestó que considera que el mensaje contenido en ella rebasa ampliamente el ámbito social, "por cuanto interpela en forma directa a los cristianos respecto a cómo estamos viviendo nuestra fe".

"El Papa logra este propósito enfrentándonos con el problema del desarrollo y preguntándonos sutilmente ¿qué has hecho por tu hermano? Al mismo tiempo, con convicción y esperanza nos señala que la construcción de un mundo mejor es una tarea que sólo podremos realizar si somos capaces de transmitir el amor y la verdad de Cristo".

Rosso subraya luego que "Caritas in veritate es el testimonio del Pastor sereno, que anima a la familia humana a sumarse a un proyecto centrado en el bien, la verdad y la justicia y proclama con fuerza la necesidad de una comunión fraterna, basada en la libertad y en la mutua responsabilidad".

Para el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en esta encíclica el Santo Padre "nos enseña que para hacer de la humanidad una verdadera familia, cuyas relaciones sean dictadas por la fraternidad, debemos reconsiderar el amor en la verdad como una fuerza social fundamental".

Finalmente, precisa que "la tarea que nos propone es radical e inmensa, imposible de realizar sin el auxilio de la gracia".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA