No toleraremos que el Papa sea ofendido, protesta cardenal


Roma (Martes, 24-03-2009, Gaudium Press) Para el cardenal Angelo Bagnasco, el Papa viene siendo irrespetado por autoridades de Francia y de Alemania y por medios de comunicación de diversos países. El presidente de la Conferencia de los Obispos de Italia declaró ayer que
Benedicto XVI está siendo "atacado" por "análisis superficiales y juicios precipitados", entre otras, en la polémica del uso de los preservativos.
"No toleraremos que el Papa sea ofendido y atacado por los medios y por políticos", afirmó el cardenal, que dijo que Benedicto XVI "ha mostrado la sinceridad de quien no tiene nada que esconder".
En la discusión de los preservativos, "las palabras del Papa fueron instrumentalizadas", afirma Bagnasco, y "más allá del libre desacuerdo", se ha buscado dejar al Papa "en el ostracismo". Sin
embargo, advierte, "el ataque y la vulgaridad no podrán formar nunca parte del lenguaje civilizado, y fatalmente vuelven en contra de quien las pronuncia".
Para el observador vaticano ante la ONU, Silvano M. Tomasi, presente en la 10ª Sesión Ordinaria del Consejo sobre los Derechos Humanos, reunida en Ginebra la semana pasada, "algunos países, que previamente se habían comprometido a una relación equilibrada y saludable entre la Iglesia y el Estado, están revistiéndose cada vez más de una política
secularista con objetivo de reducir el papel de la religión en la vida pública".
Tomasi pide a los Estados que "examinen su propia legislación" para ver si están aplicando "el principio universal de la libertad religiosa, intrínsecamente relacionado con el derecho a la libertad de expresión". "Cuando los seguidores de las religiones no tienen derecho a expresar su opinión, la libertad de religión no está garantizada", dijo el religioso.
En nota divulgada hoy, el Ministerio del Exterior francés afirma no haber tenido intención de hacer polémica, pero no vuelve atrás la condenación de la declaración del Papa sobre los preservativos.
"No queríamos entrar en polémica. Dijimos solamente, y repetimos, que la frase del Papa sobre el preservativo - que no es una parte de la solución, sino un problema para el Sida - puede tener consecuencias dramáticas en la política mundial por la salud", declaró el portavoz
del ministerio, Erci Chevallier.
"No dijimos nunca que el preservativo es la única solución del problema. Hay otras, como la asistencia médica, la social, los tests para detectar la presencia del virus, el apoyo psicológico. Pero el preservativo hace parte de estos elementos de respuesta. Todos los discursos que van en dirección contraria, hechos además por una persona que tiene enorme influencia, van contra el interés de la salud pública".

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona