Miles se manifestaron a favor de la vida en toda España


Miles de españoles se dieron cita ayer en Madrid para participar de la "Marcha por la Vida", que bajo el lema "No existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir", manifestó su firme rechazo a la ampliación de la ley que liberalizaría aún más el aborto en España. Esta marcha fue acompañada por otras 87 concentraciones en otras ciudades del país.

Entre los oradores de este evento estuvieron Paloma de Cendra, miembro del Comité de Expertos de Derecho a Vivir (DAV), psicóloga de Pareja y Familia y experta en crisis de embarazo y síndrome post-aborto; Ignacio Arsuaga, Presidente de HazteOir.org, y la doctora Gádor Joya, portavoz nacional de Derecho a Vivir (DAV) y encargada de la lectura del Manifiesto por la Vida, leído casi simultáneamente ante ayuntamientos de toda España.

Cendra, que lleva años atendiendo a mujeres que han abortado, afirmó que no ha encontrado aún a "ninguna que de verdad quisiera hacerlo". Lo hicieron, precisó, por "miedo, soledad, abandono, presión, discriminación, incluso amenazas". "¿Es esta la libre elección que proclaman algunos?", cuestionó.

"No es verdad que esta Ley esté defendiendo el derecho de las mujeres. No es verdad que esta Ley esté buscando lo mejor para ellas. El aborto va en contra de la mujer. No es una solución a un problema. Es el verdadero problema. No le facilita la vida. Se la convierte en un calvario", denunció luego y añadió que "contra un embarazo no deseado, no se puede ofrecer una solución todavía menos deseada".

"Apoyemos a la mujer embarazada, defendamos la vida", exhortó la psicóloga.

Por su parte, el Presidente de HazteOir.org, Igacio Arsuaga denunció que "el proyecto del Gobierno en realidad es profundamente antisocial, porque desprecia al más débil -al niño- y a la madre, a la que deja sola". Además, lo ha tildado de "regresivo y discriminatorio" y ha destacado que "el Proyecto (de la Ministra) Aído es ideológico, porque este Gobierno tiene un proyecto en el que la persona, la vida y la familia no cuentan".

Por estas y otras razones, Arsuaga exigió al gobierno que retire su proyecto de "aborto libre". "Sí, escucha, Zapatero, ¡esto no ha hecho más que empezar! Vamos a conseguir parar el rodillo promuerte del Gobierno. Vamos a conseguir ganar la batalla de la vida. Este movimiento ya nadie lo puede parar", concluyó.

A su turno, la doctora Gádor Joya, se refirió al Manifiesto pro vida de Madrid, en el que se destaca que "la evidencia científica de que desde el momento de la fecundación existe vida humana digna de ser respetada y protegida" y resalta que "el aborto supone la muerte violenta de un ser humano y un terrible drama para la mujer que lo sufre".

"Con el aborto libre, el número de niños muertos aumentaría a casi el doble" y también el de mujeres víctimas de los "ya conocidos daños físicos y psicológicos que el aborto provoca en ellas", prosigue el manifiesto, que tras exigir que "nuestras leyes protejan el derecho a vivir" y que "se respete el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario", termina expresando la oposición "a una nueva ley del aborto que sólo traerá más muertes y más sufrimiento para miles de mujeres".

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona