Explicará Benedicto XVI su decisión de levantar excomuniones a obispos


El vaticanista italiano Andrea Tornielli adelantó en el diario Il Giornale algunos extractos de la carta que el Papa Benedicto XVI ha escrito a los obispos del mundo sobre su decisión de levantar la excomunión a los 4 obispos lefebvristas ordenados por el arzobispo francés Marcel Lefebvre en 1988.

La carta, también dada a conocer parcialmente por otro diario italiano, Il Foglio, “es un texto articulado, bello, humilde y al mismo tiempo fuerte: el Papa quiere aclarar la polémica provocada por el levantamiento de la excomunión a los 4 obispos lefebvristas y el caso Williamson”, comenta Tornielli.

En la misiva, dice Tornielli, el Papa señala que el caso del obispo negacionista “ha suscitado al interior y fuera de la Iglesia Católica una discusión de tal vehemencia como no se veía ni se experimentaba desde hace tiempo”.

Benedicto XVI dice además que “una desventura para mí imprevisible ha sido el hecho que el caso Williamson se haya sobrepuesto a la remisión de la excomunión. El gesto discreto de misericordia para con los cuatro obispos, ordenados válidamente pero no legítimamente, apareció de pronto como una cosa totalmente distinta: como un desmentido de la reconciliación entre cristianos y judíos, y entonces como la revocación de esto que en esta materia el Concilio había aclarado para el camino de la Iglesia“.

La reconciliación entre cristianos y judíos, explica el Papa, es un “fin desde el inicio y ha sido un objetivo personal de mi trabajo teológico personal“.

La Sala de Prensa de la Santa Sede anunció que mañana jueves se hará pública esta “Carta de su Santidad Benedicto XVI a los obispos de la Iglesia Católica con respecto a la remisión de la excomunión a los 4 obispos consagrados por el Arzobispo Lefebvre”. La carta se entregará en italiano, alemán, francés, inglés, español y portugués.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA