Liberadas las dos misioneras italianas secuestradas en Kenia

Las dos religiosas italianas que habían sido secuestradas el pasado mes de noviembre en Kenia, muy cerca de la frontera con Somalia, fueron hoy liberadas, según informó el Ministerio de Exteriores de Italia.

Se trata de Sor Caterina Giraudo, de 67 años, y Sor Maria Teresa Oliviero, de 61. Ambas pertenecen al Movimiento Contemplativo Misionero Padre de Foucauld de Cuneo (norte de Italia) y llevaban años trabajando en favor de la población somalí refugiada en Kenia.

Poco después de su liberación, en Somalia, fueron conducidas a Nairobi, la capital de Kenia, donde ellas mismas declararon a la televisión pública italiana (Rai) que están bien. "Hoy hemos resucitado", aseguró sor Giraudo. Además, agradecieron "con todo el corazón" la acogida de todas las personas que les acogieron después de su liberación, tanto en Mogadiscio (Somalia) como en Nairobi.

El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, fue el encargado de expresar "la grandísima alegría" que experimentó el Papa tras conocer la noticia, al tiempo que lanzó un llamamiento a favor de la liberación de todas las personas que en estos momentos están secuestradas.

"Si por una parte, nos alegramos por la noticia de la liberación, por la otra, decimos que es dramático utilizar el sistema del secuestro", que es "una forma de violencia inaceptable", añadió el sacerdote jesuita.

El Primer Ministro de Italia, Silvio Berlusconi, también manifestó su satisfacción por la liberación de las religiosas, asegurando que había "seguido de cerca la cuestión". "Las dos están bien y ya se encuentran en nuestra embajada de Nairobi", confirmó.

Las hermanas del Movimiento Contemplativo Misionero Padre de Foucauld fueron secuestradas en la madrugada del 10 de noviembre de 2008, después de que un grupo de bandidos irrumpiera en su casa, en la ciudad de Elwak, muy cerca de la frontera con Somalia. Después de robar algunos vehículos, los asaltantes huyeron en dirección hacia la frontera somalí llevándose con ellos a las dos religiosas.

Ambas son originarias de la provincia italiana de Cuneo y llevaban años en África. El movimiento al que pertenecen es de origen italiano y actualmente tiene actividades de ayuda al desarrollo en diversos países de África, Asia, América Latina, Italia y Europa del este.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona