Impulsa Benedicto XVI la “Misión Continental” en Latinoamérica


El Papa Benedicto XVI mostró este jueves su apoyo a la “Misión continental” lanzada hace meses por los episcopados de Latinoamérica y el Caribe, al recibir el audiencia a los miembros del Pontificio Colegio Pío Latinoamericano de Roma.

Esta institución, que celebra este año el 150 aniversario de su fundación, se creó para favorecer la formación eclesiástica a seminaristas y sacerdotes procedentes de Hispanoamérica, y se confió desde su creación al cuidado de la Compañía de Jesús.

El Papa invitó a los presentes a “a asociarse con entusiasmo” al “dinamismo con el que todas aquellas diócesis han iniciado, o lo están haciendo, la ‘Misión continental’ impulsada en Aparecida”.

“El amor y la adhesión a la Sede Apostólica es una de las características más relevantes de los pueblos latinoamericanos y del Caribe”, subrayó, recordando su visita a Aparecida para la Asamblea Plenaria del CELAM, en mayo de 2007, en la que propuso una nueva evangelización del continente.

“Con mi presencia allí, quise alentar a los obispos en su reflexión sobre algo fundamental para avivar la fe de la Iglesia que peregrina en aquellas amadas tierras: llevar a todos nuestros fieles a ser discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en Él tengan vida”.

Se dirigió a los alumnos del Colegio, recordándoles que ellos mismos “son fruto de esa maravillosa siembra del mensaje redentor de Cristo a lo largo de la historia. En efecto, provienen de diversos países, en los que, hace más de quinientos años, unos valerosos misioneros dieron a conocer a Jesús, nuestro Salvador”.

Les instó a “aprovechar bien su estancia en Roma”: “Sus obispos los han enviado al Pontificio Colegio Pío Latinoamericano para que se llenen de la sabiduría de Cristo crucificado, de forma que, al regresar a sus diócesis, puedan poner este tesoro a disposición de los demás en los diversos encargos que les sean confiados”.

Otro de los puntos en los que insistió el Papa fue en la fidelidad al Magisterio de la Iglesia y a la persona del Sucesor de Pedro, como una misión particular de los directores del Colegio, “que tiene la misión de animar a sus alumnos a fortalecer su sentido de comunión y fidelidad al Romano Pontífice y a sus propios Pastores”.

“En Roma, junto a la Cátedra del Príncipe de los Apóstoles, ustedes tienen una oportunidad privilegiada de forjar su corazón de verdaderos apóstoles, en los que todo su ser y quehacer esté anclado firmemente en el Señor, que ha de ser siempre para ustedes cimiento, brújula y meta de sus esfuerzos”, añadió.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA