El Papa expresa sus condolencias por tránsito del primer Cardenal coreano


El Papa Benedicto XVI expresó hoy sus condolencias por la muerte del cardenal arzobispo emérito de Seúl, Stephen Kim Sou-hwan, defensor de los derechos humanos.

Stephen, quien tenía 86 años de edad, fue el primer purpurado surcoreano, designado como tal por el Papa Pablo VI en 1966.

En 1984, el cardenal fue testigo ocular del atentado contra Juan Pablo II cometido en la capital surcoreana, del que salió ileso.

Benedicto XVI envió este lunes un telegrama al cardenal Nicholas Cheong Jinsuk, arzobispo de Seúl, en el cual se mostró ‘profundamente entristecido’ por la noticia del fallecimiento y envió sus condolencias a ‘todo el pueblo de Corea del Sur’.

En el texto, escrito en inglés, expresó su gratitud por ‘los largos años de devoto servicio a la comunidad católica’ del cardenal y sus ‘muchos años de ferviente asistencia’ al Papa como miembro del colegio de cardenales.

‘Me uno a ustedes en la oración para que Dios recompense a Stephen por su labor y reciba su noble alma en la gloria y la paz de su reino celestial’, agregó.

Una nota de la sala de prensa del Vaticano destacó la valentía del cardenal arzobispo emérito de Seúl en la ‘difícil situación política interna’, en referencia a la división de las dos Coreas y en la defensa de los derechos humanos.

El cardenal fallecido fue varias veces presidente de la Conferencia Episcopal Coreana y de la Federación de Obispos de Asia mientras, de 1975 a 1998, fue administrador apostólico en Pyongyang, capital de Corea del Norte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?