El Papa alienta Misión Continental en América Latina

Al recibir esta mañana en la Sala Clementina del Palacio Apostólico a los miembros de la comunidad del Pontificio Colegio Pío Latinoamericano de Roma, el Papa Benedicto XVI alentó a unirse y promover la "Misión Continental" en América Latina y el Caribe, para que los católicos sean "discípulos y misioneros de Jesucristo".

Al iniciar su discurso, el Papa explicó a los presentes que "en Roma, junto a la Cátedra del Príncipe de los Apóstoles, ustedes tienen una oportunidad privilegiada de forjar su corazón de verdaderos apóstoles, en los que todo su ser y quehacer esté anclado firmemente en el Señor, que ha de ser siempre para ustedes cimiento, brújula y meta de sus esfuerzos".

"Sus obispos –prosiguió– los han enviado al Pontificio Colegio Pío Latinoamericano para que se llenen de la sabiduría de Cristo crucificado, de forma que, al regresar a sus diócesis, puedan poner este tesoro a disposición de los demás en los diversos encargos que les sean confiados. Esto requiere aprovechar bien el tiempo de su estancia en Roma. La constancia en el estudio y la investigación rigurosa, además de hacerlos indagar en los misterios de la fe y en la verdad sobre el hombre a la luz del Evangelio y de la tradición de la Iglesia, fomentará en ustedes una vida espiritual arraigada en la Palabra de Dios y siempre alimentada por la riqueza incomparable de los sacramentos".

Tras resaltar que "el amor y la adhesión a la Sede Apostólica es una de las características más relevantes de los pueblos latinoamericanos y del Caribe", el Papa recordó su visita a Brasil en mayo de 2007, cuando en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, "comprobé emocionado las manifestaciones de colegialidad y comunión fraterna en el ministerio episcopal de los representantes de las Conferencias Episcopales de aquellos nobles países. Con mi presencia allí, quise alentar a los obispos en su reflexión sobre algo fundamental para avivar la fe de la Iglesia que peregrina en aquellas amadas tierras: llevar a todos nuestros fieles a ser 'discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en Él tengan vida'".

Por ello, el Santo Padre invitó a "asociarse con entusiasmo a ese espíritu, mostrado en el dinamismo con el que todas aquellas diócesis han iniciado, o lo están haciendo, la 'Misión continental' impulsada en Aparecida, iniciativa que facilitará la puesta en marcha de programas catequéticos y pastorales destinados a la formación y desarrollo de comunidades cristianas evangelizadas y misioneras".

"Acompañen estos propósitos con su ferviente oración, para que los fieles conozcan, se entreguen e imiten cada vez más a Jesucristo, participando frecuentemente en las celebraciones dominicales de cada comunidad y dando testimonio de Él, de modo que se conviertan en instrumentos eficaces de esa 'Nueva Evangelización', a la cual convocó repetidamente el Siervo de Dios Juan Pablo II, mi venerado predecesor".

Tras agradecer a quienes dirigen el Pontificio Colegio Pío Latinoamericano y a quienes ayudan a su sostenimiento económico, el Papa Benedicto XVI puso "en las manos de María Santísima, Nuestra Señora de Guadalupe, a todos y cada uno de ustedes, así como a sus familias y comunidades de origen, para que su maternal protección les asista amorosamente en sus tareas y les ayude a enraizarse muy hondamente en su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, fruto bendito de su seno".

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

NOS VISITAN LAS RELIQUIAS DE SAN ANTONIO DE PADUA