188 mártires "indican el camino a los que creen", afirman Obispos japoneses


En una nota de presentación de la beatificación de los 188 mártires japoneses que se realizará en Nagasaki este 24 de noviembre, los obispos de este país señalan que estos testigos del Evangelio "no son militantes políticos, no han luchado contra un régimen que impedía la libertad religiosa: han sido hombres y mujeres de una fe profunda y auténtica, que indican el camino a los que creen. Ellos nos ofrecen a todos una experiencia sobre la que reflexionar".

Según informa la agencia vaticana Fides, al referirse a estos mártires que dieron su vida por Jesucristo entre 1603 y 1639, los prelados de Japón señalan que su testimonio interroga a la Iglesia sobre el papel de los laicos en la transmisión de la fe y en la organización de la Iglesia, por lo que, precisan, "es hora de tomar en seria consideración la formación de nuestros laicos".

Asimismo, los obispos resaltan que "hemos valorado el hecho de que, sin estas mujeres" que se encuentran en la lista de 188, "la Iglesia no existiría hoy en Japón. Esperamos la Beatificación de estas mujeres mártires como un mensaje de esperanza y consuelo para todas las mujeres de este país, de cualquiera fe religiosa".

Los prelados también ponen como ejemplo a los sacerdotes Pietro Kibe, Nakaura, P. Kintsuba y otros quienes "nos dan un mensaje rico en enseñanzas para los sacerdotes que buscan hoy ser buenos pastores en el Japón contemporáneo".

Fides indica además que para esta beatificación están trabajando más de dos mil 500 voluntarios y se calcula la asistencia de unas 30 mil personas al estado Big-N Béisbol Stadium en Nagasaki.

Estos 188 mártires japoneses que será beatificados el 24 de noviembre se suman a los 42 santos y a los 395 beatos, todos ellos mártires, que tiene Japón. La Eucaristía será presidida, explica Fides, por el Prefecto Emérito de la Congregación para las Causas de los Santos, el Cardenal José Saraiva Martins, enviado especial del Papa Benedicto XVI.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA