Lanzamiento Misión Continental en México


En el marco de la 81 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se llevó a cabo la apertura oficial de la Misión Continental en México.

Esta Misión es un cometido al que lanzaron a toda América Latina y el Caribe los obispos reunidos en Aparecida, en mayo de 2007, y figura en el mensaje final de la V Conferencia General de los obispos de America Latina y el Caribe.

En conferencia de prensa monseñor Carlos Aguiar Retes, presidente de la CEM y el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre, explicaron que la Misión Continental, intenta promover dos dimensiones: la dimensión al interno de la Iglesia, con énfasis en la formación de los agentes de pastoral y la dimensión social, desde diversos ámbitos: economía, política, la cultura y los medios de comunicación, principalmente.

En la 81 Asamblea Plenaria de los obispos mexicanos, que está revisando la dimensión del laico en la vida de la Iglesia, monseñor Aguiar Retes señaló que "se desea reflexionar sobre la segunda dimensión, en orden a vivir una renovación interna de la Iglesia en su estructura y forma de actuar. Se trata de la experiencia de los laicos en el mundo. Representantes de los diversos escenarios sociales, con el fin de pensar y profundizar en el compromiso misionero de los bautizados".

Por su parte, el nuncio apostólico, afirmó que "la iniciativa de los obispos mexicanos, consagrando dos reuniones, a la misión de los laicos, es una respuesta a las necesidades de la Iglesia (misión ad intra y misión ad extra), y es la oportunidad para tomar conciencia de lo que es la Iglesia".

"No siempre entendemos que la Iglesia somos todos los bautizados. Dios quiere encarnarse en el mundo, esta presente en los sacramentos y la Iglesia es presencia viva de Dios", añadió monseñor Pierre

Monseñor Aguiar Retes, agregó que cuando se piensa en la Iglesia, el concepto queda reducido a la Jerarquía, a los obispos, sacerdotes, religiosas. "No podemos, dijo el purpurado mexicano, ignorar que hay una historia, a la Iglesia se le limitó su acción y se le toleró la realización del culto. A lo largo de los años, ha costado redescubrir la riqueza de la sociedad. Cada vez que la Iglesia quiere recordar a los laicos su misión en el mundo y en la historia, mas allá del culto, vienen voces del estado laico, anticlerical y secularizado y en este camino, los laicos deben asumir el liderazgo para la transformación de la sociedad".

Recordó el presidente de la CEM que el culto en la Iglesia debe fortalecer la fe del cristiano, pero no puede reducirse su misión al culto: "una sociedad nueva, que supere las rivalidades estériles", terminó diciendo monseñor Aguiar Retes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?