Instituto de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matara con primera profesión religiosa en Tayikistán


Las religiosas del Instituto de las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matara, de fundación argentina, presentes en la Misión Sui Iuris de Tayikistán, celebraron el día 12 de octubre en la ciudad de Duchambé, la primera profesión religiosa de la hermana María Madre del Verbo Encarnado.

Dicha celebración tuvo lugar en la parroquia de San José, con la participación del superior eclesiástico del Instituto del Verbo Encarnado, Carlos Ávila, el delegado del Asia Central, el párroco y dos sacerdotes también pertenecientes a dicho Instituto, así como los fieles de las comunidades católicas de Tayikistán.

El padre Carlos Ávila ha informado a ZENIT desde Tayikistán que “la hermana María Madre del Verbo Encarnado, es una joven religiosa oriunda de Tayikistán, y forma parte de una numerosa familia de ocho hijos, de los cuales, otros dos están haciendo el postulantado, su hermana Lubov, en la Servidoras y su hermano Misha en el Instituto del Verbo Encarnado”.

La joven profesa, ya desde los primeros tiempos de su juventud, manifestó su deseo y vocación de consagrarse a Dios, como religiosa en el Instituto de las Servidoras, quienes se desempeñan en la Misión, desde ya hace varios años, colaborando en la gran tarea de la “Plantatio Ecclesiae”.

La hermana María Madre del Verbo Encarnado, tuvo la gracia de participar en dos Jornadas Mundiales de la Juventud, una que tuvo lugar en Roma, en la que participó como delegada de Tayikistán, y la otra en Colonia.

Las religiosas del Instituto del Señor y de la Virgen de Matara, además se encuentran presentes en varios países de la ex Unión Soviética, entre ellos: Kazajstán, en la ciudad de Shimkent; en Rusia, en las ciudades de Kazán, Ulianovsk, Omsk; en Ucrania, en las ciudades de Ivano-Frankovsk y Zakarpatia.

Según el testimonio de las religiosas, Dios las ha bendecido con abundantes vocaciones, sobre todo en Ucrania, donde pertenecen al rito bizantino.

La hermana Maria Madre del Verbo Encarnado, continuará su formación en el estudiantado de las Servidoras, presente en la ciudad de Segni, Italia.

Durante la solemne celebración, el padre Ávila, destacó en la homilía “que hoy es un gran día de fiesta, de gran alegría y gozo, de gracia y bendición, para toda la pequeña comunidad católica de Tayikistán, ya que la vocación a la vida consagrada es un tesoro de la Iglesia. Si en la Iglesia hay vocaciones, esto significa que la Iglesia está viva, ya que el Señor el “Dueño de la mies”. Se hace presente entre nosotros, como en los primeros tiempos, invitando a hombres y mujeres de todos los confines de la tierra, con las mismas palabras dicha a los primeros discípulos: ‘Ven y sígueme’”.

La Familia Religiosa del Verbo Encarnado tuvo sus comienzos en Argentina, el 25 de marzo de 1984, fundada por el padre Carlos Miguel Buela.

El instituto religioso femenino lleva el nombre de “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”. Fue fundado en San Rafael, Argentina, en 1988 también por el padre Buela. Junto a los sacerdotes del “Instituto del Verbo Encarnado”, forman la Familia Religiosa del Verbo Encarnado, unidos por el mismo carisma.

Para más información: http://www.ive.org/

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona