El obispo auxiliar de Bombay analiza las causas de los ataques a los cristianos en la India


Por su relevancia e interés para aclarar la terrible situación que atraviesan los cristianos de la India, reproducimos a continuación las declaraciones de Mons. Agnelo Gracias, obispo auxiliar de Bombay, realizadas a la agencia de noticias católica AsiaNews.

El prelado analiza las verdades y mentiras que están detrás de la violencia contra las comunidades cristianas de Orissa y otros estados. Las mentiras sobre las conversiones forzadas.

"Veamos de cerca los recientes ataques contra los cristianos. Examinemos sobre todo las supuestas razones de estos ataques y profundicemos en cuáles son las causas reales de la violencia. Y puesto que las conversiones forzadas son la razón más común, en una tercera parte examinamos el tema de la 'conversión'.

1. Las razones (falsas) de los ataques.

a) Los cristianos han sido atacados por el asesinato de Swami Laxmananda Saraswati, que tuvo lugar en Orissa. Las investigaciones oficiales apuntan a los maoístas entre los autores del asesinato. De hecho la ejecución (de Swami) fue condenada inmediatamente por los cristianos. Personalidades como el cardenal Oswald Gracias, arzobispo de Bombay, han condenado el asesinato en una conferencia de prensa. También la Conferencia Episcopal de obispos católicos ha publicado una declaración de condena. Lo mismo ha hecho el presidente de los obispos de Orissa, Mons. Thomas Thiruthalil. En una conferencia de prensa ha dicho: "La comunidad católica de Orissa ha quedado una vez más terriblemente desconcertada ante el brutal asesinato de Swami Laxmananda Saraswati y de cuatro de sus colaboradores. Nosotros, la comunidad católica de Orissa, condenamos rotundamente el bárbaro incidente.".

A pesar de ello, el VHP (Wishwa Hindu Parishad) y el BD (Bajrang Dal) han empujado a las masas hindúes a atacar a los cristianos. Querían un pretexto para lanzar sus ataques.

b) Los cristianos han sido atacados por un folleto en el que se desprecia al hinduismo. Dicho folleto parece haber sido publicado por el movimiento protestante New Life.

Si de verdad ha circulado dicho folleto, se debería investigar quién lo ha publicado y castigar a los autores, no usarlo como un pretexto para atacar a todos los cristianos de forma indiscriminada. Es extremadamente improbable que un grupo cristiano haya cometido una acción tan necia, en un momento como este. Como todos saben, el folleto podría haber sido también publicado por algún grupo anticristiano, precisamente para atizar las llamas del conflicto étnico-religioso.

Un prejuicio muy difundido dice que los cristianos desprecian a las demás religiones. La postura de la Iglesia católica sobre este punto está muy clara; el concilio Vaticano II ha expresado con mucha lucidez la postura de la Iglesia hacia las demás religiones: "La Iglesia católica no rechaza nada de lo que en estas religiones hay de santo y verdadero. Considera con sincero respeto los modos de obrar y de vivir, los preceptos y doctrinas que, por más que discrepen en mucho de lo que ella profesa y enseña, no pocas veces reflejan un destello de aquella Verdad que ilumina a todos los hombres" (Nostra Aetate, n. 2). Por ello la Iglesia exhorta a los católicos para que "con prudencia y caridad, mediante el diálogo y colaboración con los adeptos de otras religiones, dando testimonio de fe y vida cristiana, reconozcan, guarden y promuevan aquellos bienes espirituales y morales, así como los valores socio-culturales que en ellos existen" (Ibidem).

c) Los cristianos han sido atacados por las conversiones. El VHP y el BD agitan constantemente el espectro de las conversiones. Intentemos considerarlo de forma realista: Si se hicieran (como se dice) muchos miles de conversiones, el número de cristianos sería altísimo. Por el contrario, es lo opuesto. Los datos estadísticos muestran un descenso en el porcentaje de la población cristiana de la India en comparación con el resto de la población: 2,6% en 1971; 2,44% en 1981; 2,32% en 1991; 2,3% en el 2001. Y el descenso continúa.

¿Conversiones forzadas? La Iglesia católica es absolutamente contraria al uso de cualquier fuerza. El concilio Vaticano II ha declarado: 'Iglesia prohíbe severamente que a nadie se obligue, o se induzca o se atraiga por medios indiscretos a abrazar la fe, lo mismo que vindica enérgicamente el derecho a que nadie sea apartado de ella con vejaciones inicuas' (Ad Gentes, n. 13). Y el derecho canónico es explícito: "A nadie le es lícito jamás coaccionar a los hombres a abrazar la fe católica contra su propia conciencia" (Can. 748, 2).

¿Conversiones a través de regalos? Esta es una mentira que se repite con frecuencia. La Beata Madre Teresa ha escrito en 1979: 'No hagáis de menos a las religiones hindúes diciendo que nuestros pobre hindúes abandonan su religión por 'un plato de arroz'. Por mi parte, yo no he visto nunca nada parecido, a pesar de que alimentamos a miles de pobres de todas las castas y tradiciones, a pesar de que miles han muerto en nuestros brazos, en espléndida paz con Dios".

Lo que es cierto es lo contrario: quienes se vuelven cristianos renuncian a los beneficios que el gobierno da a las castas despreciadas, a las cuotas reservadas a las mismas. ¡A pesar de perder tanto, los dalit aceptan volverse cristianos!

Diversos estados han creado leyes anti conversión. El primero ha sido Arunachal Pradesh en 1978, Gujarat en el 2003, Madhya Pradesh y Chhattisgarh en el 2006; Himachal Pradesh en el 2007. Prevén duros castigos en caso en conversiones forzadas u obtenidas con regalos. Hemos desafiado públicamente a los gobiernos a que presenten pruebas sobre estos casos. Hasta hoy, no ha salido a la luz ni un solo caso de conversión de este tipo.

El hecho de que los gobiernos no hayan sido capaces de poner evidencia ni un solo caso es signo de esta acusación sólo es una mentira. El hecho mismo de que los hindúes se desvivan por llevar a sus hijos a nuestras escuelas para recibir educación es un signo de que no están en modo alguno preocupados por las conversiones. (Si dicha acusación fuese verdadera) deberían preocuparse porque podríamos influir en las tiernas mentes de sus hijos. Y, en lugar de esto, ocurre lo contrario: ¡Nos suplican que les admitamos en nuestras escuelas!

2. ¿Cuál es la razón de la violencia contra los cristianos y su trabajo entre las tribus y los dalit?

La respuesta es socio-económica. A través de la educación, los miembros de las tribus y los dalit no aceptan que se les explote más. Se derrumba la estratificación económica. No olvidemos que el RSS (Rashtriya Swayamsevak Sangh, grupo de militantes hindúes fundamentalistas) está compuesto por miembros de las castas altas que tienen un gran interés en mantener el status quo.

Según las enseñanzas y el ejemplo de Jesús, el amor a Dios y a nuestros semejantes son inseparables, como los dos lados de la misma moneda. ¿Quién no ama al hermano que ve, cómo puede amar a Dios a quien no ve? (1 Santiago 4, 20). Jesús describe su misión de la siguiente forma: 'El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ungió para evangelizar a los pobres; me envió a predicar a los cautivos la libertad, a los ciegos la recuperación de la vista; para poner en libertad a los oprimidos." (Lucas 4, 18).

Cuando Jesús ha curado a los enfermos, se ha mezclado con los marginados (los sin casta), ha asistido a los pobres, estas obras no eran regalos, sino el concreto realizarse del 'Reino de Dios' que él predicaba, un reino de amor y de justicia. Del mismo modo, las actividades humanitarias de la Iglesia católica no son para nada regalos. Camina tras los pasos de Jesús.

No por apologética, pero podemos estar orgullosos del servicio que desarrollamos en nuestra nación, especialmente hacia los pobres y los desheredados. Me gustaría que alguno de los fundamentalistas que no están atacando visitara la casa de la Madre Teresa para los moribundos y a abandonados en la calle Sanali. Que cuenten cuantos de ellos son cristianos y cuantos de ellos han sido bautizados. Que visiten la Niramay Niketan en el barrio de Trombay, donde se cura a los enfermos de Sida. Un hombre enfermo de sida necesitaba que se le amputaran las piernas, pero casi 100 médicos lo han rechazado, al final ha encontrado uno que ha aceptado operarlo. Este hombre y muchos otros como él son cuidados con amor por las hermanas. Los fundamentalistas jamás aceptarían entrar en un contacto así con estos pacientes, ni siquiera tocarlos. Para ellos estos son deshechos humanos para echar a la basura. Para nosotros no son cristianos, hindúes o musulmanes, sino seres humanos a los que amar y curar.

3. La cuestión de la conversión.

Ninguno de nosotros ha nacido cristiano, hindú o musulmán: nada, en nuestra sangre, ha marcado como característica ser de una religión o de otra. Pero hemos nacido en una religión - o mejor, en una comunidad religiosa. La gente normalmente permanece en la comunidad religiosa en la que ha nacido. Están también aquellos que ejercitan su libertad para abrazar una religión que les satisfaga más en su búsqueda de Dios y de la plenitud. En cuestiones religiosas, no se debe forzar a nadie a actuar de forma contraria a sus creencias; no se debe limitar a nadie en la vivencia según sus principios de fe. Esta es la cuestión de la conversión. No es un derecho religioso, sino más bien un derecho humano.

No tenemos derecho a convertir a los demás. Tenemos derecho a hablar de nuestro credo y de nuestra religión, derecho a propagar nuestra fe. Esto está garantizado por la constitución. Y el otro tiene derecho a convertirse si así lo elige.

Hoy más que nunca vivimos en una "aldea global", en una sociedad abierta donde las ideas se transmiten y atraviesan todas las fronteras. Como hay personas que cambian de ideología y de militancia política, también hay personas que cambian de religión. ¿Si yo puedo cambiar mi partido político, por qué no puedo cambiar mi religión?

Para concluir, podemos subrayar que es falsa la reivindicación tan extendida de que el hinduismo nunca ha hecho conversiones, ni nunca ha enviado misioneros. En la antigüedad, ninguna nación ha enviado tanto misioneros como la India para difundir la religión (hindú y budista): ¡Desde Sri Lanka a China! Todavía hoy hay más misioneros hindúes en India y en occidente que misioneros cristianos en la India. Se siguen construyendo templos hindúes en Europa y en América.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona