Religiosa suiza afincada en Colombia será canonizada en Roma en octubre


El sábado 12 de octubre será canonizada en Roma la Madre María Bernarda Bütler, religiosa suiza establecida en Colombia. El milagro que ha permitido que la hermana sea elevada a los altares fue concedido por su intercesión al curar a una médico colombiana de una grave e inusual neumonía en el año 2002.

La doctora Mirna Jazime Correa fue internada en la Clínica Madre Bernarda el miércoles 26 de julio de 2002 por lo que pensó era dengue, luego diagnosticada de tifoidea, hasta señalársele una neumonía producida por "un germen" que los médicos no pudieron identificar.

"Los médicos no saben qué le produjo ese estado dañino tan progresivo. Mirna no sólo está hinchada sino rígida", narró en aquel entonces la señora Lilian Correa, madre de Jazime, al diario El Universal.

En los momentos de dolor cuando ya todo parecía perdido, la madre de Jazime oraba a Dios diciendo "te entrego a Mirna en tus brazos" y fue a casa para prevenir al esposo "sobre el estado de Mirna y pidió fuerzas a Dios para verla morir y comenzar a preparar lo del sepelio de su hija".

Lilian pidió una reliquia de la Madre Bernarda a la directora de la clínica, la Madre Teresa, y ésta "le regaló tres", diciéndole "colócale una en alguna parte del cuerpo".

Cuando Lilian llegó a la unidad de cuidados intensivos en donde estaba su hija "sólo se le ocurrió colocársela en sus cabellos", señaló el Universal.

Días más tarde la recuperación de Jazime era rápida e inexplicable. "Ninguna neumonía como la que tuviste puede sanar tan rápido. No sabemos qué tuviste ni qué te lo produjo, ni mucho menos cómo sanaste tan rápido. Esto sólo se explica bajo la luz del milagro", dijeron los médicos a Jazime dándole de alta días después.

Madre María Bernarda Bütler

La Madre Bernarda nació el 28 de mayo de 1848 en Suiza. A los 19 años de edad, ingresó en el monasterio franciscano de María Auxiliadora, en Altstätten (Suiza) donde recibió los hábitos tomando el nombre de María Bernarda del Sagrado Corazón.

Fundó la Comunidad Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora en Cartagena, ciudad a la que llegó el 2 de agosto de 1895. Su vida la dedicó al servicio de los demás en las áreas de la salud y educación.

Murió a los 76 años de edad en Cartagena de Indias (Colombia) el 19 de mayo de 1924. Veinte años después de su muerte en Cartagena se fundó la Clínica Madre Bernarda en 1955. Sus restos reposan en la capilla del Colegio Biffi, en Cartagena.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?