XXX Aniversario de la elección de Juan Pablo I


Este martes, se celebra el Trigésimo aniversario de la elección al Pontificado de Juan Pablo I, cardenal Albino Luciani. Para recordar esta fecha los Obispos de la región del Triveneto, en la Iglesia del Canal de Agordo, localidad del nacimiento del Pontífice, concelebran la Santa Misa presidida por el cardenal Angelo Scola, Patriarca de Venecia.

Albino Luciani nació el 17 de octubre de 1912, en una pequeña localidad italiana llamada entonces, Forno di Canale, en la provincia de Belluno, siendo el mayor de cuatro hermanos. A los 10 años, y después de haber vivido en la pobreza durante la I Guerra Mundial su madre murió y su padre contrajo nuevas nupcias con una mujer de gran devoción; fue entonces cuando nació su vocación sacerdotal, según él declaró, gracias a la predicación de un fraile capuchino. En 1933, ingresó en el seminario menor de la localidad de Feltre, aunque luego pasó al seminario mayor de Belluno, donde fue ordenado en 1935.

Tras su ordenación se trasladó a Roma, donde cursó sus estudios teológicos en la universidad Gregoriana. Al terminar los estudios regresó a su localidad natal; allí comenzó su labor pastoral como párroco. Antes de convertirse en el "Papa de la sonrisa" (como sería conocido), ocupó importantes cargos y distinciones: vicerrector del seminario de Belluno, y vicario general de la diócesis de Belluno, por 11 años. En 1958, el Papa Juan XXIII lo consagra obispo de la sede de Vittorio Veneto y en 1969 fue nombrado Patriarca de Venecia, y creado cardenal en 1973, hasta que el 26 de agosto de 1978 fue elegido Sumo Pontífice.

Fue el primer Papa con dos nombres, gesto con el que pretendía honrar a sus dos predecesores: Juan XXIII y Pablo VI. Papa Luciani eligió como lema de su Pontificado la expresión latina Humilitas (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la Tiara papal en la ceremonia de entronización, en contra de lo prescrito por la Constitución Apostólica de Pablo VI. Como Papa, Juan Pablo I estableció un ambiente de optimismo y reformas, que nunca llegaría a avanzar más allá de las propuestas. Murió 33 días después, el 28 de septiembre

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona