Entrevista a Mons. Emilio Berlie


Monseñor Emilio Berlie, arzobispo de Yucatán, México visita a los Heraldos del Evangelio de Brasil y concede entrevista a TV Arautos

SÃO PAULO, 21/08/2008 (TV Arautos).- Monseñor Emilio Berlie Belaunzarán, es arzobispo de Yucatán, México desde hace 13 años. Fue anteriormente obispo de la actual arquidiócesis de Tijuana y acaba de celebrar los 25 años de su ordenación episcopal. Entre sus cargos y representaciones se destacan: Consultor del Pontificio Consejo para la Pastoral de Migrantes e Itinerantes de la Santa Sede; Miembro de la Comisión Episcopal de Movilidad Humana; Miembro de la Comisión Episcopal de Comunicación Social; Miembro del Consejo Superior de la Universidad Pontificia de México; Responsable de la Dimensión de Congresos Eucarísticos de la Comisión Episcopal Para la Pastoral Litúrgica para el trienio 2007-2009.
Durante su visita a los Heraldos del Evangelio, concedió una entrevista para TV Arautos.

TV Arautos: - Monseñor qué le gustaría comentar a los internautas de TV Arautos?
Monseñor Berlie: -Primero que nada gustaría de comentar mi experiencia, de mi vocación hacia el sacerdocio, la cual debo agradecer muchísimo a Dios. Porque cuando uno es llamado por Dios nunca se imagina cuál será el futuro de esa vía. Ciertamente aparecen algunas perplejidades e interrogantes porque uno se pregunta seré apto, será lo conveniente, será el estado de vida al que Dios me llama? Pues bien, Dios con la ayuda y excelente colaboración y opinión de los superiores va iluminando el camino hasta la ordenación sacerdotal. Tuve el enorme privilegio de recibir el ministerio sacerdotal,junto a otros 71 diáconos, de manos del Papa Paulo VI en la Basílica de San Pedro.
Una vez ordenado estuve destinado en mi diócesis, la diócesis de Aguascalientes, donde nací. Fui director espiritual del Seminario Mayor y después vicario general. Luego recibí la ordenación episcopal y y pasé a ser el obispo de Tijuana, y por último arzobispo de Yucatán.

TV Arautos: -Monseñor, cuáles son las características de la arquidiócesis de Yucatán?
Monseñor Berlie: -El territorio de nuestra arquidiócesis tiene 44.000 km² y es la sede metropolitana de otras tres diócesis que son Tabasco, Campeche y Cancún. Sumanos entre las cuatro diócesis 171.000 km², con un total de 7 millones de habitantes.
El clero de Yucatán está constituido por 243 sacerdotes y 33 diáconos permanentes y una población de católicos de alrdedor de 1.700.000 de personas.
Es una diócesis que tiene mucha tradición, habiendo sido fundada como tal en 1561. Soy el 40° obispo de Yucatán. Gracias a Dios es una arquidiócesis que tiene mucha riqueza en materia religiosa, contamos con 72 institutos religiosos y tenemos también 72 movimientos laicales. Y tenemos un verdadero don de Dios, que es la admirable cifra de 204 obras sociales, que es el patrimonio social con el cual la Iglesia sirve a sus comunidades.
Y en esto quiero hacer hincapié, porque a veces uno oye cosas negativas y críticas sobre la Iglesia. Me recuerdo de una monjita que le respondió "bueno si la Iglesia fuera perfecta, ni usted la integraría", a un señor católico que le decía que la Iglesia tenía muchos defectos. Encuentro un excelente argumento el de la monjita, porque qué institución constituida por seres humanos no tiene algún defecto. Desgradaciadamente algunos medios de comunicación han hecho lo que los sociólogos llaman martirio mediático de algunos grandes personajes de la Iglesia católica. Sin duda ha habido fallas y son reales. Frente a éstas el Santo Padre con mucha humildad ha reconocido, ha pedido perdón a las personas que han sido afectadas, pero la Iglesia no es sólo eso.
Subrayo, que si bien tenemos fallas, pero por otro lado tenemos 204 obras sociales que incluyen hospitales, asilos, orfanatos, casas para jóvenes que quieren tener a su bebé y no quieren abortar, casas de acogida para enfermos con VIH, comedores, bancos de comida, bancos de ropa, bancos de medicinas. Son obras que están todos los días dando testimonio de idealismo y de servicio al hermano necesitado. Entre éstas contamos con una casa de rehabilitación de alcohólicos, que ya ha rescatado del alcoholismo a más de 5000 personas.
Me pregunto por qué sólo se habla de aquellos presuntos o verdaderos aspectos negativos y nada se dice de lo positivo y propositivo que la Iglesia realiza.
En esto tenemos que insistir, porque hay algunos católicos que frente a estas informaciones quedan un poquito perplejos y no saben cómo defender a la Iglesia. Debemos argumentar con datos concretos y estadísticas irrefutables.

TV Arautos: - Y qué nos dice de las estadísticas de la Iglesia a nivel mundial, a nivel global?
Monseñor Berlie: -Hablando con un monseñor que trabaja en el Anuario de la Iglesia católica, éste me comentaba que hay 1.160 millones de católicos, de manera que es una gran cantidad de personas que profesan y siguen nuestra religión. La Iglesia es reconocida por 180 países, que reconocen a la Santa Sede como estado, y al Santo Padre como Jefe de Estado.
Otra cosa importante: Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales me ha comentado que hay 27 premios Nobel que pertenecen o pertenecieron a ella. Y esto echa por tierra ese mal entendido que afirma que la Iglesia está constituída por "padrecitos" ignorantes.
Digo todo esto porque, quien ama a Nuestro Jesucristo debe amar mucho a la Iglesia que es Madre y Maestra. Madre porque nos engendra la vida de la Gracia y nos hace vivir en ella. Maestra porque nos hace comprender la Palabra revelada del Señor y nos ayuda con su Magisterio, sobre todo el del Santo Padre a comprender, a seguir las grandes directrices, las grandes orientaciones, los grandes criterios que forjan la opinión y el pensamiento del verdadero católico.
Debemos valorar con alegría, sin soberbia, el pertenecer e identificarnos con la Iglesia, y de esta manera mostrar la validez y la presencia de la Iglesia católica, nuestra Madre y Maestra.

TV Arautos: -Usted habló durante la homilía sobre la importancia de la gratitud. Cuál sería su mensaje a este respecto para nuestros internautas?
Monseñor Berlie: -Es importante que la espiritualidad de la gratitud se convierta en un impulso para el compromiso de la entrega personal como también del compromiso de servicio comunitario.
Concluyo destacando y subrayando la importancia de la Eucaristía. Donde hay una gran valoración, respeto y amor a la Eucaristía, Dios bendice generosamente, incluso con abundantes vocaciones. Quiero alentar a todos a que incrementemos, fortalezcamos, vitalicemos nuestra capacidad de adoración eucarística. En este sentido les comento, que en nuestra arquidiócesis tenemos doce parroquias con adoración permanente, día y noche, con grupos de laicos que se comprometen a la adoración al Santísimo Sacramento. Le decimos al Señor: "Nosotros hacemos todos los esfuerzos, pero la fecundidad viene solamente de tu bendición".

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona