Culmina VII Congreso del Sector Femenino de los Heraldos del Evangelio


http://www.tv.arautos.org.br/?id_video=329 Video del Congreso
Con una misa celebrada por el presidente y fundador de los Heraldos del Evangelio, Padre João Clá Dias fue inaugurado el VII Congreso del Sector Femenino de los Heraldos del Evangelio. Durante la homilía el Padre João habló de la importancia de la oración y de la santidad: "Ser santa es privilegio de quien quiera serlo. Cuántas santas canonizadas, que vivieron en el mundo, que vivieron una vida común y corriente, algunas de ellas fueron dueñas de casa, empleadas domésticas. Tengan como cierto que la santidad es un don de Dios. Comiencen este congreso con la convicción de que todo lo que pidan, por intermedio de la oración, les será concedido".

Durante estas jornadas que se prolongaron por tres días, con la participación de jóvenes de Brasil y de varios países, entre ellos de la lejana Africa, fueron representadas piezas teatrales para ilustrar las enseñanzas del catecismo. Una de estas representaciones que enfatizaba la necesidad de tener siempre el alma preparada para comparecer ante la presencia de Dios, fue ilustrada con la recreación de la vida de Santa María Goretti. La representación mostraba dos realidades: la de Micaela, que a apesar de ser católica no siguió rectamente los preceptos de la Iglesia; y la de Santa María Goretti. Micaela se fue tornando en una niña egoísta y vanidosa, pensando solamente en sí misma. En determinado momento huye de su casa, se pierde en el camino, termina cayendo desde un peñasco y fallece. Su egoismo y vanidad pesaron negativamente en el momento de su juicio particular.

Para la joven Monique de Oliveira da Costa, que representó el papel de Micaela, la conducta de su personaje muestra como no debemos comportarnos en nuestra vida diaria: "Fue un papel difícil que demuestra lo que sucede cuando la persona no es buena. Nosotros debemos ser lo contrario de lo que ella fue".

Por otro lado estaba María Goretti que por su fe en la verdades de la Iglesia prefirió sacrificar su propia vida que entregarse al pecado. Su vida de dedicación, de donación y de amor al prójimo le merecieron el Cielo. Giuliana Beatriz Mancuso representó a esta famosa santa italiana del siglo XIX que falleció con apenas 12 años: "La santidad es posible ser alcanzada por todos, teniendo fuerza de voluntad y no hacer concesiones al pecado, recurriendo siempre a la oración. Si bien sea un camino difícil, largo y lleno de desafíos".

El Padre João Clá en la homilía de la misa de clausura recalcó: "Quien no reza es ingrato y es infiel, porque nosotros teniendo la fuerza de la oración en las manos, al no utilizarla cometemos una infidelidad. Nuestro Señor lo que nos recomienda y aconseja es pedir, pedir, pedir. Tengan gran confianza en la fuerza de la oración, estén llenas de compenetración en la oración. Sean piadosas y pidan a Dios todo aquello que necesitan, especialmente el alcanzar la santidad".

Finalmente el Padre João en unas breves palabras para TV Arautos manifestó: "Estas jóvenes están contentísimas porque han tomado la decisión de ser santas. El deseo de ser santas a primera vista parece algo fuera de lo común. Sin embargo, esaes la invitación que recibimos con el Bautismo. El Bautismo nos llama a ser santos. Y ellas tomaron esa decisión, porque son bautizadas, han recibido la Confirmación, llevan una vida sacramental intensa, rezan, son vigilantes. Por eso abrazaron el deseo de caminar hacia la santidad. Pero, este es sólo válido sólo para ellas? No, es para todos. La santidad es una invitación para todos; y esa invitación la recibimos desde el momento que somos bautizados. Terminadas estas jornadas de oración, de conferencias, de alegría, de entretenimiento, de relacionamiento, comienza la rutina del día a día. Esta rutina en que también se encuentran aquellos internautas que nos están viendo. Sean ustedes también santos, abracen la santidad. Es en este sentido que les doy paternalmente mi bendición sacerdotal".

Uno de los principales objetivos de estos congresos realizados por los Heraldos del Evangelio, es dar una formación cultural y religiosa para las jóvenes participantes provenientes de diversos estados de Brasil y de numerosos países de América, Europa y Africa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA