Imagen del Inmaculado Corazón de María realiza exitosa peregrinación a Haití

Invitada por familias católicas y con el apoyo de Mons. Serge Miot arzobispo de Puerto Príncipe, la imagen peregrina del Inmaculado Corazón de María visitó la ciudad de Puerto Príncipe, capital de Haití.
Acompañada por una delegación de Heraldos del Evang
elio provenientes de República Dominicana, recorrió diversos lugares de esta ciudad atrayendo numerosos fieles que acudieron a venerar la celestial visitante entre los que se cuentan parroquias, orfanatos, colegios, hogares y capillas.

Sedestaca, entre éstas, la recepción que Monseñor Serge Miot le brindó en la Catedral "La Asunción de Nuestra Señora". El arzobispo haitiano estaba acompañado durante la liturgia por varios sacerdotes y se dirigió a los presentes en creól, la lengua nativa de este país caribeño, refiriéndose en términos calurosos a la presencia de la imagen peregrina y de los Heraldos del Evangelio. Al momento de la coronación solemne de la imagen, Mons. Miot pidió especialmente la protección de la Santísima Virgen para Haití, país convulsionado por el flagelo de los conflictos internos y por la pobreza, que es la más severa de toda América. Dos importantes radios locales( "Soleil" y "Tele Guinin") transmitieron en directo este verdadero acontecimiento para la comunidad católica local.

Fueron visitadas las parroquias Christ Roi, Saint Pierre y Saint Vincent de Paul. Por su parte, el obispo auxiliar Monseñor Pierre André Dumas presidió una eucaristía en el Oratorio Saint Charbel, con la asistencia de las familias que frecuentan este templo, en su mayoría haitianas de origen libanés. En su homilía Monseñor Dumas habló de la belleza con que Dios dotó a la Creación, y como pináculo de ella, a la Santísima Virgen. Hizo un paralelo con el carisma de los Heraldos que es, justamente comunicar el Evangelio con belleza. Al concluir, los asistentes rezaron el Santo Rosario, pidiendo especialmente por Haití, para que la Providencia solucione los graves problemas de ese país y fortalezca a los haitianos en su fé.

Integranes de las familias que gestionaron la visita comentaron: "fue un verdadero milagro hacer posible una iniciativa así, porque unos meses atrás hubiese sido absolutamente impensable, dadas las condiciones de inestabilidad en que está Haití, pero María Santísima, como Madre que es, todo lo resolvió".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?