Proponen obispos hacer ‘ayuno’ de tecnología en Cuaresma


Diversos obispos italianos han propuesto como penitencia en cuaresma hacer ‘ayuno’ de mensajes de texto de celular (SMS), de los teléfonos Ipod y de toda la tecnología moderna.

Al menos una docena de diócesis han recomendado a sus fieles sumar a la abstinencia de carne, recomendada desde hace siglos para este tiempo previo a la Pascua católica, evitar las tentaciones tecnológicas.

Por ejemplo en Modena, al norte de Italia, el obispo Benito Cocchi con apoyo de la Acción Católica y de los Scouts lanzó el día ‘No-sms’ mediante el cual propone renunciar a los mensajes de teléfono móvil todos los viernes de Cuaresma.

La campaña parece conjugar intereses espirituales con económicos por culpa del coltan, el mineral usado para la construcción de los celulares y que es extraído del norte de Kiwu (Congo) donde existe una guerra civil.

Así el Centro Misionero Modenese propuso ‘boicotear’ a los aparatos mediante la campaña cuaresmal en honor a los cuatro millones de muertos congoleños en esa región en 10 años de enfrentamientos.

A la propuesta de Modena se han sumado las diócesis de Bari y Pesaro mientras en Venecia el patriarcado católico propuso a sus fieles consumir agua corriente en lugar de agua embotellada durante la Cuaresma.

Mientras en Trento se propone todo un calendario de ’sacrificios insólitos’ para cada domingo cuaresmal desde el ‘ayuno virtual’ (nada de facebook o mp3) hasta el ‘ayuno del desperdicio’, el ayuno de alcohol y el ‘ayuno de egocentrismo’.

Comentarios

Paz en la tierra ha dicho que…
Ánimo con la evangelización en Costa Rica. No conozco mucho a los Heraldos del Evangelio, pero disfruté mucho con el Belén tan bonito que hicieron en su centro de Madrid,España, donde vivo. Un abrazo y que Dios te bendiga.
Que esta cuaresma sea un tiempo de conversión para todos para que podamos dar cada día mejor testimonio de la Buena Noticia.

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona