Murió Eluana Englaro en clínica La Quiete

A las 20:10, hora local, murió víctima de la eutanasia practicada desde el viernes con la progresiva suspensión de la alimentación e hidratación, Eluana Englaro, la italiana de 38 años que desde hace 17 estaba en estado de coma.

Tras cuatro días desde que se iniciara la suspensión de la hidratación y alimentación; y en medio del debate de una ley que podría haberla salvado, con todo el país centrando su atención en ella, Eluana Englaro falleció en la clínica La Quiete en Udine.

Según indica el diario La Repubblica, al conocer la noticia luego de una llamada telefónica, Beppino Englaro, el padre de Eluana, señaló: "sí, nos ha dejado. Pero no quiero decir nada, quiero más que nada estar solo". Como se recuerda, el Sr. Englaro fue quien solicitó se le retirara a su hija la alimentación e hidratación hasta causarle la muerte. Fue también él quien llevó desde Lecco a Udine a su hija para que la sometieran a la eutanasia que ha acabado con la vida de Eluana.

La confirmación de la muerte de Eluana Englaro llegó de la Presidente de La Quiete, Ines Domenicali: "está muerta, no sabría decir la hora, no me pregunten otra cosa". Mientras tanto, en las afueras de este recinto adonde llevaron a Eluana retirándola del cuidado de las hermanas de la Misericordia de Lecco quienes se habían ofrecido a hacerse cargo de ella, cerca de 200 católicos que estaban reunidos rezando por Eluana oran ahora por el alma de esta mujer.

Fueron muchos los pedidos, comunicados y exhortaciones, para que no se acabara de esta forma con la vida de esta joven mujer, en un caso que los promotores de la eutanasia han empujado para sentar un precedente que permita más adelante despenalizar esta práctica anti-vida en Italia.

En este caso, la opinión de los italianos apoyaba en un 70 por ciento la eutanasia de Eluana Englaro. Debido a la cobertura del vaticanista Sandro Magister y del diario del Episcopado italiano, L'Avvenire, esa situación cambió dramáticamente. El diario Corriere de la Sera dio a conocer hoy, el mismo día de la muerte de esta mujer, que esa cifra se redujo a menos del 50 por ciento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona