Cardenal Cipriani alienta a fieles a acercarse a la confesión, "sacramento de la alegría"


Al presidir ayer en la Catedral la Misa por la Festividad de la Virgen de la Candelaria, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, alentó a los fieles a recurrir a María y a acercarse a la confesión, "sacramento de la alegría", para así rechazar el pecado de los corazones.

"Pidámosle a nuestra Madre que nos anime a vivir esa primavera, ese nuevo amanecer en la Iglesia, en la que la gran diferencia es que Jesús está más cercano en la familia, en la enfermedad, en la pobreza, en nuestras ilusiones y necesidades", expresó el Purpurado.

El Arzobispo también recordó que para poder escuchar a Dios es necesario rechazar el "pecado en nuestro corazón, en los pensamientos, en la memoria y en nuestras obras". "Rechacemos siempre el pecado venial deliberado y el pecado mortal; y para eso, necesitamos que el Señor nos ayude", precisó.

Para ello, dijo, Dios ha dejado el sacramento de la Reconciliación, para "pedirle perdón de verdad". "En la Iglesia el sacramento de la Confesión es el sacramento de la alegría", expresó el Cardenal Cipriani y exhortó luego a acercarse "con confianza a la confesión, sal de ese mundo pequeño de problemas, dificultades, cóleras y caprichos, de esa isla que te aísla y te separa en tu hogar, en tu trabajo y en la calle. Aprende a buscar a los demás, cuenta con ellos y ayúdalos".

Finalmente, el Primado del Perú también animó a leer la Biblia y el "Catecismo de la Iglesia Católica porque ahí encontraremos todas las preguntas que tengamos que hacerle a Dios".

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona