El próximo Sínodo para África busca traer la paz al continente


"La paz, buen supremo de los pueblos, es particularmente urgente en este momento en el continente africano, marcado aún por diversos conflictos". Es la conclusión principal de la 17 reunión del Consejo Especial para África del Sínodo de los Obispos, celebrada a finales de noviembre en Roma, en preparación del próximo Sínodo Especial para África.

En esta reunión preparatoria han participado diez obispos africanos de todas las regiones del continente, encabezados por el cardenal Francis Arinze, prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino.

En ella se ha estudiado ya un esbozo del Instrumentum laboris, cuya redacción definitiva, tras ulteriores correcciones, será entregado por el Papa a los obispos africanos en su próximo viaje al Camerún y Angola en marzo de 2009.

El tema elegido por el Papa para la próxima reunión sinodal es "La Iglesia en África, al servicio de la reconciliación, de la justicia y la paz. 'Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo' (Mt 5, 13,14)".

El Sínodo se celebrará en el Vaticano durante el mes de octubre del año que viene.

Especialmente, el comunicado final de la reunión se hizo eco de la difícil situación que se vive en la República Democrática del Congo, "que se impone por la emergencia humanitaria, y que interpela a los fieles y a todos los hombres de buena voluntad".

Esta paz, "don del Señor resucitado a sus discípulos", afirma el comunicado, "ocupa un lugar central en la revelación del Nuevo Testamento", y también fue un tema fundamental del pasado Sínodo especial para África (1994), como se recoge en la Exhortación Postsinodal.

En la reunión se estudió la situación política y social del continente, y especialmente se puso de manifiesto que "existen elementos de esperanza", debidos "particularmente al dinamismo de la Iglesia".

En este sentido, como lo fue en el anterior sínodo, es previsible que se ponga el acento en el Evangelio como "fuente de esperanza, de optimismo y de paz, fuerte llamado a la reconciliación, al diálogo, a la solidaridad, de cara a superar las divisiones, que emergen de la diversidad de religiones, de lenguas y de etnias".

La próxima reunión tendrá lugar la última semana de enero del año que viene.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?