Benedicto XVI viajará a Tierra Santa del 11 al 15 de mayo de 2009


Papa Benedicto XVI realizará en mayo un viaje a Tierra Santa, que incluirá Jordania, Israel y los territorios palestinos, a pesar de las dificultades del proceso de paz y los problemas entre el Gobierno israelí y la Santa Sede, informa hoy el diario conservador italiano “Il Foglio”.

El Pontífice llegará a Jordania el 8 de mayo y allí permanecerá tres días, según el rotativo.

Aunque El Vaticano no ha hecho público el programa del viaje del Papa, que seguirá los pasos de Juan Pablo II, se espera que el propio Benedicto XVI lo anuncie probablemente en Navidad.

Entre el 11 y el 15 de mayo estará en Israel y en territorios de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El 11 de mayo, Benedicto XVI viajará desde Ammán a Tel Aviv a bordo de un avión de la Royal Jordanian Airlines.

Luego, visitará a los líderes palestinos en la capital administrativa de la ANP en Ramala, añade la fuente.

El programa prevé que el Papa oficie tres misas en tres lugares emblemáticos de Tierra Santa y ligados a la vida de Jesús: Jerusalén, Nazaret y Belén.

Según el diario, el Pontífice no tiene intención de visitar o recibir a representantes del grupo palestino islámico Hamás.

Benedicto XVI acudirá en Jerusalén al Museo del Holocausto (Yad Vashem), donde se expone una placa de Pío XII, a quien los judíos acusan de pasividad ante la persecución sufrida en tiempos de los nazis y que ha sido motivo de protesta por vía diplomática del Vaticano.

El Papa será recibido en la residencia del presidente de Israel, Simón Peres, quien hace cinco días se reunió con una delegación vaticana que prepara la gira del Santo Padre.

Durante un viaje a Italia en 2007, Peres invitó a Benedicto XVI a Israel para “reforzar el mensaje de paz, reconciliación y esperanza en todo Oriente Medio”.

Benedicto XVI regresará a Italia a bordo de un avión de la compañía israelí El Al el 15 de mayo, horas antes de que comience el “shabat” y los motores tengan que apagarse, entre otros de los preceptos de la observancia judía.

El viaje tiene un particular significado espiritual por las raíces cristianas y judías de Tierra Santa y la regresión en la que se encuentran los cristianos en los lugares donde nació, predicó y murió Jesús de Nazaret

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona

¿Puede un ateo convertirse al Catolicismo sin mediar argumentación alguna?