Benedicto XVI: El motu proprio sobre el rito extraordinario en latín busca la unidad



"Nadie está de más en la Iglesia", dice a los obispos de Francia

Benedicto XVI aclaró este domingo en su discurso a los obispos de Francia que la finalidad de la publicacioń del motu proprio Summorum Pontificum es asegurar la unidad en la Iglesia, pues en ella "nadie está de más".

El pontífice afrontó el argumento, en el día en que se celebraba exactamente un año de la aplicación de ese documento, con motivo de la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, en sus palabras a los prelados reunidos en el hemiciclo de "Santa Bernardette", en Lourdes.

El Santo Padre recordó que ese documento busca precisar "la posibilidad de utilizar tanto el misal del Beato Juan XXIII (1962) como el del Papa Pablo VI (1970)".

"Ya se han dejado ver los frutos de estas nuevas disposiciones, y espero el necesario apaciguamiento de los espíritus que, gracias a Dios, se está produciendo", consideró.

Al mismo tiempo, reconoció, "tengo en cuenta las dificultades que encontráis, pero no me cabe la menor duda de que podéis llegar, en un tiempo razonable, a soluciones satisfactorias para todos, para que la túnica inconsútil de Cristo no se desgarre todavía más".

Explicando el espíritu que le movió a la redacción del texto, el Santo Padre aclaró: "Nadie está de más en la Iglesia. Todos, sin excepción, han de poder sentirse en ella 'como en su casa', y nunca rechazados".

"Dios, que ama a todos los hombres y no quiere que ninguno se pierda, nos confía esta misión haciéndonos Pastores de su grey. Sólo nos queda darle gracias por el honor y la confianza que Él nos otorga. Por tanto, esforcémonos por ser siempre servidores de la unidad", concluyó.


Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona