Decomisan biblias en Beijing

Agentes de aduanas chinos confiscaron a cuatro estadounidenses más de 300 biblias, un "número superior al permitido para visitantes según la ley china", informó hoy la prensa local.

Los cuatro extranjeros, pertenecientes al grupo cristiano Vision Beyond Borders, llegaron el domingo a Kunming, capital de la provincia suroccidental china de Yunnan, para distribuir biblias en esa zona, pero los agentes de aduanas requisaron los más de 300 volúmenes que llevaban en sus equipajes por ser "literatura religiosa ilegal".

Los agentes, según la agencia de noticias Xinhua, explicaron a los estadounidenses que tenían que esperar una autorización para importar las biblias dentro del país, de lo contrario, tendrían que enviarlas de regreso transcurrido un cierto periodo de tiempo.

"Tenía entendido que había libertad de religión en China, por tanto, ¿por qué estamos teniendo problemas para traer estas biblias?", se preguntaba el líder del grupo, Pat Klein.

Según una ley china de 1997, los visitantes extranjeros sólo pueden introducir en el país tres unidades de materiales religiosos impresos o audiovisuales para su propio uso.

En caso contrario, el material es confiscado o los turistas tienen que pagar un arancel por importar publicaciones religiosas en el país con aprobación oficial.

Según la prensa extranjera, el grupo de estadounidenses ha pasado la noche en el aeropuerto de Kunming, que no piensan abandonar hasta que no les sean devueltas las biblias confiscadas.

Aunque el gobierno chino sostiene que la libertad religiosa está recogida en su constitución, lo cierto es que sólo los grupos sancionados por el Partido Comunista de China están reconocidos como oficiales, mientras que las sectas católicas y protestantes clandestinas, así como los budistas que apoyan al Dalai Lama, son perseguidos por las autoridades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona