Indulgencia plenaria para el Año Paulino


Benedicto XVI proclamará el próximo 28 de junio en la basílica de San Pablo Extramuros, al sur de Roma, el 'Año Paulino', dedicado a San Pablo, con motivo de los dos mil años de su nacimiento.

El Año Paulino comenzará el próximo 28 de junio y durará hasta el 29 de junio de 2009, festividad de san Pedro y San Pablo.

La indulgencia plenaria, según el decreto, se concede a todos los fieles cristianos 'que verdaderamente arrepentidos y purificados mediante el sacramento de la penitencia y la comunión peregrinen a la basílica de San Pablo en la vía Ostiense y recen según las intenciones del Sumo Pontífice'.

De esa indulgencia plenaria podrá beneficiarse tanto esos fieles cristianos como sus difuntos y sólo podrá obtener una vez al día.
El decreto también contempla que los fieles de otras iglesias locales que cumplan las condiciones establecidas -es decir se han confesado, han tomado la comunión y han rezado según las intenciones del Sumo Pontífice- que participen en una función religiosa en honor de San Pablo en los días de la apertura y cierre del Año Paulino también se podrán lucrar de la indulgencia plenaria.

Los enfermos y dicapacitados que muestren el propósito de aceptar las condiciones establecida cuando mejoren y se unan espiritualmente a las celebraciones jubilares paulinas también obtendrán la indulgencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona